lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aI9C

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

05/10/2019 :: Mundo, Mundo

Clamor popular en Perú: "Que se vayan todos"

x Mario Hernández
Entrevista con Ricardo Napurí, ex diputado constituyente y senador peruano

El Parlamento, en una maniobra atizada por el Fujimorismo y un grupo de diputados acusados de corrupción suspendió de sus funciones a Martín Vizcarra quien, horas antes, había anunciado la disolución de ese órgano legislativo. La hasta el lunes vicepresidenta Mercedes Aráoz, la «masacradora de Bagua» , fue nombrada «presidenta en funciones» por los diputados corruptos. El pueblo en las calles de todo el país apoya a Vizcarra, al grito de «Que se vayan todos».

El Presidente Martín Vizcarra, acorralado por la Mafia Fuji-aprista, resolvió el lunes 30, disolver el Congreso de la República y convocar nuevos comicios parlamentarios para el próximo 26 de enero.

Ante la decisión de la mayoría fujimorista de capturar el Tribunal Constitucional (TC), el lunes 30 de setiembre el Ejecutivo apeló a la Cuestión de Confianza; fórmula constitucional que lo faculta a disolver el Parlamento si se le niega dos veces consecutivas la confianza por lo que el Primer ministro Salvador del Solar presentó la cuestión de Confianza solicitando al Congreso detener la fraudulenta elección de magistrados. La mayoría parlamentaria no sólo desconoció la Confianza solicitada, sino que avanzó en nombrar los miembros del TC en un claro desacato.

Denegada la Confianza y apelando al artículo 134 de la Constitución que regula la disolución constitucional del Congreso, el mismo lunes 30 de setiembre Martín Vizcarra anunció la disolución constitucional del Parlamento, convocando elecciones congresales complementarias para enero del 2020. En reacción a la decisión de Vizcarra, la mayoría Fujimorista y sus aliados, con el respaldo del mayor gremio empresarial (CONFIEP) se auto convocaron y -pese a no tener los votos reglamentarios y estar ya formalmente disueltos- suspendieron a Martín Vizcarra como presidente. En su reemplazo, nombraron como presidenta encargada a la Mercedes Aráoz, ex ministra de Economía de Alan García, amiga de PPK y mujer orgánica de la CONFIEP, como presidenta encargada. Asimismo, convocaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que intervenga prontamente a mediar en la crisis.

A nivel nacional, ciudadanos de Lima, Trujillo, Piura, Iquitos, Tacna, Cusco, Huánuco, Arequipa y otras regiones del Perú salieron a movilizarse para respaldar la decisión del presidente Martín Vizcarra de cerrar el Congreso de la República.

En días previos Ricardo Napurí analizó la situación en Plan B(aires) que se emite los jueves de 18:00 a 19:00 por FM La Boca (90.1) de la Ciudad de Buenos Aires.

M.H.: Por un lado tenemos la propuesta del presidente Vizcarra para adelantar las elecciones y al mismo tiempo una movilización popular por el cierre del Congreso y por el adelanto de las elecciones reclamando “Que se vayan todos”. ¿Qué nos podés comentar?

R.N.: Para entender el “Que se vayan todos”, que los argentinos conocen bien su significado, es necesario conocer el cuadro en el que se da esta consigna. Perú está atravesando una crisis política profunda, no es una crisis económica, como la que atraviesa la Argentina y otros países porque Perú crece todavía al 4/5% porque exporta minerales a granel, sino que está concentrada en una crisis política y social en desarrollo.

El Presidente Kuczynski renunció obligado porque se demostró que recibía coimas de Odebretch. Alan García se suicidó, el ex Presidente que estaba probado que recibía plata de Odebretch y también de otros vínculos. Fujimori, el Presidente asesino y ladrón y su hija lo mismo. Con estos elementos tenemos más o menos el cuadro de la situación política aunque sea planteado en forma breve.

Las masas y sectores populares han salido a las calles pidiendo que se vayan todos, porque el país en este cuadro de situación está atravesado por una feroz corrupción política. En Perú la crisis de la corrupción es endémica y tiene connotaciones tan profundas que 5 presidentes están procesados probadamente por coimeros, por haber participado en actos de corrupción y cada uno de ellos se ha beneficiado con millones de dólares como si fuera comprar un chicle en la esquina. Por esto los sectores populares han salido a la calle a pedir que se vayan todos.

En Perú la significación de este “que se vayan todos” implica que se vayan principalmente los fujimoristas que son el sector que controlan el Congreso en forma mayoritaria y aplicando políticas de shock neoliberales y, además, porque son la cabeza de la corrupción fundamental del país, han montado un entramado fujimorista con estas características.

Entonces la gente en el cuadro de la situación social del país, no aguanta más a la clase política que está comprometida en estos actos de corrupción mientras el país popular se muere de hambre. Ese es el centro del problema.

El actual Presidente, Martín Vizcarra, es un ingeniero que fue llevado de Vicepresidente en las elecciones pasadas, es un profesional honrado que adquirió cierta fama porque administró bien una gobernación en la zona minera de Moquegua, Arequipa y Tacna, por eso fue llamado como Vicepresidente, para compensar con un rostro honrado y popular a lo que era el grupo de Kuczynski, una fauna de políticos corruptos.

Cuando Kuczynski renunció entonces subió Vizcarra, pero no puede gobernar porque la mayoría fujimorista no se lo permite. Desde el comienzo se intentó que capitulara, él al comienzo dudó pero para sobrevivir ha tenido que apoyarse en las masas y el pueblo para impedir una defenestración por vía del asesinato salvaje que planeaba el fujimorismo. Por eso, entre otras cosas, y otros hechos que lo han calificado, lo han presentado a las masas como un presidente distinto a los otros.

Lo que acaba de ocurrir es que ha mandado un Proyecto de ley al Congreso de mayoría fujimorista, para adelantar un año las elecciones presidenciales y legislativas que deberían realizarse en abril 2021, a abril del 2020. Porque él no puede gobernar teniendo un parlamento hostil. Por supuesto que el Congreso fujimorista quiere mantenerse en el poder hasta el final para cubrirse porque los juicios de corrupción avanzan, ya que Keiko está presa, los fiscales corruptos están procesados, los congresistas y políticos fujimoristas y sus aliados también, hay una campaña anti corrupción muy importante encabezada por Vizcarra, entonces ellos quieren defenderse ganando tiempo para maniobrar e impedir que estos juicios avancen.

Lo que ocurre es que presenta el Proyecto de ley tal cual lo manda la Constitución y la mayoría le dice que no y se niegan a aprobarlo en el Congreso. Según la Constitución la mayoría parlamentaria debería aprobar este Proyecto y luego ser ratificado por un referéndum posterior. La segunda la tiene ganada Vizcarra porque el apoyo popular es muy grande.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aI9C

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal