lahaine.org

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB2A

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

23/06/2022 :: EE.UU., Europa, Mundo

La tercera guerra mundial ha sido organizada en Davos

x Gaius Baltar
Subyugar a Rusia y China es un problema existencial porque cuando se aplique la “destrucción creativa” en la economía occidental, todo lo demás también debe caer

Algunas personas informadas están comenzando a sospechar que puede haber más cosas en el mundo que la guerra en Ucrania. Dicen que la 3ª Guerra Mundial ya ha comenzado y que las cosas empeorarán a partir de ahora. Esto puede ser difícil de determinar mientras participamos en los eventos que se desarrollan y no tenemos el beneficio de la perspectiva histórica. Es dudoso que la gente en 1939 se diera cuenta de que estaban viendo el comienzo de un gran conflicto mundial, aunque algunos pueden haberlo sospechado.

La situación global actual es, en muchos sentidos, como un rompecabezas gigante donde el público en general solo ve una pequeña parte de la imagen completa. La mayoría ni siquiera se da cuenta de que puede haber más piezas y ni siquiera se hace estas sencillas preguntas: ¿Por qué está pasando todo esto y por qué está pasando ahora?

Las cosas son más complicadas de lo que la mayoría de la gente cree. Lo que ven es al malvado mago Vladimir “Saruman” Putin invadiendo la inocente Ucrania con su ejército de orcos, sin ningún motivo en absoluto. Esta es una visión simplista, por decir lo menos, porque nada sucede sin una razón. Pongamos las cosas en perspectiva y veamos qué está pasando realmente y por qué el mundo se está volviendo loco ante nuestros ojos. Veamos de qué se trata la Tercera Guerra Mundial.

La olla a presión

Occidente (que podemos definir aquí como EEUU, la UE y algunos más) mantiene la presión sobre el mundo entero desde hace décadas. Esto no solo se aplica a los países fuera de Occidente, sino también a los países occidentales que se desviaron de los dictados de los mandamases de Occidente. Esta presión ha sido ampliamente discutida y atribuida a diversos motivos, incluido el neocolonialismo, la hegemonía financiera forzada, etc. Lo interesante, particularmente durante los últimos 20 años, es qué países han sido presionados y qué no tienen en común.

Entre los países presionados encontramos a Rusia, China, Cuba, Venezuela, Libia, Siria, Serbia, Yemén e Irán por mencionar algunos. También ha habido adiciones recientes, incluidas India y Hungría. Para entender por qué han sido presionados, necesitamos averiguar qué tienen en común. Eso no es fácil ya que son extremadamente diferentes en la mayoría de los aspectos.

Hay democracias y no democracias, gobiernos conservadores y comunistas, países cristianos, musulmanes y budistas, etc. Aún así, muchos de ellos están claramente aliados. Uno debe preguntarse por qué países conservadores o religiosos como Rusia o Irán se aliarían con los comunistas sin Dios de Cuba y Venezuela.

Lo que todos estos países tienen en común es su deseo de manejar sus propios asuntos; ser países independientes. Esto es imperdonable a los ojos de Occidente y debe abordarse por todos los medios necesarios, incluidas las sanciones económicas, las revoluciones de color y la agresión militar absoluta.

Occidente y su brazo militar de la OTAN habían rodeado a Rusia con países hostiles y bases militares, armado y manipulado a Ucrania para usarla como un martillo en su contra, y aplicado sanciones y amenazas. Lo mismo estaba y está sucediendo en Asia, donde China está siendo rodeada por todos los medios disponibles. Lo mismo se aplica a todos los países independientes mencionados anteriormente. En los últimos 10 años más o menos, la presión ha aumentado enormemente sobre los independientes y alcanzó casi un punto álgido en el año anterior a la invasión rusa de Ucrania.

Durante el año anterior a la guerra de Ucrania, EEUU envió a sus diplomáticos por todo el mundo para aumentar la presión. Eran como un circo ambulante o una banda de rock de gira, pero en lugar de entretenimiento, lanzaban amenazas: cómpranos esto y haz lo que te decimos o habrá consecuencias.

La urgencia era absoluta y palpable, pero luego llegó la guerra de Ucrania y la presión subió enormemente. Durante el primer mes de la guerra, todo el cuerpo diplomático de Occidente estuvo completamente comprometido en amenazas contra el ‘resto del mundo’ para obligar al aislamiento de Rusia. Esto no funcionó, lo que provocó el pánico en los círculos políticos y diplomáticos de EEUU y Europa.

Toda esta presión a lo largo de los años, y todo el miedo y el pánico cuando no funcionó, están claramente relacionados con los acontecimientos en Ucrania. Son parte del mismo ‘síndrome’ y tienen la misma causa.

La dimensión de la deuda

Ha habido muchas explicaciones a lo que está pasando y la más común es la lucha entre dos futuros posibles; un mundo multipolar donde hay varios centros de poder en el mundo, y un mundo unipolar donde Occidente (o directamente EEUU) gobierna el mundo. Esto es correcto hasta donde llega, pero hay otra razón que explica por qué esto está sucediendo ahora y toda la urgencia y el pánico en Occidente.

Recientemente, el gurú de la tecnología de Nueva Zelanda, Kim Dotcom, tuiteó un hilo sobre la situación de la deuda en los EEUU. Según él, toda la deuda y los pasivos no financieros de los EEUU exceden el valor total de todo el país, incluida la tierra. Esta situación no es exclusiva de EE. La mayoría de los países occidentales tienen una deuda que solo puede pagarse vendiendo todo el país y todo lo que contiene. Además de eso, la mayoría de los países no occidentales están enterrados en deuda denominada en dólares y son prácticamente propiedad de los mismos financieros que son dueños de Occidente.

Durante las últimas décadas, la economía de los EEUU y Europa se ha falsificado a un nivel que es difícil de creer. Nosotros en Occidente hemos estado viviendo mucho más allá de nuestros medios y nuestras monedas han sido enormemente sobrevaluadas. Hemos sido capaces de hacer esto a través de dos mecanismos:

El primero es el estado de reserva del dólar y el estado de semireserva del euro, que han permitido a Occidente exportar dinero digital y recibir bienes a cambio. Esto ha creado un enorme poder financiero para Occidente y le ha permitido funcionar como un parásito en la economía mundial. Han estado recibiendo muchos productos gratis, por decirlo suavemente.

El segundo mecanismo de falsificación es el aumento de la deuda a un nivel en el que esencialmente hemos empeñado todo lo que poseemos, incluidas nuestras casas y tierras, para mantener nuestro nivel de vida. No poseemos nada ahora que no tenga deuda. Hace mucho tiempo que la deuda se volvió inservible, mucho más allá de nuestra capacidad de pago de intereses, lo que explica por qué las tasas de interés en Occidente están cerca de cero. Cualquier aumento haría que la deuda fuera imposible de pagar y todos quebraríamos formalmente en un día.

Además de todo esto, la falsificación ha creado monedas artificialmente fuertes en Occidente, lo que ha aumentado su poder adquisitivo para bienes cotizados en monedas no occidentales. Estos mecanismos también han permitido que Occidente tenga economías de servicios infladas y disfuncionales donde las ineficiencias son increíbles. Tenemos grupos gigantes de personas en nuestras economías que no sólo no crean valor, sino que lo destruyen sistemáticamente. Lo que mantiene el nivel de vida de Occidente ahora es una pequeña minoría de personas productivas, el aumento constante de la deuda y el parasitismo a costa del resto del mundo.

Las personas dueños de toda esta deuda en realidad poseen todo lo que creemos que poseemos. Nosotros, en Occidente, no poseemos nada en este momento, solo pensamos que lo hacemos. Pero, ¿quiénes son nuestros verdaderos dueños? Sabemos más o menos quiénes son porque se reúnen todos los años en el Foro Económico Mundial en Davos junto con las élites políticas occidentales de las que también son dueños.

Está claro que los dueños de nuestras deudas se han estado preocupando cada vez más, y sus preocupaciones han ido en aumento en sincronía con la mayor presión ejercida por Occidente sobre el resto del mundo. Durante la última reunión de Davos, el estado de ánimo era sombrío y de pánico al mismo tiempo, muy parecido al pánico entre las élites políticas occidentales cuando fracasó el aislamiento de Rusia.

¿Que va a pasar?

El pánico de nuestros propietarios y sus políticos es comprensible porque hemos llegado al final del camino. Ya no podemos mantener nuestro nivel de vida mediante el aumento de la deuda y el parasitismo. La deuda está llegando más allá de lo que poseemos como garantía y nuestras monedas están a punto de perder su valor. Ya no podremos obtener cosas gratis del resto del mundo, o pagar nuestra deuda, y mucho menos pagar intereses sobre ella. Todo Occidente está a punto de quebrar y nuestro nivel de vida está a punto de caer en un porcentaje masivo. Esto es lo que tiene a nuestros dueños en pánico y solo ven dos escenarios:

- En el primer escenario, la mayoría de los países de Occidente, y todo y todos dentro de ellos, se declaran en bancarrota y borran la deuda por decreto, cuestión que los estados soberanos pueden hacer. Esto también borrará la riqueza y el poder político de nuestros patrones.

- En el segundo escenario, nuestros dueños se hacen cargo de la garantía durante la quiebra. La garantía somos nosotros y todo lo que poseemos.

No hace falta ser un genio para averiguar qué escenario se eligió. El plan para el segundo escenario está listo y se está implementando mientras hablamos. Se llama ‘El Gran Reinicio’ y fue construido por las personas detrás del Foro Económico Mundial. Este plan no es un secreto y puede examinarse hasta cierto punto en el sitio web del WEF.

El Gran Reinicio es un mecanismo para la incautación de todas las garantías de las deudas que incluye sus activos, los activos de su ciudad o municipio, los activos de su estado y la mayoría de los activos corporativos que aún no están en manos de nuestros dueños.

Este mecanismo de incautación de activos tiene varios componentes, pero los más importantes son los siguientes cuatro:

- Abolición de la soberanía: Un país soberano (independiente) es un país peligroso porque puede optar por no pagar su deuda. La disminución de la soberanía ha sido una prioridad para el capital que vive de la renta y se han intentado varios esquemas como la Asociación Transatlántica de Comercio y la Asociación de Inversión Transpacífica. El esquema más exitoso es, sin duda, la propia Unión Europea.

- La desaceleración de la economía: La economía occidental (y, de hecho, la economía mundial) debe reducirse en un porcentaje muy significativo. Este ajuste a la baja es necesario porque la economía occidental está falsificada de manera masiva y debe reducirse a su nivel real, que puede ser tan bajo como la mitad de lo que es ahora, o más.

El desmontaje lento también tiene el propósito de evitar un choque repentino que podría causar disturbios sociales que serían una amenaza para nuestros propietarios. Por lo tanto, es preferible un derribo controlado a un choque incontrolado. Este derribo controlado ya está ocurriendo y ha estado ocurriendo durante este ultimo tiempo. Se pueden mencionar muchos ejemplos de este derribo, incluida la política energética de la UE y los EEUU, que está diseñada para sabotear la demanda durante y después de la epidemia.

- Cosecha de activos (usted no será dueño de nada y será ‘feliz’): Se tomarán todos los activos que puedan considerarse como garantía de nuestra deuda privada y colectiva/pública. Este es un objetivo claramente establecido del Gran Reinicio, pero está menos claro cómo se llevaría a cabo.

El control total de los gobiernos occidentales (y de hecho de todos los gobiernos) parecería ser necesario para esto. Esa condición previa está más cerca de lo que uno podría pensar porque la mayoría de los gobiernos occidentales parecen estar en deuda con los grandes poderes financieros que se reúnen en Davos. El proceso se “venderá” como una reestructuración social necesaria debido a la crisis económica y el calentamiento global y dará como resultado una disminución masiva del nivel de vida de la gente normal, aunque no de las élites.

- Opresión: a muchas personas no les gustará esto y un levantamiento es una respuesta probable, incluso si el derribo se realiza gradualmente. Para evitar que esto suceda, se está implementando un mecanismo de control social que disminuirá a mínimos la libertad personal, la libertad de expresión y la privacidad. También creará una dependencia casi absoluta del individuo respecto del Estado. Esto debe hacerse antes de que se pueda completar el derribo económico o habrá una revolución. Este mecanismo ya se está implementando con entusiasmo en Occidente, como puede ver cualquier persona con ojos y oídos.

Rusia, China y otros países independientes

¿Cómo influyen Rusia y China, y la guerra en Ucrania, en todo esto? ¿Por qué toda la presión Occidental a lo largo de los años y por qué ahora todo este pánico? Parte de la razón de la presión sobre los países independientes, particularmente Rusia y China, es simplemente porque se han resistido a la hegemonía occidental. Esto es suficiente para entrar en la lista de los “rebeldes” para Occidente. Pero, ¿por qué aumentó la presión en los últimos años?

La razón es que Rusia y China no pueden ser subyugadas a través de la bancarrota y sus activos incautados. Tiene muy poca deuda en monedas occidentales, lo que significa que los dueños de las deudas de Occidente no son dueñas de Rusia y China (como son dueños de Occidente y el ‘tercer mundo’ endeudado) y no pueden adquirir estos países a través de la deuda. La única forma de apropiarse de ellos es a través de un cambio de régimen. Sus gobiernos deben ser debilitados por cualquier medio, incluidas las sanciones económicas y los medios militares, de ahí la utilización de Ucrania como ariete para Rusia y de Taiwán para China.

Subyugar a Rusia y China es un problema existencial para nuestros dueños porque cuando se aplique la doctrina de la “destrucción creativa” en la economía occidental, todo lo demás también debe caer. Si la economía occidental cae y un gran bloque económico del este no participa en la caída, será un desastre para Occidente. El nuevo bloque obtendrá un poder económico importante, y posiblemente una especie de nueva hegemonía multipolar, mientras que Occidente desciende a una Edad Oscura e irrelevante. Por lo tanto, el mundo entero debe caer para que funcione el Gran Reinicio. Rusia y China deben ser subyugadas por cualquier medio, así como India y otras naciones obstinadas.

Esto es lo que ha alimentado la situación en la que ahora nos encontramos y alimentará la continuación de la Tercera Guerra Mundial. Las élites de propietarios occidentales van a la guerra para mantener su riqueza y poder. Todos los que se resisten deben ser subyugados para que Occidente se dirija a el planificado “Gran Reinicio”.

La razón del pánico actual entre las élites occidentales es que “el proyecto Ucrania” no va según lo calculado. En lugar que Rusia sea desangrada en el campo de batalla, son Ucrania y Occidente los que sangran. En lugar de que la economía rusa se derrumbe y se reemplace a Putin por un líder que sea compatible con Davos, es la economía de Occidente la que se está derrumbando.

En lugar de que Rusia esté aislada, es Occidente el que está cada vez más aislado. Y, para colmo, Europa ha proporcionado a los rusos los medios y el motivo para destruir su economía cerrando parcialmente su industria.

Sin los recursos rusos, no hay industria europea, y sin industria, no hay impuestos para pagar las prestaciones por desempleo, las pensiones, la salud y casi todo lo demás que mantiene unidas a las sociedades europeas. Los rusos ahora tienen la capacidad de diseñar un proceso de cambios en Europa que no es precisamente lo que planificaron los gerifaltes de Davos.

Un choque descontrolado podría hacer rodar la cabeza de Davos, literalmente, y eso está causando miedo y pánico en los círculos de élite. La única solución para ellos es seguir adelante con la Tercera Guerra Mundial y esperar lo mejor.

Qué hacer

El Gran Reinicio de la economía mundial es la causa directa de la Tercera Guerra Mundial. Asumiendo que eso es lo que está pasando. ¿Qué se puede hacer con esto?

Desde el interior de Occidente, poco se puede hacer. La única forma es eliminar de alguna manera a Davos de la ecuación, pero es muy probable que eso no suceda por dos razones: la primera es que los grandes reiniciadores de Davos están demasiado entrelazados con la economía y la política occidentales. Davos es como un pulpo con sus brazos y ventosas dentro de los círculos de élite, los medios y el gobierno de todos los países. Están demasiado arraigados para ser eliminados fácilmente.

La segunda razón es que la población occidental tiene el cerebro lavado y es en general ignorante. El nivel de su lavado de cerebro es tal que una gran parte de nosotros realmente quiere volverse pobre, aunque usen la palabra ‘verde’ para ‘pobre’ porque suena mejor. A pesar de este oscuro panorama, hay algunos indicios de que puede haber divisiones dentro de las élites occidentales.

Sin embargo, fuera de Occidente, hay ciertas medidas que se pueden tomar y se deben tomar. Algunas de esas medidas son drásticas y algunas de ellas se están tomando mientras hablamos. Entre las medidas se encuentran las siguientes:

- Los países Independientes, encabezados por Rusia, China e India, deben crear un bloque para aislarse de un Occidente radioactivo. Este aislamiento no sólo debe ser económico, sino también político y social. Sus sistemas económicos deben divorciarse de Occidente y hacerse autónomos. Sus culturas e historia deben ser defendidas contra las influencias occidentales y el revisionismo. Este proceso parece estar en marcha.

- Los países soberanos deben prohibir todas las ONG patrocinadas por Occidente, independientemente de si están patrocinadas por estados o individuos occidentales. Además, deben prohibir todos los medios de información que reciben patrocinio occidental y despojar a todas las escuelas y universidades del patrocinio y la influencia occidentales.

- Deben dejar todas las instituciones internacionales, hasta posiblemente las Naciones Unidas, porque todos estos organismos internacionales están controlados por Occidente. Luego deberán ser reemplazados con nuevas instituciones dentro del nuevo bloque de estados soberanos.

- Deberán, en algún momento, declarar non grata el dólar y el euro. Eso significa que deberían declarar el incumplimiento de pago de todas las deudas denominadas en estas monedas, pero no de otras deudas. Lo más probable es que esto ocurra en una etapa posterior, pero es inevitable.

Esto creará una situación en la que Occidente descenderá a la oscuridad sin arrastrar a otros con él, si logramos escapar del fuego nuclear.

* "Escritor alemán"
observatoriocrisis.com

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB2A

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal