lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/aR4

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

14/02/2003 :: Bolivia

Bolivia: Boletin 5 "Las movilizaciones continuaran hasta las ultimas consecuencias".

x Clajadep

BOLIVIA: Boletin 5

Clajadep

Declaracion del estado Mayor del Pueblo: mantener y profundizar la movilización, los bloqueos y vigilias urbanos y rurales hasta lograr la renuncia de Sánchez de Lozada y Carlos Mesa.

El dirigente del trópico cochabambino Feliciano Mamani dijo que las movilizaciones continuarán "hasta las últimas consecuencias", y que la decisión de los cocaleros "es no dejar volar ni una mosca en esta ciudad hasta que Goni y Mesa se vayan

El dirigente fabril Oscar Olivera dijo que el anuncio presidencial de dejar sin efecto el impuesto al salario, es bastante tardío y alentó a sus bases a continuar con las movilizaciones "hasta que Goni y Carlos Mesa se vayan del gobierno".

Los dirigentes del magisterio urbano y rural anunciaron la posibilidad de adelantar la huelga general indefinida, no sólo para pedir la atención a sus demandas, sino para exigir la renuncia del presidente.

Clajadep

Seguimos actualizando las noticias que llegan.
Mantenga contacto con Indymedia Argentina, La Haine, Clajadep, La Resistencia-Peru y Boletin La Fogata.
Sume sus esfuerzos informativos y analiticos.
Que la voz de la Resistencia se extienda por todos lados.
A quebrar el dominio de la midia.
A quebrar las medias tintas de la izquierda reformista y electoralista.
Monte redes alternativas horizontales.

Con la caída de la noche, una virtual tregua se instaló en la convulsionada Bolivia. Los francotiradores del Ejército dejaron de disparar a mansalva, mientras los dirigentes sindicales preparan nuevas acciones en busca de precipitar la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien intenta sin embargo normalizar la situación del país a partir de este viernes.
Tras dos días de violencia y muerte, una tensa calma se apoderó de las calles y caminos. Desde las pantallas de televisión, los gobernantes convocaron a la pacificación y pasaron por alto las demandas de los sectores sociales que claman por su renuncia. En la sede de la Central Obrera Boliviana, los sindicalistas ratificaban su posición y discutían con pasión sus estrategias para tumbar al régimen neoliberal.
Hasta al anochecer de este jueves se habían reportado una veintena de muertos a bala, más de un centenar de heridos graves y casi un millar de detenidos, según el recuento de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.
Los enfrentamientos y protestas fueron el pan del día en todas las ciudades del país. En Cochabamba, la plaza fuerte del movimiento cocalero y de la resistencia antineoliberal, manifestantes de diversa laya tomaron el casco viejo de la ciudad desde las 9:00. A esa hora se reporta que en el Chapare dos cocaleros fueron asesinados por el Ejército.
La denuncia del presidente del Concejo Municipal cochabambino, Edgar Montaño, de que miembros del Ejército intentaron introducir armas a la prefectura "para apostarse en la azotea y reprimir las movilizaciones", marcó el rumbo de una jornada que en esta ciudad no es de plena normalidad, como sugirió ayer el prefecto del departamento.
Trabajadores de Empresa de Electricidad y de calzados Manaco desde muy temprano impidieron el paso de vehículos en el kilómetro 12 de la avenida Blanco Galindo, que conecta con los departamentos del occidente del país. Afligidos transeúntes y ocasionales ciclistas se apresuraban en trasladarse a sus fuentes de trabajo, pese a que desde radios y canales televisivos se anunció que este jueves no había actividad laboral en la administración pública ni en la privada. Y que tampoco clases en establecimientos educativos ni atención médica en los centros de salud.
Mercados cerrados, tiendas de abarrotes y negocios diversos con la cortina metálica asegurados con doble cerrojo, y bancos y oficinas estatales custodiados por uniformados recordaron a las jornadas de la denominada "Guerra del agua", en abril de 2000.

La jornada de protesta, convocada por la Central Obrera Departamental y el Estado Mayor del Pueblo (EMP), halló en universitarios y cocaleros a sus abanderados. Los primeros con la tricolor boliviana luciendo un crespón negro, y los cultivadores de la hoja milenaria batiendo whipalas, se adueñaron de las calles Junín y Hamiraya, y de la céntrica avenida Heroínas.

El dirigente del trópico cochabambino Feliciano Mamani dijo que las movilizaciones continuarán "hasta las últimas consecuencias", y que la decisión de los cocaleros "es no dejar volar ni una mosca en esta ciudad hasta que Goni y Mesa se vayan a su casa, pero que antes devuelvan las empresas capitalizadas al Estado". Los chapareños se dividieron en dos grupos. Uno bloqueaba la avenida Heroínas, y el otro la avenida Ayacucho. Se informó que también la carretera que une Cochabamba con Santa Cruz, en la región del Chapare, fue interrumpida.
A las 9:45 los bloqueos de las céntricas vías eran masivos. El dirigente de la FUL local Jaldín Coca denunció que el estudiante de Derecho Manuel Cari desapareció desde la víspera. "Seguro que está en poder de las milicias del MNR", dijo.
En momentos que unos 100 uniformados armados como para una guerra ingresaban a la plaza 14 de Septiembre para resguardar los inmuebles del Estado soportando la pedrea y rechifla de manifestantes y curiosos, dos tanquetas y dos carros de asalto irrumpieron a la avenida Heroínas con la orden de despejar a la multitud que perifoneaba el estribillo convertido en eslogan de todas las movilizaciones populares bolivianas: "Goni, cabrón, andate a Washington".
En el techo de la Fiscalía y de otros edificios que rodean la Plaza de Armas, destacaba nítida la figura de francotiradores, con el ojo de sus armas dirigido a cuanto ser vivo circulaba por ese lugar.
La Policía no participó en absoluto en las tareas de represión. Los efectivos del verde olivo continuaban amotinados y acuartelados en dependencias de Orden y Seguridad. No aceptaban el acuerdo de la víspera firmado por sus pares paceños y representantes de gobierno.
El estado de tensión se agravó cuando a las 11:00, el ejecutivo de la COD, José Luis Choquetijlla, corroboró una información hecha pública minutos antes por el diputado Evo Morales: dos cocaleros fueron asesinados en la región del trópico cochabambino por miembros del Ejército. Las víctimas son Julio Sejas y Juan Chambi.
Los cochabambinos almorzaron pegados a la radio y el telvisor. Por la pantalla chica se veían imágenes que parecían reeditadas de las jornadas de abril sangriento. Jóvenes con el rostro cubierto al estilo zapatista y militares que portaban armas de reglamento se disputaban el control de las calles. "Las tanquetas salieron a las calles para pacificar la ciudad’, (mal)dijo un oficial de Ejército.
La pertinaz llovizna que desde temprano se regó sobre la ciudad, no enfrió para nada los ánimos de los movilizados que porfiaron por ingresar a la plaza principal. Un grupo de jóvenes que logró burlar la vigilancia militar procedió al desvalijamiento de una tienda de ropa deportiva.

Muy cerca del epicentro del conflicto, en la intersección de la calles Junín y Ecuador, se produjo un enfrentamiento. "De un carro blindado que nos perseguía ha salido un disparo que le atravesó la mano y la pierna a un muchacho, y después que permaneció tirado en el suelo por largo rato pudimos evacuarlo en una motocicleta", dijo un manifestante que como evidencia mostraba un charco rojo que intentaba ser lavado por la lluvia.
También en ese horario, dos de la tarde, se produjo otra reyerta. Manifestantes y acólitos de la rosada que portaban piedras y palos lucharon, unos por tomar la sede del gobernante MNR y los otros por defenderla. La intervención de un contingente militar puso fin a esa champa guerra.
La ciudad semiparalizada vivía una mentirosa calma con gente refugiada en sus hogares y calles vacías. El escaso flujo vehicular disminuyó más tras el comunicado del ejecutivo de la Federación del Autotransporte, Orlando Guillén, en sentido de que un ampliado de emergencia determinó la realización de un paro de 48 horas a partir de hoy "como medida de resguardo de nuestros motorizados y por la pacificación del país". Inmediatamente la venta de pasajes en la terminal de buses fue interrumpida, tanto hacia La Paz y Oruro como a Santa Cruz.
A las 15:45, radios y televisoras locales informaron que en inmediaciones de la plazuela Corazonistas se estaban produciendo saqueos a tiendas, por grupos de inadaptados. Se trataba, para ser exactos, de los chicos de la calle denominados "polillas", quienes abundan en el país, según Sartawi -una fundación paceña que trabaja con niños y jóvenes que no tienen hogar-, desde la aplicación del 21060 en 1985, durante la presidencia del extinto líder del MNR Víctor Paz Estenssoro. Como que los hijos se rebelaron contra sus progenitores.
En el recuento de los daños al final de esta convulsionada jornada, el gobierno intentó la de Pilatos. Responsabilizó de los sucesos de La Paz, Cochabamba y el resto del país al Movimiento al Socialismo (MAS) y al Estado Mayor del Pueblo (EMP). Evo Morales dio la cara para explicar que son el propio mandatario Sánchez de Lozada y sus ministros quienes con su soberbia provocaron, desde su asunción al poder, más de 40 muertos, casi todos de bala. "Si de veras se cree tan boliviano el presidente, que renuncie", dijo.

Por su parte, el dirigente fabril Oscar Olivera dijo que el anuncio presidencial de dejar sin efecto el impuesto al salario, es bastante tardío y alentó a sus bases a continuar con las movilizaciones "hasta que Goni y Carlos Mesa se vayan del gobierno".

Pronunciamiento del Estado Mayor del Pueblo:

La crisis social y política que vive el país tiene su origen en el autoritarismo y en la incapacidad del gobierno y su sometimiento a las políticas dictadas por poderes extranjeros, la embajada de Estados Unidos, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, ante esta grave situación que pone en riesgo los derechos democráticos conquistados por el pueblo, las organizaciones sociales, sindicales y políticas conscientes de nuestro rol y compromiso con la nación hemos decidido:
1. Ratificar el pedido de renuncia inmediata del presidente y vicepresidente de la república para evitar que se siga asesinando al pueblo en las calles como la única forma de lograr la pacificación del país. Nuestro pedido de renuncia lo hacemos en defensa de la democracia, de la vida y dignidad de los bolivianos, porque un gobierno que ordena asesinar a ciudadanos en las calles, porque se sustenta únicamente en la fuerza de las armas, no es un gobierno legítimo, ni democrático. La renuncia debe dar paso por vías constitucionales a la conformación de un gobierno de transición cuyas principales tareas deben ser convocar a elecciones generales o a una asamblea constituyente de acuerdo al ejercicio de la soberanía popular, cambiar la política, económica neoliberal implementando una nueva política en función de los interese populares la soberanía y dignidad nacional.
2. Recuperar de manos de las transnacionales nuestros hidrocarburos y las empresas estatales, redistribuir las tierras y atender las demandas territoriales de las comunidades indígenas, campesinas y originarias .
3. Determinar la pausa en la erradicación de los cultivos de coca en tanto se realice un estudio por un organismo internacional sobre la demanda que determine los volúmenes de producción.
4. Expresar nuestro reconocimiento a la Policía Nacional y compartir su duelo por los camaradas asesinado, pedirles al mismo tiempo que no repriman al pueblo boliviano, que eviten el vandalismo y den seguridad a la ciudadanía y la propiedad privada.
5. Llamar a la comandancia de las Fuerzas Armadas a evitar mayor derramamiento de sangre y a no comprometerse con la masacre de bolivianos que el gobierno de Sánchez de Lozada ha ordenado.
6. Convocar a las centrales obreras departamentales y regionales, federaciones departamentales de trabajadores, organizaciones de campesinos y colonizadores, universitarios, maestros rurales y urbanos, cooperativistas y trabajadores mineros, gremialistas, trabajadores por cuenta propia y desocupados y a todas las organizaciones vivas del pueblo a mantener y profundizar la movililización, los bloqueos y vigilias urbanos y rurales hasta lograr la renuncia de Sánchez de Lozada y Carlos Mesa.
Estado Mayor del Pueblo

La voz del poder. Comunicado: Movimiento de la Izquierda Revolucionaria-NM
En la dramática coyuntura que vive la Nación, el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria-NM, ha estado trabajando en forma permanente en la búsqueda de soluciones bajo la conducción de Jaime Paz Zamora y expresa lo siguiente:
-Su dolor y solidaridad con todas las familias que han perdido a sus seres queridos durante los trágicos acontecimientos que enlutan a Bolivia.
-Todos debemos trabajar por la pacificación del país y el reencuentro de los bolivianos. El país no puede quedar a merced del accionar del pandillismo político delincuencia! alentado por lideratos irresponsables. Bolivia está por encima de todas nuestras diferencias.
-La solución de la actual crisis sólo puede darse en el marco de la institucionalidad democrática que los bolivianos hemos construido con mucho esfuerzo.
-Nuestra presencia en el Gobierno obedece al principio fundamental de responsabilidad nacional que subordina la conducta partidaria al interés nacional. El pasado 25 de julio, dimos ese paso, más allá de tener visiones distintas sobre la nación y conscientes de que se avecinaban momentos difíciles, frente a una demanda ciudadana por estabilidad ante la profunda crisis económica.
-Estamos convencidos, así lo expresamos en nuestra oferta programática y la experiencia autocrítica de los últimos seis meses lo confirma de manera elocuente, que Bolivia exige un cambio profundo de carácter estructural en el manejo público y en la aplicación de políticas económicas. El modelo vigente ha quedado claramente agotado. El nuevo Presupuesto Genera! Deberá expresar este cambio.
La Paz, 13 de enero de 2003

Policías vuelven a las calles en Santa Cruz

Santa Cruz, (Jatha).- Dejando sus medidas de presión y luego de que en La Paz se llegara a un acuerdo con el gobierno, más de 1.500 policías volvieron la tarde del jueves a las calles para frenar los actos vandálicos y hechos delictivos que se dieron tras la marcha de la COB y la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm).
Los policías salieron a las calles con la instrucción de hacer respetar el orden interno, que había sido alterada por los actos vandálicos de grupos en los cuales se incrustaron delincuentes, para hacer su agosto en pleno febrero.
Los policías habían mantenido un paro de 48 horas y hasta el jueves en la mañana se decía que no levantarían la medida de presión.
Sin embargo, luego de conocer que los delincuentes estaban tomando las calles, salieron para dispersar a las turbas.
Fueron varias las detenciones, especialmente de jóvenes que escapaban con el producto de su fechoría. La policía actuó con tanta rapidez que los vándalos se vieron sorprendidos y muchos no lograron escapar.

Maestros podrían adelantar la huelga general indefinida
(Jatha).- Los dirigentes del magisterio urbano y rural anunciaron la posibilidad de adelantar la huelga general indefinida, no sólo para pedir la atención a sus demandas, sino para exigir la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, por ser incapaz de gobernar el país para.
Ambos sectores tomarán una determinación al respecto la próxima semana: el magisterio rural lo hará en su congreso nacional y los del magisterio urbano convocarán a un ampliado nacional de emergencia, según informaron dirigentes de ambos sectores.
El ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos, Estanislao Aliaga dijo que "el gobierno del MNR y MIR se ve a las claras que responde mansamente a los mandatos de organismos internacionales y no gobierna para los bolivianos y por tanto debe dejar a que los bolivianos nos gobernemos asimismo".
Explicó que para la declaratoria de la huelga general es preciso por lo menos convocar a un ampliado nacional y eso tiene que ser lo antes posible, puede ser el lunes o martes de la siguiente semana, porque la Conferencia Nacional está fijada recién para el 7 de marzo, dijo.
Agregó que hay planteamientos de varias federaciones para adelantar esta medida y que están consultando telefónicamente con las 26 afiliadas.
Por su parte, el ejecutivo de la Confederación Maestros Rurales, Bruno Apaza, aseguró que el congreso nacional de su sector se realizará la próxima semana y ahí se decidirá la fecha exacta del paro nacional, para pedir la renuncia de Sánchez de Lozada.
"Está visto la decisión de este gobierno para mantener el cadáver del modelo neoliberal. No es sólo para aplicar el impuestazo o el gozolinazo como ya lo tenía preparado, seguro es que hay otras medidas tramposas más", aseguró.
El dirigente explicó que fijaron para febrero su congreso nacional pensando que se agotarían las últimas instancias de las negociaciones, pero hemos escuchado en la voz de varios ministros que las mesas de diálogo son simplemente eso, de dialogo y nada más, no de negociación y discusión, de solución de la problemática del país, precisó Apaza.
Agregó que "los del MNR, ya lo han matado al país desde el 85, porque ese año Víctor Paz Estensoro dijo el país se muere , y el domingo (cuando se hizo conocer las medidas económicas del gobierno) Goni repitió lo mismo, lo cierto es que ellos lo mataron al país", finalizó el dirigente.

Clajadep.
Reproduzca y divulgue. La guerra esta en todas partes, no solo en Irak.
Entre en contacto ya!!
Clajadep4@hotmail.com
Clajadepbolivia@yahoo.com
Clajadepchile@yahoo.fr
Claj_n@yahoo.fr
Pedroflecha@hotmail.com

Y tambien:
http://www.lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/aR4

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2018 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal