lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fU88

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

22/10/2020 :: Estado español

La PAC «verde»: del fracaso del greening a la incertidumbre de los ecoesquemas

x Raquel Clemente Pereiro (Cooperativa Germinando y Coalición Por Otra PAC)
A pesar de las sucesivas reformas de la PAC, ésta se sigue mostrando ineficaz para abordarlos muchas de las problemáticas del mundo rural y el sector agrario.

La Política Agraria Común -PAC- fue uno de los ejes fundamentales sobre los que se constituyó la Comunidad Económica Europea, tratándose de una de las primeras políticas comunes y, hasta el día de hoy, de las más importante de la Unión Europea – en 2018 la Política Agraria Común, con 58.820 millones de euros, ha supuesto el 37% del presupuesto de la Unión Europea-.

Desde sus inicios la PAC ha tenido numerosas modificaciones y, es a partir del 2000 cuando se establece el denominado “Segundo Pilar” centrado en el desarrollo rural y por el que se establecen las bases para la intervención estructural en los problemas socioeconómicos del sector agrario en la Unión Europea.

La siguiente figura nos muestra en reparto del presupuesto de la PAC entre sus “dos pilares”: el Pilar I dispone los fondos para los pagos directos a productores/as mientras el Pilar II dispone los recursos para el Desarrollo Rural implementado mediante los Planes de Desarrollo Rural nacionales o regionales. Como se observa, el pago directo a productores/as –incluida en el Pilar I- es la medida más importante a nivel presupuestario, suponiendo a nivel comunitario el 73% del presupuesto total y el 97% del Pilar I; siendo en España el 77% y el 94 % respectivamente.

Presupuesto del año 2018 –a precios corrientes- de la PAC en la Unión Europea y en el estado Español. Distribución entre Pilar I y Pilar 2. Fuente: ec.europa.eu

La reforma de la PAC del 2003, con elementos actualmente vigentes, pretendía dar respuesta a una serie de retos actuales con los que se enfrenta el sector agrario – económicos, medioambientales y territoriales –. Esto se hacía tras una pérdida de legitimidad de dicha política por el histórico favorecimiento, a través de los pagos directos del Pilar I, del productivismo y la gran tenencia frente a organizaciones productivas basadas en una mayor calidad y sostenibilidad ambiental; todo ello en un contexto de pérdida de población activa y despoblamiento del mundo rural.

En efecto, se da la paradoja de los fondos del Pilar I continúan fomentando lo que se consideran, también desde la Comisión y Unión Europea, problemas socioeconómicos y estructurales del sector agrario; aquellos para los que se desarrolló el Pilar II.

El fracaso de la arquitectura verde

A pesar de las sucesivas reformas de la PAC, ésta se sigue mostrando ineficaz para abordarlos muchas de las problemáticas del mundo rural y el sector agrario.

Desde la Coalición Por Otra PAC elaboramos, en 2019, el Atlas de la PAC, un documento en el que se analizan los impactos de la PAC en 19 ámbitos, entre ellos la biodiversidad, el agua, el empleo, la alimentación, el desarrollo rural o la propiedad de la tierra. En cada uno de estos se muestra, con datos contrastados, cómo la PAC no está cumpliendo con sus propios objetivos y los retos socioambientales a los que nos enfrentamos como sociedad.

En relación los compromisos ambientales varios informes del tribunal de cuentas europeo muestran que, a pesar del desarrollo de la denominada arquitectura verde de la PAC, basada en incluir una serie de pagos directos ambientales -condicionalidad y greening o ecologización-, ésta no ha sido eficaz o altamente insuficiente para conseguir los objetivos esperados.

Son especialmente relevantes los siguientes documentos:

El Informe Especial 21/2017 Ecologización (Greening), que concluye que los pagos directos de greening no han logrado mejorar el comportamiento medioambiental y climático de la PAC con arreglo al conjunto de objetivos establecidos en la legislación de la UE y que éstos siguen siendo, en esencia, un régimen de ayuda a la renta.El Informe Especial 13/2020. Biodiversidad agrícola, que muestra como la PAC no ha frenado el declive de la biodiversidad agrícola y la continuación de la pérdida de diversidad de cultivos y los animales en las explotaciones en la UE. Relativo a los pagos directos de la PAC, que representan alrededor del 70% del gasto agrícola de la UE, el informe determina que el impacto en la biodiversidad de los requisitos asociados a los pagos directos (incluidas greening y la condicionalidad) es negativo, limitado o desconocido.

PAC post 2020: una apuesta laxa por los ecoesquemas

La nueva PAC ha propuesto los ecoesquemas como “el siguiente paso” del actual greening. Son pagos directos -del Pilar I- a agricultoras/es y ganaderas/os que desarrollen prácticas agrícolas que sean beneficiosas para el clima y el medio ambiente y que han de responder a los tres objetivos específicos medioambientales: el cambio climático y la energía sostenible; el desarrollo sostenible y la gestión eficiente de los recursos naturales; y la protección de la biodiversidad, los servicios ecosistémicos, la conservación de los hábitats y los paisajes.

Los ecoesquemas deberán impulsar exigencias ambientales superiores a las de la condicionalidad reforzada y ser diferentes a las medidas agroambientales que se desarrollen a través de los Planes de Desarrollo Rural -Pilar II-. Los Estados Miembros estarán obligados ponerlas en marcha y el desarrollo de estas medias será voluntario para el sector agrario.

Rebaño de ovejas durante una trashumancia en la isla de Gran Canaria. Fuente: Raquel Clemente Pereiro.

El 21 de octubre conocimos que el Consejo Europeo proponía que sólo el 20% de los pagos directos fueran a ser destinados a los ecoesquemas, una cifra insuficiente y poco responsable con los retos ambientales que debemos afrontar, la salud de la población europea y la situación de las personas que trabajan en el campo – recordamos que el 80% de los fondos va a parar al 20% de los mayores propietarios de tierras mientras 1 de cada 4 explotaciones agrarias ha desaparecido en la última década.

Si bien aún queda mucho por recorrer en la configuración de la nueva PAC, ésta se va alejando del “cambio drástico necesario que tendría que realizar para reducir la desigualdad y proteger el medio ambiente” que indicaban en este artículo investigadoras e investigadores de las universidades de Lund y Utrecht. Como se indica en el título del mismo, billones de euros malgastados en subvenciones agrícolas en la UE podrían apoyar los objetivos y metas de desarrollo sostenible -ODS-, especialmente si tenemos en cuenta el papel crucial que tiene la transformación del sector agroalimentario alcanzar los ODS.

La situación pues es de impaciencia por conocer la posición definitiva sobre la PAC del Parlamento Europeo y de las reuniones de los Trílogos para conocer el acuerdo definitivo de la Reforma de la PAC tras 3 años de debate y, sobre todo, y de preocupación ante la falta de una apuesta decidida y responsable para que los fondos públicos apoyen la transición hacia un sistema agroalimentario justo, sano y sostenible.

Fuente

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fU88

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal