lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fQ0P

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

18/12/2019 :: Pensamiento

Cuando la incoherencía ideólogixa se abre camino al andar

x Aday Quesada
Acerca de la pérdida de la identidad política a través del "pensamiento paradójico"

José A. Gómez es un periodista, director de contenidos del digital Diario 16. Es de Cáceres y se confiesa socialista. Es, asimismo, autor de varios libros. Del contenido de sus artículos uno podría deducir que en algún momento formó parte de aquella corriente demoscópica que desplazó sus votos desde el desencanto que les provocaba el PSOE, hacia la tan ilusionada como equivoca explosión podemita.

 En un artículo que publicaba hace unos días, Gómez confesaba su profundo desencanto por las "renuncias" sociales y económicas anunciadas por los líderes de la potencial coalición "progre" en ciernes, entre PSOE y Podemos.

  Gómez expresaba su frustración con la eventual coalición "progre" de la siguiente manera:

 "El hecho de que Pablo Iglesias haya aceptado aplicar una continuidad en las políticas económicas es una derrota para el pueblo que tanto esperaba de Podemos.

 La domesticación de los morados no es más que una nueva victoria de las castas sobre la ciudadanía, porque todos los votantes de izquierda de este país están esperando que se aplique una política fiscal justa en base al nivel de renta sin ningún tipo de prebenda ni exención que haga, como ocurre hasta ahora, que las grandes empresas y las grandes fortunas apenas paguen impuestos en España. Retirar esas exenciones era lo menos esperable para todos los hombres y mujeres de este país que han sufrido las consecuencias de una crisis terrible mientras veían cómo esas élites aumentaban sus patrimonios o sus beneficios.

 La domesticación de Podemos no es más que una nueva deslealtad hacia los votantes en base a eso que se ha dado en llamar «razón de Estado» que no es otra cosa que la coartada para que las clases dominantes sigan sometiendo a las clases medias trabajadoras de este país".

 La verdad es que el hombre tenía toda la razón del mundo en sus quejas… Y eso que por lo expresaba apenas parecía esperar de sus progenitores políticos unas reformillas de nada. Unos reajustes fiscales por aquí. Unos recortes de prebendas por allá. En fin, cosillas de pecata minuta.

  Pero Gómez continuaba describiendo de esta forma sus justificadas amarguras :

 "El continuismo económico es una de esas victorias que pueden tener como consecuencia el gran fracaso de un gobierno de coalición que aún no ha sido investido. Mal comienzo si lo que se pretendía era poner los poderes del Estado al servicio de la ciudadanía y, sobre todo, que las élites económicas, empresariales y financieras devuelvan al pueblo una parte de los grandes beneficios que han obtenido con la crisis y que son la causa del crecimiento de los índices de desigualdad y pobreza. No se trata de que las nuevas reformas se planteen como un método de confiscación, como se está alentando desde los organismos gubernamentales que deberían supervisar lo que hacen esas élites, sino de que que esas clases dominantes aporten lo que les corresponde de la misma manera en que lo hacen las clases medias trabajadoras".

  Gómez, en su lamento, ponía de manifiesto que se trata de una persona honesta, aunque no se atreva a pedirle peras al olmo. Sin embargo, después de los anteriores párrafos de rechazo contundente a la venta de Podemos por un miserable plato de lentejas, este sesudo opinador y comentarista político, cifrando todavía sus esperanzas en las intenciones reformadoras de Pablo Iglesias no dudó en poner de manifiesto su convicción de que a las grandes fortunas le siguen temblando las rodillas ante la posibilidad de que Pablo Iglesias pueda ocupar la vicepresidencia del futuro gobierno.

 A nuestro modo de ver, la abracadabrante contradicción en la que incurre el periodista de Diario 16, no es más que el expresivo resultado de lo que hoy podríamos denominar como el "pensamiento paradójico". O sea, aquel conjunto de ideas, convicciones y presunciones absolutamente contradictorias e infundadas que, sin embargo, coexisten armónicamente entre ellas llegando, incluso, a formar una suerte de "totum revolutum" ideológico que terminan materializándose finalmente en forma de "opinión", de libro, de tesis doctoral o, como es en este caso, artículo de opinión .

  Gómez, resumió al final del artículo, en qué consistía su discordante "pensamiento paradójico" de esta forma:

 Por otro lado, tenemos a la banca y a las grandes fortunas. En relación a los primeros, desde diferentes foros ya se empezó a implementar el miedo en los mercados al afirmar que la presencia de Podemos en el Gobierno de España supondría una reducción de un 33% de sus beneficios ".

 "Las propuestas del partido de Pablo Iglesiapara que el poder financiero no abuse de la ciudadanía a través de cláusulas, índices o de operaciones de rescate encubierto, ha provocado pánico entre la banca. Por esta razón, el poder financiero ha lanzado toda su capacidad de influencia social, política y mediática para torpedear la formación de un gobierno progresista".

Pero, vamos a ver, señor José A. Gómez. ¿No quedamos en que los "morados" de Podemos habían sido definitivamente domesticados por el poder económico? ¿No escribió usted mismo que el hecho de que Pablo Iglesias aceptara aplicar la continuidad en las políticas económicas del gobierno del PP era una derrota para el pueblo, que tanto había esperado de Podemos? ¿Qué cosa es la que le empuja a Gómez a perseverar en la creencia de que Iglesias puede ser todavia una rayito de esperanza que podrá atenuar sus atribuladas frustraciones?

 En los aciagos dias en que vivimos, razonamientos como los del periodista Gómez abundan como las setas en invierno. La ingenuidad y la falta de coherencia conceptual no son patrimonio de aquellos que no tuvieron la oportunidad de poder acceder a la cultura política, sino que afecta también de manera intensa e incomprensible a otros que aspiran desde sus tribunas a "crear opinión", a tertuliar, a impartir clases magistrales y conferencias o, incluso, a tratar de llegar a convertirse en lúcidos referentes ideológicos .

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fQ0P

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal