lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dE3K

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

10/03/2012 :: Estado español

Un joven con un grado de minusvalía del 67% denuncia a varios agentes de policía de Zamora

x Anónimo
Se facilita la denuncia presentada por el joven

Al Juzgado de Instrucción de Guardia de Zamora, en Zamora el día 23 de febrero de 2012, yo D. XXXXXXXXXXXXX (DNI xxxxxxxxx), nacido el día xxxxxxx en Valladolid, con domicilio en C/ xxxxxxxxxxxxx en Zamora, declaro que:

El lunes 20 de febrero de 2012, por la tarde salgo de casa con una mochila con ropa deportiva para ir al gimnasio, pero antes de eso iba a ir a ver a un amigo y como me quedaba de camino decidí pasarme por el Mesón Balby situado en la C/ Argentina en Zamora, a ver quien había y a tomarme un té con leche.

Que cuando lo termine, me fui por la C/ Colón sentido C/ Valdivia, por la acera izquierda en ese sentido y aproximadamente antes de llegar a la puerta de un sitio que ponía un cartel de acción laboral, escuche a un chico de pelo largo rubio que me decía “EHHH TU”, entonces me paré y le dije “¿qué quieres?” y abrió y cerró la cartera rápidamente y yo vi algo azul y me dijo “soy policía” y la chica que era baja, con pelo con mechas y recogido con una coleta, no sé si llevaba algo, porque no la estaba mirando.

Que el policía de civil me pidió la documentación y yo me toque los bolsos y le dije que no tenía la documentación que se me había olvidado, entonces me dijeron (no se cual de los dos), que mi obligación era llevarla encima y le dije otra vez que se me había olvidado. Acto seguido me dice el policía de civil, “ ¡VENGA!, ¡SACATE TODO DE LOS BOLSILLOS! y me saque un mechero, 20 euros y cuando voy a dejar el móvil encima del maletero de un coche que se encontraba allí estacionado, me dice la chica que tuviera más cuidado que el coche no era mío y le dije que aquí no se tenían que hacer las cosas, que se tenían que hacer en comisaría, para poder denunciarme ellos a mi o yo a ellos si lo hacían mal y el policía dijo “mejor” y llamo a “una zeta” y yo fui a coger las cosas del coche y cogí los 20 euros solo, porque no me dejo coger el mechero el policía, diciéndome que no podía coger las cosas del coche y le dije que no me tocara que soy disminuido físico y me dijo “ ¡yo no soy médico!, yo le pregunte que porque no podía coger las cosas del coche y él me dijo ¡venga! que has estado ahí 10 minutos ¡Qué!¿Has comprado algo? Y yo le dije “un té con leche “y él y su compañera se rieron y siguieron insistiendo durante un buen rato que si tenía porros y yo insistiendo en que no tenía nada, en un descuido del policía cogí el mechero de encima del coche y le dije “voy a llamar a mi hermano que es guardia civil”, para que me aconsejase que hacer porque me estaban tratando muy mal, y ellos se rieron de mi. Entonces el policía me intento coger el móvil diciéndome que no podía llamar por teléfono y le dije “no me toques que soy disminuido físico” y le dije también “¿Qué pasa?¿Estoy detenido?, ¿no puedo llamar por teléfono?”, entonces me agarro el teléfono la chica y tire de él diciendo “pero que no me toques” y dijo el policía, “tu lo que quieres es que te toque” y le dije yo, “si quiero que me toques para denunciarte” y me dice,”¡sí! pero aquí no, en otro sitio” y se rio.

Entonces les dije que me volvieran a enseñar la placa para poder denunciarlos y me dijeron que ya se habían identificado y no me tenían que enseñar nada y el policía de civil comenzó a meterse conmigo de una manera muy agresiva, pero no recuerdo muy bien lo que decía ya que estaba muy nervioso y en ese momento llamé a mi hermano (del que se pueden verificar pidiendo los terminales mío, (aunque está rota la pantalla se puede ver una llamada perdida a las 17:46) y el de mi hermano se ve la llamada perdida a las 17:47)y me dijo el policía, que no podía llamar por teléfono, entonces la chica me dijo, que porque estaba tan nervioso, que me temblaba la mano del móvil y le dije “igual que tú, que te tiembla el labio” y en ese momento apareció un coche patrulla que estacionó en la esquina donde se encuentra la tienda denominada GOBE( la cual se encuentra situada en la acera izquierda si uno se encuentra en la C/ Argentina sentido Avenida Italia), entonces colgué el móvil y me dirigí al coche patrulla del que salían dos policías uniformados, uno con el pelo canoso y otro con el pelo moreno o castaño. Entonces el policía de civil, me agarro el brazo izquierdo, entonces yo agite el brazo y me solté y le dije “no me agarres que voy yo solo”, entonces me agarro con muchísima fuerza y como dándome una especie de golpe, tanto en el brazo izquierdo como en el cuello y mientras me tenia agarrado con fuerza y apretando tanto el brazo como el cuello me dice gritando, “¿QUE NO TE AGARRE?, ¡TE ARRANCO LA CABEZA!”, entonces yo me zafe agitándome y cuando estaba suelto el policía civil dijo, “QUE SE ESCAPA” y los policías que se encontraban al lado del Citroën de la policía en la otra acera, comenzaron a sacar las porras y entonces me entró miedo, porque vi a los policías que sacaban las porras para pegarme y salí corriendo por la C/ Colon hacia C/ Argentina , el policía del pelo canoso vino corriendo hacia mí y yo gire hacia la C/ Argentina por la acera de la derecha en sentido Avenida de Italia (la contraria de GOBE, donde se encontraba el Citroën de la policía y los policías uniformados), el policía que venía hacia mí, como veía que no me alcanzaba se tiro a darme y no me dio. En ese momento empecé a correr más rápido por la misma acera derecha en sentido Avenida de Italia y pude ver que el otro policía me seguía por la acera izquierda, entonces corrí todo lo que pude e iba pensando que si me cogían iban a darme una paliza. Entonces escuche un PUM, un sonido no muy fuerte y gire un poco la cabeza instintivamente y no veía a nadie que viniera por la otra acera y en ese momento pensé rápidamente que hacer, si me metía en un bar, en un comercio o que hacer y me di cuenta que me iban a pegar igualmente y que en comisaria hay cámaras y si me pegaban quedaría grabado, así que cruce a la acera izquierda de la C/ Argentina sentido Avenida de Italia y corrí hacia allí, que mientras iba corriendo por la acera izquierda, a la altura de un establecimiento con un cartel que pone FRUTAS, que se encuentra haciendo esquina con la C/ Churruca, estaban parados ocupando la toda la acera una pareja de unos 50 años y les grite “ QUE VOY A COMISARIA” , haciéndole señales para que se apartaran y la señora bajita se apartó y cuando me encontraba enfrente del establecimiento LA ALFOMBRA, (en medio del cruce de vías),me encontraba ya muy cansado y casi no podía correr más y mire a la izquierda y no vi coches que vinieran hacia mí y mire después a la derecha y vi al policía de civil con el walkie en la mano y salí corriendo de nuevo porque sabía que en la entrada de la comisaria hay una cámara que me podía grabar, pero vi una cámara, antes de la cámara de la entrada, que miraba en mi dirección, que tienen cerca de la puerta del garaje de la Comisaria en la Avenida Italia dirigida hacia la Avenida Requejo, entonces me di cuenta que había bastante gente a mi alrededor y no sabía cuál era policía y quien estaba paseando por ahí, como vi que la cámara me estaba grabando, yo me paré, en la misma acera de la comisaria, aproximadamente en la farola o semáforo que se encuentran justo después del cruce de vías , yo ya me encontraba totalmente agotado y puse los brazos en alto y me di cuenta que estaba rodeado de policías que me decían: ¡TIRATE AL SUELO!, entonces cuando estaba haciendo lo que me ordenaban, tirándome al suelo sin ofrecer resistencia, cuando ya casi estaba en el suelo tirado en el suelo, me agarraron los policías y me estampanaron contra el suelo, uno me agarro la cabeza y me la golpeo contra el suelo, cuando varias rodillas se me clavaban en la espalda sin poderme mover, entonces escuche, ¡¿y tú me has hecho correr a mí?! Y otro que estaba delante de mi me dijo, ¿Este es tu móvil?, pues mira y miré como pude hacia delante y estaba golpeándolo contra el suelo. Que un policía me grito varias veces que mirara a la izquierda de malas maneras y que estirara los brazos, entonces me cogieron el brazo derecho y me lo empezaron a levantar hacia arriba con tanta fuerza que sin querer miraba hacia la derecha y el policía me gritaba “ QUE TE HE DICHO QUE MIRES A LA IZQUIERDA” y yo miraba a la izquierda como podía y me levantaban el brazo con más fuerza, era un dolor insoportable y les gritaba que me dolía mucho, entonces me tiraron más fuerte de él, casi me lo rompen, hubo un momento que entre el dolor del brazo y del pecho debido a las rodillas en la espalda, no podía respirar, ni gritar. Cuando me bajaron el brazo para ponerme los grilletes, al girarme el brazo hacia adentro, también mire otra vez a la derecha sin querer y me pusieron una rodilla en la cabeza y me dijo otra vez, donde te he dicho que mires y yo le dije que no podía porque tenía una rodilla en la cabeza y no la podía mover. Entonces me pusieron un grillete muy fuerte y yo escuche que dijeron que me querían rajar la mochila para ponerme el otro grillete y después de un rato me pusieron el grillete por debajo de la mochila sin rajármela, pero muy fuerte y haciéndome mucho daño en los brazos y muñecas. Me levantaron y me llevaron dentro de la comisaria.

Que una vez engrilletado me llamaban tonto, subnormal… y se metían conmigo todo el rato, una vez dentro de la comisaria me sentaron engrilletado con las manos en la espalda y yo repetí que era disminuido físico y me preguntaron que si tenia algún documento y yo les dije que no, que me lo había dejado en casa, pero continuaron burlándose de mí, diciéndome que: “tú eres subnormal” y “ no puedes salir de casa y si sales tienes que ir acompañado de un adulto” y “ ¡menos mal que no eres mi hermano!” y “vienes corriendo hasta aquí , ¡pero qué tonto eres!” y frases de este estilo metiéndose conmigo y riéndose de mi continuamente, entre casi todos los que allí se encontraban.

Que a unos policías que yo conocía, les conté lo que me había pasado y me dijeron ”si no has hecho nada para que corres, porque ahora va a ser peor para ti” y yo les dije “porque tenía miedo de que me pegaran” y los demás se reían.

Que también mientras estuve en comisaria yo les decía que me dolían mucho los grilletes y los policías que estaban allí decían, se los quitamos ahora, ehhh no, en 5 minutos, estando así hasta poco antes de meterme en la celda, pero que fue mucho rato ya que tenía las manos azules. Que continuaron con los insultos y las burlas porque dentro escuchaba como se burlaban de mi y de otro que había en el calabozo de al lado, aunque no hablaban conmigo directamente.

Que cuando me encontraba en la celda cada 15 min o 20 min (o eso creo), yo decía que quería ir al médico, porque me dolía la cabeza y me decían cada vez una cosa. Que después de un tiempo, el policía de civil que me pidió la documentación en la C/ Colon, me preguntó que si quería ir al médico y yo le dije que sí, que a quien quería que avisara de que estaba detenido y yo le dije que a mi madre y le di su número de teléfono y que si tenía un abogado y yo le dije que no, que quería uno de oficio. Cuando salí de la celda para ir al hospital, el policía de civil del principio, me dio unos papeles para firmar y me dijo que eran para poder ir al médico y que si no los firmaba no podía ir; y cuando los estaba leyendo escuche que alguien dijo de muy malas maneras, “¿Pero tú no quieres ir al médico? pues firma”, así que firme sin casi leerlo, solo pude leer algo de que estaba detenido por creo que tres cosas, que había varios apartados y más abajo certifico; y me dijeron que firmara ahí, insistentemente con el dedo. Que una vez los firme, los cogió el policía de civil y riéndose de mi me dijo: “tu esta noche duermes aquí y yo duermo en mi casa” y siguió riéndose.

Que una vez me trasladaron al hospital, ya no me volvieron a insultar, ni meterse conmigo, pero sentí una vergüenza enorme, porque cuando llegue allí en la entrada había dos conocidos míos que trabajaban allí y al ir yo con los grilletes puestos y escoltado por los policías uniformados, me miraron mal. Que de camino al box no paso nada, que en el box me quitaron los grilletes y después de realizarme la exploración y unos análisis, cuando me encontraba tumbado en la camilla, con una vía en el brazo derecho, los policías que en todo momento han dejado las cortinas abiertas, viéndome todas las personas que pasaron por allí, en ese momento mientras se encontraban escoltándome no muy alejados de donde yo me encontraba, con las cortinas abiertas todavía, llegaron un hombre con poco pelo y una señora con el pelo rizado y voluminoso y al saludarse, escuche que le comentaba varias cosas al señor de poco pelo y la señora me miraba como si fuera un asesino durante todo el rato que estuvieron hablando. Que cuando terminaron de hacerme todas las pruebas, me pusieron los grilletes y me llevaron a Comisaria.

Que después de ir al médico no paso ninguna cosa más. Hasta que por la noche fue mi hermano a la comisaria a entregar la documentación que acredita mi minusvalía del 67% y después de eso firme una diligencia de las pertenencias que me habían cogido y me fui a casa.

Que el martes 21 de febrero de 2012, me levante con la ceja izquierda y el pómulo izquierdo con bastante dolor e inflamados y con las muñecas doloridas y marcadas, por lo que por la tarde, fui al Centro de Salud de Santa Elena del que se adjunta parte facultativo. Que el día 22 por la mañana al despertarme y al estar sin camiseta, mi madre pudo verme en la parte central de la espalda una marca de unos 15 centímetros de largo y 8 centímetros, en la que se notan muchos puntitos rojos. Que el día 22 de febrero por la mañana fui al médico de cabecera, del que se adjunta el parte facultativo correspondiente.

Que en ningún momento habló conmigo ningún abogado, aunque yo les dije que quería uno de oficio. Que tampoco me han dado la opción de Declarar, ni siquiera me han preguntado si quería Declarar, cuando yo quería ejercer ese derecho, para que se supiera todo lo que me había pasado. Que al ponerme en libertad, solo le dieron a mi hermano un parte facultativo y la copia del otro parte facultativo que me dieron en el hospital, sin darme ninguna copia ni de los papeles que firme para ir al médico, ni de las pertenencias. Desconociendo todavía cuales son los delitos que supuestamente cometí.

Que tengo fotos de las lesiones, que se pueden adjuntar si se solicitan.

Que solicito ser examinado por el Médico Forense adscrito al Juzgado.

Que pido se requiera a la Comisaria de Policia para que aporte al Juzgado la identificación de los funcionarios policiales que intervinieron en estos hechos, especialmente los que procedieron a mi detención.

Que solicito que con carácter de urgencia (las imágenes sólo se guardan 15 días y los hechos se produjeron el 20/02/2012) se requiera a la Comisaria de Policía de Zamora, para que aporte al Juzgado que se haga cargo de las diligencias, las cámaras de la Comisaria Provincial de Policía de Zamora que dan a la Avenida de Italia enfocando sentido Avenida de Requejo, (una se encuentra situada cercana a la puerta del garaje y la otra haciendo esquina con C/ Arapiles) y C/ Arapiles enfocando sentido Avenida Requejo (se encuentra cercana a una señal de prohibido estacionar en ambos sentidos), pues grabaron mi detención del lunes 20 de febrero de 2012 entre las 17:30 horas y las 18:30 horas. Si hubiera alguna más en la zona de los hechos también. La zona comprende desde el cruce de la C/ Colon con la C/ Argentina, subiendo por esta última hasta la Avenida de Italia. Conociendo de la existencia de una cámara que podía haber grabado parte de los hechos, situada en el cajero de la Oficina de Caja España en la C/ Argentina.

Que presento como testigo a mi hermano D. XXXXXXX con DNI xxxxxxx, nacido el día xxxxxxxxx, en Zamora. Con domicilio en C/ xxxxxxxx, que trabaja como Guardia Civil, para que preste declaración sobre los hechos que se produjeron durante y justo después de mi detención. Que mi hermano fue la persona que recibió el aviso de mi detención, que en ese momento desconocía que podía haber sucedido y que cuando le dijeron que me encontraba detenido por un delito de Atentado, el enseguida, se identifico como guardia civil y le comunicó a la persona que le llamó, que era mi hermano y si le podían decir que había pasado, que su hermano tenía una enfermedad mental, una esquizofrenia, que tenía un 67 % de discapacidad. Que la persona que le llamó no debía saber o no le debió explicar con detalle los hechos, porque había cambiado el turno y se acaba de hacer cargo de las diligencias y le preguntó que si tenia documentación que certificara la discapacidad. Que mi hermano le dijo que sí, que la intentaría buscar y que se la llevaría. Que también le preguntó si estaba bien y que si había hecho algo a alguien y el instructor le debió decir que yo estaba en el hospital, pero que era para hacerme un examen psicológico, porque lo había pedido yo. Que tardaría un poco, porque todavía lo tenía que ver el psiquiatra, que a lo mejor tenía alguna cosilla de la detención, pero nada importante, que buscará tranquilamente la documentación y luego la llevará a la Comisaria y que debía haber algún policía con alguna lesión, que mi hermano le pregunto que que le había hecho y le respondió que no sabía bien, que les debía de haber tirado o empujado. Que sobre la medianoche, le llevó la tarjeta y documentación que acreditan mi enfermedad mental y mi discapacidad, que después le entregaron un parte facultativo y la copia de otro parte facultativo, que me habían dado en el hospital y que no le dieron ninguna documentación más. Que antes de irnos, nos dijeron a los dos, que estuviéramos pendientes del teléfono, por si tuvieran que llamarnos, para ir al juzgado o para cualquier cosa. Que el instructor y el policía que estaba en esos momentos (supongo que en atención al ciudadano) fueron muy amables en todo momento y no tuvieron ningún comportamiento reprochable, todo lo contrario, tanto mi hermano y yo les estamos muy agradecidos por el trato dispensado en todo momento.

Que cuando salimos de la comisaria mi hermano me preguntó que había pasado y yo se lo conté. Que me repitió varias veces que si estaba seguro de todo lo que le estaba contando, que no le importaba si yo había hecho algo, que solo quería saber la verdad y yo le repetí que sí, que era la verdad. Que también me dijo que no me inventara nada, que si es verdad lo que yo contaba, se iba a ver en las cámaras y se iba a saber la verdad y yo le volví a decir que era verdad, que ya se vería en las cámaras.

Que el martes 21 de febrero de 2012, mi hermano por la mañana recibió una llamada de teléfono de la Brigada de Policía Judicial de Zamora, comunicándole que debido a que hubo el cambio de turno y cambio el instructor de las diligencias, faltaban algunas diligencias por hacer. Que mi hermano le contestó que se pasaría por allí a lo largo de la mañana, ya que yo me encontraba dormido, porque había tomado un tranquilizante para poder dormir.

Que como yo le había contado los hechos y en esos momentos, no tenía ninguna documentación, no sabía exactamente qué había pasado, mi hermano decidió llamar a un pariente que trabaja en la Comisaria de Zamora, para ver si fuera posible que le informará de lo que había sucedido y si podía ver las cámaras, para contrastar las dos versiones y hacerse una idea de lo sucedido, ya que tenía dudas de lo que yo le contaba por mi enfermedad y sabiendo las dos versiones y viendo las cámaras, podría ver si yo estaba mintiendo o a lo mejor decía la verdad. Que esta citada persona le dijo que según parece mi hermano se había puesto agresivo desde un primer momento y que en la huida empujo a dos policías y no sé si uno o los dos estaban de baja. Que las cámaras si grabaron las imágenes de la detención. Que fuera a la Brigada de Policía Judicial y hablara con ellos haber si fuera posible que me dejaran ver las cámaras.

Que mi hermano se fue a la Comisaria, a la Brigada de Policía Judicial, una vez allí, le dijeron que faltaban la reseña, una diligencia a mi hermano, como que fue a entregar la documentación y si queríamos declarar, llamarían al abogado y se haría la declaración. Que mi hermano les comento que mi yo tenía un poco de miedo de venir, pero que no habría problema, que si había algún problema en que mi hermano pudiera visionar las imágenes de las cámaras antes de ir por allí. Que le preguntaron que porque y el les contesto que para hacerse una idea de lo que había pasado y así después actuar de una forma o de otra. Que una de los policías que allí se encontraban le pregunto que porque quería exactamente ver las cámaras. Que mi hermano le contesto “pues para contrastar ciertas cosas que me ha dicho mi hermano y así ver si me miente o no”, que le siguió preguntando como que cosas, y mi hermano les contesto que “pues por ejemplo, si hay una persona grabada en la que se ve que le está rompiendo el móvil, pues entonces tu me dirás”. Que el jefe de la unidad le contestaba que fuéramos a hacer esas diligencias y después ya veríamos, que siempre las podía solicitar oficialmente. Entonces que mi hermano insistió, en poder ver las cámaras, porque no veía que problema había en que yo viera las cámaras, si no había nada que ocultar, que solo las quería ver para hacerse una idea de cuál era la verdad. Que uno de los policías le contesto, pero bueno, vienes aquí, que se le hizo un favor grandísimo a tu hermano dejándolo en libertad, sin saber las dos versiones, que hay dos compañeros de baja y dices que te dejemos ver las imágenes para poder denunciar a los compañeros. Que mi hermano le contestó, que disculparan si les había ofendido, que estaba prácticamente sin dormir y que él lo único que quería si era posible, es ver las imágenes para hacerse una idea. Que muchas gracias por ponerlo en libertad, que le dijeran cuando podían pasar a hacer las diligencias y ellos le contestaron que por la tarde, entre las 18:00h y las 20:00h, que les informó que en esas horas les iba a ser casi imposible ir y ellos le dijeron que tenía que ser a esas horas, que es cuando estaban los compañeros que hacían la reseña. Que les comentó que intentarían estar y sino llamarían. Que ese día y después de varias llamadas telefónicas a la Comisaria para avisarlos, en la última le dijo mi hermano al policía con el que hablo que si había algún problema en ir al día siguiente, miércoles 22 y le contestaron que tenía que ser antes de las 10:00h que si querían que no vinieran, que cerraban las diligencias y lo mandaban al juzgado, a lo que mi hermano contestó que querían declarar y que no había ningún problema, que estarían allí por la mañana.

Que el miércoles 22 sobre las 09:30horas fuimos a la Comisaria y allí nos remitieron a la oficina de Atención al Ciudadano y el policía que estaba allí, nos dijo que las ordenes que el tenia era, que me hicieran la reseña a mí, a mi hermano una diligencia, pero solo haciendo constar que había llevado la documentación el 20 por la noche a la Comisaria, sin poder declarar nada más y que si yo quería declarar que se me recogería la declaración. Que mi hermano le preguntó que cuando vendría el abogado y el policía le dijo que como estaba en libertad, no podían llamar al abogado de oficio y que si no había declarado antes que ahora no se le podía llamar. Que mi hermano le contestó, que antes no le han dado la opción de declarar y en ningún momento ha estado con su abogado de oficio, aquí lo que pasa es que quieren dejar pasar lo de las cámaras y así no habrá pruebas.

Que durante la tarde del martes 21 y el miércoles 22, mi hermano estuvo hablando con varios testigos presenciales, los cuales le confirmaron, que en ningún momento he empujado a ningún policía después de soltarme y ponerme a correr. Que si vieron como un policía me intentaba pegar con la porra, sin conseguirlo y que se tropezaron con una valla publicitaria o cartel propiedad de la Chacinería que hay justo enfrente del Mesón Balby,. Que algunos se están pensando la posibilidad de acudir como testigos, pero no lo tienen claro y que todavía faltan varios testigos de localizar y hablar con ellos, por si quisieran participar como testigos. Que una vez se conozca el nombre del/os testigo/s, se notificará para que puedan prestar declaración. También observó que existe una cámara en la oficina de Caja España sita en C/ Argentina, pero desconoce si podrán servir y que del lado de la acera de la Chacinería citada, tanto la Chacineria como otro establecimiento, sacan cada uno, una especie de valla publicitaria o cartel, con distintas ofertas.

Esta denuncia va dirigida contra los funcionarios de Policía que me agredieron cuando estaba en el suelo tanto físicamente como psicológicamente, los que se burlaron de mí y el que me rompió el teléfono móvil, y especialmente el funcionario de paisano que procedió a mi detención, por si los hechos denunciados fuesen constitutivos de delito.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dE3K

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal