lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/yI1

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

30/10/2008 :: Anti Patriarcado, Argentina

"No hay que naturalizar la desaparición de mujeres ni la prostitución"

x ANRed - Sur
"Yo hablo del Estado proxeneta donde todas las mujeres somos objetos sexuales seamos o no putas. De los hombre como prostituyentes, no hay putas si no hay prostituyente"

El jueves 23 de octubre se realizó una charla debate denominada "Enfoques sobre la trata y la prostitución" en el Instituto del Profesorado Joaquín V. González [Buenos Aires] en la que participaron Sonia Sanchez, autora del libro "Ninguna mujer nace para puta", Fabiana Tuñez, de La Casa del Encuentro y Maria Paula Garcia, de Socialismo Libertario. El debate giró en torno a la utilización de las palabras cuando hablamos de trata y prostitución y qué acciones podemos llevar a cabo para desnaturalizar la esclavitud de mujeres niños y niñas.

Martín Cifuentes, profesor del Instituto e integrante del Espacio abierto, señaló al comienzo de la charla que la iniciativa de realizar este tipo de actividades es muy importante e invitó a tener participación activa "en un tema que lamentablemente se ha naturalizado y se sigue naturalizando, que es la desaparición de las mujeres en democracia, principalmente para la trata".

Luego, las panelistas comenzaron su exposición en tormo a los enfoques de la prostitución y la trata. Así, cada una expuso desde su perspectiva cuáles eran los puntos de unión para trabajar una estrategia que nos permita avanzar en la lucha contra la explotación sexual de niños, niñas y mujeres. Aquí, sus dichos:

Fabiana Tuñez

"Este tema nos interpela y nos compromete a profundizar a analizar, juntas y juntos, de qué manera la trata de personas es una forma de violencia hacia las mujeres y un tema de Derechos Humanos. La trata de mujeres y la prostitucion son formas de violencia hacia las mujeres y desde ahí a nosotras, como Asociación Civil La Casa del Encuentro, nos hizo pensar antes del 24 de marzo de 2007 que lo que faltaba era poner en la calle la movilización, el tomar el espacio publico con el tema de la trata y con el tema de la prostitución. Así nace el 3 de abril de 2007 y estamos manifestando no solamente nosotras sino muchas agrupaciones, organizaciones que creemos que la toma del espacio público es la forma en la cual encontraremos los mejores caminos para enfrentar a las redes de trata para deslegitimar la violencia hacia las mujeres y el tema de la prostitucion.

La trata mueve 32 mil millones de dólares anuales en el mundo y se lleva la vida de más de 4 millones de mujeres y niñas en el mundo. Y en Argentina estamos hablando de una cifra aproximada, porque no hay estadísticas oficiales, de más de 600 mujeres y niñas desaparecidas y secuestradas por las redes de trata para la prostitución.

Cuando elegimos el término mujeres desaparecidas en democracia lo hicimos como una manera de reunir este tema de las desapariciones que hubo durante la dictadura y las desapariciones que hay en democracia pero no olvidamos que estas desapariciones y estos secuestros no datan solamente de la democracia, esto data de mucho tiempo atrás. Lo hicimos como una forma de encontrar la posibilidad de que la gente entienda de que no hay una plena vigencia de los Derechos Humanos, algo que se debe garantizar o debería estar garantizado.

Pero cuando hablamos de trata también hablamos de complicidades de los diferentes poderes (político, judicial, religioso) pero también hablamos de la indiferencia social, sin la indiferencia social tampoco este fenómeno podría estar dándose o se hubiera dado a lo largo de la historia, pero fundamentalmente no se daría si no hubiera consumo de prostitucion si no hay consumo de prostitucion no tendriamos ni prostitucion ni trata. Por eso nosotras decimos que la prostitucion no es trabajo y que es una forma más de violencia hacia las mujeres.

También estamos expresando nuestro más enérgico repudio a la ley sancionada recientemente en el Congreso de la Nación, que pretende diferenciar entre víctimas mayores y victimas menores exigiéndole en el caso de las mayores que demuestren que no prestaron consentimiento esto es una aberración ¿cómo alguien va a demostrar que no prestó consentimiento para su propia esclavitud? Además son las penas más bajas de toda Latinoamérica aplicadas a los tratantes y proxenetas, sabemos lo que pasa en Argentina cuando las penas mínimas son tan mínimas: entran por una puerta y salen por la otra.

Tampoco hay una verdadera política de asistencia integral a las víctimas de hecho muchas organizaciones de la sociedad civil estamos en este momento recibiendo las denuncias de familiares porque toca los timbres de diferentes estamentos del Estado y no hay respuesta, entonces se hace necesario que conformemos entre todas y todos una red social y política contra toda forma de violencia abuso y discriminación hacia las mujeres y esto no es solamente por la trata, no solamente por la prostitución, esto también es por los femicidios, por los abortos clandestinos, por las cientos de mujeres que son violadas en nuestro país y esto tiene una raíz y se llama patriarcado, el patriarcado y el machismo que cosifica los cuerpos y las vidas de las mujeres reduciéndolas a cosas que se pueden violar asesinar matar desaparecer torturar esta es la forma, la de reunirnos de analizar entre todos y todas los mejores caminos y estrategias para poder enfrentar al patriarcado al machismo a las redes de trata y a las complicidades que se dan entre todos los sectores que están involucrados en este tema."

María Paula García

"Hay varios enfoques a la trata y prostitución, ¿cuál podría ser el que podríamos buscar en común para enfrentar este tema? Coincidiendo con lo que decía Fabiana nosotras tenemos un enfoque interesado, no uno neutral tenemos una posición, que en lo que estamos buscando lo que estamos llevando adelante es enfrentar un tema pero buscando la vida y la dignidad de las mujeres esta es una lucha desde este punto de vista es necesario ir más allá de los debates que están planteados por ejemplo si la prostitución es trabajo o no, si reglamentar, si abolir si prohibir ir más allá buscando en realidad una posición diferente.

Yo coincido con Fabiana a la hora de decir donde ubicamos la trata y prostitución y la trata y prostitucion queremos tratarla al interior de la dominación patriarcal si hablamos de trata y hablamos de prostitución es porque existe un patriarcado una forma de dominación de un género sobre el otro que además es mucho más que una forma, es cultura, es ideología son prácticas sociales. Entonces ubicamos la lucha contra la trata y la prostitucion al interior dela lucha contra el patriarcado. Hay que ubicar la cuestión de la trata y prostitucion hacia el crecimiento enorme que hay de la violencia hacia las mujeres niñas y niños en todas sus formas. Digamos que la trata y la prostitucion son dos caras de una misma violencia es la expresión más brutal digamos de violencia contra las mujeres y al mismo tiempo es una de las prácticas más naturalizadas y justificadas socialmente, por ejemplo cosas que en otras circunstancias serían consideradas violaciones malos tratos violaciones a los DD.HH.

Por otro lado nos parece importante no escindir trata y prostitución, aunque no son lo mismo porque en realidad la trata existe porque existe la prostitución que es anterior, cronológicamente y lógicamente. Primero porque la prostitucion como práctica, si bien no es verdad que es el oficio más antiguo del mundo para las mujeres, el oficio más antiguo es el proxenetismo, no la prostitución. La prostitución tiene un origen que es la fundación del patriarcado, no existió siempre no es natural a la vida de la especie humana. Lógicamente para que puedan existir mujeres secuestradas traficadas trasladadas de un lugar a otro como mercancía tiene que haber una sociedad que justifica que ampara que da determinado consenso.

Tampoco se puede hablar de trata y prostitución en sí mismos aislados de nuestro contexto histórico y social, en ese sentido hablar de trata y prostitucion como un fenómeno mundial implica hacer cuentas con nuestra propia realidad como país y continente porque cuando las compañeras lanzan esta cuestión de aparición con vida de las mujeres y niñas desaparecidas en democracia por las redes de prostitucion el paralelo fue inevitable ¿hay desaparecidas en este país? ¿No es Julio López el único desaparecido en democracia? Entonces dijimos no, hay cientos de mujeres desaparecidas, no sabemos cuantas miles de mujeres que desaparecen cotidianamente.

Otro tema a discutir es que sabemos que hay organismos nacionales e internacionales que aportan miles de millones de dólares al año para sostener campañas contra el flagelo de la trata porque de la prostitucion no dicen absolutamente nada, porque para estos organismos está la idea de la prostitucion como elección y eso es una trampa grande. Tenemos que preguntarnos por qué estamos hablando de esto hoy y acá, por qué hay grupos como espacio abierto que se forma en este contexto. Mi posición es que gracias a sectores importantes de la sociedad que en el último tiempo han comenzado a decir basta.

En primer lugar las madres de las chicas desaparecidas, las familias los amigos los conocidos gente que se ha dado cuenta que si quiere cambiar lo que está sucediendo tiene que actuar en primera persona porque no puede confiar en nadie documentalistas periodistas independientes medios alternativos, porque los nacionales tienen una hipocresía enorme ¿quién le puede creer al grupo Clarín que lucha contra la trata o contra la violencia hacia los niños cuado nos dice "con los niños no" (como si con las mujeres sí), cuando se abastece en gran medida gracias al rubro 59. ¿Quién puede creerle a Telefe que pone la novela vidas robadas y en los bloques pone avisos como "llama al 0-600-colegialas y hacé realidad tus fantasías"?.

Quién puede creerle a los medios nacionales, los del poder? Son los medios alternativos quienes han tomado este tema en primera persona que ha comenzado a mostrar una realidad que muchos se negaban a ver: que en este país a 25 años del retorno de la democracia hay mujeres que son secuestradas, torturadas, violadas y seguramente sus bebés son apropiados cuando tienen que parir en clandestinidad y que hay verdaderos centros clandestinos de prostitucion -detención que no funcionan aislados de la sociedad todo el mundo sabe donde están.

La vida de las mujeres para sectores del poder político no valen nada, como no valen las que mueren por abortos clandestinos como no vales las cientos de mujeres que mueren dia a dia por los femicidios. No creo que desde los poderes políticos pueda esperarse nada, es de la propia sociedad que ya empezó a construir estas redes de solidaridad de prevención de contra información, de encuentro de debate de reflexión que nos puedan permitir empezar a erosionar desde abajo el terreno fértil sobre el cual crecen estas redes que es la indiferencia, la hipocresía, la doble moral, de decir "bueno, la puta se lo habrá buscado", rompiendo la gran trampa del patriarcado que nos quiere dividir parece que el problema de las mujeres en situación de prostitucion es solamente de ellas mismas y no.

Este es un problema de todas las mujeres y para todas las mujeres porque todas podemos ser prostituidas, todas podemos ser utilizadas como mercancía, todas podemos ser asesinadas violadas torturadas, y al mismo tiempo es un problema de toda la sociedad, no es sólo de mujeres, por eso es importante un lugar mixto de reflexión donde muchos compañeros ponen en cuestión unos de los pilares del patriarcado que es que el hombre tiene derecho a poseer los cuerpos de las mujeres que desee ya se accediendo a ellos de una manera violenta, romántica o galante o pagando. Entonces romper estos mecanismos de complicidad desnaturalizar prácticas y concepciones."

Sonia Sánchez

"Yo vengo acá a invitarlos a que me ayuden a pensar, porque pienso que es necesario como sociedad toda tener un espacio de pensamiento qué nos dicen cuando nos dicen trata, no hablan de mí como mujer prostituida, tampoco hablan de mí si dicen trabajadora sexual. Pero si habla de explotación sexual de mujeres niñas y niños ahí vamos a hablar como sociedad de la prostitucion donde todas y todos somos cómplices.

Yo hablo del Estado proxeneta donde todas las mujeres somos objetos sexuales seamos o no putas. Quiero hablar de los hombre como prostituyentes, no hay putas si no hay prostituyente ¿cómo podemos terminar con esta explotación sexual? Las invito a hablar con los hombres, vecinos, hermanos, padres, novios, amigos acerca de la psrostitución. Caramba, ¡si hasta son la persona mas cuidada hasta en esta ley nefasta, que es un gran circo donde las mujeres, niñas y niños seguimos siendo el centro de la diversión!

¿Cómo podemos como sociedad terminar con este flagelo que hace que la ciudad de Buenos Aires sea un gran prostíbulo?

¿Cómo podemos terminar con esa explotación sexual, si en las casas no hablamos de qué es la prostitucion, o si en algunas casas los padres llevan a sus hijos a debutar, a ir de putas?

Cómo podemos trabajar el tema del lenguaje que cada vez más nos imponen para invisibilizar toda la mierda que vivimos todos los días. Como mujer me pongo en cuestión todo el tiempo como parte de la sociedad y porque tambien he sido parte de este circo y digo basta.

Cómo resignificar las palabras y nombrarlas por su verdadero nombre. Ese es el desafío a que invito a que todas y todos nos cuestionemos e involucremos".

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/yI1

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal