lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bR0y

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/12/2008 :: Medio Oriente

Israel y sus cómplices políticos

x Antonio Torres - La Haine
Son muchos los intereses que guardan los estados imperialistas europeos y occidentales con el Estado de Israel.

El sábado 27 de diciembre del 2008 va a quedar definitivamente escrito en las sufridas páginas de la Historia del pueblo palestino como un día en el que, de nuevo, el sionismo ha mostrado su verdadera naturaleza cruel, despiadada, y asesina. Cíclicamente, comprobamos como el Ejército israelí, el brutal Tsahal, es capaz siempre de superarse una y otra vez a si mismo en su capacidad de crear sufrimiento, dolor y derramamiento de sangre.

Más de 285 palestinos han muerto en los bombardeos perpetrados por aviones y helicópteros del Ejercito israelí sobre el territorio de Gaza, entre los muertos, numerosas mujeres y niños; de los más de 900 heridos, más de la mitad se encuentran en estado grave. Seguramente, el número de víctimas aumentará debido a que muchos cuerpos se encuentran atrapados en los escombros. Los servicios de emergencia se vieron colapsados ante la magnitud de los ataques, para Moawiya Hasanie, jefe de los servicios sanitarios de Gaza, esta “operación militar” israelí sería la más sangrienta desde 1967.

El primer Ministro israelí, Ehud Olmert, ha declarado que los ataques durarán varios días, en este sentido, no se descarta una intervención terrestre del Tsahal (ejército israelí), de hecho el Consejo de Ministros ha aprobado la llamada de 6.500 reservistas, además de haber desplegado en la frontera a cientos de soldados y tanques acorazados.

El motivo del ataque, el de siempre, ahogar el territorio de Gaza, gobernado por Hamas, hacerle pagar a los habitantes de Gaza su ejemplo de dignidad por no dejarse vender por el dinero israelí, norteamericano o europeo, por mantener viva la lucha por la tierra, la soberanía y la libertad, y rechazar consecuentemente a los elementos corruptos y traidores de Fatah y la Autoridad Palestina de Mahmud Abbas. Presagiando lo que iba a ocurrir la Ministra de Asuntos exteriores de Israel y candidata a primer Ministro por el partido Kadima, Tzipi Livni, declaraba la semana pasada: “Israel debe derribar a Hamas, y un Gobierno bajo mi dirección lo hará”, no olvidemos que el Estado de Israel se encuentra próximo a unas elecciones. La excusa de atacar para protegerse de los ataques palestinos es solo eso, una excusa, con la que se pretende ocultar la intención de someter cueste lo que cueste a los ciudadanos palestinos de Gaza, por eso Israel ha roto la tregua mantenida los últimos meses de forma unilateral, por eso ha lanzado a los ultras judíos de los asentamientos ilegales al acoso al árabe palestino, y por último, los ataques indiscriminados aereos.

Sin embargo, el Estado de Israel cuenta con toda una red mundial de cómplices, que si bien, en determinados momentos como estos pueden verse alarmados por la crueldad del Tsahal, nunca pondrán en cuestión la esencia opresora, colonialista e imperialista de este Estado nacido de la violencia y el robo de territorios.

La actual Administración Bush en funciones se limita por un lado a reconocer el “derecho a defenderse” a Israel, pero de una forma “adecuada” y “evitando bajas civiles”; el que la Administración Bus hable de “respuestas proporcionadas” nos produciría una sonora carcajada si no fuera por las matanzas de los norteamericanos en Irak y Afganistán. Mientras, el electo Barack Obama, el “presidente del cambio” guarda silencio, pero si tenemos en cuenta la composición de su administración formada por prominentes judíos sionistas, pocos cambios podemos esperar. Mientras la Unión Europea, a través del “criminal de guerra”, Javier Solana, ha mostrado su preocupación por los acontecimientos y pide un alto el fuego inmediato, pero que a nadie se le olvide que la Unión Europea es responsable de la política de estrangulamiento a Gaza, de acoso y derribo Hamas, negando su ayuda económica y utilizándola como un “arma política”, como un chantaje a todo un pueblo.

Por su parte, el Presidente de la ANP (Autoridad Nacional Palestina) no se puede librar, él es también cómplice, él asume el discurso de la “provocación de Hamas a Israel”, e incluso llega a culpar a esta organización de lo ocurrido, por mucho que ahora se rasgue las vestiduras. Abbas coincide con Israel y Occidente en eliminar a Hamas del escenario político palestino.

No podemos olvidarnos de los cómplices políticos de Israel en Estado español, desde el Jefe del Estado, el rey Juan Carlos I, con ese silencio que delata sus conexiones con el imperialismo y el sionismo, y su gobierno, presidido por Rodríguez Zapatero, que a través del titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, asumen el discurso hipócrita de su colega de partido, Javier Solana, antes mencionado, de lamentar lo ocurrido mientras someten a la población palestina de Gaza a la desesperación. Mientras, la derecha neoconservadora y abiertamente pro sionista del PP aplaude la matanza asumiendo el papel que Israel como Estado colonial y racista al servicio de Occidente tiene que cumplir para someter a los pueblos árabes y musulmanes de Oriente. Es esa “guerra de civilizaciones” que tanto les gusta argumentar a sus “intelectuales”, como el fanático racista de Gustavo de Aristegui, o el bandido criminal de José María Aznar.

Desde Andalucía, no nos podemos olvidar del papel de nuestro Gobierno autónomo y su Presidente, Manuel Chaves, igualmente cómplice político. Él y su partido en Andalucía nos vendieron en el 2007 un nuevo Estatuto de Autonomía en el cual supuestamente Andalucía asumiría un papel internacional más activo con el objetivo de conseguir un “Mediterráneo de paz y cooperación”. Ya vemos el papel del Gobierno autónomo andaluz: el del silencio cómplice ante la masacre de un pueblo hermano del andaluz, de pueblo de ese Mediterráneo que nos une.

Son muchos los intereses que guardan los estados imperialistas europeos y occidentales con el Estado de Israel, poderosos intereses, por supuesto económicos, pero también políticos, que no se van a poner en duda por muchas masacres que el brutal Ejército israelí cometa contra el pueblo palestino. Así de claro, así de crudo. Esta masacre, como otras anteriores, podrán dar lugar, a lo sumo, a manifestaciones de “preocupación” por parte de Occidente, pero nada más, mientras tanto seguirán acosando y hostigando al pueblo palestino de Gaza.

La Haine


Más información en La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bR0y

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal