lahaine.org

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/dY9o

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

10/08/2022 :: Medio Oriente

¿Por qué el régimen de Israel tiene como objetivo a la Yihad Islámica?

x Jamal Wakim
¿Qué potencias árabes están interesadas en que el sionismo ataque a la facción más cercana a Irán en la arena palestina?

En la noche del 1 de agosto de 2022, las fuerzas de ocupación israelíes arrestaron al líder del movimiento Yihad Islámica, Bassam Al-Saadi, en Cisjordania. A esto siguió el anuncio del primer ministro israelí, Yair Lapid, de medidas de seguridad a lo largo de la línea que separa los territorios palestinos ocupados y la Franja de Gaza con el pretexto de anticipar una operación de la Yihad Islámica contra las fuerzas de ocupación en represalia por la detención de Al-Saadi.

Aquí, Egipto intervino en la crisis y comenzó una mediación entre el gobierno de ocupación israelí por un lado y el movimiento Yihad Islámica por otro, a través de la cual pudo persuadir a Yihad Islámica para que congelara cualquier posible acción militar por su parte. En un momento en que la mediación egipcia parecía haber logrado evitar un enfrentamiento, las fuerzas sionistas atacaron un apartamento en Gaza donde se encontraba el comandante de la región norte del movimiento Yihad Islámica, Tayseer al-Jabari, lo que provocó su martirio y el de varios de sus compañeros, además de varios civiles palestinos.

Esto condujo al fracaso de la mediación egipcia y al anuncio del movimiento Jihad Islámico de su intención de confrontar la ocupación y su ataque a los asentamientos sionistas hasta Lydd y Yafa.

Aquí quedó claro que el liderazgo israelí fue el que atrajo al movimiento de la Yihad Islámica a una confrontación para la que se había estado preparando, desde hace algún tiempo, para asestar un golpe a este movimiento de resistencia palestina al atacar a sus líderes, lo que se manifestó después del arresto de al-Saadi y el asesinato de al-Jabari con el asesinato del comandante de la región sur del movimiento, Khaled Mansour, y el ataque contra otro comandante de campo, Ahmed Mudallal, que resultó en el martirio de su hijo Ziyad, mientras él sobrevivió.

El régimen de apartheid ha declarado abiertamente que no tiene como objetivo la confrontación con otros movimientos de resistencia y que solo tiene como objetivo al movimiento Yihad Islámica. Según lo informado por los medios, la mayoría de las facciones palestinas se negaron a entablar un enfrentamiento con las fuerzas de ocupación, con la excepción de las Brigadas Abu Ali Mustafa, que es el ala militar del Frente Popular para la Liberación de Palestina, que tomó la iniciativa de participar en operaciones militares junto con la Yihad Islámica contra las fuerzas de ocupación israelíes.

Pero, ¿por qué Israel apunta ahora a la Yihad Islámica?

El movimiento Jihad Islámica se lanzó en la década de 1980, influenciado por la experiencia de la Revolución Islámica iraní. Esto la llevó a ser la facción palestina más cercana a Teherán entre varias facciones palestinas.

Aunque Irán ha brindado su apoyo ilimitado a todas las facciones de la resistencia palestina sin discriminación, especialmente a Hamas, la adhesión de este último a la Hermandad Musulmana hizo que se enfrentara a Teherán en una serie de temas, el principal de los cuales es el tema de la guerra en Siria, en el que Irán apoyó al estado sirio, mientras que Hamas apoyó a las bandas armadas extremistas sirias. En cuanto a las otras facciones palestinas, sus agendas nacionales e ideológicas no las acercaron a Irán, como es el caso del movimiento Yihad Islámica.

En la última década, y lejos de la propaganda mediática, el movimiento Yihad Islámica fue capaz de desarrollar sus capacidades en Cisjordania y la Franja de Gaza, lo que la convirtió en la segunda facción en cuanto a fuerza militar después de Hamás. Esto llevó a que aumentara la preocupación israelí respecto a la existencia de un movimiento como la Yihad Islámica que no se adhiere a ninguna limitación para el conflicto con la entidad sionista ya que no obedece a las influencias de Egipto, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (relativas a acuerdos de paz o de normalización con el régimen de Israel), como es el caso del movimiento Fatah, y su alejamiento de la influencia de Qatar o Turquía, como es el caso de Hamás.

El ataque israelí a la Jihad Islámica se produjo a la luz de la necesidad del primer ministro israelí, Yair Lapid, de lograr un logro de seguridad que lo beneficiaría en las próximas elecciones israelíes, por un lado, y a la luz de las preocupaciones israelíes con respecto a las perspectivas de progreso en el curso de las negociaciones occidentales con Irán sobre su programa nuclear, por otro lado. Por lo tanto, los cálculos israelíes asumen que atacar a una facción de la resistencia palestina contribuirá a interrumpir las negociaciones en Viena, especialmente si esta facción de la resistencia está cerca de Irán.

Vale la pena señalar que atacar a la Yihad Islámica puede no molestar a los países árabes que son sensibles a lo que consideran "la extensión de la influencia de Irán" a áreas que consideraba parte de su seguridad o esfera de influencia. El liderazgo egipcio no ve con satisfacción el fortalecimiento de la Yihad Islámica, a la que no apoya, en la Franja de Gaza. Asimismo, otras potencias árabes entusiastas de la normalización con Israel pueden favorecer el apuntar a la Yihad Islámica, esta facción que no se adhiere a un techo del conflicto con la ocupación sionista y que ha ganado una fuerza significativa en la última década.

Al mayadeen

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/dY9o

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal