lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fZ4A

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

09/10/2021 :: Estado español

Memoria del fuego (La Palma)

x Maité Campillo
Lengua de fuego, mitos y leyendas

 Tras de la Hispanidad se oculta un racismo solapado; se acepta que el negro, el indio, aquí, allá, hayan añadido su acento, su genio rítmico, el romancero de los conquistadores (Alejo Carpentier nace en La Habana en 1904).

'Tenemos un país de palabras. Habla, habla para que apoye mi camino en las piedras, en las piedras. Tenemos un país de palabras. Habla, habla para que conozcamos un límite a este viaje محمود درويش poeta palestino'

 Lengua de fuego, mitos y leyendas

Primero fue la observación pasmosa de las tribus sobre los poblados y también de descalabro barranco abajo huyendo temerosas, pues la inquietud devora y el miedo hipoteca fatiga, arremete contra seres y cosas, presagiando cosa mala: ¡Algo va a suceder y no hay forma de pararlo!, pensaron. Los animales se inquietaban, pataleaban cono niños los campos y montes alejándose a su manera de aquél matadero seguro, de aquella amenaza certera de hablar extraño, de sonidos inconexos provocando en todos los animales la estampida. Las cabras dieron el primer aviso con su balido bee, beee, beeee... so...corro... socorrooo... corre... corre... agüita la que se nos cae encima!. Son inteligentes como nosotras en lo más profundo, las cabras quiero decir (no me fio de los cabrones, entiéndase). Con una sensibilidad admirable captan los cambios emocionales en los balidos de otras de su especie, saben si los sonidos que llegan son positivos, o negativos, de alegría o de llanto, de optimismo o temor. Presagiando sus pasos por su ritmo cardíaco lo van descubriendo y es que no hay quien las (nos) iguale por estas sendas donde el campo se ensancha y la vía es directa ¡Ay! de aquella que se baje o tuerza, el patrón de patrones santo o servil aguarda en lo oscuro presto al zarpazo ¡Viento en popa a toda vela que los vientos se acercan a rescatar lo que en letra de la internacional nos pertenece!. Me moriría d` VERGÜENZA sentir pena por el “pobrecito patrón”, de la gran cadena hotelera presionando lagrimoso ante los ojos de desahuciados, desempleadas y demás marginalidades y abusos de poder contra la maldición que impide la entrada de millones y más millones a sus arcas disfrazados de 'visitante inocente' a las islas ¡Las pulgas aúllan al patrón su protesta, los pájaros acorralados sobrevuelan en bandadas a la desesperada tratando de encontrar una salida, el mar se inquieta y revuelve entre sonidos de zozobra, arriando va el arriero, la voz de alarma venciendo a la banca imperial de San Cristóbal (patrón de patrones). Adulteraron hormonas deformando la naturaleza y las nubes amenazantes vomitaron ¿Es por culpa de Guayota que enredado en su compleja aventura estos días en la isla anda vomitando su naturaleza abrupta saliendo del interior de las entrañas d` Echeyde? ¿No fue si no Guayota (el maligno) el que apareció y capturó a Magec, e hizo prisionero ocultándolo en el interior de Echeyde, por lo que ahora los grandes empresarios 'sufren las consecuencias' de los miles de miles de millones conseguidos gracias a él? ¡¡No es oro todo lo que reluce según el remedio chino e infalible!! No todo han de ser ganancias para el patrón y espectáculo dantesco a pagar a precio de oro el huevo frito en piedra volcánica, como si los trescientos sesenta y cinco días del año fuera carnaval.

 Hace mucho tiempo en la isla que se hizo noche el día. Las tribus temerosas se convocaron, en memoria de los viejos sabios de su historia y de su vida, de la de ellos, y de la de los volcanes, de la de sus hijos y también de la tierra que han seguido labrando los que llegaron después tras la gran matanza del imperio, y del pastoreo de cabras, que guían sabias e inteligentes como rayo que no cesa en busca de su espacio. La penumbra tomó cuevas, bohíos, barrancos y la oscuridad se apoderó de la isla. El guanche atemorizado de que la oscuridad se hiciera eterna luchó desafiando aquél misterio escabroso desconocido que se les aparecía e intimidaba. Pidieron ayuda a su compadre Achamán. Avanzó el líder que como un coloso se dispuso a la lucha, dirigiéndose junto a los más valientes hacia Echeyde, a cantarle las cuarenta a Guayota. Fue entonces cuando los vientos y las aguas en flor de presagio se contrajeron al instante ¡¡Ni siquiera el propio Dios pudo cruzar por ellas dado el impactante combate a forma de David y Goliat!! La tierra tembló y quebró de esa manera. Del Echeyde comenzó a salir humo y vomitar lava incontrolable impactando de azufre y escoria bajando de sus laderas infernales encendiendo el cielo en la noche. Era Guayota expandiendo sus lenguas desafiando embravecido en un intento de vencer al portavoz revolucionario de los guanches en los campos de lucha. Pero los vientos a favor se arremolinaron entorno a Achamán que ejercer justicia quiso y no caridad contra los aliados imperiales (interesados en la explotación del imperio Guayota) y así poder liberar la naturaleza viva del Magec. El Sol tampoco dudó abrigó las islas tomando las riendas a favor del líder de las tribus. Se puso del lado de los insumisos, defensores de la justicia, contra la evangelización del pan para hoy y hambre para mañana a favor de la corona de España. Retomó su espacio, y, como de la rosa la espina se impuso una vez más a iluminar lo que fue tomado por lo oscuro apostando por Magec, a la luz del día y a los ojos del campesino paria resplandeciendo consignas, dando color y calor a la tierra para quien la trabaja. Los días volvieron a brillar acariciando las islas brotando su oxígeno puro. El marecito junto con todos los animales a su lado quedaron mansos retozando libres, y, los guanches contentos por la victoria unidos a Achamán (el coloso) lo festejaron prometiéndose fidelidad contra el invasor. Que hoy pena pretende dar olvidando las ajenas que sus arcas sobradas provocan junto a los aliados que han copado el gobierno canario, soldando los mismos intereses, a los buitres que respaldan el Estado español y los de la decadente Europa disputándose el control financiero. Todos sin distinción en dignidad alguna arrinconarlos quieren, unidos en maltrato de volcanes, avasallando su espacio, desprotegiendo, los intereses naturales d` Echeyde. Donde se le siente respirar próximo al cráter vigilado por una vanguardia incuestionable, aleteando como pájaro canario, frente al que en bufón del reino pretende domesticarle.

 El ser humano de las aldeas rurales hoy patentiza su asombro recreándose en la nada como si no fuera consciente del terreno donde vive, dependiente de la madre naturaleza, y, en vez de velar por el equilibrio, le exige, lo que el capitalismo le niega al hombre, y mucho más allá de, a la mujer, olvidándose en su cantar evangelizado a la naturaleza de la que vive más hermosa que jamás bronce tañera. Y es que el ser humano no avanza, jamás lo hará bajo las hordas fascistas del capitalismo, le hacen impotente, cobarde, no se le ha educado desde la base ni ayudado a ver la dimensión del discreto encanto de la naturaleza pura, para que se entronque en ella, no solo a admirarla también a comprendela y respetarla, pues, de ella depende. No es fácil convivir con la erupción de su cráter sobre las espaldas. Ni siquiera con el beneplácito de su aparente generosidad mansa cuando duerme largos periodos de tiempo revitalizando su engranaje. ¡Laboriosa la mujer palmera fuerte como roca, consciente, que los que nada tienen que perder nada han de ganar sin sudor propio! ¡Laborioso el hombre palmero que orgulloso de su isla, firme su dignidad, la defiende como parte de él, y en honor, a lo que ofrece en su existencia vital como una cordillera montañosa abrazada a la isla árbol a árbol, mar a mar y tierra, piedra a piedra vulcanizada en don de vida, representando todo lo que la ciencia capitalista no ha podido ni querido explicar a lo largo y ancho de su historia!. Las islas y su gente laten en su defensa. No es la isla más necesitada del mundo ni la más desgraciada ni desprotegida hay que acabar con el calvario caritativo capitalista que crucifica mutilando alas. Así quiero creerlo. ¡Latan orgullosos de su vida isleña sin implorar pena ni compasión! ¡¡Latan, latan más allá, del vividor hipnotizado por los poderes fácticos por desidia o corrupción, del sol y playa como forma de vida eterna entre estampas por paisaje machaconamente cansinas, alejadas del contexto real de sus vidas diarias pues (NO) no todo el año es carnaval ni velas alumbrando santos!!.

 Cada vez más expandida anda la farsa bajo el manto de la caridad del gobierno y su monarquía (que tanto alardean pregonándola sus serviles de la “ciencia periodística”), para mejor esclavizar, ajustando tapabocas a la libertad de expresión. Cómica la farsa avanza en destello coronado somnoliento pues allí donde ni la lógica ni la ciencia dan ni pan ni respuesta, la revolución se hace imprescindible, para que la ceguera no permita a los tuertos coronarse como por encanto ¡Por igual derecho y razón que la culebra enviada a través de una manzana se impuso a Eva!. Pero los gobiernos que miran para el dólar como que no se enteran... ¡¡Adornando van de esa manera la inocencia con los siglos amén pues nada como el crujir de una manzana al dente trasformándola en lingote de oro seguro!! (Así estamos como estamos). Desde esa perspectiva tiene toda lógica que dentro de un volcán, viva un demonio, sacado de la chistera a forma de contraciencia «en honor a la incandescente inocencia por invisible» Ajena a la ciencia tanto como al encantamiento pues poco de natural tiene el entrar sembrando matanzas... ¿Y hoy? ¡¡Bienvenido sea el Rey!! Siniestro mirar modélico, en siglo XXI, incrustado en los demócratas, forma de adormidera contra la tempestad desbocada de los vientos en ansia de verdadera ciencia ¿Acaso a forma de mantener ciegos predomina el tuerto rey, adornado en plebeya comitiva isleña en alianza imperial, invistiendo a Guayota? La política profesional merece todo mi desprecio, su democracia es pura decadencia (¡Quien esté libre de culpa tire la primera piedra!). El origen de la leyenda protagonizada a través del ignominioso 'Lucifer', cabría su búsqueda entre los antiguos pobladores aborígenes como Tinerfe el Grande; que ni rastro de su fuente de sabiduría queda sino arrasada como su tierra isleña. En ella se dice, pero claro, que es fácil decir donde la huella viva fue mutilada y no florece de esa manera, aunque pudiera, como la propia afrocuba donde mestizaje y naturaleza forman parte de un todo de la ciencia en yedra que enriquece. Aunque, más fácil es decir, que pensar, que en el interior de la tierra vivía un demonio muy malo, ¡malo!, algo así creo yo, como si del diablo de los católicos se tratara, ¡que mal desencaminados no iban, a mi manera de pensar, pues no le pega un radical sexy de rabo encrespado! Complicándolo con un ser malvado, asociado al fuego de los procesos volcánicos como en el interior del Teide, así como del infierno donde los malos, muy malos, ¡malísimos!, reinan entre orgías ebrios de manzanas al dente y licor de serpiente.

 Volvamos al Teide y a Guayota. Según la escasa documentación que se conserva en la que se habla de este demonio, por los restos que se han encontrado en el propio Teide (¡y miren que de aquella los preservativos ni olerlos ni de fresa ni manzana!), y es que se dicen muchas cosas, palabras, palabras... como que los aborígenes guanches antes de la llegada de la evangelización con el nombre de Canarias, hacían ofrendas ejemplares a Guayota, para calmarlo o colmarla (¡pues del pedigrí poco se sabe!) a forma de evitar las erupciones del volcán, y también, que cuando la erupción era ya inevitable encendían hogueras por toda la isla a golpe de silbo, para que si Guayota salía del volcán despistado en plena erupción, pensara que seguía en el infierno y no se detuviera demasiado tiempo en la isla. Por el contrario, al menos yo, siento y creo que el guanche fue mucho más inteligente, pues hay que jugar fuerte a la inocencia como para pretender que Guayota, con lo bien que se vive en las islas, se fuera como aconsejó el humor franquista a través del cine ¡¡Vente a Alemania Pepe!! No está demás reconocer que imaginación a la leyenda no le falta, sino la vestimenta, pues supongo, que entre la erupción volcánica y el propio calor de la isla en taparrabos mucho más cómodo y sugerente para culebrón (televisivo). Sería más real de esa manera que el espectáculo montando en la isla de La Palma por la “profesionalidad mas media”; que hoy gracias a todas ellas y ellos, La Palma, es más que un volcán, es una pesadilla en amenaza invasora por todas las partes menos por una, ay, ¡miren la cabritilla valiente como se defiende como se salva del falso elixir de la serpiente! Su colonización caritativa y generosa no está dando resultados, ni besos ni alabanzas... ¡A pesar de publicitar curas sobre el plató la naturaleza se dispara! ¡Hasta una iglesia ha quedado sepultada en el intento de perseguir al enemigo (y es que) si del erecto hereje rojo se trata, he de decir que de tonto ni el rabo tiene, y no será, por que falten plegarias!!! ¡Pero digo yo que, al empuje del alumbramiento la lava fluye y fluye de la propia naturaleza, pues no hay Dios por antiguo o contemporáneo que iguale su bravura en cola roja o rabo Lucifer!!!

 La naturaleza se impone sin duda alguna, mal que pese a la cúpula banquera, que aconsejando rezos y coronas en pretexto de zanjar sustos y apagones monetarios, pretende encerrarla en un museo intocable, donde la lluvia del oro respire sin necesidad de que cubra sobre ella ceniza alguna ni achicoria, ya que sumaría alguna que otra pérdida a su asegurado bolsillo por lo que empeñándose en su propia avaricia transformista, levanta bandera, e impone súbditos. ¿Será la venganza del 'demonio (imperio) Guayota' del Teide, que se escapó a la Isla bonita de La Palma, harto de tanta guagua de hueca aventura europea, que no le deja ni de noche ni de día descansar en su guarida? ¿Desplegó acaso sus artes sísmicas sus temblores acaso queriendo respirar para mejor vomitar la verdad oculta? Realmente no sabían un corno dijo Benedetti: “Pobrecitos creían que libertad era tan solo una palabra aguda que muerte era tan solo grave o llana y cárceles por suerte una palabra esdrújula”. ¡Y es ahí, no más, que irrumpió al sur de la isla escupiendo y rugiendo como demonio del mal contra la avaricia empresarial, que mutiló la industria, y hoy se empeña contra la platanera!! Sacrificio asumido del snob en política, de los nuevos conquistadores. Por lo que ha abierto boca de esa manera apretando principios presto a engullir quien por ley ajena a la naturaleza reprime y tome trono en su entorno propio, ¡De ahí que La Fuga de Segovia, no fuera un intento iluso, pues tomó sentido saliendo a la luz desde las catacumbas, contra curas mal parados ajustándoles la espuela al tajo del obrero, que dicen implorar, lavándose manos como Pilatos seguidos de samaritanas de la misma inquisición por los mismos intereses!!! Visitando la isla como voceros del sensacionalismo empresarial 'Ven y cuéntalo', andan representantes de la política entre empresarios de las compañías eléctricas del apagón del siglo, y de la hostelería, que tanto ayuda a la caridad social y más cantos y más coplas que entre todos impera en ayudas al patrón como don de libertad. ¡Contra la injusticia se levanta lengua de fuego. Me levanto yo. Y hasta el ejemplar gran ojo de luz frente al hoy solidario 'Agua de Borrajas', donde los presidentes andan sin capangas entre la servidumbre política-sindical y demás cuerpos ortopédicos en órdenes a tropel!!! Representantes todos del cañón y más balas silbando, calentando el planeta y cabreando el volcán, ansioso de dormir su faceta en reposo.

 NOTA

En septiembre de 1730 el volcán de Timanfaya entró en erupción y abrió la tierra en dos, dejando paso a la gran lengua alargada subdividida en más lenguas de fuego, según cuentan algunos que contar pretenden, animando la historia basados según ellos por tradición oral ya que en la isla las apariciones de animales fantásticos encubridores del diablo era muy comunes, ¡Aliados tener tenía al que acusan de semental del manzano por lo que pienso se alistase para mejor animación expansiva dinamitera al Frente Popular (por la República Revolucionaria) tal y como La vida de Brian sugiere según algunos académicos de la filosofía marxista!!! El 25 de diciembre de 1731 se dejó sentir uno de los temblores de tierra más fuertes, de los dos turbulentos años transcurridos, arrojando el 28 de diciembre por el cono que había levantado una impresionante corriente de lava hacia Jaretas, quemó la aldea. El diablo, dicen, encubría en sus apariciones a los disfrazados como animales fantásticos, sentenciando al pobre diablillo fuera el que destruyó la capilla de San Juan Bautista, cerca de Yaiza ¿A quién se le ocurre pensar eso de un ateo?, bueno, como diría Miguel Hernández, el poeta: ¡¡Deja Josefina, que la iglesia arda!!. Y claro, ahí es que se armó la marimorena. El caso es que después de exterminar al guanche, tras la conquista, surge un nuevo imperio reforzando poderío muuucho menos monstruo que el conquistador por supuesto, el poder natural de la propia naturaleza que tan maltratada está, y con razón se queja, acusando al pobre cabritillo de demonio del mal a forma de macho cabrío «como que fue el terror y espanto de los pastores de la zona» ¡Lo que hace la pinga de pingo dominador de cruzadas, y civilizaciones, que en eso aparece el violinista del amor brujo junto a los fantasmas olvidados con los pibes que miraban al justiciero sindicalista Durruti, entre otros partidarios de Brian, y 5º Regimiento levantando puño y arma al conquistador en hilera de campesinos!!! Haciéndose acompañar de un atronador grupo de dinamiteras lugareñas que andaban pastoreando, con el fin de que presenciaran cómo hacer desaparecer lo que tanto aterrorizaba a la gente del Rubicón (cuando se oyó la voz entre la lava gritar): ¡Barranco abajo al opresor!!!

 Las manos de todas las jerarquías sean secas o grasientas más bastas o más finas, mediocres o snob, galopan como jineteros engullendo escena política y empresarial. Cientos de bastiones de dentro y fuera utilizan para sus intereses los volcanes como las grandes reservas madereras, como han utilizado yacimientos del oro y de petróleo sean del país que sea, como en el reino animal, donde el ser humano pinta menos que una meada de lombriz, amenazado por todos sus tentáculos. Los utilizó el feudal en época ancestral y también el terrateniente hasta nuestros días; la corona de España, de Italia, de Francia, de Inglaterra, de EEUU. Los siguen utilizando ellos, y muchos más tras ellos, de aquí, y de más allá, con la intrusión, colonización, monopolio, guerras y golpes de estado. Los volcanes les sirve a sus intereses económicos no como patrimonio de la naturaleza, a respetar, sino colonizar como explotación a invadir. Les ha servido, al fascismo del eje, amparado en el franquismo escabulléndose en la nada, para mejor tragar seres humanos a dedo forzados al suicidio y muerte ¡NO! No han sido las manos de mi madre ni la tuya, quien lo ha hecho, como bien las describió el compositor argentino Peteco Carabajal «Ellas se brindan cálidas nobles, sinceras, limpias de todo ¿Cómo serán las manos del que las mueve gracias al odio?». Hubo un tiempo no muy lejano en que los malos de la historia real, o sea los de eternamente siempre militares, falangistas, curas, empresarios, mercenarios y chivatos fanáticos como ha sido su costumbre sobre la caza del rojo hereje, y las más ¡como diablo! Así les fueron desapareciendo frente a muros de cementerio, entre zanjas, campos de amapolas entre espigas de trigo y pastos, barrancos y simas volcánicas... En el Archipiélago canario utilizaron los volcanes inactivos para enterrar su vidas, el odio de clase desencadenado, el más atroz prácticamente olvidado, uno de los más horrendo de la historia. Odio, mucho odio, a todo lo que representó la insumisión social para una dictadura militar. Odio y más odio contra la cultura popular presta a rebelarse exigiendo respeto contra la humillación. Odio enfurecido, como un volcán activo, contra la solidaridad no ajustada a su bota militar sino a la justicia y libertad.

 Este es uno de tantos ejemplos que explican su paz pregonada desde los púlpitos, la del odio, contra un pueblo. Igual Canarias como Nafarroa, “sin entrar en guerra” fueron reprimidas, no salvándose de los fusilamientos, lanzando en la sima de Jinámar en isla de Gran Canaria, un número indeterminado de personas después de insufribles días de torturas. Al llegar a la boca volcánica les daban el tiro en la nuca y los lanzaban (hubo casos en que aún estaban vivos). Estas macabras ceremonias que daban lugar al amanecer, forman parte del cruel realismo que se impuso, como forma de vida durante décadas en manos de la guardia civil, falangistas y secretas entre somatenes en las que también participaban chivatos y curas que hacían la doble función de dar la extremaunción y descerrajar con un tiro la cabeza del bendecido. ¿Y después? ¿Que pasó después? ¿Dejará a los curas y demás compaña el tormento y las almas de los asesinados tras el tiro de gracia dormir? Tras unos tragos todo es posible para mejor digerir los hechos violando a las hijas de los asesinados [Como en el caso de la navarrica Maravillas, jugando al macho bravucón, entre litros de alcohol por sus venas]. No es mito, no es leyenda ni rito, es la cruel realidad que se impuso a la historia de los pueblos.

 Maité Campillo (actriz y directora d` Teatro Indoamericano Hatuey)

 

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fZ4A

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal