lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dY1m

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

22/06/2021 :: Medio Oriente

Régimen de Israel: Netanyahu, caído pero no fuera de escena

x Moshé Machover
Netanyahu es un maestro de la intriga y un hábil agitador. Pero, sobre todo, ir con el flujo de la historia creada por Occidente fue clave para su éxito

Es demasiado pronto para descartar a este hombre lleno de defectos y profundamente desagradable.

Binyamin (Bibi) Netanyahu ha sido expulsado del cargo, por ahora. Es demasiado pronto para escribir su obituario político: este maestro de la manipulación aún puede volver, incluso como primer ministro de Israel, un cargo que ya ha ocupado más tiempo que nadie: 1996-99 y 2009-21, un total de 15 años. Lo que ofrezco aquí es solo una breve evaluación a mitad de su carrera.

Netanyahu ha logrado dominar la política israelí durante tanto tiempo, no solo por su habilidad como intrigante y artista de la mentira, en lo que supera a Tony Blair, capaz de hacerlo con la mano en el corazón y un rostro pétreo de sincera inocencia. 1 Tampoco su prolongado control del poder se debió únicamente a sus técnicas demagógicas y agitadoras y al uso hábil de las redes sociales y convencionales. La razón más profunda de su éxito político es que está en sintonía con las tendencias históricas, tanto nacionales como internacionales.

Demografía

El proyecto sionista de colonización está impulsado por una dinámica inherente. Un modo de colonización basado en la limpieza étnica de los pueblos indígenas en lugar de explotar su fuerza de trabajo, es como un gas, en el sentido de que se expande para llenar todo el espacio disponible. La pregunta en cada etapa del proyecto ha sido qué espacio está realmente disponible para ello. Después de la guerra de junio de 1967, Israel se encontró ocupando Cisjordania y la Franja de Gaza, con una gran población árabe palestina, muchos de ellos refugiados de la Nakba de 1947-49 o sus descendientes. Unas 400.000 personas fueron limpiadas étnicamente durante esa breve guerra, pero eso dejó alrededor de un millón. 2 La población de Israel en ese momento era de aproximadamente 2,8 millones, de los cuales 2,4 millones eran judíos. 3Prácticamente todos los líderes israelíes estaban comprometidos con la doctrina sionista de que los judíos tenían el derecho sagrado de colonizar toda Palestina ('Eretz Yisrael'). Pero la colonización sionista requería más tierra, no una población árabe adicional que diluiría a la mayoría judía. Esto llegó a conocerse como el "problema demográfico" de Israel.

Por razones de ideología religiosa sionista, Jerusalén oriental fue tratada como un caso especial: a fines de junio de 1967, fue anexada ilegalmente a Israel, junto con una gran zona circundante. En los Altos del Golán sirios ocupados por Israel, cuya tierra fértil codiciaban los kibutzim 'socialistas' israelíes, la población árabe fue rápidamente expulsada: la mayoría (las estimaciones varían entre 100.000 y 180.000) fueron limpiados étnicamente, dejando atrás a 6.000 miembros de la minoría drusa (que Israel decidió considerar como no árabe). 4 El territorio fue luego anexionado ilegalmente a Israel.

Pero la población palestina era mucho mas numerosa en las partes restantes de Palestina recién ocupadas y, con su alta tasa de crecimiento natural, planteó un "problema demográfico" mucho mayor. ¿Se podrían limpiar étnicamente estos territorios? ¿Sería factible? ¿Sería aceptado por los partidarios imperialistas de Israel? ¿No provocaría una hostilidad intensificada y dañina de los países árabes y musulmanes?

No pasó mucho tiempo antes de que surgieran dos enfoques de este problema. El más cauteloso fue marcar ciertas áreas escogidas, en su mayoría menos densamente pobladas, como el valle del Jordán, para la colonización y eventual anexión, mientras que el resto debía ser administrado en procuración en nombre de Israel. ¿Pero quién sería el apoderado? Un plan inicial, propuesto por Yigal Allon, era conseguir que Jordania realizara este servicio. Sin embargo, el rey Hussein de Jordania se negó a aceptar este cáliz envenenado. La alternativa obvia era conseguir que alguna autoridad palestina actuara como autoridad colaboracionista, administrando las zonas densamente pobladas con una autonomía limitada.

Esto se propuso con el engañoso título de "solución de dos Estados". Inicialmente fue apoyado por algunos sionistas de 'izquierda', aunque incluso Menachem Begin, quien originalmente se opuso vehementemente, 5 aceptó una versión de ella en sus acuerdos de Camp David de 1978 con el presidente de Egipto, Anwar Sadat.

Después de la primera intifada (1987-91), cuando Israel consideró que la represión directa de la resistencia popular palestina era demasiado costosa en términos del esfuerzo militar y moral, este plan, seguido por Shimon Peres y Yizhak Rabin, se convirtió en la política oficial israelí. Fue sellado en los acuerdos de Oslo de 1993, que, por supuesto, no mencionaron un estado palestino, pero establecieron la "Autoridad" Palestina. Incluso mientras se negociaban los acuerdos, los colonos mesiánicos continuaron colonizando los territorios ocupados. Rabin y Peres no hicieron nada para detenerlos.

El plan Sharon

Tras el asesinato de Rabin, Netanyahu, que había agitado brutalmente contra él, fue elegido primer ministro en 1996. Pertenecía a un grupo de líderes cuyo enfoque del "problema demográfico" de Israel era más extremista y agresivo. No vieron la necesidad de otorgar ningún tipo de autonomía a los palestinos y se opusieron a los acuerdos de Oslo. Su objetivo a largo plazo era perpetrar una importante limpieza étnica, de hecho, una segunda Nakba. El principal defensor original de este enfoque fue Ariel Sharon, un veterano general con una brillante reputación militar, aunque cuestionable, y el "héroe" de la masacre de Sabra y Chatila de 1982. Pero Netanyahu, 21 años menor que él, tenía lo que le faltaba al 'bulldozer' de Sharon: una pulida capacidad diplomática y una familiaridad cercana con los EEUU, donde había pasado seis años cuando era niño y adolescente, terminado su educación secundaria, y regresado para estudiar en una prestigiosa universidad.

En el escenario estratégico perseguido por estos intransigentes, Jordania iba a jugar un papel central, pero todo lo contrario al del plan Allon. Más que un socio, sería el chivo expiatorio. En lo que se conoció como el plan Sharon, las masas palestinas serían empujadas al otro lado del río. El régimen hachemita de Jordania sería derrocado. Por supuesto, este escenario no podría surgir de la nada: los eventos regionales tendrían que brindar una oportunidad conveniente: “Un levantamiento en Jordania, seguido por el colapso del régimen del rey Abdullah, ... presentaría tal oportunidad, al igual que un espectacular acto de terrorismo dentro de Israel con cientos de víctimas". 6

Según este plan, Jordania sería declarada la 'nueva Palestina', un estado palestino, al otro lado del río. Como era de esperar, el rey de Jordania rechazó indignado esta idea. 7

Que esto era lo que pensaba Netanyahu al principio de su carrera política, cuando era viceministro de Relaciones Exteriores, se desprende de un discurso que pronunció en la universidad de Bar-Ilan en noviembre de 1989. En este discurso deploró la incapacidad de Israel a la hora de explotar la Crisis de la Plaza de Tiananmen, cuando los ojos del mundo se desviaron del Medio Oriente y se posaron en China, y aprovechar esta oportunidad para llevar a cabo una limpieza étnica.

Netanyahu dijo a los estudiantes que el gobierno no había aprovechado las situaciones políticamente favorables que se habían presentado para llevar a cabo expulsiones "a gran escala" en unos momentos en los que el daño habría sido relativamente pequeño. “Sigo creyendo que existen oportunidades para expulsar a mucha gente”, dijo Netanyahu. 8

Hasta el día de hoy sigue convencido, con razón, de que, en una oportunidad regional adecuada, la reacción internacional a una limpieza étnica importante no será suficiente para causar daños irreparables a Israel. Su estrecha familiaridad con la escena política estadounidense le dice que, incluso cuando se opongan algunos sectores del establishment político (como pasó descaradamente durante la presidencia de Obama), siempre puede obtener apoyo del lado republicano, así como del gran lobby evangélico pro-Israel, sin mencionar el sector sionista de la comunidad judía norteamericana. De hecho, se ha jactado de su hábil manipulación de los políticos estadounidenses en una reunión informsl con una familia de colonos, que se grabó sin su conocimiento. 9

En cuanto a las reacciones adversas de los países árabes y musulmanes, Netanyahu percibió hace bastante tiempo que sus regímenes reaccionarios se preocupan poco por los palestinos. De hecho, ha logrado forjar una alianza con los regímenes árabes más reaccionarios, principalmente el de Arabia Saudi, contra el enemigo común, Irán. Esta alianza también es importante en relación con el escenario de limpieza étnica. La casa real de Saud es un viejo enemigo de la familia real hachemita de Jordania.

El apoyo saudi para derrocar al régimen jordano podría ser muy valioso. Como recompensa, los saudíes reemplazarían a los hachemitas como custodios del Haram ash-Sharif de Jerusalén, el tercer lugar sagrado del Islam, agregándolo a los dos lugares sagrados de La Meca y Medina, de donde los saudis expulsaron a los hachemitas en la década de 1920.

Los acontecimientos recientes en Jordania, con informes de un complot contra el rey, pueden tener algo que ver con este escenario.

En el ámbito internacional más amplio, Netanyahu ha forjado útiles relaciones de amistad con 'demócratas' populistas anti-liberales de derechas de ideas afines: el líder antisemita de Hungría, Viktor Orbán, Narendra Modi de la India, Vladimir Putin de Rusia y otros, incluido, por supuesto, Donald Trump. (con quién comparte su aspiración de volver al candelero político).

Defectos de carácter

Puede preguntarse: si Netanyahu ha tenido tanto éxito político, ¿cómo de hecho lo ha conseguido?, ¿qué provocó su caída (aunque sea posiblemente temporal)? La respuesta en esta parodia de tragedia griega reside en sus defectos de carácter. No solo es repulsivamente avaro (lo que lo arrastró a sus pequeños problemas con la ley), sino también dominante y cruel con aquellos subordinados que no están preparados para ser sus lacayos. (Existe una fuerte evidencia de que su entrometida señora, Sara, es aún más tacaña y más horrible con el personal). Es digno de mención que el instigador original de la crisis política que ha durado dos años y que terminó con la caída de Netanyahu, Avigdor Lieberman, fue el asistente personal de Netanyahu. Su sucesor como primer ministro, Naftali Bennett, también fue un ayudante cercano, pero fue insultado repetidamente por Netanyahu en público. Un tercer pilar de la coalición anti-Netanyahu, Gideon Sa'ar, es un desertor del partido Likud de Netanyahu, y sin duda se sintió infravalorado como subordinado de Bibi.

Pero la alianza forjada por sus descontentos ex seguidores de derecha con una variedad de socios de gobierno de ideas distintas no puede durar mucho. Así que cabe esperar que las noticias sobre el regreso de Netanyahu al gobierno no tarden mucho, siempre que pueda mantenerse fuera de la cárcel.

----

Notas:

  1. “El presidente francés Nicolas Sarkozy calificó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu de 'mentiroso' en una conversación privada con el presidente estadounidense Barack Obama que se transmitió accidentalmente a los periodistas durante la cumbre del G20 en Cannes. "No puedo soportar a Netanyahu, es un mentiroso", dijo Sarkozy a Obama, sin saber que los micrófonos de su sala de reuniones estaban encendidos, lo que permitió a los corresponsales en un lugar separado escuchar una traducción simultánea. 'Estás harto de él, pero tengo que tratar con él incluso más a menudo que tú', respondió Obama, según el intérprete francés ” (Yann le Guerniou, Reuters , 8 de noviembre de 2011). ↩︎
  2. www.badil.org/phocadownloadpap/Badil_docs/bulletins-and-briefs/Bulletin-...↩︎
  3. www.jewishvirtuallibrary.org/population-of-israel-palestine-1553-present. ↩︎
  4. Véase I Shahak, Informe de Washington sobre asuntos del Medio Oriente 'Memory of 1967 “ La limpieza étnica alimenta la ideología de los colonos del Golán” , noviembre de 1992: www.wrmea.org/1992-november/memory-of-1967-ethnic-cleansing-fuels-ideology -of-golan-colonos.html. ↩︎
  5. Así lo reveló el acta del gabinete israelí de junio de 1967, desclasificada 50 años después; ver www.ynet.co.il/articles/0,7340,L-4962794,00.html. ↩︎
  6. M van Creveld, 'El plan de Sharon es expulsar a los palestinos a través del Jordán' The Sunday Telegraph 28 de abril de 2002. ↩︎
  7. www.jpost.com/Diplomacy-and-Politics/King-Abdullah-II-Jordan-will-never-...↩︎
  8. M Shalev, 'Utilice las oportunidades políticas: Netanyahu recomienda expulsiones a gran escala' Jerusalem Post 19 de noviembre de 1989. ↩︎
  9. Netanyahu: 'Así es como rompí los acuerdos de Oslo con los palestinos', 28 de noviembre de 2010 (video en www.youtube.com/watch?v=3-5hUG6Os68). ↩︎

* Moshé Machover es un veterano militante socialista antisionista israelí que fue co-fundador de la extinta Organización Socialista de Israel (Matzpen).

weeklyworker.co.uk. Traducción: Enrique García para Sinpermiso. Extractado por La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dY1m

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal