lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dV4U

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/06/2021 :: Mundo, Estado español, Venezuela

"Operación Cóndor 2.0": ¿qué hay detrás del premio que Aznar entregó a Guaidó?

x Karen Méndez Loffredo
Atlas Network es un compendio de fundaciones de derecha que tienen un papel relevante a escala geopolítica y que, claramente, está en el bando de Guaidó

El expresidente José María Aznar entregó al exdiputado venezolano (y ex autoproclamado presidente) Juan Guaidó el X Premio FAES de la Libertad. En el acto también participaron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el alcalde José Luis Martínez Almeida y el líder del Partido Popular, Pablo Casado.

Según un comunicado de la ultraderechista Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por José María Aznar, se concedió por unanimidad el premio de este año a Guaidó "por prestigiar la causa democrática de Venezuela y concitar la solidaridad internacional con ella".

El premio que recibió Guaidó ha sido entregado en otras oportunidades a personajes nefastos como Margaret Thatcher, Shimon Peres, Mario Vargas Llosa, Enrique Krauze, Luis Almagro, así como a la OTAN y a los think tanks International Republican Institute (IRI) y al National Democratic Institute (NDI).

Pero ¿qué relación hay entre este premio, el reciente encuentro de líderes de la derecha latinoamericana en Ecuador y la organización Atlas Network?, ¿qué se persigue?, ¿quiénes están detrás? Julián Macías Tovar, investigador y responsable del blog Pandemia Digital, tiene muchas de esas respuestas.

—¿Por qué cree que FAES entrega este premio a Juan Guaidó?

—Bueno, yo creo que sigue un poco la línea de premios de esta organización. Anteriormente, por ejemplo, Margaret Thatcher fue una de las premiadas o Almagro, de la OEA. Es decir, ellos premian a sus espacios internacionales geopolíticos. No hay que olvidar que FAES es una organización de Atlas Network, que es un compendio de fundaciones de derecha que tienen un papel muy claro a escala geopolítica y que, claramente, está en el bando de Guaidó.

También se puede hacer una segunda lectura. Creo que no solamente dentro de la oposición de Venezuela, sino que desde que las mismas personas, entidades e instituciones, países, empezaron a generar ciertas críticas internas sobre Guaidó, entonces es como un premio de despedida para buscar otro personaje que lidere la oposición en las claves de ellos, que es con el uso de la mentira y la violencia.

—¿O también podría ser para hacerlo reflotar por el poco apoyo interno que tiene en Venezuela?

—Yo lo último que he visto es que después de todos sus movimientos, los resultados que esperaban de él son muy por debajo de lo que se planeaba y ha tenido muchas críticas. Pero sí puede ser que, si no encuentran una opción mejor para seguir, no solo atacando al Gobierno de Venezuela, sino para mantener el eje discursivo de confrontación con otros Gobiernos de América Latina o también de otros países del mundo, porque el comodín de Venezuela está siempre muy presente y necesitan liderar ese relato con una persona en la oposición que siga hablando de la falta de democracia, entonces creo que podrían ser cualquiera de las opciones. Lo que sí es verdad es que no me sorprende nada que sea premiada una figura como Guaidó.

—Hablando de líderes de América Latina. Recientemente vimos que Keiko Fujimori, Leopoldo López, el presidente colombiano Iván Duque, el líder del PP Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, que participó a través de un vídeo, se reunieron en un foro en Ecuador. ¿Qué los une?

—Se te ha olvidado decir que también estaba José María Aznar, que es el presidente de FAES. A ver, Guillermo Lasso no solo pertenece al Opus Dei, que es un espacio ultra católico, minoritario dentro de la Iglesia que ha estado muy asociado a la ultraderecha, a los golpes de Estado, pero lo más importante de Guillermo Lasso es que es el presidente de la fundación Ecuador Libre, que es una fundación de Atlas Network, en la que la ultraderecha invierte bastante dinero para tratar de coordinar esfuerzos contra la izquierda.

Y en España, más que del Partido Popular en su conjunto, hay un espacio mucho más sólido que el de los partidos políticos, que es precisamente esta articulación relacionada con fundaciones, medios de comunicación que no es el Partido Popular en sí. Recordemos que tanto Esperanza Aguirre como José María Aznar representan esa ala ultraderecha dentro del Partido Popular, que ellos llaman liberal conservador, pero que es un espacio neoliberal y ultracatólico que tiene toda una red de espacios de poder tejidos y que trata de influenciar no solo en Gobiernos, sino en la interna de los partidos políticos.

Por ejemplo, en el Partido Popular el político que mejores resultados tiene es Feijóo, que tiene mayoría absoluta en Galicia, pero él no pertenece para nada a este espacio. En cambio, Ayuso junto a Cayetana Álvarez de Toledo, que era también miembro de FAES, la mano derecha de Aznar, representan como nadie este espacio. Entonces la victoria que ha tenido Ayuso en Madrid ha servido para recordar toda esta estrategia un poco naif de no hablar de medidas o programas políticos o electorales, sino de lemas como comunismo o libertad.

La palabra libertad es uno de los elementos discursivos que siempre aparecen, pero si hacemos un poco de recordatorio de quiénes están detrás, los ideólogos, los gurús de esto, nos encontramos a personas como Milton Friedman, que fue un poco el ideólogo de toda la Operación Cóndor que ejecutó golpes de Estado y desapariciones en América Latina.

—Mencionas mucho Atlas Network. Cuéntanos un poco más. ¿Qué es?, ¿quiénes la integran?, ¿qué objetivos persiguen?, ¿cómo actúan?

—Un poco después tanto de la Guerra Fría como de la Operación Cóndor, que explícitamente fue apoyada por la CIA, por EEUU, se crearon varios espacios que no se relacionaban directamente con instituciones de EEUU.

En la época de Ronald Reagan se creó una fundación llamada Heritage Foundation, que viene a ser lo que es FAES para el Partido Popular, que representa lo que luego fuer el 'Tea Party' en EEUU, que defiende los valores más conservadores relacionados con el ultracatolicismo y con los espacios más neoliberales que hablan de la disolución del Estado y que solo haya un libre mercado, que privilegie a las empresas privadas, que no haya servicios públicos y que las grandes fortunas no paguen impuestos, entre otras cosas.

Entonces, en esa época, se creó esta supra fundación, que poco a poco se fue articulando con otras. FAES fue otra fundación muy importante, especialmente para América Latina, que se creó para desarrollar la búsqueda de empresas y familias que financiaran think tanks para hacer la batalla cultural o que sirvieran de apoyo para que hubiera políticos, Gobiernos y políticas que sirvieran para estos intereses.

Ahora mismo, las principales personas o empresas que están detrás son, por ejemplo, la familia Koch, que no solo financia a Heritage Foundation, sino también a Atlas Network. Luego tenemos grandes empresas como la petrolera Exxon o la tabacalera Philip Morris, y otras, que de acuerdo con estos intereses mueven todos estos think tanks y sus relaciones con políticos y medios de comunicación a su favor.

—¿Y qué están haciendo ahora?

—En cada una de las elecciones están claramente representados. El último caso es el de Ecuador, donde el actual presidente Guillermo Lasso, fue tutelado durante muchos años por José María Aznar.

Recordemos que Guillermo Lasso fue ministro de Economía en la época de la gran crisis financiera de Ecuador a finales de los años 90, e investigadores denuncian que él trasladaba dinero a paraísos fiscales, como las Islas Caimanes o Panamá, y se denuncia que José María Aznar estuvo apoyando el banco de Lasso en Panamá.

Fueron nombrados doctores honoris causa al mismo tiempo en una universidad privada en Ecuador, y él fue el que le animó para que creara la fundación Ecuador Libre, bajo la cual hay al menos una veintena de articulistas, directores de medios de comunicación e influencers que le han apoyado en esta campaña sucia contra el correísmo, que ha divulgado noticias falsas con el apoyo de estos medios y con cuentas falsas en redes sociales.

Por ejemplo, ahora en este foro de Ecuador ha habido un apoyo explícito a Keiko Fujimori, de hecho, fue una de las presentadas, y con toda la revuelta que hay en Colombia hubo un apoyo explícito a Iván Duque. Así que al final están intentando articular un espacio político reaccionario movido por la falta de escrúpulos, violaciones de derechos humanos o de delitos de lesa humanidad, con campañas de guerra sucia, desinformación y odio.

Otro caso que viene al pelo es la reciente detención en EEUU de Arturo Murillo, el número dos de Jeanine Añez en el golpe de Estado en Bolivia y que fue la persona que firmó el contrato con CLS Strategies, que es la empresa estadounidense que Facebook acusó como una de las que generaba cuentas falsas para atacar a muchos gobiernos, pero concretamente detectaron páginas falsas y millones de dólares gastados en publicidad y campañas de desinformación y de odio contra los Gobiernos de Venezuela, México y de Bolivia.

Y de esa empresa CLS Strategies, uno de sus fundadores es Peter Schechter, que fue presidente de la Fundación para América Latina del Atlantic Council, y precisamente, el director de Atlantic Council para América Latina y Europa es José María Aznar. Al final hay todo un tejido de empresas, organizaciones como la OEA o el propio Atlantic Council que sirven como lobby geopolítico para atacar a los gobiernos de izquierda.

Ellos actúan, incluso, con fondos de EEUU, a través de la USAID, que da fondos e interviene localmente en varios países, a través de la NED (National Endowment of Democracy), del IRI, NDI y de otro montón de espacios que también intervienen y que, de alguna manera, articulan organizaciones, fundaciones y medios de comunicación en los diferentes países. Hay una sinergia entre todos estos espacios para desequilibrar a Gobiernos o para influenciar en elecciones, principalmente en América Latina.

—¿Su poder de influencia llega hasta los medios de comunicación?

—Sí, sí, claro, por supuesto. No hay que olvidar, hablando de José María Aznar, que él es uno de los consejeros de News Corp, que es el conglomerado empresarial más grande de medios de comunicación del mundo, que tiene a Fox News y a un montón de canales del mundo. Luego, los de Atlas Network suelen tener sus propios medios de comunicación y también actúan articulados con otros, como dijimos. Por ejemplo, la NED financió a la agencia de comunicación Fides que es la que proporciona información a más de cien medios en Bolivia y que claramente apoyó el golpe de Estado contra Evo Morales.

Pero si nos vamos a Ecuador, más allá de todas estas personas que trabajan en la Fundación Ecuador Libre, hay otros que son directores de medios o articulistas en diferentes medios que operan igual. Por ejemplo, Fernando Villavicencio, que ha sido nombrado diputado y quien empezó la causa contra Rafael Correa, tiene un medio de comunicación financiado por la Fundación Mil Hojas que también está financiada por la NED y que gracias a esa financiación no solo hace estas acusaciones, sino que publica ese tipo de información en contra del correísmo.

En el caso de Venezuela, ya que hablamos de Juan Guaidó, investigué todas las cuentas que pude, todas las páginas de Facebook de los medios de comunicación que apoyaban a Guaidó o de los opositores más conocidos, y el 100% están administrados desde EEUU, y te hablo de más de 20 medios. Hay una conexión clara no solo de financiación, sino de articular y coordinar los ataques de desinformación, tanto en redes sociales como en medios de comunicación.

—Así está organizada la derecha, ¿y la izquierda?

—Yo creo que todo el mundo hace el mismo diagnóstico de que ha habido un avance de los mensajes de odio, seguramente Venezuela haya sido uno de los primeros focos donde se han usado este tipo de estrategias, pero que a nivel mundial la extrema derecha está ganando terreno precisamente porque este tipo de estrategias no solo se están ejecutando, sino que tienen total impunidad.

Mi lectura es que desde hace un tiempo la ultraderecha invirtió todo a la tecnología. Estamos hablando de que en la actualidad están mandando satélites para reconocimiento facial para compararlo, hacer un cruce con sus bases de datos de las propias plataformas de redes sociales, y en la izquierda no se tienen ni tirachinas, ni una preocupación, o quizás sí. Pero es que el mundo va hacia la digitalización tanto en el consumo de información como en el contenido de entretenimiento.

Claramente la derecha, o la ultraderecha, ha sido visionaria o lo ha apostado todo a esto, mientras que la izquierda vive en una contemplación complaciente, sin ponerlo como prioridad. Este tipo de estrategias, que no solo cruzan muchas de las líneas éticas, morales o democráticas con el objetivo de lograr que un partido político u otro gobierne, también está convirtiendo esta sociedad en una peor, con más odio, más polarizada, más enemistada, con odios artificiales, creados.

¿A dónde nos lleva todo esto? Es claramente hacia el desastre y hacia los conflictos, incluso armados, hacia el golpismo, porque fomentan un montón de cosas negativas que suponíamos que ya estábamos vacunados contra eso y que no se iban a repetir, pero vimos, por ejemplo, que pasaron casos como el de Bolivia o vemos que Mario Vargas Llosa, que es el presidente de una de las fundaciones de la Atlas Network, dijo hace poco que era posible un golpe militar en Perú si Pedro Castillo ganaba.

Por eso yo llamo a esto Operación Cóndor 2.0, porque usan los mismos métodos, estrategias y la misma falta de escrúpulos, y ya no debe ser solo la izquierda la que haga un diagnóstico, sino que la sociedad en general debe hacer un diagnóstico y una reflexión para tomar medidas que permitan frenar esta oleada que es peligrosa para los pueblos y para toda la humanidad.

Sputnik / La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dV4U

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal