lahaine.org

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB6h

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

14/08/2022 :: Europa

Ucrania: Peligro en todos los frentes

x DonRF
No veo por qué las mismas personas que están intentando volar una central nuclear en su propio territorio van a resultar ser socios respetables ahora

Desde hace unos días, la situación alrededor de la central nuclear de Zaporiyia, en la localidad de Energodar, se ha convertido en uno de los principales temas del discurso ucraniano, recogido fielmente por la prensa occidental. Pese a encontrarse bajo control ruso desde marzo en la localidad de Energodar, en la margen izquierda del río Dniéper, Ucrania denuncia prácticamente a diario los “bombardeos rusos”. Rusia no solo estaría bombardeando una central nuclear, con el peligro que eso implica, que está además bajo su control (con soldados rusos dentro y alrededor de la planta), sino que lo estaría haciendo sin ningún sentido. No hay nada que Rusia pueda ganar de la destrucción de la central nuclear más grande de Europa.

Sin embargo, con las falsas alegaciones de bombardeos rusos, Ucrania logra un elemento más de presión para exigir la retirada rusa de la zona (al menos la desmilitarización de la zona a base de hacer la situación insostenible) y la entrega voluntaria de ese territorio a Kiev, lo que supondría conseguir una cabeza de puente en esa orilla del río desde la que avanzar sobre el territorio capturado por Moscú desde el inicio de su intervención en febrero.

Teniendo en cuenta la dificultad que para ambos bandos han supuesto los ríos en esta guerra -cruzar el Dniéper sería mucho más difícil que atravesar el Seversky Donets-, Ucrania pretende conseguir así, por medio de bombardeos y presión diplomática, un fácil acceso desde Nikopol a Energodar. Todo ello forma parte de la misma táctica de tensionar todo el frente en busca de contener cualquier avance ruso y tratar de causar el mayor nivel de pérdidas posibles en las tropas rusas (para compensar las colosales pérdidas humanas y de equipo ucranianas).

Kiev es consciente de que la frontera aparentemente natural del río Dniéper, donde se encuentra una de las partes calientes del frente, solo puede ser algo seguro en caso de un acuerdo de paz, algo ahora mismo altamente improbable. Eso garantiza, ante todo, más peligro.

Se escribe menos sobre el sur que sobre Donbass y normalmente son solo generalidades. A excepción de Energodar. Ha sido bombardeado otra vez, una vez más en la planta nuclear, concretamente en el repositorio de procesamiento de combustible nuclear. Pero esto ocurre todos los días y ya se ha convertido en una especie de rutina, si es que podemos considerar así el bombardeo de una central nuclear desde las ciudades de Nikopol y Marganets y el fuego de respuesta intentando suprimir esos bombardeos en pleno centro de Europa. Antes o después, el semi terrorismo nuclear de Kiev puede convertirse en un ataque terrorista de verdad, es casi inevitable, como lo sería también la creación de un posible desierto en el centro de esa misma Europa.

Pero me refiero a la situación en general. Es tal que no habrá seguridad sin capturar Zaporozhie, cruzar el Dniéper y controlar la margen derecha. Habrá duelos de artillería a través del río, seguirá habiendo bombardeos de Energodar y Novaya Kajovka y no dejará de haber decisiones extrañas.

Balitsky (jefe de la administración civil y militar en los territorios del sur controlados por Rusia) apuntó que la celebración del referéndum [de incorporación a Rusia] dependerá de muchos factores”. Porque el principal factor es la seguridad, que ni existe ni va a existir mientras Zaporiyia, con todos sus recursos, no sea capturada. En una palabra, no habrá pasos hacia la paz mientras no se solucione el problema en el frente.

De forma similar, en Jerson solo se puede acabar con el terror capturando Nikolaev. Lo mismo ocurre en Donetsk, que solo puede ser salvada con la liberación de toda la RPD. Al final, resulta que Pushilin (jefe de estado de la República Popular de Donets) tenía razón: “La fecha del referéndum de acceso de la RPD a Rusia se anunciará tras la completa liberación de la República”.

Es difícil votar teniendo que saltar por encimar de pétalos [minas antipersona] y entre una nuble de amoniaco [el miércoles por la noche, Ucrania bombardeó la cervecera de Donetsk, liberando un humo tóxico que causó muchos nervios entre la población-Ed] y bajo el zumbido de los proyectiles. En resumen, todos los problemas del conflicto tienen una causa común: las tareas militares sin resolver, todas ellas relacionadas.

No se puede especular ahora sobre si hay suficientes comandos para tomar Járkov, Zaporozhie, Nikolaev y liberar la RPD. La respuesta es predecible: incluso aunque cada persona de la RPD sea movilizada y armada, es improbable que ayude. Está también la aclaración de que algunos ciudadanos de la Federación Rusa tienen permitido participar, pero otros no, así que esos son los recursos. En la Federación Rusa existen, pero no están disponibles.

Ese es el dilema, aunque no hay ninguna opción especial ni va a haberla. No veo por qué las mismas personas que están intentando volar una central nuclear en su territorio van a resultar ser socios respetables ahora, así que firmar algo con ellos [toda opción actualmente se asemejaría peligrosamente a un Minsk-3] es casi obsceno. ¿Tendría sentido? Tendría sentido para ellos. Como solían decir los antiguos (en Inglaterra), no se puede bombardear propiedad privada.

DonRF / slavyangrad.es

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB6h

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal