lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP6r

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

14/11/2019 :: Estado español

Carta abierta para el compañero Carlo Frabetti

x Paco Azanza Telletxiki
Me alegro mucho de que te sientas tan animado, estimado Carlo. Con una sonrisa en el rostro se afronta mejor cualquier dificultad

Estimado Carlo, sé que Ernesto Che Guevara decía "no es grande quien triunfa, sino quien jamás se desalienta". Pero confieso que, dado el nefasto panorama que nos envuelve, para mi es una de las máximas del Guerrillero Heroico que más me cuesta seguir. No es que me considere una persona débil a nivel emocional, es que, insisto, lo que sucede a mi alrededor no me incita a sacar los cohetes que tengo guardados para festejar la victoria; artefactos, por lo demás, que llevan tanto tiempo esperando ser utilizados que, seguro, ya están caducados.

Por eso me sorprende la euforia que aprecio en tus palabras; será que, aun en tiempos adversos, tú sí eres capaz de no desalentarte. Si es así, me alegro por ti, ya que el desaliento no arregla nada, más bien todo lo contrario: complica las cosas.

De tu artículo "La resistible ascensión de la ultraderecha" (https://lahaine.org/fP6d) estoy de acuerdo en el primer párrafo, aunque, si bien es cierto, le añadiría un matiz: de 147 a 150 escaños no es un ascenso espectacular, pero después de tantos años viendo lo que hemos visto considero que tampoco son tan pocos; todo lo que no sea resta para los castradores de nuestros sueños me parece poco menos que una derrota para nosotros y, aunque pírrica, una victoria para ellos.

Si sumamos sus votos, entre PP, Vox y Ciudadanos da el resultado de 10.297.472. Teniendo en cuenta las políticas que estos tres partidos defienden, está claro que muchísima gente perteneciente a la clase obrera (en sus diferentes capas sociales, que esto también hay que subrayar) estaría votando en contra de sí misma. Y es que no creo que existan en el Estado español tantos oligarcas.

Pero es que si a los votos de los tres mencionados partidos le sumamos los obtenidos por el PSOE, que también es un partido de derechas y trabaja para el gran capital, estaríamos hablando de 17.050.455 millones de personas las que votan en contra de sí mismas. Eso, por supuesto sin contar a otros partidos "menores", también de derechas, como el PNV y un largo etc. El panorama, sin duda, es desolador. Creo que no admite otro estado de ánimo. Luego, por supuesto, está la capacidad de cada uno o de cada una para sobrellevarlo.

Pero lo que realmente me ha llamado la atención es lo que escribiste a continuación. Consideras esperanzador "el fortalecimiento del independentismo de izquierdas, tanto del catalán como del vasco". Y es que tampoco veo ese fortalecimiento por ninguna parte.

Supongo que dentro de la izquierda catalana estarás incluyendo a ERC. Si es así creo que te contradices, pues en un anterior artículo que publicaste hace muy poco tiempo sobre Gabriel Rufián (Negar la mayor), un texto con el que estoy completamente de acuerdo, cuestionas que Rufián (que no es precisamente en ERC quien lleva al jefe el café a la oficina) sea un individuo de izquierdas.

Esto es lo que dices: "...nos está diciendo, con total desprecio de las siglas que ostenta, que es muy poco de izquierdas, muy poco republicano y muy poco catalanista. Porque decir que "España es una gran democracia con lagunas" es como decir que el Sáhara es un gran vergel con zonas arenosas".

Y más adelante apuntas, ya para finalizar tu escrito: "Diríase que el portavoz de ERC (y con él su partido en la medida en que no lo desautoriza) quiere darle a España la imagen de un independentismo bueno, o menos malo, para apalancarse en el Congreso; pero, con la que está cayendo, no son tiempos para nadar y guardar la ropa, y los CDR lo tenían claro cuando lo expulsaron de su manifestación, en Barcelona, al grito de botifler. Porque para decir que España es una gran democracia hay que ser un necio o un rufián. Con minúscula".

ERC ha votado en el Parlament en contra de medidas progresistas presentadas por la CUP en no pocas ocasiones (entre el minuto 36 y el 39,45 de este audio se pueden escuchar algunas palabras de Vidal Aragonés -CUP- a ese respecto). La conocida ley Aragonés (la de Pere, el vicepresident de la Generalitat) tampoco creo que debería ser asumida por un partido que se jacta de ser de izquierdas; mucho menos ser el promotor de la misma como lo es ERC.

De JxCat ¿qué decir? Seguro que estamos de acuerdo en que de izquierdas no tiene nada. Y estos dos partidos son los mayoritarios dentro del independentismo catalán (me refiero a los que han participados en las elecciones).

Luego está la ya mencionada CUP, una formación que afortunadamente asume de manera creíble y sin complejos su anticapitalismo y el socialismo por bandera, además de otras cosas. Pero resulta que esta candidatura lamentablemente sólo sacó 244.754 votos sobre un censo electoral de más de cinco millones de personas. Hay quien dice que fue un buen resultado, pero quien aspira a una república socialista en Catalunya no creo que tenga motivo de euforia. Incluso Vox sacó casi los mismos votos en Catalunya: 243.026, que ya tiene narices la cosa.

De las tres formaciones supuestamente independentistas con representación en el Parlament, se puede decir que una sola (la CUP) apuesta hoy en día sin ambages por la independencia. ERC hace rato que lo que busca es quitarle a JxCat la tajada más grande en la gestión de la sucursal del Estado en Catalunya, es decir, apuesta por gestionar el autonomismo, y además incluso a la baja. JxCat, por su parte, hace exactamente lo mismo. La lucha entre ambos es encarnizada, para desgracia del movimiento que lucha por conseguir la república catalana.

Sin embargo, aún siendo conocedores de esto que acabo de exponer, la mayoría de los y las independentista que hay en Catalunya eligen una y otra vez las opciones de ERC y JxCat cada vez que hay elecciones; a la CUP solo le conceden las migajas. De un pan de 1.642.063 votos (los obtenidos entre las tres formaciones), ERC se ha comido 869.934; JxCat 527.375; la CUP, como ya he señalado, 244.754.

A mi, personalmente, estos datos sumados a los votos obtenidos por las otras formaciones llamadas constitucionalistas, lo que me sugiere es que la sociedad catalana (al margen de independentista o no independentista) es de mente mayoritariamente burguesa.

La persona que es burguesa de hecho, lógicamente está defendiendo la clase a la que pertenece. Lo preocupante del caso es que entre la clase obrera es evidente que hay demasiada alma burguesa, es decir, su posición en la sociedad no le permite ser burgués, pero sueña con serlo y, a la hora de votar actúa en consecuencia.

Que tanta gente perteneciente a la clase obrera juegue tanto a la lotería, y a otros juegos de azar, es un claro ejemplo de que aborrece la clase a la que pertenece y sueña con hacerse rico o rica, además, para rizar el rizo, con la ley del mínimo esfuerzo. Con una mentalidad tan egoísta e individualista difícilmente se puede estar pensando en luchar por una sociedad socialista. Esto último que señalo puede parecer una tontería, pero creo que es harto significativo.

Estas personas, sin duda (las pertenecientes a la clase obrera con alma burguesa) son los más "peligrosas", las que ofrecen mayor resistencia, con su nefasta actitud, a los procesos emancipadores en cualquier lugar del mundo, a pesar de que, culminado el proceso, también ellas saldrían bastante beneficiadas.

En Euskal Herria, con sus matices, pasa más de lo mismo. En esta nación (realmente me refiero a la CAV y a Nafarroa, la parte de Euskal Herria secuestrada y sometida por el Estado español), el PNV, de derechas y no independentista, voto arriba voto abajo, siempre gana.

Cuando hablas del fortalecimiento del independentismo de izquierdas en Euskal Herria supongo que te refieres a EH Bildu, que sí ha subido en unos 17.000 votos, pero que, por el contrario, ha bajado en sus pretensiones históricas que, sin duda, es más significativo que un puñado de votos, sumen estos o resten según los momentos y los casos.

De un censo electoral de unas 2.300.000 personas, aproximadamente entre la CAV y Nafarroa, EH Bildu obtuvo 276.519 votos. Como puedes observar, esa cantidad suelta suena bastante elevada, pero si se compara con el censo electoral no creo que sea motivo de gran alegría, máxime cuando se supone que dicha fuerza política estaba llamada a liderar la transformación social y radical de Euskal Herria, lo que parece ser que, aunque no lo digan, ya lo han descartado.

Además, tanto en la CAV como en Nafarroa, esos partidos tan de derechas como lo son el PSE y el PSN (las dos sucursales del PSOE en ambos territorios) obtuvieron más votos que EH Bildu. Con esos resultados, esta última formación ya no sería la segunda fuerza en la CAV sino la tercera, por detrás del PNV y el PSE. No obstante, en honor a la verdad, se debe decir que los resultados de las elecciones generales no suelen ser iguales a las de las autonómicas, y es muy probable que la segunda posición pueda ser recuperada por EH Bildu.

Por otra parte, cabe recordar que, años atrás, la formación catalana aliada de la Izquierda Abertzale era la CUP, ahora lo es ERC. Este dato no es gratuito, dice bastante más de lo que parece.

En EH Bildu está integrada la llamada Izquierda Abertzale, representada por Sortu. Pero en dicha coalición existen no pocas personas que de izquierdas tienen más poco que mucho; sus pasados recientes los conocemos más que de sobra. Sus presentes tampoco son para morirse de alegría.

Incluso Sortu, que se supone es la parte más tirada a la izquierda, esta dando fehacientes muestras de haberse abrazado a la socialdemocracia. Esto no es una suposición, sino una constatación que se acentúa con el paso de los años. Ejemplos existen por doquier, pero sólo me detendré en uno: el PSOE, para ellos y ellas, hoy es un partido de izquierdas. Lo que ya es mucho decir, si recordamos el trato tan siniestro que los "socialistas" le han dado durante los últimos cuarenta años a la Izquierda Abertzale.

Resumiendo y para acabar. Me alegro mucho de que te sientas tan animado, estimado Carlo. Con una sonrisa en el rostro se afronta mejor cualquier dificultad. Pero, sinceramente, por más que miro no veo por ningún lado el motivo para la euforia. ¡Y no sabes bien cuánto me gustaría!

Si llegas a leer estas líneas espero que no te molesten ni te aburran demasiado, pues para nada es ese el propósito de las mismas. En cualquier caso, recibe con ellas también salud(os) y un abrazo.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP6r

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal