lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bX2W

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

27/04/2019 :: Mundo, Argentina, Chile

Una visión contraria al reformismo educativo de mercado

x Dario Balvidares
La ciencia, la tecnología y el conocimiento serán públicos puestos en el escenario común, el de todos, o sólo serán mera mercancía

No paran. El fundamentalismo de mercado pudre todo lo que toca o lo privatiza o lo pudre para privatizarlo, incluso bajo la mirada de los llamados progresismos. Porque el avance sobre la escuela pública y la denigración de los docentes no es de ahora, ni de hace tres o cuatro años, los discursos sobre que los docentes “no están capacitados”, que la escuela secundaria “no sirve más”, sobre la importancia de las “pruebas estandarizadas” y todo lo que acarrean esos “disparadores” para bajar salarios y disciplinar el pensamiento, poner en contra a la población, tampoco es nuevo, llevan por lo menos 30 años si tomamos el desembarco colonial de la llamada reforma educativa.

Reformas sobre reformas, experimentos sobre experimentos sin bases argumentales, más que sustentos instrumentales y economicistas permiten que todavía hoy los fundamentalistas de mercado continúen con sus propuestas de llegar a la privatización definitiva del sistema público de educación, puesto estratégicamente en crisis por los reformadores que saben de la billonaria valuación de este nuevo mercado a nivel mundial y del adiestramiento ideológico que suponen los contenidos/no contenidos del “aprender a aprender”, o lo que es lo mismo, “aprender a no ser”.

El proceso de viralidad parasitaria es un proceso creciente y pendular de endo-privatización y exo-privatización. Durante los ’90 del siglo pasado hubo una explosión del negocio privado de la educación, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires con el consecuente crecimiento de la subvención a las escuelas privadas. Poner una escuela era un “negocio redondo”, si bien a eso le sumamos que por aquellos años, el entonces ministro de economía, Domingo Cavallo (estatizador de la deuda privada) le retiró los aportes patronales a los dueños de las escuelas privadas y esa medida existe hasta hoy, pues entonces el negocio se torna más suculento.

Pero… parece que con este gobierno [Macri] la cosa no funciona tan bien, porque la caída del poder adquisitivo, el aumento de la inflación (4.7 en marzo según el INDEC) y el desmesurado aumento de las cuotas que respondieron a la inflación (o al revés) en el rubro educación que arrojó 17.9 % (INDEC), provocaron un éxodo de matrícula que va virando hacia la escuela pública.

Y como el negocio educativo de los privatizadores compulsivos decae (producto de sus propias políticas), reaparecen voces de tecnócratas de la economía, como Jorge Colina1, que manifiestan que: “La idea de que las escuelas del Estado son garantía de inclusión social es un eslogan que sólo se sostiene por conservadurismo ideológico”, para continuar (…): “Sería más equitativo y eficiente darles a las familias más humildes la posibilidad de elegir también una escuela de gestión privada con financiamiento y control del Estado”2. Luego se refiere al remanido argumento (colonial) de las pruebas PISA y también, cómo habría que rediseñar el esquema de financiamiento de la educación.

Experimento Chile, según Colina

La reforma chilena vuelve al tapete, la reforma del dictador Pinochet, que fue la realizada por los famosos Chicago Boys, la privatización de la escuela pública. Uno de los países donde la educación se encuentra entre la más privatizada de Latinoamérica y del mundo.

Dice en su nota, Colina: “Mientras que en Argentina casi el 80% de la inversión en educación es destinada a las escuelas estatales, en Chile los recursos educativos van casi en partes iguales al financiamiento de escuelas estatales y privadas…” y más adelante habla de los vouchers, que son bonos que se entregan a las “familias menos pudientes para que elijan el colegio privado de sus hijos y con ese bono paguen la cuota…

Lo que no dice Colina es que todos pagan sean estatales o privados y que además del voucher también las escuelas reciben la subvención. Y, por supuesto en Chile, además de endeudar a las familias, los pobres siguen siendo pobres, igual que en Argentina. Aunque aquí, sin haber entregado por completo el sistema público, que es lo más codiciado de los reformistas y sus fundaciones parasitarias, y a pesar de que tenemos un gobierno privatizado que hizo crecer el espacio de la exo-privatización de la educación.

Pero veamos este otro título, “La educación Chilena no es un modelo a seguir3”. Una entrevista al pedagogo Mario Aguilar, quien además preside el Colegio de Profesores de Chile. El pedagogo dice: “… De hecho en Chile se ha montado una verdadera industria educativa, como un negocio que debe dar rentabilidad al inversionista. (…) El neoliberalismo ha hecho mucho daño instalando esta noción de una educación estandarizada, conductista con evaluaciones cuantitativas donde se supone que calidad de educación es igual al resultado de las pruebas…

Creo que esta breve cita resume la contracara de lo que implica la batalla cultural contra los reformadores/privatizadores.

Experimento Finlandia

Ningún modelo privatizador puede ser un modelo a seguir, tal vez por eso es probable que los reformadores ya no se referencien en el modelo finlandés. Seguramente ya no conviene hablar de un modelo que desterró la educación privada, que decidió como sociedad que no podía haber otro modelo que además incidiera en la igualdad social y que tomó la educación como un derecho y no como un “bien” transable.

La política en materia educativa puesta en operación por Finlandia en la década de los 70 del siglo pasado no tuvo como objetivo último puntuar alto en las evaluaciones internacionales para acceder a los créditos de instituciones internacionales o asegurar inversiones extranjeras. La finalidad de esta política pública fue disminuir las desigualdades entre sus habitantes. Finlandia es hoy una de las sociedades con las menores brechas de desigualdades entre sus ciudadanos.

El secreto del éxito de esta política para disminuir las brechas entre los que más y lo que menos tienen fue —sí— instituir la educación pública y gratuita, asegurando el acceso a la educación a todos, pero también (…) suprimir la educación privada. … la política pública que decidía abolir la educación privada e instituir un sistema integral que acoge a los alumnos de todos los estratos socioeconómicos, tanto en primaria como en secundaria…”4

La Batalla Cultural

Es hora de mirarnos a nosotros, definitivamente Chile fue presa de la “industria” educativa y nosotros estamos en ese camino, con la artillería pesada de fundaciones corporativas, maquinarias mediáticas disparando diagnósticos críticos para apoderarse de todo el sistema.

La lucha sobre lo público es lo que nos permitirá pensar un presente y un futuro caminando hacia la igualdad socioeconómica, y hacia nuevas formas institucionales que no sean solo pantomimas de democracia, ni pretorianos custodios de minorías que traman nuestro destino.

La batalla por lo público es la batalla por la educación, por la salud y por el territorio. Pero sobre todo por el pensamiento de carácter social. La ciencia, la tecnología y el conocimiento serán públicos puestos en el escenario común, el de todos, o sólo serán mera mercancía.

La batalla por la escuela pública es la batalla contra el analfabetismo reformista.

----

Notas:

1 Presidente del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), que tiene entre sus relaciones al BID y a la Fundación (estadounidense) Tinker, que otorga becas y subsidios a proyectos que se desarrollan en Latinoamérica pero pensados por esas fundaciones de filiación neoliberal. Dice el la propia pag. Web: La última actividad del Instituto fue la realización del Tercer Seminario Técnico Regional sobre economía laboral en asociación con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el financiamiento de la Fundación Tinker de EEUU, bajo el título “Construyendo Consensos en Torno al Mercado de Trabajo en América Latina y el Caribe” http://idesa.org/antecedentes y entre sus antecedentes está que este Instituto es una derivación de la Fundación Novum Milleniun que fuera de Domingo Cavallo.

2 https://fortuna.perfil.com/2019-04-22-203567-una-vision-contraria-a-la-educacion-publica/

3 https://www.lacapital.com.ar/educacion/la-educacion-chilena-no-es-modelo-seguir-n1632436.html

4 https://www.eleconomista.com.mx/politica/Finlandia-suprimio-la-educacion-privada-y-con-ello-disminuyo-las-desigualdades-20180827-0060.html

CALPU

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bX2W

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal