lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eO0M

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/12/2021 :: Europa, EE.UU.

Más allá del espectáculo montado por la OTAN los rusos dicen Niet a la guerra en Ucrania

x Pepe Escobar
La histeria estadounidense por la "inminente" invasión rusa a Ucrania ha hecho estallar todos los análisis geopolíticos a la vista, y eso es todo un logro

Que desastre. Secciones del Estado Profundo de EEUU se rebelan abiertamente contra el combo que controla a distancia al Presidente Biden (POTUS). El eje neocon-neoliberal está ansioso por una guerra, pero no tiene idea de cómo venderla a una opinión pública inmensamente fracturada.

La alianza AUKUS, que controla de facto la organización de espionaje conocida como Five Eyes,
(EEUU, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelandia) sobresale solo en la propaganda. Finalmente, esto es lo único que hace el eje de inteligencia CIA / MI6 y su vasta red de chihuahuas mediáticos.

El Think Tankland antiruso de EEUU apreciaría muchísimo una "invasión" rusa a Ucrania , y no le importa un comino una inevitable derrota. El problema es que la Casa Blanca – y el Pentágono – deben "intervenir" con fuerza; de lo contrario, la pérdida de Ucrania representará una pérdida catastrófica de "credibilidad" para el Imperio.

Entonces, ¿qué quiere el estado profundo? Quieren provocar a Moscú por todos los medios disponibles para utilizar la "agresión rusa" como un instrumento de propaganda. El resultado que esperan sería una guerra ultrarrápida para Ucrania, pero con cero bajas para la OTAN y el Pentágono.

Entonces el Imperio del Caos culpará a Rusia; para a continuación desatar un tsunami de nuevas sanciones, especialmente financieras,con el propósito de cortar todos los vínculos económicos entre Rusia y la OTANstan.

La realidad dicta que nada de lo anterior va a suceder.

Todos los voceros del liderazgo ruso, comenzando por el presidente Putin, ya han dejado en claro, una y otra vez, lo que sucede si los Ukro-demenciales inician una guerra relámpago contra el Donbass: Ucrania sería aplastada, y esto se aplicaría no solo a la banda fascista de Kiev. Ucrania dejará de existir como estado.

El ministro de Defensa, Shoigu, por su parte, ha organizado todo tipo de persuasión, no precisamente suave, con bombarderos Tu-22M3 y bombarderos Tu-160 White Swan.

El especialista Andrei Martyanov lo ha explicado de manera concluyente: “la OTAN no tiene fuerzas, no solo para ‘contraatacar’ cualquier cosa que haga Rusia, tampoco tiene medios para librar una guerra con Rusia."

Martyanov lo explica en lenguaje militar, “no hay nada en el arsenal de EEUU ahora y en un futuro previsible de armamento que pueda interceptar objetivos Mach 9, 10, +, y mucho menos Mach 20, 27. Ese es el problema. Lo único que EEUU (OTAN) puede esperar es provocar a Rusia para que invada una mierda de país y luego obtener todo el SIGINT [Inteligencia de señales] que pueda una vez que el C4ISR [grupo de funciones militares orientadas a permitir la coordinación de operaciones] de Rusia entre en modo de combate completo. "

Traducción: cualquier cosa que el Imperio del Caos y su subsidiaria de la OTAN intenten en el Donbass, directa o indirectamente, hará que la humillante “retirada” de Afganistán parezca una cena de la Casa Gucci.

Nadie debería esperar que los títeres de la OTAN, empezando por el secretario general Stoltenberg, comprendan lo que está en juego. Después de todo, estos son los mismos títeres que han estado construyendo una situación que en última instancia podría dejar a Moscú con una única y cruda elección: estar preparados para librar una guerra caliente a gran escala en Europa, que podría convertirse en nuclear. Y listos están.

Se trata de Minsk

En esa realidad paralela creada por informáticos, "entrometerse en una página 404” es poco más que un error de una computadora y puede llegar a ser un infierno para los jugadores de la CIA. Pensar solo en la realidad virtual encaja perfectamente con el espíritu de un adolescente idiotizado.

Al menos algunos de los adultos estadounidense están hablando. Los Burns de la CIA fueron a Moscú para tratar de obtener alguna garantía en caso de que las Fuerzas Especiales de la OTAN fueran atrapadas, al estilo Debaltsevo 2015, por las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, con la ayuda de los rusos. Los Burns han solicitado a Moscú les permitiera escapar. Su interlocutor, Patrushev, le dijo a Burns, diplomáticamente, que se perdiera.

El jefe del Estado Mayor ruso, el general Valery Gerasimov, conversó telefónica con el jefe del Estado Mayor Conjunto occidental, el general Mark Milley, aparentemente para asegurar, una "reducción de riesgos y un desconflicto operativo". No se filtraron detalles sustanciales.

Queda por ver en la práctica cómo sucederá esta "salida del conflicto",  sobretodo porque el ministro de Defensa Ruso, Shoigu, ha revelado que bombarderos estadounidenses, con capacidad nuclear, han estado practicando en Europa del Este: "con capacidad para usar armas nucleares contra Rusia". Shoigu lo discutió en detalle con el ministro de Defensa chino, Wei Fenghe: después de todo, los estadounidenses están haciendo el mismo truco contra China en sus costas.

La causa fundamental de todo este drama es simple: Kiev se niega a respetar el Acuerdo de Minsk de febrero de 2015.

En pocas palabras, el acuerdo estipulaba que Kiev debería otorgar autonomía a Donbass a través de una enmienda constitucional, conocida como "estatus especial"; emitir una amnistía general; e iniciar un diálogo con las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

A lo largo de los años, Kiev cumplió exactamente cero compromisos, mientras que la máquina de medios de la OTANstán golpeaba incesantemente la opinión mundial con noticias falsas, dando a entender que Rusia estaba violando Minsk. Pero, olvidando que Rusia ni siquiera se menciona en el acuerdo.

Moscú, de hecho, siempre respetó el Acuerdo de Minsk, que se traduce en considerar a Donbass como una parte integral y autónoma de Ucrania. Moscú no tiene ningún interés en promover un cambio de régimen en Kiev.

Esta farsa ha llegado a un punto que, diplomáticamente, no tiene precedentes: el canciller Sergey Lavrov perdió su paciencia taoísta.

Lavrov se vio obligado, dadas las circunstancias, a publicar 28 páginas de correspondencia entre Moscú, por un lado, y Berlín y París, por el otro, en torno a la preparación de una reunión de alto nivel sobre Ucrania.

De hecho, Moscú estaba pidiendo que se implementara uno de los puntos centrales del acuerdo: un diálogo directo entre Kiev y Donbass. Berlín y París dijeron que esto era inaceptable. Entonces , estos países garantes, a todos los efectos prácticos, destruyeron el Acuerdo de Minsk. La opinión pública de la OTANstán no tiene ni idea de lo que sucedió en realidad.

Lavrov no se anduvo con rodeos: “Estoy seguro de que comprende la necesidad de este paso poco convencional, porque se trata de transmitir a la comunidad mundial la verdad sobre quién está cumpliendo, y qué, obligaciones que le impone el derecho internacional, acordadas al más alto nivel".

Así que no es de extrañar que los líderes de Moscú hayan llegado a la conclusión de que es una absoluta pérdida de tiempo hablar con Berlín y París sobre Ucrania: mintieron, engañaron y luego culparon a Rusia. Esta "decisión" a nivel de la UE refleja fielmente la campaña de la OTAN de avivar las llamas de una inminente "agresión rusa" contra Ucrania.

¡Guerreros de sillón, uníos!

En toda la OTANstan, la estupidez característica del Think Tankland de EEUU manda sin ningún contrapeso. Entre sus mandos se congregan innumerables acólitos que se dedican a acusar de una supuesta "subversión rusa implacable", de "intimidación" de Ucrania, de “rusos depredadores". Y todo ahora unido con una " China hambrienta de poder en guerra contra los valores occidentales".

Algún pirata británico, de una manera retorcida, logró resumir la impotencia occidental pintando a Europa como una víctima: “ es una isla democrática asediada por una marea de autoritarismo que la amenazan con inundar”.

La respuesta de los Ministros de Defensa de la OTANstán es crear una acción estratégica, contra Rusia y China, con "fuerzas de despliegue rápido". ¿Dirigido por quién, general Macron?

Tal como están las cosas, NATOstan está llorando por esos “hooligans” rusos – monstruos aterradores (para citar a David Bowie )- que prueban misiles antisatélites y así “desprecian la seguridad europea”.

Algo debe haberse perdido en la traducción. Porque esto es lo que realmente sucedió: Rusia demostró de manera concluyente que es capaz de destruir todos y cada uno de los satélites de la OTAN y cegar "todos sus misiles, aviones y barcos, sin mencionar a las fuerzas terrestres" en caso que la OTAN decida materializar sus ideas belicistas.

Obviamente, los payasos de sillón de la OTANstán, sordos, mudos y ciegos, y recién salidos de su “actuación” afgana, no han captado el mensaje. Pero, de todos modos, la OTAN nunca ha tomado en cuenta con inteligencia la dura realidad.

observatoriocrisis.com/

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eO0M

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal