lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gA6a

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

15/04/2022 :: Estado español, Estado español

Llamamiento a la defensa de los salarios y las pensiones, el derecho al trabajo

x Juan Viera Benítez
Y la paz frente a la ofensiva de guerra de la OTAN

Por la construcción de una nueva representación política de trabajadores y trabajadoras, así como de los pueblos fiel a sus intereses y aspiraciones.

El día 9 de abril nos hemos reunido en Villafranca de los Barros (Badajoz), representantes de diversos colectivos sociales y políticos, (Extremadura Digna, Organización en Defensa de lo Público, Partido Socialista Libre Federación, socialistas y comunistas sin afiliación política) llegados desde Madrid, Cádiz, Granada, Madrigal de la Vera, Almendralejo, Palomas, Badajoz, Cáceres, Mérida, Ribera del Fresno, Benquerencia, y hemos debatido libremente acerca de las tareas del movimiento obrero y democrático y de sus organizaciones, estableciendo algunas consideraciones acerca de la grave situación en la que vivimos y de las tareas a corto y medio plazo sobre las que reorganizar nuestra actividad en común.

En la reunión se ha mostrado una preocupación particular por la situación y aspiraciones de los jornaleros y jornaleras en su lucha por un convenio colectivo del campo y una imprescindible reforma agraria que también debe dar satisfacción a las justas demandas del movimiento campesino que lucha por políticas de precios y unas condiciones de producción justas que mantenga en vida a las pequeñas y medianas explotaciones agrarias.

1.- Por una conferencia internacional contra las guerras.

Con la crisis económica y social de la pandemia, y la guerra de Ucrania, hemos entrado en un nuevo periodo de la lucha de clases a escala internacional. La ofensiva de los capitalistas, de quienes dominan el mundo, contra las conquistas sociales y los derechos democráticos de la clase trabajadora, nos ha conducido a una nueva guerra en el mismo corazón de Europa.

Vaya por delante nuestra posición intransigente y de principios contra la guerra imperialista desatada por las grandes potencias del mundo sobre el terreno ucraniano, y nuestra demanda de que el Estado español rompa con los planes y políticas de guerra, con el dictado de la OTAN, como instrumento de la industria de armamento, de los señores de la guerra. Por ello somos partidarios de una Conferencia Internacional contra la guerra en el momento que el Gobierno español reúna en Madrid la cumbre de la OTAN.

2.- Las demandas de la clase obrera agrícola y del movimiento campesino.

La humanidad bajo la descomposición del sistema de la propiedad privada vuelve a estar, otra vez, al borde del precipicio. Es hora de llamar a las cosas por su nombre y de establecer, en lucha por las reivindicaciones y la unidad, un terreno de reflexión y de intervención de carácter independiente por una nueva representación política y sindical para las clases trabajadoras de la ciudad y del campo.

Responsables del movimiento campesino han subrayado sus demandas, sus demandas sobre políticas de precios y otras medidas necesarias que faciliten la vida de quienes se dedican activamente al trabajo en el campo; a su vez, los jornaleros y jornaleras reclaman un convenio colectivo que exprese sus principales exigencias y unas condiciones laborales que les permitan un bienestar, negociación a la que algunas organizaciones patronales agrarias se niegan. Cuando las demandas sociales más elementales chocan con las políticas de un nuevo pacto de rentas para la congelación de las rentas del trabajo en un momento en el que sufrimos el ataque permanente de las subidas de los precios, de la especulación capitalista, como no hemos conocido desde hace más de treinta años.

Así como la total vulneración de los derechos de las pequeñas explotaciones familiares sometidas igualmente a la especulación y la explotación por parte de las grandes cadenas alimenticias.

En el terreno de los convenios, la patronal y el Estado se aprovechan de la ausencia de legitima representación de los agentes sociales oficiales, planteándonos la cuestión de impulsar la lucha por un convenio colectivo del campo mediante la elección de representantes de nuestras reivindicaciones en los tajos y lugares de trabajo.

3.- Por una reforma agraria que ponga en valor las grandes extensiones de tierra improductivas y facilite el acceso a los insumos de producción a las pequeñas y medianas explotaciones agrarias.

En algunos territorios del Estado Español como en Extremadura, Andalucía, o ambas Castillas y León, urge la necesidad de una reforma agraria que expropie las grandes fincas, muchas improductivas y otras en manos de los fondos de inversión y de una burguesía latifundista que influye en la determinación de los precios de los productos agrícolas que arruinan a los agricultores, y disfrutan de las políticas de subvenciones de la Unión Europea. Una reforma agraria que ponga en manos de quienes trabajan la tierra la financiación y el control de los insumos necesarios para la producción y comercialización de sus producciones.

En la conferencia ha quedado de manifiesto que quienes trabajan en el campo aspiran a la tierra y al trabajo asociado mediante cooperativas agrarias independientes y democráticas que acaben con la esclavitud laboral que ahora se padece en algunos de nuestros pueblos, en los que se han desmantelado, y/o privatizado los principales servicios sociales, negando la autonomía de nuestros municipios y la financiación necesaria para dar respuesta a las demandas de la población.

4.- La importancia de dotar de capacidad y competencias a los Municipios.

Los municipios deben poder participar y ser capaces de solucionar los problemas básicos de la población, especialmente los más elementales que agravan las condiciones de vida de las clases trabajadoras y de los sectores sociales económicamente más débiles. Así, es imprescindible que estas administraciones públicas dispongan de medios para poder hacer frente a las necesidades de la vivienda y vivienda tutelada para personas de diferentes tipos de dificultades, edad, y/o discapacidad.

Somos conscientes de que estas demandas engloban tanto a la clase trabajadora del campo como de la ciudad, sometida toda ella a la precariedad, el alza generalizada de precios y la dificultad para acceder a viviendas dignas, sanidad, educación e igualdad entre todas y todos. Somos conscientes de las dificultades muy graves que viven personas que a partir de cierta edad madura son expulsadas del mundo laboral y por lo tanto deben tener soluciones urgentes y permanentes.

5.- El papel de la Unión Europea.

Las políticas de la Unión Europea contra la producción agraria y ganadera son el origen de nuestros males, políticas que se desarrollan financiando a los terratenientes y grandes propietarios para que sus tierras no sean productivas y controlando los precios agrarios que arruinan las pequeñas explotaciones. El Parlamento de Extremadura y las Cortes Generales no pueden seguir sometidas, si quieren ser instituciones democráticas y representativas de la mayoría social, al dictado de la Política Agraria Común, estableciendo, por contra, los principios de la soberanía alimentaria, y la protección de los derechos democráticos y sociales de los trabajadores del sector, así como de los pequeños propietarios. A tal fin nos comprometemos a preparar una moción agraria dirigida a estas instituciones, comenzando por nuestros ayuntamientos, como moción del mundo agrario y rural que resuma nuestras principales demandas.

6.- Consulta sobre Monarquía o República.

En la clase trabajadora sabemos que si no hacemos nuestra propia política acabamos defendiendo políticas que no son las nuestras. Por ello no nos queda más solución que la reorganización en unidad de nuestras fuerzas, para ayudar al trabajo y pueblos hacía la más amplia movilización. Por ello hemos decidido, trabajando por incorporar a otros colectivos, sacar las urnas a las calles y las plazas para que el próximo día 14 de mayo se pueda organizar en todos los territorios de España una consulta sobre Monarquía o República, que ayude a expresar las auténticas aspiraciones de cambio político y social de la mayoría. Y ello considerando, que si las Cortes generales quisieran ser una verdadera representación de la soberanía popular y no un instrumento partitocrático de la oligarquía, ellas mismas plantearían la cuestión convocando un referéndum vinculante sobre la forma de gobierno.

Los colectivos Extremadura Digna, Defensa de lo Público junto a Socialistas Independientes, Alternativa Republicana y Partido Socialista Libre Federación decidimos constituir un comité de enlace y trabajar en común, abiertos a la incorporación de otras organizaciones para continuar el avance por la unidad y la lucha por las demandas democráticas y sociales en las mejores condiciones. Por la construcción de una nueva representación política de trabajadores y trabajadoras, así como de los pueblos fiel a sus intereses y aspiraciones.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gA6a

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal