lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/fL1L

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

15/07/2018 :: Estado español, Nacionales E.Herria

Magazín de verano... La mala sombra se va!!

x Maité Campillo
Hacer la historia sería evidentemente muy cómodo si sólo se emprendiera la lucha con probabilidades de victoria absolutamente seguras (Marx)

 La batería de preguntitas a los dioses del Estado no alcanza diana Se cabreó dios al parecer al encontrarse con el amor encantado bajo la sombra del árbol y la iglesia mantiene el ego como sueño de verano. Los discípulos del Generalísimo en tierra pisan arrasando y ríen sobre los acorralados. Hay “inocentes”, tantos como intocables, entre ellos, Vargas Llosa es uno de los que más sigue riendo, y escribiendo su transparencia enramando yugo y flechas además del hierro retorcido del nazismo. Pasea entre altares la apasionada codicia, templos que tapan bocas, descabellando humanidades. La “posguerra”, fue un cuento, dura todavía. El dictador impuso la monarquía y la monarquía alimenta sus discípulos. Llosa “el inocente”, el sobresaliente en “inteligencia”, destila por boca y pluma su veneno a forma de “porvenir”, el que aplastó el sentir de la vida y el derecho a ella.

Por supuesto que otros nacionalismos, no solo el español, son, y han sido fascistas. En 1936, el Lehendakari Agirre (PNV) se dejó arrebatar Irún y toda Gipuzkoa ante la duda de, “a quien apoyar”, mientras comunistas y socialistas se batieron hasta la muerte para contener el avance de requetés e italianos. Su cantonalismo le impidió apoyar a Franco, pero como buen fascista, odiaba a muerte a los obreros de conciencia revolucionaria, e hizo perder a favor del fascio internacional todo el norte, negándose a luchar junto a socialistas y comunistas de Cantabria y Asturias. Antes de hacer un frente común para luchar contra el avance franquista prefirió entregarse al fascismo italiano de Mossulini en la triste capitulación de Santoña, dejando intacta toda la industria, y todo el armamento, para disfrute y regocijo del nacional fascismo imperial español, que poco antes, habían arrasado Durango y Gernika.


Rodeado de prostíbulos el árbol de la ciencia resiste las investidas, la Conferencia Episcopal propuso beatificar 522 curas en presencia de la Casa Real, dicen que muertos por dios y la patria en la Guerra Civil. Embalsamar su imagen quieren, a los curas con eslogan en pretensión futurista acribillando desde los confesionarios, tejados de las iglesias, patios de conventos, balcones de sus casas, plazas de toros... al pueblo inocente, tan inocente, que algunos llegaban a confesarse con el asesino. Proclamarles ‘Los mártires del siglo XX en España’ ¡Aberrante desfachatez en egocentrismo nazi, el que pretende usurpar en lo histórico todo el sufrimiento de un pueblo en nombre de quien bendijo las mayores matanzas de la historia; pistola bajo sotana desmembrando vidas, alimentando listas de fusilamiento biblia en mano confesando, rematando sus cerebros. No, jamás podrá existir reparación de los hechos que apuntala la historia, tampoco olvido ni perdón.


Llosa “el inocente, el Nobel en inteligencia”, arrastra la cruz de ‘Los mártires del siglo XX en España’, junto a rastras de ajos al cuello repitiendo su empacho al paso su apestoso aliento Desborda su ruindad entre arcas de oro y brillantes, reflejada su imagen palaciega de fanatismo en unos y otros países, como si de un mismo espejo se tratara. Avanza hacia el barranco del abismo retractándose como discípulo del crimen. Se apunta voluntario a resucitar el monstruo de las mil máscaras, exigiendo al pueblo que lo venere. Es su egoísmo lujurioso, pretende estética en libertad. Besar la mano al Papa en lo económico político e ideológico y el pie del niño de escayola para mejor sentir sus babas nóveles en el reino de las fieras.

Claro que una piensa en tanto descalabro, que a falta de tener cerca al menda de la mala entraña y peores pensamientos, contesta al aire por si el viento puede acercarlo ¡No me toque las axilas, no me toques las axilas!!

¡Pobres las miles de rosas ultrajadas en cualquier lugar enterradas en cunetas fusiladas junto a hileras de amapolas rojas, entre carreteras y caminos perdidos!! ¡Pobres guerriller@s de altas cumbres que vencieron al frio, al hambre, enfermedades, aislamiento y abandono de sus dirigentes de Partido pero no a las balas asesinas!! Sin abrir el recuento demasiado atrás podemos ubicarnos en solo un ejemplo para mostrar la catadura del escritor españolista-peruano: En una de las fosas descubiertas (¡quedan miles por descubrir!) salieron restos de 2.840 cuerpos. Una de las fosas del crimen más grandes por ahora de Europa, y quizá del mundo, por el terror nazi-fascista contra la República. El ‘paseo’ franquista se ha mantenido vivo aunque no lo hayan querido ver los expertos miopes de la ONU, cosas de la democracia, la misma que mantiene en opulencia y libertad a Vargas Llosa sobre los altares de la apología al fascio y al más puro sionismo judío.


Fernando Savater, es el discípulo que faltaba en esta nota para celebrar misa mayor; el eco de sus palabras retumban como ráfagas de metralleta: . Otro ‘populista’, Iñaki Azkuna, el que fuera Alcalde de la ciudad de Bilbo, rebosaba felicidad hasta sentirse importante e imprescindible “democráticamente hablando”. El homenaje a policías y militares de casta que hizo el 4 de febrero del 2010, tuvo la osadía de hacerlo coincidir cuando se cumplía el 30º aniversario del asesinato de la joven bilbaina Yolanda González Martín, de 19 años, por el batallón vasco-español. Secuestrada, torturada y devorada con tres tiros en la nuca. Muerta la materia el franquismo “sin el General” prevaleció con nuevos ingresos de centro derecha llamada “izquierda”, dando forma a la máscara la intransitada avenida de la Transición. Disparos directos al corazón, ametrallaron al militante, las calles fueron tomadas por la usura. Llueven noticias como balas, se deslizan en nuestra mirada, caen hacia nuestros corazones e irritan nuestras gargantas. Los copos de nieve se disuelven en hojas y surgen cartas con tinta de sangre; con ellas la transmisión de los genes, lo que fueron, y lo que hoy somos, es lo que cuenta.

Esto fue lo que dijo el verdugo, Alcalde de Baralla en Lugo, Manuel González Pons. Ha seguido alardeando de pistolero podrido en sangre franquista, a forma de película del imperio, y no pasó nada, ningún fiscal, juez, sindicato, partido, ni particular lo denunció ¡Pobres los poetas de sonrisa amplia, mirada larga, maestros de luces de la miseria, jornaleros de siembra y futuro, obreros hermanados de más obreros y estudiantes del mundo en lucha!! Los asesinos rondaban la salud del crimen masivo. El dictador frotaba las manos de la imposición como perpetuidad del régimen, con ráfagas de metralla agarraban la transición hacia la democracia los partidos “de clase obrera”, y las ráfagas fueron segando una por una las vidas de cinco luchadores antifranquistas, muchos más se sumaron tras la muerte del principal verdugo. Como dijo Piatniski: Los Estados democrático-burgueses sólo se muestran permeables a las posiciones socialistas y comunistas cuando estas dejan de serlo.


NOTA (Iñaki de Juana Chaos, ex-preso político): “En estas celdas permanecemos veinte horas diarias y las otras cuatro son de patio. Miro por un agujerito de la chapa de la ventana y veo un muro a cuatro metros que lo tapa todo. No sé para qué pusieron la ventana, seguramente la legislación no permite celdas sin ventanas. Así es todo legal, hay una ventana... tapada. Pero, en los últimos años sí se ha producido un cambio, es innegable: nuestros carceleros viven mejor y tienen una total impunidad (...) Sólo mirándome en el espejo y desnudo de los ropajes de la apariencia, me doy cuenta de lo pequeño que soy para llevar con dignidad la responsabilidad adquirida de ser un prisionero político. Peso, en ocasiones aplastante, únicamente soportable ante la esperanza de lograr los objetivos por los que estamos dejando la vida. Dura carga sobrellevable por el convencimient o de que la renuncia al fin o a los medios necesarios supone la anulación como militante político, el vacío interior como persona y la contribución a la muerte de un pueblo. La renuncia, la traición a uno mismo y a los demás, lleva a la muerte del futuro y al fracaso del pasado”

PD. Entre paellera y hervidor el oxido se apodera y la carroña se expande a forma de cultivo, la herencia legada por el dictador al Rey no la toca ni dios, por santo que sea. Bisagras, puertas y ventanas de palacio amplían oxido en baba sobre hierro en el umbral de la poltrona... ¡mira que el hospital donde he ido a visitar a una vecina tener camas con muelles de hierro como si fuera un cuartel militar!! Puerta sobre puerta sellada a golpe de cuño y letra heredera del mal. Franco acorde a su dictado rebuzna en la tumba para que el clan no tenga contratiempo, a purita bala fría calculada sobre un certero disparo de batería casera de arroz con habichuelas ¿Cómo...? ¿qué cosa dices? -“¡Que si quieres arroz Catalina!”. Mariposa roja atrapa sueño, la mala sombra se va... ¿quién dijo que todo está perdido?

Maité Campillo (actriz y directora de Hatuey` Teatro Indoamericano)

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/fL1L

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal