lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eB7K

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/01/2014 :: Europa

Ucrania: conservadores y fascistas unidos en la desestabilización

x Fabrizio Verde
Una vez más los medios de comunicación relatan los hechos manera capciosa

Vuelve a haber en el mundo noticias de duros enfrentamientos en Kiev, donde manifestantes de la oposición y pro-europeos trataron de romper los bloqueos de la policía para invadir el Parlamento de Ucrania. Una vez más los medios de comunicación relata los hechos manera capciosa.

La narración de los acontecimientos es, como suele ocurrir en estos casos, maniquea: por un lado, los manifestantes democráticos, proeuropeos y obviamente amantes de la libertad. Por otro, el gobierno Yanucovich, cerca de las posiciones de Rusia, por lo tanto, enemigo acérrimo de la libertad y autoritario. En definitiva, un régimen represivo y despótico que debe desecharse.

Es una lástima que casi nadie se haya molestado en ir más allá de las versiones occidentales. Para tratar de enmarcar lo que está sucediendo a las puertas de Rusia - un territorio de importancia estratégica - donde más que una fuerte protesta por la suspensión de la asociación con la Unión Europea y contra la política del gobierno, parece ser, por el contrario, una verdadera desestabilización - llevada adelante en el estilo clásico de las revoluciones de colores- con el fin de secuestrar al país en la órbita de la Unión Europea y la OTAN.

Sin embargo,bastaría no quedarse en la superficie de los acontecimientos e intentar llegar más al fondo, tal vez esbozando un análisis sobre la acumulación de fuerzas heterogéneas que representan la oposición pro-europea, donde destacan los "hiper-democratas" nazis de Svoboda (Libertad) para tener un mínimo de claridad sobre el tema.

El papel de Canvas

Fuera de la versión edulcorada y maniquea impuesta por los medios de comunicación encontramos aquí como el periodista estadounidense y experto en geopolítica William Engdahl, obtuvo informaciones sobre el papel desempeñado en Ucrania por el Canvas (ex Otpor), organización no gubernamental de Serbia, activa desde finales de 1990 y que se convirtió en el punto de apoyo de la oposición pro-occidental del presidente Slobodan Milosevic.

Fuentes ucranianas de hecho explicaron al periodista estadounidense que autobuses de todos los rincones del país son movilizados hacia la capital, Kiev. Estos autobuses están llenas de estudiantes y desempleados contratados par a participar en las protestas, que distribuyen en la Plaza Maidan - el corazón de las manifestaciones – panfletos idénticos a los difundidos en 2011 en la hoy famosa plaza Tahrir, El Cairo (Egipto), lugar simbólico y escenario de las manifestaciones de protesta que llevaron al derrocamiento de Hosni Mubarak.

Es necesario, además de interesante e instructivo hacer una retrospectiva para recorrer a grandes rasgos la historia de esa organización, ya activa en el intento de la "Revolución Naranja" en Ucrania en 2004.

El influyente (Canvas) "Center for applied non violent action and strategies" [Centro para la aplicación de acciones y estrategias no violentas ] descendiente de la antigua ONG "Otpor" (palabra serbia que significa resistencia) movimiento que se forma y consigue apoyos durante los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia, cuando inicia una fuerte campaña política y mediática dirigida al derrocamiento del presidente serbio Milosevic. Se convirtió así en el corazón de la oposición pro-occidental. Una vez conseguida la caída de Milosevic, la organización en 2001 trató de convertirse en partido político, presentandose en las elecciones de ese año. Pero la operación fracasó, alcanzando un mísero 1,65% de los votos.

En este punto, los líderes de Otpor abandonan la idea de la transformación en un partido político, deciden dedicarse a la "consultoría". Pasan a desempeñar un papel de primer orden ofreciendo sus "habilidades", además de una considerable cantidad de dólares durante las llamadas revoluciones de colores en los países ex soviéticos. Movimientos de oposición como Kmara en Georgia y Pora en Ucrania entre 2003 y 2004, que ahora cuentan con el apoyo de los líderes de la ex Otpor, que en poco tiempo se convierte en Canvas.

La organización Canvas, sin embargo, aparece en el centro de atención de la crónica internacional durante la llamada "primavera árabe", donde los movimientos de protesta a través de redes sociales admiten que no sólo se inspiran en la experiencia del ex Otpor, sino también en recibir su consultoria. De las revoluciones de colores a la primavera árabe, para Otpor –Canvas el tránsito fue breve, pero significativamente siempre caminaron en la misma dirección – la que conduce hacia los intereses de EUA- OTAN en el escenario internacional.

Actualmente, el Canvas se declara una fundación educativa, en la que estaría "prohibido recibir fondos de gobiernos u otras fundaciones". En realidad - y esto nunca ha sido desmentido – el Canvas recibe con regularidad la financiación masiva de varias fuentes, como la Fundación Adenauer, el Open Society Institute de George Soros, la International Renaissance Foundation, el National Democratic Institute de Madeleine Albright y la ONG estadounidense Freedom House (cuyo presupuesto procede en un 80% del gobierno federal de los Estados Unidos), que también contrató a dos miembros de Otpor como consultores en los movimientos en Ucrania y Bielorusia.

Los nombres de los donantes nos llevan directamente a quién está detrás de los intentos, tanto en el pasado y el presente, para desestabilizar a Ucrania: la Unión Europea y los Estados Unidos, los mismos que han jugado un papel clave en el adiestramiento de los activistas serbios sobre los métodos de combate y desórdenes en la plaza. Un ex agente de la CIA Robert Helvey, era, de hecho, el encargado de ir a Budapest (Hungría) para adiestrar a los miembros del entonces Otpor. Todo esto, la financiación y la injerencia de la CIA, fue confirmado por una investigación después de la caída de Mubarak.

Unión Europea, los nazis Klitschko y Svoboda

Una vez evaluado el papel de Canva, que, evidentemente, se mueve a favor de todo lo que viene establecido por Washington, es interesante descubrir la conexión entre el heterogéneo ordenamiento de la llamada oposición pro-occidental y la Unión Europea, además de Estados Unidos, como se mencionó anteriormente.

En este sentido, la figura paradigmática es el ex campeón de boxeo Vitali Klitschko. El hombre fuerte en del partido de derecha Udar, capaz de obtener el apoyo de EE.UU. y Europa, el ex campeón indicado actualmente como líder de la oposición variopinta está respaldado por Victoria Nuland, ex representante de EE.UU. ante la OTAN, bajo Bush, que ahora asume el papel de secretario de Estado para asuntos europeos y euroasiáticos de la administración Obama. Nuland puede enorgullecerse de los fuertes vínculos con los círculos neoconservadores: su esposo es Robert Kagan, conocido halcón, cercano colaborador del ex vicepresidente Dick Cheney.

En cuanto a la parte europea, el diario alemán "Bild" informa que la canciller Angela Merkel, en consulta con el Partido Popular Europeo (conservador), han declarado abiertamente a Klitschko como candidato pro-europeo en las elecciones previstas para 2015. Desde hace tiempo la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) – partido de la canciller, junto con el PPE - ofrece apoyo económico y logístico a los miembros de Udar también proporciona adiestramiento político de los exponentes del partido de derechas ucraniano.

El eurodiputado conservador alemán en el Parlamento Europeo Elmr Brok, que estaba en Kiev, llegó al punto de pedir a los líderes de la oposición de Ucrania que estén dispuestos a morir para instaurar un nuevo camino pro-europeo.

Cerramos esta breve reseña sobre la oposición ucraniana, que en nuestras latitudes aún se define como "pro- democracia" - cuando en realidad es un conjunto de fuerzas conservadoras y fascistas - como Svoboda. Derivación directa de Partido Socialista Nacional Ucraniano (SNPU), tomó su nombre actual en 1998 después de la elección de su líder Oleh Tiahnybok al Parlamento de Ucrania. Recordemos el discurso aberrante en la tumba de un nazi de Ucrania, donde vociferó contra "la mafia judía de Moscú".

Ese partido chauvinista y nazi cuyos militantes fueron denominados por "New York Times" como los manifestantes más "temibles", autores de "las iniciativas más provocadoras, como la ocupación de los edificios y oficinas del gobierno", promueve el culto a Stepan Bandera, fundador de la Organización de Nacionalistas Ucranianos que en junio de 1941 unieron sus fuerzas con los nazis durante la invasión de la Unión Soviética. La autorización para la actividad de Svoboda se logró gracias al partido pro-alemán Batkivshina de la corrupta Julia Tymoshenko, actualmente en prisión por malversación de fondos y fraude, que en las últimas elecciones hizo una alianza con los nazis decididamente fructífera para estos últimos, que consiguieron 37 escaños. Mientras tanto, su influencia es cada vez mayor, gracias al papel prominente en las protestas violentas en curso.

Desinformación de los media y deslumbramiento de cierta izquierda

Para describir el papel mitificador de los medios de comunicación en estos acontecimientos, podemos recurrir a lo que expresó un alto dirigente comunista, Pietro Secchia, a través de su columna semanal "Rinascita" en 1950.

"No es de hoy – escribió Secchia - que la prensa es un poderoso instrumento que sirve a la clase dominante para mantener su dictadura. El gran capital domina no solo con los bancos, los monopolios, el poder financiero, los tribunales y la policía, sino también con medios casi ilimitados de su propaganda y la corrupción ideológica. Nunca, sin embargo, como en la actualidad, la inmoralidad de la prensa capitalista se manifiesta de forma tan vulgar y abyecta. Hubo un tiempo en el inicio de la Edad Moderna, hasta las revoluciones del siglo 18, en que, como escribió Lenin, la lucha por la libertad de prensa tuvo su grandeza porque era el santo y seña de la democracia progresista en la lucha contra las monarquías absolutas, el feudalismo y la Iglesia. Pero en la fase de decadencia del capitalismo la prensa conservadora y reaccionaria ha perdido todo sentido moral y todo pudor. El periodismo al servicio de los grupos imperialistas es una forma común de prostitución. El capitalismo en descomposición tiene que mentir continuamente. La realidad le acusa, por eso debe ser falsificada. La fábrica de mentiras se ha convertido en un arte, una técnica y una norma de vida".

Las palabras de Peter Secchia, que mantienen una relevancia extraordinaria, bastan por sí solas para describir el papel de los medios de comunicación, incluida de la llamada izquierda, que siguen manteniendo la imagen de periódico comunista.

Son el resultado de clara mala fe las locuras de una cierta izquierda que, sin ninguna duda, apoya las políticas imperialistas. Destaca sobre las demás el diputado Boccadutri, parlamentario del partido Socialismo y Libertad (SEL) que en twitter se refiere a "un pueblo de jóvenes que llenan las plazas para pedirel ingreso en la UE ". Mientras tanto, el vicepresidente del Parlamento Europeo, Gianni Pittella (Partido Demócrata), es el autor de un sincero llamamiento: "Que Europa escuche el grito de libertad y amor que viene de Kiev".

Cierto, amor por los dólares americanos y los euros alemanes, además de por el vulgar revanchismo de marca nazi.

Por Fabrizio Verde (de portal vermelho). Traducido desde Sermos Galiza por Vitor Acuña. www.marx21.it

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eB7K

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal