lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bW3k

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

13/04/2019 :: Mundo, James Petras, Medio Oriente

Petras: Trump ha fracasado en sus esfuerzos de tumbar a Irán con medidas económicas

x CX36 / James Petras
Ninguno de los sectores en pugna en Libia es progresista ni tienen vinculación con Gaddafi, lo que va a haber es una división de poderes entre europeos y norteamericanos

El análisis de James Petras en CX36.

Empezamos por EEUU, hubo una renuncia importante en el gobierno de Donald Trump.

Si, la Secretaria de Seguridad Interna, es una funcionaria que tenía mucha influencia perjudicando a los inmigrantes, era una gran defensora del muro en la frontera con México y también influía en la decisión de dividir familias. Incluso el encarcelamiento de niños.

Entonces provocó mucha oposición por los dos lados, una por los sectores progresistas, el Partido Demócrata y los medios de comunicación; y por otro lado, sectores más derechistas en el gobierno de Trump, que pensaban que no era lo suficientemente dura para provocar la ruptura total con México.

Es una decisión de Kirstjen Nielsen, de renunciar por la pugna interna del gobierno y también las presiones externas que tuvieron un impacto casi personal, porque por ejemplo ella fue a comer a un restaurante de comida mexicana y todos los clientes se levantaron y se fueron del restaurante frente a ella.

Mike Pompeo y otros están a favor de rupturas con México, en el comercio, paralizar el tránsito, y ella no quería ir tan lejos. Así, ella es una autotitulada moderada frente a los más extremistas en el gobierno, pero ante los ojos de la mayoría de la población es una persona sádica, porque estaba trabajando por la separación de las familias inmigrantes y tuvo varios casos de niños muertos encarcelados en la frontera.

Sobre las elecciones en Israel ¿qué características tienen? ¿Qué está en juego? ¿Hay cambios importantes que esperar en estas elecciones?

Debemos entender que las elecciones en Israel son muy controladas, no cualoquieera puede participar, la oposición a Netanyahu son generales involucrados en asesinatos y ocupaciones de territorios árabes, particularmente represión e invasiones a Líbano, Palestina, y otros lugares. En ese sentido, la elección es entre la derecha y la extrema derecha, la izquierda casi no tiene presencia y los partidos árabes están completamente marginados.

Netanyahu buscó el apoyo de los sionistas fascistas para desplazar completamente a los palestinos de sus tierras. Ahora, hay que entender que hace tiempo Israel interviene en los territorios palestinos, los colonos han ocupado la mitad del territorio en los últimos años y continúan ocupando cada día. Entonces, lo que Netanyahu consiguió fue atraer el voto de los más extremistas en Israel bajo el lema de conquistar todo Palestina. Y la oposición hizo críticas pero muy mudas, hablaban poco sobre los palestinos.

Fue una táctica, porque Netanyahu está bajo juicios por corrupción, sobornos y otros crímenes en su país. Entonces buscó y consiguió atraer a la extrema derecha israelí, que son enemigos de los palestinos en cualquier forma, porque las elecciones estaban muy peleadas. Netanyahu no pudo conseguir más de 50% de votos él solo, va a necesitar una gama de socios que sólo los puede encontrar en la ultra derecha.

No sabemos qué respuesta habría si Netanyahu empieza a colonizar toda Palestina, si va a provocar otra Intifada, otro levantamiento, o se llega a una denuncia mundial por los asesinatos, ocupación, desplazamientos. Y además de que podría enfrentar un conflicto físico violento, por la respuesta de los palestinos agredidos, hay que decirlo claramente, Israel busca poco a poco expulsar a los palestinos. No solamente de los derechos que les faltan, sino ir más allá, expulsarlos del país.

El gobierno de EEUU incluyó al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán en la lista de organizaciones terroristas...

Si, pero en realidad desde que cambiaron el gobierno, desde que subió Trump a la Presidencia, EEUU se ha acomodado a las demandas a Israel. Por ejemplo, Netanyahu y Trump anularon el acuerdo nuclear que permitía el comercio de Irán con otros países; han aumentado las sanciones y esto de nombrar terrorista a la Guardia iraní, es una extensión de esas políticas que tratan de aislar a Irán. Pero con pocas consecuencias en términos políticos, porque Irán ha desarrollado acuerdos económicos con Turquía, India, China y otros países.

Creo que Trump ha fracasado en sus esfuerzos de tumbar a Irán con medidas económicas, ahora busca alguna forma de debilitar la capacidad iraní de defenderse militarmente. Y particularmente eso tiene que ver con el acercamiento entre Irak e Irán. Y con que los Guardianes de Irán ha desarrollado buenos lazos con los iraquíes en el último tiempo y Washington quiere romper ese vínculo porque teme que Irak e Irán unifiquen fuerzas y perjudiquen el poder de Norteamérica y sus aliados como Israel en la zona.

Toda la política norteamericana - israelí en el Medio Oriente sólo busca una cosa: conquista o enfrentamiento militar. Las sanciones todavía no han tenido el efecto que Washington quería y lo que esperamos es que Rusia en colaboración con China, puedan facilitar a Irán escapar de las presiones norteamericanas.

Queríamos tener una mirada hacia Libia, donde hace más de siete años fuerzas estadounidenses y sus aliados derrocaron a Muamar el Gaddafi, lo asesinaron, y hoy se agrava una guerra interna con una fuerza que intenta dar un golpe de Estado en un país en el que hay decenas de milicias operando.

Sí, todo el problema de Medio Oriente y Europa tiene que ver con la invasión y destrucción de la Libia que gobernaba Gaddafi. Con el asesinato de Gaddafi y la división del país en tribus, Washington provoca la salida de millones de africanos que buscaban trabajo y bienestar en Libia. Como resultado de esa destrucción y la forma brutal en que lo asesinaron, muchos de los africanos que iban a Libia ahora empezaron –hace unos diez años- a ir a Europa, Grecia, Italia, etc. El problema de los inmigrantes en Europa tiene que ver con la alianza europea-norteamericana contra Gaddafi. Y como consecuencia de eso, provocaron estas guerras en Libia.

Pero la guerra de ahora, con Jalifa Haftar, jefe o cabecilla del sector que está avanzando sobre Trípoli, resulta que es una persona vinculada con Washington desde hace muchos años. Ninguno de los sectores en pugna es progresista ni tienen vinculación con el pasado de Gaddafi, al contrario, eran enemigos del líder libio. Uno vivía en Washington, Haftar, y era una persona vinculada a la CIA. Como la CIA tenía otro representante actualmente en Trípoli, decidieron cambiarlo por otro que represente mejor los intereses norteamericanos.

Al final de cuentas buscan una reconciliación, y creo que van a terminar con Haftar controlando las fuerzas militares y policiales; y los otros manejando la economía, asegurando el petróleo para los países occidentales. Va a ser una división de poderes entre europeos y norteamericanos, cada cual con sus cipayos.

Nos quedan dos cosas más: Venezuela, donde el gobierno de Nicolás Maduro se sigue defendiendo, han tenido seis semanas seguidas de grandes movilizaciones y eso representa el poder que tienen los chavistas.

A pesar de todas las presiones internacionales, Guaidó no tiene capacidad de derrocar al gobierno, lo único que le queda son las sanciones y las amenazas de Washington. Pero Washington no está dispuesto a enfrentar a cientos de miles de milicianos. Entonces, mientras el gobierno puede mantener el apoyo popular, el Ejército no va a tumbar al gobierno, por eso la derecha busca negociaciones, busca alguna tregua, busca alguna conciliación, pero no la alcanzan. Washington quiere todo o nada, no hay posibilidad de rectificar la política estadounidense porque los halcones de Washington, la mafia de Miami y los congresistas están a favor del derrocamiento.

Finalmente tenemos a situación de Brasil y Argentina, donde la economía marcha muy mal, Argentina está a punto de quebrar. Lo que dicen aquí en Wall Street es que Macri no tiene ningún futuro económico, la deuda es extraordinaria y no tiene capacidad de cumplir con los pagos. Buscan un cambio de gobierno y tal vez van a pescar entre los peronistas de derecha para sustituirlo. No ahora, tal vez después de las elecciones.

radio36.com.uy

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bW3k

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal