lahaine.org

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB8x

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

14/09/2022 :: Europa, Asia, EE.UU.

Una nota a pie de página

x Bouthaina Shaaban
Ante el invierno de inflación y energía cara que se aproxima, EEUU y la UE no paran de darle bombo a los supuestos avances de Ucrania, para evitar las protestas

El profesor John Mearsheimer dijo que la guerra en Ucrania será una nota a pie de página en los libros de historia que se escriban sobre los cambios mundiales que esta guerra ha desencadenado. Esta observación puede ser la mejor explicación del enorme ruido que han hecho los países de la OTAN para dotar a Ucrania de armamento más sofisticado y de miles de millones de dólares con el fin de evitar una victoria rusa. También explica la gran campaña mediática llevada a cabo por Occidente sobre el supuesto avance realizado por el ejército ucraniano contra los rusos en la zona de Kharkov. La conferencia de prensa del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y del secretario de Estado de EEUU, Antony J. Blinken, debe verse y entenderse a la luz de la grave crisis económica que azota a Europa. Borrell, el sumiso representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, no se quedó atrás.

A pesar del puño de hierro impuesto a los medios de comunicación occidentales, es un secreto a voces hoy en día que las sanciones impuestas por Occidente contra Rusia se han vuelto contra el propio Occidente, y ha quedado claro que los pueblos occidentales son los que sufren a causa de estas sanciones, y no el pueblo ruso como los gobiernos occidentales planeaban. Además, el acercamiento oriental entre China y Rusia está dando pasos rápidos hacia una alianza, y la organización de Shanghai está atrayendo a más estados miembros, lo que en poco tiempo, se convertirá en una de las alianzas mundiales más importantes que los países de la OTAN no quieren ver en absoluto. Tanto China como Rusia han anunciado que sus futuros tratos y comercio van a ser en yuanes y rublos, lo que empezará a debilitar al dólar y a sacudir su estatus mundial. 

Durante la semana y en contra de las expectativas de los medios de comunicación occidentales, el presidente chino, Xi Jinping, anunció que va a Kazajstán para una reunión de la organización de Shanghai con el objetivo de reunirse con el presidente Putin. Cada vez que estos dos líderes se reúnen, añaden otro ladrillo a la base fortificada de su alianza cuyo gran objetivo anunciado es cambiar el sistema mundial en un sistema multipolar y deshacerse de la hegemonía occidental.

Por supuesto, los expertos y planificadores occidentales saben todo esto y lo temen, pero en lugar de mencionarlo o tratar de abordarlo en el mundo real, estos saltaron al ámbito que mejor conocen; es decir, el militar, afirmando a sus audiencias que "las fuerzas ucranianas han sido capaces de detener la ofensiva de Moscú en el Donbass contraatacando tras las líneas rusas y retomando el territorio". Sobre esta narrativa, construyeron el argumento de que los países de la OTAN deberían enviar más apoyo a Ucrania, con más miles de millones de dólares y con las armas más sofisticadas. Su imaginación se liberó para imaginar que este es un momento muy importante para el pueblo y el ejército ucranianos, y que deberíamos apoyarlos para evitar una victoria rusa en Ucrania, según sus ilusiones.

En primer lugar, no cabe duda de que la conferencia de prensa y toda la fiebre mediática que se produjo tras ella saludando los presuntos progresos realizados por las fuerzas ucranianas contra las fuerzas rusas tenía como objetivo cambiar el foco de atención de los occidentales de las horribles consecuencias de la guerra en Ucrania en su vida cotidiana y evitar que las masas salieran a la calle para oponerse a estas políticas, que resultaron ser desastrosas para la mayoría de ellos.

En segundo lugar, los países de la OTAN tienen un historial de apoyo a guerras que no tienen nada que ver con su geografía o su historia. Ahora afirman que tienen que enviar cientos de miles de soldados para proteger las fronteras orientales de la OTAN. ¿Y qué pasa con Afganistán, Iraq y Siria? ¿También son países fronterizos con la OTAN o amenazan su poder? ¿Y qué pasa ahora con Taiwán; está también en las fronteras de la OTAN?

La historia de estos países demuestra sin lugar a dudas que la industria militar es unos de los núcleos de su supervivencia y continuidad, y por eso no pueden sobrevivir y mantener su hegemonía sobre el mundo sin que esta industria esté bien y prospere, sabiendo que sólo puede alimentarse de las guerras.

Por esas razones y muchas otras que no se han enumerado aquí, tenemos que tomar las posturas hollywoodienses del Secretario General de la OTAN, del Secretario de Estado estadounidense y de Borrell con pinzas. Su principal objetivo era desviar la atención del enorme desastre que han creado para su pueblo mediante esta aventura mal calculada y mal concebida.

Habría sido mucho más sabio e históricamente correcto revisar sus decisiones y decidir si debían continuar en este inútil empeño o reconocer las nuevas realidades sobre el terreno nacidas del ascenso de Oriente y su determinación, apoyada por la mayoría de los pueblos de la Tierra, de poner fin a la hegemonía occidental y volver a trazar el mundo sobre la base de la igualdad de integridad y el respeto mutuo. Esto puede llevar un poco más de tiempo de lo que la mayoría de la gente desea, pero el tren ha salido de la estación y sin duda llegará a su destino. Lo demás son detalles insignificantes que nadie mencionará en el futuro.

Al Mayadeen

compartir

            

Dirección corta: https://lahaine.org/gB8x

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal