lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fU2x

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

25/09/2020 :: Estado español

El Muro (1975)

x Maité Campillo
Entre 1965 y 1975 se decretó en el Estado español 'El Gran Muro' (de la vergüenza). Seis sanguinarios estados de excepción y más de medio centenar de personas asesinadas

 -Vamos. Serán ocho. Les gritarán: ¡Apunten! Y veré los ocho fusiles asestados contra mí. Pienso que querré meterme en el muro. Empujaré el muro con la espalda, con todas mis fuerzas, y el muro resistirá como en las pesadillas. Todo esto puedo imaginármelo ¡Ah! ¡Si supieras cómo puedo imaginármelo!

El Muro (a forma de intro), 1939, libro de cuentos y relatos de Jean Paul Sartre

El autor de La nausea, describe en el primer relato llamado 'El Muro' a un joven anarquista que es apresado por fascistas (los pensamientos en una noche de vigilia antes de ser fusilado al alba según el comandante). Pero hay otros muros, muchos más muros reales e imaginarios a lo largo de la historia. Está El Muro de Pink Floyd:

No necesitamos la educación
no necesitamos un control mental
ni sarcasmo oscuro en el salón de clase.
Maestro deja a los chicos en paz.
Oye maestro, déjanos a los chicos en paz.
Al fin y al cabo es sólo un ladrillo en el muro,
al fin y al cabo es sólo un ladrillo en el muro.

Nos encontramos con la genial visión de otro muro, el de la película del escritor, actor, director, y gran revolucionario turco Yilmaz Guney, perseguido y encarcelado. Película que trata de las condiciones infrahumanas en las cárceles de niños en Turquía (si, en Turquía hay cárceles de niños, en Israel para niños palestinos). Historia dura como la realidad sobre la que el propio director declara: “Para mí el cine es arte y lucha; es un arma para pelear contra la oscuridad, contra la represión y contra los múltiples muros que rodean al hombre y a los pueblos”. Tras Yol, premiada en el Festival de Cannes, Yilmaz Guney realizó El Muro, en la que el director se reafirma: “Es un grito contra las condiciones de vida del pueblo bajo la dictadura militar. Pero, no es sólo eso, sino también un filme que cuenta la vida de los niños en las prisiones turcas. Mantengo el planteamiento estético de películas anteriores, pero la propia historia de El Muro, me ha hecho adoptar una forma algo distinta, porque esa historia es dura y violenta. La trama estética es también más dura, más cerrada; para mucha gente esta violencia que se cuenta es casi insoportable". Cuando el público ve una obra de arte, añadió: “quiere sacarle gusto, y por eso en El Muro existe también lirismo, pero es un lirismo diferente que proviene del dolor y de las dificultades de vida que se narran”.

(Dibujo que recorrió el mundo, hecho en la dramática clandestinidad tras los fusilamientos por el gran compañero dibujante de cómics` Florencio Clavé).

Antes de...

Desfilan sus cicatrices como la piel del tiempo y su huella. Camino sobre las laderas de los montes y entre peñascos observo el ganado al paso ronroneando su descanso, cuando ya la tarde difumina sus huellas en busca de su futuro infinito como un espectro en distribución magnética. Desfilan ante mi mitos que fueron parte de nuestras vidas. Entre sus plantas fornidas y seguras el viento en lucha venciendo las horas de aislamiento, entre la naturaleza abrupta marca sus rasgos, son destellos que confluyen entre nosotros como un pasado irrevocable sobre una geografía preñada de historia. Es hambre de amor que no apaga el sueño y provoca mi habilidad entre cordilleras, sobre las que se enreda mi pelo acaracolado, como queriéndose entrelazarse surge la danza del viento. Observo la huella guerrillera en coordenadas entrelazadas de otros tiempos, forman a su vez parte del nuestro, entre el tintineo que ladea la cresta de la montaña más allá de las altas torres donde las fortalezas dividieron su clan frente al pueblo plebeyo. Canto que rueda. Ojos fosilizados a avivar mi olfato guerrillero templando fuerza, vista, oído y victoria. Leales compañerxs de futuro avecinan nuestros días en la historia y la mirada agranda el esfuerzo observando inquieta lo que emana de adentro en cada poro de tierra, en cada paso del viento, por donde filtran su energía y apuesta (acribillada por el fascismo) que tomo por aliento impulsando desfiles hacia la plaza liberada en calle internacional y corriente atronadora.

Entre 1965 y 1975 se decretó en el Estado español 'El Gran Muro' (de la vergüenza). Seis sanguinarios estados de excepción y más de medio centenar de personas asesinadas en acciones represivo-policiales. En enero de 1975, fueron detenidas por motivos políticos doscientas personas en un mes; terror implantado desde 1936. Durante el último estado de excepción en verano del mismo año las detenciones se multiplicaron. El ministro de información León Herrera, dictó a la prensa unas normas de comportamiento fascistas, que implican la prohibición de criticar al Jefe del Estado, Príncipe Juan Carlos y Presidente del gobierno. Los diferentes cuerpos de policía recibieron carta blanca para seguir asesinando. En Bilbo, ciento cuarenta personas fueron encerradas en la plaza de toros por no haber sitio en las comisarías.

El 27 de septiembre de 1975 fue una causa revolucionaria de gran apoyo internacional. Se trataba de arrancar la vida a varios de nuestros camaradas del PCE(ml) y del FRAP, finalmente “solo” quedaron en tres las penas de muerte y dos más de compañeros de la organización independentista revolucionaria ETA. Los consejos de guerra y condenas tuvieron un impacto tan explosivo que rebasó todas las fronteras sobre el mundo impuestas: llamadas de embajadores, rotura de relaciones... ¿Cómo explicar un acontecimiento que tuvo un estallido internacional político como jamás se había visto? Nos encontramos sin dormir. Más de dos semanas implacables entre viajes, mítines, ruedas de prensa y a la cabeza de los grandes movimientos de protesta entre decenas de comandos callejeros día tras noche brindando a coctelazo limpio la furia e ira acumulada. Como diría mi entrañable amigo y camarada, actor, músico y periodista Antonio Piera: “A uno de los responsables de los prochinos franceses le pusimos de mote monsieur d'accord, porque nos venía a preguntar lo que queríamos que hicieran y le contestábamos, entrad en el Consulado español, y él, impasible -¿cuántos?- y nosotros, con cincuenta bastará, y él -¿cuándo?- y nosotros ¿podéis mañana?, y él -d'accord. Y vaya si lo hicieron. También recuerdo el mitin en la Mutualité... donde la compañera del FRAP, tal fue su profunda pasión que algún despistado la comparó con “la Pasionaria”, señal de que no conocían su integridad innata, y donde estuvo hasta el ex-ministro de la II República Álvarez del Vayo”.

Los consejos de guerra abrieron las puertas a una contundente reacción internacional contra la dictadura a excepción de EEUU. Destaca los ataques contra la embajada española en Lisboa; Bruselas, París, Estocolmo, Oslo, Roma, Londres. Las movilizaciones en el caso de Grecia; tanto en Atenas, como en París, las fuerzas del orden tuvieron que proteger las sedes diplomáticas y otras entidades españolas con carros blindados. Países como Turquía manifestó un repudio total contra el gobierno franquista, las penas de muerte, las ejecuciones. Presionados los gobiernos por las movilizaciones, conscientes de la envergadura de la situación exigen la vuelta de sus diplomáticos amenazando con la rotura de relaciones. El primer ministro holandés, Joop del Uyl, y los miembros de su gabinete encabezan la protesta contra las ejecuciones. El Parlamento europeo intenta sumarse dado el ambiente internacional de protesta y amenaza con solicitar la congelación de las relaciones. El más fuerte sindicato de Correos de Italia, pide el boicot a las comunicaciones con España; la enumeración de protesta es interminable.

El agua corría libre sobre los ríos al salto del militante. “La autoridad” levantó muros sobre muros -de prohibiciones- cambiando el curso natural de sus aguas allá donde los pueblos naturales recorrían sus cauces entre montañas y llanuras. La Transición fue lapidando cauces y caminos. Y el muro se impone como punto final en algún punto del recorrido a forma de frontera contra la revolución que se avecina. Acabaron con la lucha. Acabaron con la libertad de moverte libre por la tierra que te “otorgó” la propia extrema clandestinidad. Hubo otros muros que se utilizaron para fusilar al pueblo y enterrarlo en cal viva en fosas comunes. Luego están las murallas, que son algo así como un muro largo que a veces se cierra en círculo. Se construían para proteger ciudades o territorios “del enemigo” cuando las guerras eran a lanzas, espadas y flechazos; cuando llegaron los cañonazos la cosa se puso fea, la muralla caía abatida. Cuando derribaron el muro de Berlín, mucha gente se alegró y dijo: ¡POR FIN EL MURO DE LA VERGÜENZA HA CAÍDO! (Lo que los berlineses del Este no sabían es que estaban abriendo la muralla al capitalismo atroz, ferozmente insaciable, a la pobreza social y emigración, a deambular la impotencia por el mundo, a la degradación social y prostitución, al fascismo imperial y sable del coronel; tiraron uno, y siguieron construyendo otros).

El muro marroquí contra el pueblo Saharagui, conjunto de ocho muros “defensivos” de una longitud superior a los 2.720 km. construidos ilegalmente por Marruecos, en el Sahara Occidental. Es una zona militar con búnkeres, vallas y campos de minas, construida con el fin de proteger el territorio ocupado “de las incursiones del Frente Polisario” y evitar la vuelta de los refugiados saharauis al territorio. La construcción se inspiró de la Línea Bar Lev, construida por Israel a lo largo del canal de Suez. El muro fue construido por el ejército marroquí con la ayuda de sionistas expertos y la asistencia financiera por el 'Reino de Arabia Saudita'. Hablando de sionistas, el muro de Cisjordania fue construido para robar territorio a los palestinos y proteger a los colonos invasores, los muros y barreras instadas en Jerusalén para hacerles la vida imposible a trabajadores y estudiantes y los muros sionistas que encierran a miles de niñ@s, y juventud revolucionaria por la libertad de su país para aniquilar la dignidad de un pueblo que nuca dejó de luchar y sufrir.

Allá donde se juntan (sin tocarse) el gringo con los mexicanos el mequetrefe asesino de Trump decide ampliar una muralla en la frontera. Muro que ya había iniciado el falso e intencionadamente llamado progresista, Clinton, allá por el 1994. El congresista estadounidense republicano Duncan Hunter propuso el 3 de noviembre de 2005 un plan al Senado para reforzar la barrera fronteriza entre los dos países, la propuesta fue aprobada un mes más tarde, lo que significa la construcción de un muro fronterizo de alrededor de 1123 km. Sintetizando la rapiña del gringo a esta escala, el muro sería sólo comparable con la Gran Muralla China -dicen que para que no entren los inmigrantes ilegales- los legales llegan en avión (curioso, la madre de Trump llegó en un viejo barco europeo como “emigrante” ilegal). También dicen que es para que no entren los narcos; Jajajajaaaa, me río.

Para los antifascistas del Estado español los muros de los cementerios y mazmorras de prisión son sinónimo de muerte, de miles de hombres y mujeres incrustadxs en sus paredes. Ríos de sangre. Si los muros hablaran dirían mucho de esos asesinos que miraban con odio mientras disparaban ráfagas de balas contra lo mejor de los pueblos y culturas del Estado. Los muros también han sido utilizados como murales; espacio de denuncia reivindicativo de izquierda durante el franquismo y el pos-franquismo patente e insaciable aún en nuestros días. El estudiante granadino Javier Verdejo fue asesinado en una caseta de baño de la calle de San Miguel del Zapillo, escenario de uno de los episodios más oscuros de la llamada “Transición” en la provincia de Granada, donde en un muro dejó impreso en rojo parte de un mensaje inacabado: Pan, T... (Trabajo y Libertad) antes de caer asesinado por el disparo de un guardia civil. Fue la madrugada del 13 al 14 de agosto de 1976, tenía 19 años, cuando la bala de un subfusil le destrozó la garganta. Hay otras murallas y muros, no solo los que nos imponen por la fuerza; están los que nos 'permitimos' nosotros mismos aparentemente invisibles pero que están ahí presentes en momentos cruciales de nuestras vidas, cumplen la misma función represiva, impedir el avance.

NOTA

Viernes 5 de septiembre de 1975, portada significativa que define ideológicamente el diario “Ya” <<Hacia la desarticulación de los grupos comunistas PCE (ml) y del FRAP: 36 nuevos miembros capturados>> ["El 28 de agosto salimos de las celdas de castigo los cinco camaradas a los que se nos pedía la pena de muerte, aquello fue casi como salir en libertad, nos abrazamos, reímos, fumamos y no paramos de hablar, aunque nuestras voces estaban roncas de haber permanecido tanto tiempo mudas. Pese a que nos pusieron un régimen de vida mucho más duro que al resto de los presos de la cárcel, tanto comunes como políticos que estaban en otra galería, eran condiciones de vida mucho más benignas que las de los últimos dos meses. Se había inaugurado la VI Galería de Régimen Especial para presos políticos acusados de terrorismo. Éramos más de 40 militantes y simpatizantes del Partido y del FRAP, que después fueron aumentando, dada la feroz represión del régimen. Lo primero que hicimos al salir de celdas fue organizar el Partido en la galería..."].

Maité Campillo (actriz y directora d` Teatro Indoamericano Hatuey)

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fU2x

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal