lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eI9I

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

08/08/2014 :: Medio Oriente

La firmeza de Gaza obliga a moverse a los colaboracionistas de Ramala

x El Lince
Y agita las aguas de la reacción árabe

6 de agosto.- Tenemos un alto el fuego de 72 horas, con muchas probabilidades de que se extienda otros 3 días más. Una semana casi, una semana de “tranquilidad” para la población de Gaza. Heroica, invencible pese a los muertos y la destrucción realizada por el Israel nazi alentado por EEUU, la Unión europea y los sátrapas árabes.

Ahora estamos en las preguntas, la primera ¿ha habido vencedores? Pues sí, Hamás sin duda. Aunque en las conversaciones de El Cairo hay todo menos neutrales –Egipto, EEUU e Israel están en el mismo bando genocida y la delegación palestina está dividida entre la colaboracionista AP y Hamás- la gran diferencia en armas, material e inteligencia de los nazis israelíes no han podido doblegar ni derrotar a Hamás. Y lo más importante, a pesar de toda la cháchara del nazi Benjamín Netanyahu sobre que no negociaría con Hamás ahora lo tiene que hacer y será la tercera vez que lo haga en los últimos cinco años.

El nazi Hetanyahu dice que ha logrado resultados sorprendentes con esta matanza. También lo dijo en las anteriores, pero hay un dato que está obligando a reflexionar a los nazis israelíes: en la anterior matanza, de 2012, el número de soldados muertos fueron 10, mientras que ahora han sido 64. Luego la capacidad militar de Hamás de ha multiplicado considerablemente. Eso ha logrado que se vaya a la mesa de negociaciones con los 10 puntos iniciales de Hamás prácticamente intactos. El principal, el levantamiento del bloqueo. Pase lo que pase en esa mesa de negociaciones, ya nada será igual a antes de esta nueva matanza. Israel ha perdido.

El ejemplo de Gaza, la resistencia de su pueblo, los combatientes palestinos y el número de muertos han obligado a un reposicionamiento, así sea temporal, del campo reaccionario árabe.

En Arabia Saudita, que fue quien alentó al Israel nazi a esta nueva matanza, 80 intelectuales de todo tipo –desde académicos hasta imanes- han elaborado un escrito en el que piden la apertura del paso fronterizo de Rafah y el fin del bloqueo. Es la primera vez que se produce un movimiento de seta magnitud, aunque parezca pequeño, en la monarquía saudita.

En la colaboracionista Autoridad Palestina se está elaborando un memorándum sobre los crímenes de guerra cometidos por el estado nazi de Israel con la finalidad de que sea presentado ante la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra. No hay que fiarse de esta gente, ya amenazó con hacer lo mismo en 2012 y no lo hizo, aunque ahora parece que está obligado a hacerlo por las presiones que está recibiendo de su propia gente y de Hamás, si es que quiere seguir adelante con el acuerdo de reconciliación palestino firmado en el mes de abril. Hay que estar atentos los próximos días para ver si los colaboracionistas cumplen o no con este paso. Seguramente no harán ningún movimiento ni en la tregua actual ni en la posible de otros 3 días, como os decía, pero pondrán sobre la mesa este tema para presionar al nazi Israel y a sus socios.

El ataque a las escuelas, el enojo de la ONU –aunque también sea obligado por la magnitud de la matanza- y la tibia reacción (casi 2.000 muertos después) de la indecente Unión Europea hace de este movimiento una baza inestimable para los palestinos, aunque la rentabilice la colaboracionista AP y aunque sirva de poco porque el estado nazi de Israel lo rechazará. Pero el simple hecho de presentarlo hará que sean más difíciles nuevas matanzas como a la que estamos asistiendo, y a las anteriores. El que un personaje tan impresentable como la Comisionada de Derechos Humanos de la ONU haya dicho que Israel debe asumir sus responsabilidades por crímenes de guerra es inusual e inédito porque no se puede ocultar que 142 escuelas han sido afectadas por los bombardeos nazis israelíes y que no hay agua ni electricidad.

Al mismo tiempo, los colaboracionistas están buscando financiadores para la reconstrucción de Gaza y se irán a su país favorito, Noruega, para montar una conferencia de donantes o similar. Aquí asentará su poder en la Franja, intentando aislar así a Hamás políticamente. Una de cal y otra de arena, si es que la de cal llega a producirse.

Y ahora, nosotros. Nos hemos manifestado, nos hemos indignado, hemos escrito… pero no pasamos a la acción: el boicot de productos israelíes. El movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones fue lanzado por la sociedad civil palestina en 2005, no se ha conseguido mucho, pero algo sí. Es una obligación moral de quien se haya sentido indignado por esta nueva matanza. Es una obligación ética. Es, aunque solo sea por esto, una manera de potenciar el consumo ético para quienes van a plazas levantando manos pero luego no van más allá. Estas son algunas de las empresas a boicotear y si pincháis en el enlace del principio de este párrafo os enteraréis del por qué.

http://elterritoriodellince.blogspot.com.es

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eI9I

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal