lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/uX1

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

28/02/2005 :: Mundo

Salvar más que al Presidente... al revolucionario

x Celia Hart
La revolución de Venezuela será quizás el ejemplo más fehaciente que el humanismo de las ideas del socialismo fueron lastradas a posteriori, que no hay que escoger entre Bolívar y Carlos Marx o entre Lenin y Mariategui. Qué claro que el socialismo es creación heroica como dijo el comunista peruano ¡Siempre lo fue! Lo que hizo Lenin en el 1917 no fue calco y copia de Carlos Marx, fue creación heroica; lo que hizo Fidel declarando una revolución socialista a unos escasos kilómetros del imperio no fue calco y copia de la revolución bolchevique, fue creación heroica; y lo que tendrá que hacer Chávez en la Venezuela bolivariana, lo que tendremos que hacer en América no será calco y copia de la revolución cubana, será creación heroica

Porque para que el enemigo pueda matar al revolucionario Hugo Chávez, deberá ser capaz de asesinar uno por uno los granos de sal de los océanos, tendrá que detener el vuelo de las estrellas, tendrá que sacrificar a cada ADN útil que nos haya sido trasmitido desde que surgimos como especie. Sin embargo para asesinar al Presidente... basta con una sola bala.

Porque la preservación de la vida de este compañero y su proyección hacia el futuro está en nuestras manos. Quiero decir: en nuestra astucia, en nuestra capacidad organizativa, y más que nada en nuestra consecuencia y el valor con que seamos capaces de asumir los nuevos retos.

El caso Granda fue uno de los muchos frente a los cuales deberemos buscar salidas, pero mucho más dignas. Quedar cero a cero en el partido es estar a la defensiva. Y ya lo dijo Chávez en el encuentro de intelectuales de Caracas, nuestra única salida es la ofensiva.

El enemigo no tiene el poder de matar a Chávez en tanto se sostenga como el revolucionario que ha sido hasta ahora, so pena claro, que lo convierta en un mártir de la estatura de Bolívar o del Che. No tienen ese poder, porque ese, si es que existe, es el poder de Dios y por supuesto del Dios en que cree Chávez y nunca ese otro Dios perverso que sanciona como justicieras las carnicerías cobardes del imperialismo con la tolerancia vergonzosa de la mayoría de los gobiernos del mundo, los cuales sólo se limitan a elaborar una sutil protesta inespecífica en las desprestigiadas organizaciones internacionales.

Porque no es verdad que las fronteras de la vida de nuestro Chávez estén en sus brazos, sus ojos, o en su sonrisa encendida... Las fronteras de ese hombre son ahora las fronteras de la América, son los sueños del Libertador enmarcados en la estrella del Che Guevara y son más que nada las fronteras de la revolución socialista. Revolución que navega en el peligroso filo de una navaja, pero sin la cual será imposible que este compañero pueda sobrevivir...

La revolución de Venezuela será quizás el ejemplo más fehaciente que el humanismo de las ideas del socialismo fueron lastradas a posteriori, que no hay que escoger entre Bolívar y Carlos Marx o entre Lenin y Mariategui. Qué claro que el socialismo es creación heroica como dijo el comunista peruano ¡Siempre lo fue! Lo que hizo Lenin en el 1917 no fue calco y copia de Carlos Marx, fue creación heroica; lo que hizo Fidel declarando una revolución socialista a unos escasos kilómetros del imperio no fue calco y copia de la revolución bolchevique, fue creación heroica; y lo que tendrá que hacer Chávez en la Venezuela bolivariana, lo que tendremos que hacer en América no será calco y copia de la revolución cubana, será creación heroica. Pero será sin dudas la revolución socialista ¡Porque es tan sólo uno el camino, hecho a golpes de diversos impulsos y sazonado con diversas realidades!

Ahí está Chávez envuelto en la mejor contradicción de todos los tiempos. Esta vez para ser verdaderamente cristiano tendrá que echar a los mercaderes del templo. El templo del mundo es hoy la revolución bolivariana extendida...saquemos cuentas entonces quienes son los mercaderes, los Judas y los Poncios Pilatos de los nuevos días.

Sacar a los mercaderes de la Gran Colombia será la tarea de primer orden, esa patria que espero no falte poco para construir. Sólo basta que los lacayos mezquinos del imperialismo dejen de tratar de gobernar una tierra que le queda muy grande a la medida de su raquitismo. Si vive la Gran Colombia entonces ya no nos podrán matar a Chávez.

Y necesitamos a Chávez físicamente vivo en este momento: Por su pericia de organizador, por la dignidad que puede impulsar en nuestras tierras, por su lucha frontal contra el enemigo, y aun más por lo que está representando para las ideas del Socialismo.

¡Sí señor! Chávez le está dando aliento a aquellas ideas que muchos piensan perdidas. Ya está la dialéctica haciendo de las suyas. El movimiento comunista necesita a Chávez...en la misma medida que él nos necesita. Me temo que a veces no tenemos la prisa o el valor suficiente para saber crecer.

Y no sólo Venezuela, el mundo necesita que un hombre así pueda estar vivo para afianzar toda la revolución. El mundo necesita desesperadamente la revolución bolivariana y a su líder, el cual está tan sólo a la altura de las circunstancias, ni más ni menos. Pero eso es ya suficiente.

Entonces compañeros, necesitamos ganar tiempo.La única forma que tenemos los revolucionarios del mundo en ganar tiempo es en hacer girar más veloz la rueda de esta historia que estuvo años encajonada y oxidada.

Podríamos intentar, tan sólo para probar, empezar a llamar a las cosas por su nombre. Empezar a no darle tanta importancia al "neoliberalismo", a la "globalización" y sobre todas las cosas al sacrosanto "terrorismo"... el cual ya nos ha encarcelado a más de un compañero en virtud de creernos el cuento.

Que el mundo ande más "redondo" no es noticia. Colón fue el primer capitalista que trató de globalizarlo. Y de la nueva liberalidad, pues tampoco. Las cruzadas fueron ya una "lucha por la libertad’ en los oscuros rincones del mundo. Antes les llamaban infieles...hoy terroristas ¿Por qué tanta confusión?

El capitalismo es el único enemigo y no hay manera posible de hacerlo más dulce, o más benévolo, o más llevadero.

Con la licencia de muchos amigos repito lo siguiente: la historia del mundo sigue siendo la historia de la lucha de clases. Con buenas ideas tan sólo, no lograremos que el imperialismo deje de seguir matando. Con buenas ideas tan sólo no conseguiremos que los hambrientos tengan pan, y todos nosotros un mínimo de decoro. Las ideas son sólo útiles cuando de ellas se produce una acción renovadora.

Un solo paso atrás ahora y se nos puede marchar para siempre la única esperanza de remontar casi 100 años de espera y de múltiples equivocaciones. Delante de nuestros ojos , en América, tenemos la revancha del muro de la caída del muro de Berlín.

Todos estamos conectados, como las fichas del dominó. Un paso en falso y caeremos en los brazos aterradores del la barbarie más siniestra (bueno más bien diestra, que siempre tendemos el mal uso del idioma).

Cometer error es de hombres dice la sentencia, pero Venezuela requiere hoy algo más que de hombres...y mujeres. Más que un presidente, Venezuela y América están requiriendo un Che Guevara profundizando la revolución y extendiéndola, que es la única manera de hacer triunfar una revolución.

Chávez no deberá cometer un error, ni los partidos políticos, ni los círculos bolivarianos....ni su policía política puede de nuevo cometer un error impunemente, pero tampoco los compañeros revolucionarios de Colombia, los cuales según mi ver tienen un papel importantísimo que jugar. El único papel que es posible para los revolucionarios... Que es ser todavía más revolucionarios y estar concientes de que en esa zona del mundo, que otrora fue la Gran Colombia se pueden desarrollar acontecimientos importantes. Los revolucionarios de Venezuela y de Colombia deberán estar juntos en esta batalla. Con ellos, todos nosotros.

Tomándole prestadas las palabras a Martí cuando se refirió a Cuba, yo digo que "Un error hoy en Venezuela, es un error en América es un error en la edad moderna".o...lo que queda de ella.

Veremos los compromisos que es capaz de cumplir Uribe. Veremos si es que es posible asegurar la integración de las tierras americanas con gobernantes que no dejan de mirar para el Norte buscando referencias. Veremos qué nos dicen los próximos acontecimientos y si de verdad Uribe responde tan sólo una vez, para no sospechar que se anda promoviendo el plan Colombia...

Y no sólo Uribe, el expresidente español José María Aznar en el II Encuentro Internacional sobre Víctimas del Terrorismo celebrado en Colombia nos señala "La verdadera naturaleza del terrorismo, es que es un crimen contra la humanidad’, por lo que "no debe beneficiarse de fronteras ni gozar de ningún tipo de legitimación en función de posiciones ideológicas".

¡Brillante! Tan sólo volteemos dos palabras y Aznar nos está dando la ruta.

No sé el terrorismo. A decir verdad ya no entiendo bien que se define por terrorismo, el uso continuado y pegajoso de la palabra la ha vuelto hueca y sin sentido. Mas en algo tienen razón Aznar. Él, Uribe y todos sus colegas y excolegas, "no deben beneficiarse de las fronteras, ni gozar de ningún tipo de legitimación de posiciones ideológicas"

Una integración reaccionaria entre fuerzas armadas y órganos de represión corruptibles a última instancia es el plan No - Colombia. Nosotros deberíamos echar a andar el verdadero Plan Colombia. O mejor el Plan revolucionario de la de la Gran Colombia.

En este plan nos está sobrando Uribe, Lucio y cuánto gobernante inútil y servil quiera adueñarse de los destinos de nuestros pueblos. Unamos ya las fuerzas revolucionarias y dictemos nuestro Plan.

Chávez se lo dijo a Heinz Dietrich durante una entrevista llamada El destino superior el de los pueblos latinoamericanos.

Dietrich le insistía en la posibilidad y necesidad de una integración militar del Bloque Regional del Poder, que comenzaría por los seis países. A saber: Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela y Cuba; y entre otras reflexiones dedicadas al prejuicio de nuestros pueblos por los militares; Chávez señala algo que a mi juicio es más distintivo: "Yo considero-dijo el Presidente de Venezuela-que para que podamos pensar en un escenario de integración militar en el subcontinente latinoamericano habrá que madurar etapas en cada país"

Y es que la integración que se pretende no madurará nunca con gobiernos como los de Colombia, Ecuador y otros.

¿Y con Brasil y Argentina y el recién estrenado Uruguay? Puede que sea posible. Siempre que éstos se dispongan en serio a creerse que son gobiernos populares. Es regla de oro: En la medida que esos países radicalicen sus posiciones internas a favor de sus pueblos, más fácil será esta añorada integración de alto nivel. Veremos en Montevideo los discursos.

Mas yo me pregunto ¿Por qué no hacemos una integración revolucionaria contando tan sólo con los revolucionarios? ¿Por qué estamos esperando siempre que nuestros "mayores" hagan algo por nosotros?

El pueblo de Venezuela ha contribuido de manera ejemplar a la radicalización de Chávez. Es un pueblo que no está esperando a que le den permiso, ni le dicten normas. Chávez se integra de manera natural a ese contexto revolucionario donde uno siente (en general) que pueblo y presidente marchan juntos con gran madurez y pureza política.

Todos estamos convocados, y los revolucionarios en Colombia deberán crecer más que ninguno y unirse a Venezuela, pero a la Venezuela bolivariana y revolucionaria y con ella a toda la América que sea susceptible de ser unida...la única América que debe interesarnos.

Las pistas para el comienzo de la Gran Colombia, nos la ofrece el enemigo, queriendo borrar las fronteras para sus ejércitos asesinos que nos vuelven a entregar a compañeros revolucionarios de Colombia y los extraditan a Estados Unidos, mientras ellos siguen causando terror y muerte. Las fronteras las deberemos suprimir nosotros con nuestras fuerzas revolucionarias, con el ejemplo de Chávez y del pueblo bolivariano.

La tarea más fácil del enemigo es dividirnos nuevamente utilizando como pretextos las fronteras nacionales ¡No hay fronteras, que no sean las fronteras de la verdad y de la justicia! Que los trabajadores, los estudiantes, los humildes de estas tierras no caigan en la trampa del falso patriotismo. Sí, debemos defender la tierra sagrada de Venezuela, pero tan sólo porque Patria es Humanidad, y la humanidad se está defendiendo en Venezuela.

En el día de hoy si hay una frontera que nos está molestando es esa, la que divide a los revolucionarios. Acabemos de arrojarla al fuego y regalemos las fronteras a los imperialistas... O a los reyes que todavía dormitan en Europa ¡en América no!

¡Ni un pacto más con el enemigo! Lo dijo el Che "Al Imperialismo..ni un tantito así" . Por darle , le hemos dado muchos tantos.

Un compañero mío dijo en Venezuela en relación a los acontecimientos recientes:" :Necesitamos dos, tres, muchos Venepal". Yo digo más: ¡Necesitamos para conservar a Chávez, dos, tres, muchos Venepal en toda América!

Cuando era niña, hace ya tiempo, se escuchaba en Cuba durante las hermosas marchas un himno, que repicaba en las calles habaneras:

"De Pie América Latina
Adelante, adelante, adelante
Marchemos unidos al Socialismo
En un invencible ideal.....

os, obreros e indios
A luchar contra el yugo opresor
Mueran todos los imperialistas
América: Revolución"

Fidel y Chávez estarán juntos en Montevideo... Fidel y Chávez, los dos, han dicho públicamente que el socialismo es la única alternativa para la humanidad. Ojala entonces que estos dos revolucionarios de una buena vez nos ayuden a hacer retumbaran estas hermosas notas por nuestras tierras.

Rezo por escuchar unidas una vez más esas tres palabras: América, Revolución y Socialismo.

¡Revolución o muerte!

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/uX1

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal