lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bA8u

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

28/09/2007 :: Mundo

:: Con la proa PuesTa HaCia un EsTado SeguriTario y Posmoderno_

x Colectivo NPH

Con la proa PuesTa
HaCia un EsTado SeguriTario
y
Posmoderno_

-Material MULTIMEDIA-

Comedia y Tragedia:

0.1_ Érase una vez un macabro carnaval

estado de excedencia postfordista: un postfascismo contra la multitud

0.3_ Kirchner se va, el saqueo continúa

0.4_ Multitud y Metrópolis

0.5_ ¡Disparen sobre la multitud! = Siniestralidad+Inflación+Endeudamiento = Caída de la tasa de ganancia

0.6_ El Regresismo Progresista: o cómo robarle más, a los que tienen menos

* Material con recursos MULTIMEDIA en: http://www.colectivonph.com.ar/multimedia/260907.htm

Del estado de “bienestar” a un estado policial:

“Si no pensás como yo te agredo. Eso no es democracia. Eso es fascismo, eso es estalinismo”.
Presidente Néstor Kirchner, 12/9/07.

“A menos de un mes y medio de las elecciones de octubre, y a casi un año de la desaparición del compañero Julio López, en la Argentina hay 16 presos políticos. Tres de estos militantes populares encarcelados, están hoy en huelga de hambre en reclamo de su libertad. Dos de ellos, Fernando Esteche y Raúl Lescano, en el Penal de Ezeiza. El compañero José Villalba, trasladado el 12 de septiembre intempestivamente al Penal de Mercedes. Mientras tanto, se sigue incrementando la represión al movimiento obrero y popular con saldos trágicos e impunes como el fusilamiento del compañero Fuentealba en la provincia de Neuquén o los recientes hechos de Santa Cruz donde hace menos de 1 mes 17 manifestantes fueran atropellados por un ex funcionario de gobierno y ayer fueran violentamente reprimidos por la gendarmería los trabajadores que cortaban la Ruta 3 a la altura de Caleta Olivia. Con represión al pueblo en lucha, con la sanción de leyes como la recientemente aprobada Ley Antiterrorista y con presos políticos se torna imposible hablar de política de derechos humanos en nuestro país”.
Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos, 13/9/07.

“El sistema está practicando eutanasia con los excluidos. Es el caso de niños desnutridos dados de alta en hospitales públicos que fueron a morir en sus viviendas de humilde condición”.
Eduardo Gómez Ponce, Director del Centro de Atención Primaria de Villa Amalia, Tucumán, diario ‘Esto Es Tucumán’, 09/09/07.

“Fue trasladado hasta la Planta Deshidratadora de Repsol YPF en Cañadón Seco, donde Gendarmería tiene un Puesto cuyas comodidades fueron cedidas amablemente por una consecuente petrolera y el delegado del pueblo Claudio Dalle Mura ex Ministro de Sergio Acevedo, inclaudicable amigo de los gendarmes lo cual dejó visiblemente plasmado durante el conflicto de Las Heras que no pudo controlar y terminó con un policía muerto. (.) la Planta Deshidratadora convertida en “chupadero” (.) dónde está la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia a la que no la hemos visto ni escuchado en este caso (como en tantos otros)”.
Agencia OPI Santa Cruz, la detención de Jorge Chanampa, un trabajador que el martes cortaba una ruta pidiendo trabajo y fue violentado, esposado, encapuchado, incomunicado, le impidieron hablar e ir al baño, lo cambiaron de un vehículo a otro, lo insultaron y nadie le explicó por qué lo hicieron, 14/9/07.

“La economía mundo capitalista está en una crisis terminal (.) Enfrentamos a quienes quieren cambiar las estructuras pero para mantener los mismos privilegios que tienen hoy”.
Immanuel Wallerstein, 19/9/07.

Al hostigado delegado de Metrovías Néstor Segovia; a Tomás Eliaschev del FPDS agredido por matones de la UTPBA. A los presos políticos Fernando Esteche y Raúl Lescano del MPRQ; y a José Villalba del FUTRADEyO. A los perseguidos por el capital y sus instituciones. A las y los recluidos por su lucha contra la impunidad de la Nueva Clase. A todas y todos los secuestrados en las cárceles. Hasta la caída de la “Bastilla”, siempre.

0.1_ Érase una vez un macabro carnaval:

“Decime quién sos vos,
decime dónde vas,
alegre mascarita
que me gritas al pasar:
"-¿Qué hacés? ¿Me conocés?
Adiós... Adiós... Adiós...
¡Yo soy la misteriosa
mujercita que buscás!"
-¡Sacate el antifaz!
¡Te quiero conocer!
Tus ojos, por el corso,
va buscando mi ansiedad.
¡Tu risa me hace mal!
Mostrate como sos.
¡Detrás de tus desvíos
todo el año es Carnaval!”
Anselmo Aieta y Francisco García Jiménez. Siga el corso, 1926.

"Ganar dinero no es pecado".
Cristina Fernández de “K”, Hotel Sheraton, previa al 43º Coloquio de IDEA, 3/9/07.

“Duhalde siempre aseguró que su compromiso de apoyo termina con este gobierno el 10 de diciembre. Y que a partir de ahí empezará a organizar un frente opositor”.
Luis Verdi, vocero del ex presidente peronista Eduardo Duhalde, diario Clarín, 13/9/07.

¿Qué es lo mejor que ha tenido el presidente Néstor Kirchner y la senadora Cristina Fernández en los últimos cuatro años? Su vehemencia, su actitud crispada. El volver a poner en el centro de la escena de la acción política su dimensión agonal. ¿Y qué resulta lo peor de ambos? Ser inconsecuentes con su estilo y contenido. El acting como banal espectáculo, la prostitución del lenguaje y el estado de excepción como simulación democrática.

¡Como será lo que viene, que ha esta etapa del modelo devaluador del capitalismo la podemos llamar progresista, comparada, al giro abiertamente conservador que se aproxima!

Todos los candidatos presidenciales, con oportunidad de sentarse en el trono, se pelean por ver quien es más confiable para el capital.

Algunos quieren hacer “La gran Bordón del ‘95”, cuando el Frepaso se enfrentó al Menemismo. El peronismo de los ’90 que apoyaba Néstor, que es Kirchner, como Cristina. Diciendo que la convertibilidad no era mala, que bastaba con que hubiera menos corrupción. Por cierto, que el que está en graves problemas es el sistema mercantil; más acá, o más allá, de un modelo convertible uno a uno, o convertible a tres pesos. Y que, para evitar el sufrimiento de las mayorías, no hay maquillaje que lo salve.

Así vemos desfilar un carnaval de candidatos. Apelando a que, “Basta con robar menos y hacer más”, un tardío, “Roban pero hacen”. Otros, se conforman con emprolijar el genocidio social y crecer menos. Si el mercado es la guerra social, pero por otros medios, pacíficos, normales; de lo que se trata, es de que si la inflación hambrea y mata, basta con bajar un poco la inflación. Que la sociedad de la mercancía no liquide 100 personas por día por causas evitables, sino… ¡90! A eso a quedado reducida la centroizquierda y la socialdemocracia. ¡Esto sí que es Pro!

Todas “Las alegres mascaritas”, que sonríen en “La Tele”, que es su casa, y ya sabemos que para ellas y ellos, “Estar en casa [del capital] es muy bueno”, son amantes de última hora de “La gestión”. Como si la prosecución de un sistema social, que tiene en su base, el crecimiento de la economía a costa de la pobreza de la mayoría, se lo pudiera reparar con un gerente diligente.

Todos los “Antifaces” disputan por ser “Los anteojitos” del capital. Un capital cuya encarnación es la clase patronal. Una clase que es la personificación de la riqueza concentrada de la propiedad privadora. Un empresariado que en la Argentina no supera el 3.5 por ciento de la población. El “Resto del mundo”, son el 96.5% que se desloma y desmorona para mantener y reproducir a una clase inútil. Cristina: “¿Qué loco el capitalismo no?”.

Según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC de 2006, del total de los conglomerados urbanos del país:

• 14.192.130 millones de ocupados + 1.810.432 de desocupados = 16.606.122 millones, nutren a 603.560 patrones.

• 16.606.122 millones versus 603.560.
Esto, “No está bueno”. Esto no es “Pro”-gre. ¿O sí?

De todos y todas las candidatas a managers, por su inconsecuencia, “Yo, la peor de todas” es Cristina Fernández. Madam botox nos dice, “Que el cambio recién empieza”, pero se ofrece como la “Continuidad del cambio”. Es decir, la bipolaridad hecha política, la incoherencia como estilo. Más y peor de lo mismo.

En realidad, Kristina, se postula para ocuparse de cooptar, perseguir y reprimir, la ineludible lucha salarial de las y los trabajadores. Y todos y cada uno de los combates que dará la multitud por la carestía de los precios desatados, su búsqueda por la auténtica libertad, el respeto por la vida, y la política como vocación y epopeya común y constituyente.

Cristina, es el progresismo en el progresismo. Cuando ya hemos comprobado, después del experimento kirchnerista del capital, que mantener el rumbo centroizquierdista fue la continuidad del capitalismo neoliberal por otros medios. Y que los “Nacionales y Populares”, después del 2001, fueron la reacción política ante la explosión de la multitud. Pero lo que viene con ella es infame. Desde ese punto de vista, “El cambio [bien conservador y francamente reaccionario] recién empieza”.

0.2_ El estado de excedencia postfordista: un postfascismo contra la multitud:

“Cuando denunciamos el avance represivo del gobierno K pareciera que sólo hablamos de los luchadores obreros y populares, o por lo menos eso dejamos de ver durante este tiempo de estar encarcelado con una causa armada con el fin de cerrarnos la boca y destruir nuestras organizaciones por parte del gobierno. Veo una realidad mucho más tenebrosa que es la de cientos de presos sociales en iguales condiciones que sólo tienen el acompañamiento de sus familias, todos con causas amañadas, armadas por la policía, con la complicidad de fiscales y jueces que avalan cientos de violaciones legales y derechos constitucionales, podría llenar esta página con nombres y casos (.) El discurso de independencia de los poderes en Argentina es sólo un verso para giles, porque la “justicia” responde al poder de turno para reprimir y encarcelar al pueblo (.) ¡Pueblo trabajador! Debemos ver que para nosotros sólo existe pobreza, marginación, prisión y muerte. Que no nos engañen diciendo que la cárcel es para reformar, porque estos lugares son de tortura y humillación, donde no somos seres humanos. Donde fiscales con evidentes aversiones contra los pobres como la fiscal de Mercedes Miriam Rodríguez, que es más conocida como la encarceladora de pobres, u Horacio Chiminelli, “el verdugo”.
José Villalba, secuestrado por el estado, integrante de FUTRADEyO Bloque Obrero y Popular, 10/9/07.

“Es el reflejo de una sociedad profundamente dividida entre los que tienen todo y los que no tienen nada (.) Tengo la impresión de que los partidos de la Concertación estamos sin herramientas conceptuales para analizar el fenómeno que hemos vivido ya por segunda o tercera vez en estos tiempos (.) Pero es un modelo excluyente que ha generado una desigualdad creciente. (.) Es un tipo de modelo donde se buscó disminuir costos tercerizando el trabajo, lo que generó enorme marginalidad laboral (.) Hay que terminar con una estructura donde los ricos serán más ricos y los pobres cada vez más pobres. Eso no permite que el país pueda sobrevivir a una tensión social de la naturaleza que hemos visto (.) Esto significa crear voluntades, que es cierto no han existido no sólo en ciertos socios de la Concertación: no han existido en ningún partido de la alianza y de esos somos todos responsables”.
Ricardo Nuñez Muñoz, senador y ex presidente del Partido Socialista chileno, 14/9/07.

“Todo estado es terrorista”.
AlbertoM.

Néstor, que es Kirchner, como Cristina; asumió con 4.000 luchadores sociales procesados y se va dejando 5.000. Las escuchas ilegales superan las 50.000 y el aparato de inteligencia de la Secretaría de Inteligencia (SI), ex-SIDE; de todas las policías y de las Fuerzas Armadas, está intacto. Cada vez más, la cárcel se transforma en el penúltimo destino de los que se oponen al genocidio democrático. Los presos políticos abundan bajo la democracia del capital. La desaparición forzada de personas se ha reestablecido: ¿Alguien se acuerda del secuestro de Jerez?, López sigue desaparecido después de un año, y se “chupan” militantes populares como bajo el final del último gobierno de Perón-Perón.

La miseria de la clase obrera y de la mayoría de la multitud no podría haber llegado hasta aquí, sin sindicalistas-empresarios a las órdenes del mercado y el estado. Las asambleas de los trabajadores y trabajadoras, los cuerpos de delegados de base y las comisiones internas que no responden a la burocracia sindical; son atacadas por la multimedia, perseguidos judicialmente, y agredidos físicamente por barrabravas todo terreno y cuerpos francos bajo las órdenes de las comisiones directivas de los sindicatos oficialistas. La Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), son los últimos ejemplos de este proceder. Una, leal a la CGT (Confederación General del Trabajo); la otra, a la CTA (Central de los Trabajadores Argentinos). Ambas, divorciadas irremediablemente de la autonomía de clase anticapitalista.

La troica del capital es implacable= Burocracia+Empresa+Estado. El poder no soporta, en “Un país normal”, la independencia de clase de las y los trabajadores. Y menos aún, la generalización de la experiencia asamblearia como democracia de base.

Bajo el postfordismo, donde domina el Capital-Precarismo, el primer acto heroico es decir la verdad en el lugar de trabajo. Épica que hoy se paga con los traslados y despidos, como acontece con los técnicos del INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos). Empleados públicos que se niegan a ser cómplices de la mentira oficial del INDEK (Instituto Nacional de Estadística Kirchnerista). De estos gestos está hecho el honor de la lucha de los trabajadores. Querellas muchas veces anónimas, donde por reclamar la constitución de una asamblea sindical, el cumplimiento del Convenio Colectivo y la solidaridad de clase ante el atropello patronal; se paga, con la patoteada de los matones del movimiento obrero oficial, el despido como posmoderna muerte civil, y la indiferencia de muchos compañeros y compañeras que agachan la cabeza mientras echan a sus mejores hermanos de clase.

La forma sindicato, es como la forma partido y la forma estado. Representaciones económicas y políticas de la compraventa del trabajo. Mediaciones que mantienen con vida a los patrones, al trabajo como mercancía y reproducen al capital como relación social.

Para ser justos, por más revolucionaria que sea cualquiera de estas tres figuras, tienen como fin, perpetuar la ley de valor. Y como tal, en cada momento crítico de la lucha de clases, del trabajo contra el capital, en el que la multitud busque emanciparse del yugo dinerario, la delegación de su poder, e independizarse del poder político de turno; o el sindicato, el partido y el estado, se disuelve, se diluye y se deroga; o la inherente perpetuación de la ganancia, sea estatal o privada, mantiene su inexorable verticalidad, sustitucionismo, postfascismo y postestalinismo. Así, la forma sindicato, partido y estado; termina reprimiendo, encarcelando y asesinando a la propia clase que dice servir. Evitando, los tres, por todos los medios posibles, la definitiva independencia de clase del trabajo contra el mercado. Destruyendo sus nuevas organizaciones, vaciando de contenido radical sus prácticas, y fagocitando el estado los pimpollos de las nuevas instituciones de la multitud, antes que la primavera, todo lo invada. Esta es tristemente la experiencia histórica de la clase obrera de todos los tiempos. ¡Jamás lo olvidemos! ¡Nos lo reclaman los cadáveres derrotados del pasado!

No hay antítesis dialéctica posible, que vaya del trabajo mercantil al rechazo al trabajo, desde el sindicato. Antagonizar con el principio mercantil de que el trabajo tenga un precio, es hacerlo, contra las formas gremiales que lo perpetúa. Tampoco existe síntesis posible de unificacación política, del sujeto social y económico, desde el partido. Ni vía Capital-Parlamentaria o Centralista-Democrática, que desemboque, en el anticapitalismo. No se hace la revolución social sin hacer tabla rasa con sus viejas instituciones. Como no hay cambio social de raíz sin nuevas instituciones de la multitud.

No hay democracia absoluta, no hay poder constituyente de la multitud, sin abolir cada jerarquía sindical; cada organización política -separada del sujeto social- que da sentido a la existencia del partido; y sin extinguir cada partícula de la relación social del poder constituido mercantil garantizada por el estado.

Con Néstor, que es Kirchner, como Kristina, se atenta contra todo lo nuevo que emergió en el 2001. Las empresas recuperadas fueron abandonadas a su suerte, cuando no, puestas en vilo por periódicos desalojos judiciales, el acoso represivo del movimiento obrero cooptado por el capital, las patotas paraestatales, las fuerzas de seguridad, y la violencia simbólica de los media que vive preparando el terreno para su exterminio.

El maestro neuquino Fuentealba fue acribillado por el gobierno provincial. Y encima, hay que tolerar que Sobisch, su responsable directo, tenga la desvergüenza de ser candidato a presidente con la complicidad del gobierno nacional, y toda la clase política y empresaria, que no mueve un solo dedo para impedirlo.

La abstención electoral está en crecimiento. Vaciando de legitimidad a la democracia Capital-Parlamentaria. El oficialismo pierde los distritos más importantes. Y como en la última elección en la provincia de Córdoba vuelve, por sus fueros, el fraude electoral. Una práctica exasperada del kirchnerismo para no perder el gobierno. La democracia funciona, siempre y cuando gane, “El caballo del comisario”. Sino, se muestra como lo que es: la simulación de la representación de la soberanía popular.

En su convulsión, la oligarquía política se quiere llevar por delante a la multitud. Como ha hecho el ex ministro Varisat y la gendarmería en Santa Cruz. Están desesperados, y se les nota.

Con Néstor, que es Kirchner, como Kristina, el parlamento aprobó la Ley Antiterrorista. Con el único objeto de judicializar la futura lucha política instituyente, contra el poder instituido del estado del capital. La Ley Antiterrorista resulta la expresión punitiva del estado de emergencia del capital, para castigar penalmente, como su enemigo, a la multitud constituyente que desafía al poder constituido. Con la democracia representativa en ruinas, el estado democrático se blinda sobre sí mismo contra el pueblo soberano. Y de esta forma, procura secuestrar la soberanía instituyente en ciernes de la multitud. El estado constitucional de derecho deviene, de manera permanente, en un estado de excepción postfascista.

Ante su desprestigio; el rechazo electoral y la acción directa, las prácticas autoconvocadas de la multitud y el asambleísmo; la democracia de partidos tiende a constituirse en un estado de emergencia a tiempo completo. Apelando, lisa y llanamente, a la “Policialización” y “Gendarmerización” del conflicto de clase entre el capital y el trabajo. Gendarmes en las Las Heras y Río Gallegos, gendarmes en el Hospital de Clínicas y Francés, gendarmes en los barrios calientes de la underclass y el working poor, y policías contra los trabajadores del INDEC y la multitud de desalojados en la indigencia.

Las topadoras del dictador Cacciatore, y el ex intendente menemista Domínguez, funcionan a pleno. Telerman, el derrotado jefe de gobierno porteño, le está haciendo el trabajo sucio al electo Macri. Desalojando, a dos manos, pobres a la calle. Aligerando, así, el castigo sobre el excedentarido social creado por el propio mercado y gerenciado por la Nueva Clase (NC) de los políticos. Una clase que no tiene escrúpulos cuando de servir al capital se trata.

0.3_ Kirchner se va, el saqueo continúa:

“El poder del dinero, los dueños de las grandes empresas, tienen su aparato aceitado que se llama estado, y a sus gerentes, que son la abominable clase política. (.) Estos gerentes escriben las leyes y las gestionan, en nombre de sus patrones, los dueños del dinero (.) Mantener el dominio absoluto y por siempre, de un sector minoritario y adinerado, sobre nosotras y nosotros, que somos la mayoría de la población, y que solo servimos para exprimirnos hasta la última gota de sangre o dignidad… (.) Las cárceles están abarrotadas de pobres, de todas las edades… Por que el capitalismo, en su función inherente de excluir gente, tiene hoy, un excedente escalofriante de personas, que es necesario desaparecer del mapa, o en el mejor de los casos, encerrar para siempre en las prisiones… (.) El estado, con sus perversos tentáculos legislativo y judicial, nos miente, hablando de igualdad de derechos y de libertad (.) Desde el hostigamiento policial en los barrios, al encierro en las prisiones o la muerte (.) Quien tiene piel oscura o nada en los bolsillos, es un posible criminal, enemigo número uno de la sociedad (.) La represión policial, las torturas a los detenidos y detenidas, la privación ilegítima de la libertad, son la siguiente lección de la escuela penal. (.) El sistema judicial es el más grande, eficiente y homicida secuestrador de pobres. (.) El monstruo, sentencia lo que es justo de lo que no, según sus valores de clase, los valores del mercado, y los valores de la propiedad privada, que permiten tierras y viviendas de millones de dólares en pocas manos, y la intemperie y la calle fría para millones de pobres… (.) A ellos, solo les importa la ganancia… (.) El sistema, ningún tipo de represión puede llevar a cabo, sin cierto consenso social, y es ahí, donde los medios masivos, con todos sus recursos ideológicos, crean una base racista que les permite asesinar impunemente. Y sobre todo, separar a la sociedad de sus propios conflictos sociales… Entonces, como nadie quiere perder ni lo mucho o lo poco que tiene, ni dejar de comprar y comprar una sarta de pelotudeces que lo llenan estérilmente, la mejor manera es tener a disposición a quien barra la basura debajo de la alfombra… Una aceitada maquinaria para que nos saque de la egoísta mirada la miseria que nos da asco y en el mejor de los casos, remordimiento… Así el poder consigue el manipulado permiso para matar o encerrar a los y las pobres, o, criminalizar a quienes no se lo aguantan, y se organizan para luchar contra la opresión en todas sus facetas y fauces crueles. Por eso nosotras creemos que diferenciar entre presos y presas políticas, y presos y presas comunes, debe ser superado. (.) La maquinaria está sobre calentada y está por colapsar. Las mechas deberán ser encendidas, y los corazones empapados en dignidad, serán la luz y el cobijo de un mundo nuevo…”.
Olla Popular Anti Carcelaria, 31/8/07.

“Y esperó, y esperó, y el momento no llegó; con el correr del tiempo estaba cada vez peor. Y cedió, tiraron de la cuerda y cedió. Y ahora ya no hay vuelta atrás, la realidad te miente”.
No Te Va Gustar (NTVG). Pensar, 2006.

Néstor, que es Kirchner, como Cristina, se va. Y con él, las promesas de juzgar los crímenes de diciembre de 2001 y a los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda de 2002. Kirchner se va, y Menem continúa como senador de la nación. Kirchner se va y, la policía mata pobres, asesinó como nunca bajo su mandato. Kirchner se va sin impedir que Botnia se construya. Kirchner se va y los padres de Cromañón, y la sociedad toda, no tienen justicia. Kirchner se va, dejando la ampliación de la frontera agropecuaria que destruye el ecosistema y a sus comunidades originarias. Kirchner se va y el riachuelo putrefacto se queda.

Kirchner se va dejando intacta la ley de radiodifusión de la dictadura militar. Kirchner se va y el sistema tributario de los ’90 sigue vigente. Kirchner se va chapoteando en la corrupción. Kirchner se va y en la UBA ejecutó un golpe de estado. Kirchner se va sin ningún militar genocida preso. Kirchner se va con media Argentina en la clandestinidad laboral. Kirchner se va, y nos deja, la peor distribución de la riqueza que se tenga memoria. Kirchner se va, habiendo pagado como nadie al FMI, y dejando una bomba de tiempo al endeudar, como nunca, al estado. Refresquemos que la deuda pública pasó de U$S128.600, en diciembre de 2005, a U$S136.700 en diciembre de 2006; y que el porcentaje de la deuda sobre el PBI era del orden del 53.7% en diciembre de 2001, y a fines del 2006, equivale al 64% del PBI. ¡Más se paga + se debe! Kirchner se va, y el déficit presupuestario de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires es récord.

Néstor, que es Kirchner, como Cristina, se va firmando un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por ¡$14.219 millones! ¡Todo un símbolo legislativo del estado de excepción! Un DNU que aumenta en un 12% los gastos del presupuesto que paga toda la multitud en beneficio del capital. Repetimos: ¡CATORCE MIL DOSCIENTOS DIECINUEVE MILLONES DE PESOS! se le esquilma al trabajo, por medio de un DNU de 291 páginas. ¡Todo un código!, donde el poder ejecutivo se reserva la prerrogativa de legislar como bajo las dictaduras militares.

¿Y cómo se pagará ese gasto?, Veamos:

a) $11.086 millones con recaudación tributaria, es decir, con los impuestos que paga la mayoría.

b) $3.133 millones con nuevo endeudamiento. ¡Más todavía!, que abonará como siempre la multitud.

¿Y dónde va?, “La platita, la platita”:

a) El ministro De Vido se lleva $6.000 millones para sus amigos empresarios del área de transportes ($1.795 millones), de energía ($2.735 millones) y de la obra pública ($1.470 millones). Una cuenta que, por supuesto, terminan pagando los trabajadores con peor salud y educación, salario y jubilación estatal.

b) Otros $8.219 millones van a los ministerios y al financiamiento del Fondo Fiduciario Provincial. Un verdadero barril sin fondo sin ningún control presupuestario. Entretanto, el Congreso Nacional está pintado mientras se le roba a la multitud otros ¡$14.219 millones!

Néstor, que es Kirchner, como Cristina, se va usando a full los superpoderes permanentes, haciendo lo que quiere con el presupuesto, hipotecando cada vez más a la fuerza de trabajo, y capturando el poder de veto del Consejo de la Magistratura poniendo candidatos a dedo. Kirchner se va concesionando, por 40 años más, la reserva petrolera de Cerro Dragón a Pan American Energy; es decir, efectuado una segunda privatización menemista del petróleo. Por consiguiente, del viejo estado empresario nacionalista del peronismo ya no quedan ni sus más mínimos rastros. Mientras que Evita se retuerce en su tumba, Kirchner se va, eternizando en el trabajo a dos millones de infantes. Kirchner se va, pero el postfordismo no. Kirchner se va, el menemismo se queda. Kirchner se va, el saqueo continúa. Kirchner se va y el genocidio social se perpetúa.

En la sociedad del capital la lucha económica por la vida está tarifada. Y para la mayoría, que al trabajar, vive muriendo, esa tarifa que se paga de por vida se llama salario. Aún bajo los números irrisorios del INDEK, estos son los tenebrosos resultados del sistema capitalista postdevaluatorio de Alfonsín-Duhalde-Lavagna-la UIA-CGT-Néstor, que es Kirchner, como Kristina:

a) Desde el 2002 hasta marzo de 2007 (falta computar de marzo a septiembre) la inflación fue del orden del 100%.

b) Los empleados en blanco de la actividad privada recibieron un 150% de aumento.

c) El precariado en negro apenas el 77%.

d) Los trabajadores estatales llegaron a un escaso 65 %.

No hace falta que lo pida “La reina Cristina”, el “Pacto Social” rigió durante todo el mandato de Kirchner. Bajo este estrepitoso descenso del precio de la mayoría de los salarios, la CGT, ¡No hizo un solo paro general! A cambio, recibió para el 18.9% de la aristocracia con empleo a la que representa, aumentos de salarios, promedio, por encima de los jubilados, empleados públicos y no registrados.

Raro gobierno “Nacional y Popular” el de Néstor “K”, que se va dejando:

1- Al 28% de los empleados en blanco en la pobreza.

.3 % (12.514.363 argentinos) con ingresos, por persona, que se ubican entre la indigencia y la pobreza.

3- El 89% de los jubilados y el 94.8% de los pensionados en la miseria.

Por lo tanto, una administración del capital sobre la vida de la multitud, que perjudicó terriblemente a la mayoría que vive de un ingreso fijo, o vende su fuerza de trabajo para malvivir.

La alianza de clases entre la burguesía, la pequeña burguesía y la multitud, es un verdadero desfalco para esta última. La clase pequeño patronal, predilecta del socialismo desteñido, el partido comunista argentino y el planeta Pro-gre, son unos verdaderos miserables. Contra lo que indica el sentido común, el más infame de todos no es el gran capital, sino la clase media empresaria. Debido, a que es la que peor paga, donde se trabaja más horas por día y tiene más empleo clandestino.

El 95 por ciento de los argentinos son asalariados, autoexplotados y trabajadores negados, y un escaso 5 por ciento son patrones. Vale decir, más de 9 de cada diez habitantes de la multitud, reproduce la riqueza, para que se la robe el capital del 1 sobrante. Por lo tanto, bajo la “Sociedad Colmena”, 9.5 abejas laboriosas alimenta al 0.5 de zánganos restantes. La única alianza de clase que hace falta es la de todas las fracciones que compone la clase de la multitud. Para terminar, de una vez por todas, con cada uno de los empresarios grandes, medianos y pequeños, que viven de ella.

0.4_ Multitud y Metrópolis:

“Artículo 184: La comunidad organizada tendrá como máxima autoridad la asamblea de ciudadanos y ciudadanas del Poder Popular, quien en tal virtud designa y revoca a los órganos del Poder Comunal en las comunidades, comunas y otros entes político-territoriales que se conformen en la ciudad, como la unidad política primaria del territorio”.
Proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías.

Según el último trabajo estadístico del propio INDEK, el Ministerio de Trabajo y el Banco Mundial (para la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, que significa más de un tercio de la población del país y 14 millones de habitantes), el 95.3% de los asalariados no registrados aceptaron involuntariamente esa condición, porque el patrón, sólo estaba dispuesto a emplearlos en negro.

El mal llamado trabajo autónomo, o independiente, por primera vez supera en clandestinidad al trabajo en negro asalariado. ¡Kirchner los hizo, bajo la mirada atenta de Cristina! De los 5.3 millones de trabajadores en negro, el 43% son asalariados y el 52% son autónomos, verdaderos proletarios no asalariados. Los autoempleados, o autoexplotados “autónomos”, son mayoría en la actividad comercial: el 60%. Y entre los jóvenes, el trabajo autónomo basura, llega al 77%.

Los trabajadores de la multitud que se autoexprimen, pero están formalizados, ganan en promedio $1.469 (U$S459). Mientras que los informales, en promedio, malviven con $463 (U$S144). Es decir, que el trabajador no asalariado e informal, es el piso laboral del working poor (pobreza con empleo) antes de ser un asistido social, o un humano que terminará cartoneando, en el delito, la mendicidad, la cárcel y el suicidio.

Un autoempleado en la clandestinidad carga con tres condenas:

1) No tiene, siquiera, garantizado un sueldo miserable a fin de mes. Se gana, día a día, la muerte en vida bajo el capitalismo.

2) Si se enferma carece de prepaga médica y obra social. Y su única cobertura sanitaria es el sistema estatal de salud en bancarrota. No sabe lo que son las vacaciones pagas y el aguinaldo, y no cobra seguro de desempleo ni salario familiar.

3) No posee cobertura previsional para su vejez. Un paria de la modernidad del siglo XIX, pero en la posmodernidad del siglo XXI.

El autoexprimido, de tercera generación, es un componente insustituible del postfordismo. No es un dato accesorio de la fuerza de trabajo. Tampoco es un lumpen en transición al asalariamiento registrado.

En la gran metrópoli, compuesta por la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, los autoexplotados son tanto como 1.326.000, mientras que los asalariados son 3.957.000. Con Néstor, que es Kirchner, como Cristina, por cada tres asalariados hay un autoexprimido que trabaja para el mercado del capital.

Vivimos bajo la posmodernidad, con trabajo negado, excedente y fugaz. Sin mediaciones sindicales estatales y partidarias para el precariado asalariado y autoexplotado. Entre ellas y ellos encontraremos a buena parte de los que hicieron el 19/20 de Diciembre de 2001 y las 300 asambleas populares. Un sujeto social menospreciado por el progresismo y la izquierda bienpensante. Para los que, si no son obreros registrados y fabriles, parece, que no pueden ser considerados el sujeto histórico de cambio. Al igual que el radicalismo y el peronismo que solo les convino difundir, con la mass media, que la caída del ex-presidente De la Rúa fue producto de una revuelta de caceroleros neuróticos por sus ahorros acorralados. Cuando posteriores estudios estadísticos da cuenta, que menos del 4% de los asambleístas tenían ahorros en los bancos.

¡Que sigan buscando, que así, no van a dar nunca con las nuevas figuras de la multitud como concepto de clase del trabajo! Para los que todavía se preguntan, ¿Qué es la subsunción real, la tercerización de la economía y la inmaterialización del trabajo?, vayan los últimos datos de la Encuesta Anual de Hogares (EAH) de 2006, confeccionada por la Dirección General de Estadísticas de la Ciudad. Donde se dice que:

a) El 75.8% de los porteños son asalariados.
b) El 18.5% trabaja por su cuenta.
c) Un 5.1% de vivillos patrones se alimenta de todas ellas y ellos.

d) De los que trabajan, el 66.9% lo hace en el sector servicios; el 17.3% en el comercio; y apenas un 14.5% está empleado en la construcción y la industria.

e) El 37.3% está sobre explotado laborando más de 46 horas semanales y el 8.5% está subempleado. Entre los que trabajan, de 35 a más de 46 horas semanales, llegan a la pavorosa suma del 73.9%.

f) El 40% no es propietario de su vivienda.

g) El 47% de todas las conexiones a internet están el la Ciudad de Buenos Aires.
h) El 28.6% tiene título superior o universitario completo, el 51.6% conoce algún idioma extranjero y el 66.5% terminó la secundaria.
i) El 63.7% lee en su tiempo libre y el 87.7% tiene videocasetera o DVD.

j) Y demostrando un cambio de época en los vínculos afectivos posmodernos, que ha hecho entrar en crisis el paradigma sexo-reproducción-familia, el 57% vive solo, o con otra persona. Por lo tanto, evaden el mandato de la constitución de la familia burguesa que impuso la modernidad.

Pero desagreguemos la información, para encontrar el núcleo duro, material, del que se desprende una subjetividad anti Capital-Parlamentaria. Ese universo de la multitud desindicalizada, que si no trabaja por su cuenta no come, que subvive en la subcontrata y que está en negro.

De la fuerza viva del trabajo:

1. 75.8% son asalariados,
2. Un tercio está en negro, 33.5%.
3. Tanto como un 6.6 por ciento está desocupado.
4. Y los autoempleados llegan al 18.5%.

Es decir, que entre el Precariado (33.5%) + el Excedentariado del salario negado (6.6%) + Autoexplotados (18.5%) es = a el 58.6% del total de la fuerza de trabajo de la Ciudad de Bs. As.

Casi 6, de cada 10 productores reales y potenciales de plusvalor, resultan irrepresentables por el viejo movimiento sindical; inmediables por el vetusto sistema de partidos; e incanalizables para el sistema Capital-Parlamentario que los desciudadanizó.

De esta constitución material y espiritual está hecho el 6.6% de las y los trabajadores negados; el 18.5% de los Autoempleados; el 33.5% del Precariado y Terciariado; el 73.9% del Asalariado sobre exprimido; y del Inmaterialado y el Cognitariado de los servicios y el comercio, que son tanto como ¡8.4 de cada diez trabajadores! Mientras que, apenas, 1.4 de cada diez son empleados por la industria y la construcción. ¿Y todavía le quedan dudas, a algunos y algunas, de qué es la multitud, la tendencia del capital a la plusvalía relativa, la desproletarización industrial, y la tendencia hacia la general intelligence? Todo un verdadero multiplano de la fuerza postmoderna de trabajo, subsumida, en la Capital Federal de la república Argentina.

Es muy importante entender la objetividad y subjetividad, el desarrollo económico, el imago mundi y el accionar político de la multitud de la Ciudad de Buenos Aires. Ya que, nos referimos a una Matrix de 3.025.772 habitantes, segundo distrito electoral y donde las mujeres son la mayoría con el 54,7%.

Buenos Aires es una Ciudad postfordista donde, bajo el sistema-mundo, se exacerba su dimensión GloCal (Global y Local). La Ciudad Autónoma de Buenos Aires se ubica entre las más postfordistas del universo. Y lo que pase en ella es inentendible sin subsumirla en el área metropolitana que comprende al Gran Buenos Aires. Esta Mega Ciudad, de 11.298.030 habitantes, es la más grande de Argentina, la segunda de toda Sudamérica, y una de las 15 Megalópolis del planeta.

Anclados en el viejo mundo fordista: del trabajo asalariado y registrado, y mayoritariamente industrial y masculino; ninguna estrategia anticapitalista que no articule a la multitud, puede dar cuenta del nuevo tiempo histórico y de las novedosas figuras sociales del mundo de la subsunción real del general intellect en el capital.

Y un proyecto de la clase de la multitud, carente de este universo del Cognitariado, Precariado y Autoempleados, no podrá intervenir en el colapso definitivo del trabajo como mercancía. Diciembre de 2001 fue la primera irrupción destronante y multitudinaria de este sujeto social y económico que, cuando hace política, no le pide permiso a nadie para actuar. Desarticula el consenso urbano y periurbano del capital, corea consignas revolucionarias como el ¡QSVT!, crea embriones institucionales de democracia absoluta como las asambleas barriales, y espacios de coordinación como la Interbarrial, o Asamblea de Asambleas. Colabora tomando medios de producción junto con la clase obrera o, directamente, interviene reabriendo empresas y locales cerrados que resultan inservibles bajo la lógica mercantil.

0.5_ ¡Disparen sobre la multitud!= Siniestralidad + Inflación + Endeudamiento = Caída de la tasa de ganancia:

“A esta propiedad privada moderna corresponde el Estado moderno, paulatinamente comprado, mediante el sistema de impuestos en rigor, por los propietarios privados, entregado completamente a éstos merced a la deuda pública y cuya existencia, como revela el alza y la baja de los valores del Estado en la Bolsa, y depende enteramente del crédito comercial que le concedan los propietarios privados, los burgueses”.
Marx y Engels.

“En la Capital Federal y en el Conurbano bonaerense, suspendimos el 90% de las obras porque corrían un riesgo inminente los trabajadores”.
Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, 4/9/07.

“Estoy preocupado, profundamente preocupado, por el ritmo de crecimiento de la inflación”.
Martín Redrado, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Londres, 13/9/07.

“En primer lugar, la insubordinación del trabajo tiende adoptar un carácter inmediatamente anticapitalista, porque el comando del capital-dinero es esencialmente el comando anónimo e inmediato del capital. En segundo lugar, dicha insubordinación del trabajo se expresa directamente como crisis financiera, porque el comando capitalista se ejerce directamente como comando del capital bajo su forma de capital-dinero. En tercer lugar, la insubordinación del trabajo se dirige inmediatamente contra el capital a una escala global, porque inmediatamente global es el comando del capital-dinero. Dicho en otras palabras, todas las luchas sociales, desde la insurrección indígena zapatista hasta los piqueteros desocupados argentinos, desde las ocupaciones de tierras de los sem terra brasileños hasta las grandes marchas cocaleras bolivianas, tienden a expresarse sin mediaciones como crisis del comando global del capital-dinero”.
Alberto R. Bonnet.

Con Néstor, que es Kirchner, como Cristina, el trabajo mata como nunca. Según la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) durante el 2006, sobre 6.7 millones de esclavos asalariados registrados, hubo 635.874 “accidentes” y enfermedades laborales. El rostro “siniestro” del empleo del trabajo humano por los empresarios, que se desprende, de la explotación del hombre por el hombre.

Además, durante 2006, 995 trabajadores dejaron este mundo. Mientras que, durante el 2005 fueron 857 los asesinados por la economía empresaria. Va de suyo, que el control del estado en defensa de la vida del trabajador es cada vez peor. Y esto, solamente considerando a los obligados a trabajar que están en blanco. Si en cambio, le sumamos el empleo clandestino, los accidentes y las muertes se duplican.

Con Néstor, que es Kirchner, como Cristina, a fin de año la inflación de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) será del orden del 30%. Hemos pasado, de la pobreza por el desempleo de la convertibilidad, a la miseria con empleo de la devaluación salarial permanente. Y como cada punto en el aumento del Indice de Precios al Consumidor (IPC) equivale a 220.000 nuevos pobres; para año nuevo, habrá seis millones y medio más de miserables por la caída del poder adquisitivo de los ingresos de la multitud.

El año próximo hay vencimientos monstruosos de deuda, que totalizan, ¡U$S12.300 millones! Y ya anticiparon que habrá tarifazos y revalúos para después de las elecciones presidenciales. Así que si los votas, no digas, que no lo sabías.

¿Cuál es la especificidad de este año, que lleva a este aumento desaforado de la inflación? La disminución de la inversión, el descenso de la tasa de ganancia del capital y la crisis financiera internacional. Que, obviamente, afecta a la Argentina que integra la economía capitalista imperial. Un Imperio, que subsume al imperialismo, como fase superior del capitalismo.

Bajo el Imperio (que es una forma específica de desarrollo del capital, no un país o un gobierno en particular), las crisis se contagian rápidamente. El descenso de las utilidades es “NacGlob” (Nacional y Global), y la crisis financiera el “GlobNac” (Global y Nacional). El comando del Capital-Dinero no hace más que administrar volúmenes presentes y futuros del plusvalor social universal. No existen problemas “mundiales”, como esfera autónoma del universo nacional. Como no hay “Autonomía nacional” bajo la transnacionalización del capital imperial. No hay divorcio entre capital productivo y especulativo, entre economía real y financiera sostenible in aeternum. Entre el aumento de la composición orgánica del capital y la crisis de la ley del valor, expresada, fetichistamente, por la crisis financiera del Comando-Dinero del capital.

Las hipotecas subprime, son apenas un síntoma de la economía derivativa. Una economía apalancada por créditos sobre créditos, grupos de inversión, bancos, hedge funds y refinados instrumentos financieros. Pero detenerse en esta explicación, no es más que quedar prisioneros de una señal invertida, fetichista, que niega la verdadera crisis que provoca la general intelligence como capital fixe, y el rechazo del trabajo vivo a pagar las deudas contraídas por el capital.

El Comando-Dinero no hace más que derivar, prorrogar, el colapso de la tasa de ganancia del capital, apostando a la productividad del trabajo futuro. Pero basta con que el trabajo se insubordine, como en esta caso no pagando las hipotecas, para que todo el edificio mercantil: Constructoras e inmobiliarias, bancos y bolsas, gobiernos y estados, hagan crac y se tambaleen. De este modo, los desajustes en el descenso de la tasa de ganancia se expresan como crisis financiera. Ocultando, que fue la poderosa indisciplina del trabajo negándose a pagar los platos rotos del Comando-Dinero la que puso en jaque al capital. Una fuerza de trabajo que, cuando esté autónoma y concientemente organizada como la clase antagónica de la multitud de los individuos sociales, le puede propinar un definitivo jaque mate al capitalismo.

Nunca olvidemos, que la tasa de beneficio es inversamente proporcional a la composición orgánica del capital. A mayor postfordismo, trabajo muerto subsumido como tecnología, autonomía del capital fijo, reducción del trabajo necesario y desvalorización del trabajo vivo excedente, menor tasa de ganancia. El cerebro colectivo del trabajo cada vez le agrega menos plusvalor a un capital inherentemente superproductivo; porque tiene concentrado, subsumido, incluido, el scientific power del desarrollo histórico de la humanidad como general intellect, o inteligencia objetivada de la multitud.

Las crisis financieras posmodernas son producto del aumento del capital fixe, la inmaterialización del producto del trabajo, el aumento de la plusvalía relativa y el excedentariado como proceso natural mercantil. A mayor crecimiento del trabajo muerto y la plusvalía relativa, mayor será el descenso de la tasa de beneficio. El capital ha entrado en una fase de ciclos de prosperidad cada vez más cortos, infartos cada vez más periódicos, crónicos y críticos.

A la revolución permanente de la desvalorización del trabajo abstracto, que operó la revolución del modo de producción capitalista postfordista para vencer el rechazo al trabajo del obrero masa, taylorista y fordista en los ’70, agudizado por las luchas de la multitud desde Seattle hasta hoy; le corresponde, un Comando-Dinero en permanente crisis monetaria.

Cuando al capital ya no le alcanza con el desarrollo del capital tecnológico y el endeudamiento de los estados, cuando la relación estable salarial tiende a ser la excepción, cuando la inflación y la evasión impositiva, el ahorro en seguridad laboral y la violencia devaluatoria de la moneda, y la hambruna de plusvalía absoluta de la subsunción formal; es decir, todo este comportamiento del capital como contratendencia contrarrestante de la caída de la tasa de beneficio no le resulta suficiente y, desde luego, bajo todo este proceso enfrentará cada vez más la antagonía de la multitud; su final reason es la guerra al descubierto. Buscando el capital, de esta forma, desesperadamente, reequilibrar la tasa de beneficio. Usurpando la energía y los recursos gratis que provee la naturaleza, para hacerla materia prima de un second enclosure, o privatización de los recursos comunes de la humanidad.

Llegado a este estadio de colonización de la vida en todos los planos, de la reducción del trabajo necesario (única forma del trabajo que agrega más valor, o plusvalor; cuando se lo emplea para producir plustrabajo excedente); porque el trabajo sobrante ya fue objetivado como internet, robot e informática, resultando un capital súper productivo pero difícil de plusvalorar, entonces, cae la tasa de ganancia, por el creciente trabajo muerto sobre el vivo, en la composición orgánica del capital. Obligando al capital a destruir el excedente de fuerzas productivas y reeditar constantes acumulaciones originarias por desposesión. Así, la guerra permanente del capital contra el trabajo se transforma en su locus común. Y la consecuencia estatal, del capital imperial, son las democracias en permanente emergencia. Producto, de un estado latente de crisis orgánica, provocado por el postfordismo del Excedentariado, el Precariado y el working poor como tendencia necesaria del capital.

Siendo el capital postfordista = Multitud como scientific power + Caída de la tasa de beneficio + Revolución del trabajo + Crisis del Comando-Dinero + Estado de excepción = Guerra en el Imperio.

El globo terrestre se achata, las distancias se reducen, y el tiempo de las transacciones financieras tiende a cero. Cualquier sacudón económico que tenga el mundo nos afecta, y cualquier sacudón económico que tenga la Argentina afecta al mundo.

Y, por su puesto, que como toda crisis de la tasa de ganancia del capital hay que pagarla. ¿Quién se piensa que volverá a ser “El pato de la boda”? ¡Sí!, seguramente acertamos si exclamamos: ¡Los que viven de su trabajo, los que tienen ingresos fijos, los jubilados y pensionados. Y en particular, los autoexplotados, los trabajadores negados, el precariado en negro y los empleados estatales!

Con la inflación, lo que el capital no obtiene en la producción se lo roba al trabajo en el consumo. El descenso de la tasa de ganancia del capital asalta al salario a punta de inflación. Los patrones les roban a los trabajadores cuando se venden para vivir en una sociedad mercantil, y le sigue robando cuando compra los bienes y servicios que el mismo produjo. El capital le roba al trabajo. El capital es un ladrón, el capital roba, siempre roba, siempre.

El aumento de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) es un claro atentado de los empresarios contra la reproducción de la fuerza de trabajo como trabajo necesario. Una forma de reducir el salario a través del subconsumo, para hacerse de más trabajo excedente impago. Unica porción de la jornada de trabajo que incrementa el lucro patronal. El capitalismo, y su mercado, es la violencia social naturalizada del patrón contra el empleado, sea estatal o privado.

Si el capital pudiera, llevaría a cero el precio del salario. Ya que, para el capital, el salario es una mercancía más. Un capital circulante que se pierde de ser invertido como capital fijo, dinero que produzca más capital, capital dedicado al tráfico de mercancías, consumo del propio capitalista, despilfarro y atesoramiento.

El capital quiere hacer desaparecer a todos los trabajadores pero no puede. Porque sin trabajo vivo no existe trabajo necesario, y sin trabajo necesario no hay trabajo excedente, no hay plusvalor, plustrabajo y plusvalía. Y sin estos no hay nada sobrante para acumular. El salario es el trabajo necesario que paga el capital con el único fin de producir más capital. El capital solo emplea trabajo necesario si puede obtener un excedente acumulable para plusvalorar, incrementar, el valor del capital adelantado como salario. No porque le importe nada la vida del trabajador más allá de su beneficio empresario. Para el capital no existe nada más importante que su lucro privado. Así, tenga que mantener en la pobreza a 2/3 partes de la población del planeta como en la actualidad, provocar un ecocidio y poner en vilo la perdurabilidad de la especie humana con la guerra imperial.

Es tendency del capital una mayor composición orgánica del capital. Aumentar el trabajo muerto y reducir el vivo todo lo posible, tecnificarse para competir con otros capitalistas y, de manera extrema, automatizar la producción o robotizarse. Provocando la subsunción real, inclusión o dominio, del trabajo vivo como trabajo viejo, y del trabajo muerto como trabajo nuevo. Esa es la necesidad imperiosa del capital, y esa es también su perdición. La reducción del precio del salario, la disminución del trabajo necesario, el alargamiento de la jornada y la intensificación de la explotación para aumentar el empleo excedente del trabajo, abre las puertas para la lucha salarial, pero más importante aún, franquea el umbral hacia la sociedad antimercantil.

Para la multitud, bajo el anticapitalismo, la reducción del trabajo necesario es igual a tiempo libre de trabajo. Ya que, el tiempo excedente que trabajaba, y que sólo servía para alimentar la ganancia de los patrones, el pago de impuestos y las deudas del fisco, ha concluido.

na sociedad anticapitalista el robot no es capital, sino trabajo muerto que libera, cada vez más, trabajo vivo de la obligación de trabajar para vivir. ¡Para la multitud todo, para el capital nada! Para el nuevo individuo social: ¡Automatización sin capital!

• Abolido el capital, queda abolido el salario y viceversa. Como no hay mercado sin estado y estado sin mercado. Sin salario, perece la necesidad de medir en tiempo y dinero el precio de la fuerza de trabajo, única manera de poder reproducir el capital. Sin salario, desaparece por innecesarios los precios de las cosas y servicios, al igual que el inútil dinero, las deudas que ya no hace falta contraer, el mercado como metabolismo del capital, los sindicatos y partidos como sus representantes y el estado como su comando.

• Para luchar por una sociedad antimercantil hay que terminar con el trabajo, para que cada individuo pueda ejercer todas sus facultades y aptitudes. Hay que terminar con los patrones, el asalariamiento, el estado y sus representantes. El anticapitalismo es el pasaje de la fuerza de trabajo a la clase de la multitud, y de la multitud al individuo social. Autogobierno+robot. República Asamblearia+puro valor de uso. Libre asociación de las singularidades y explosión de la creatividad humana. Fin de la división del trabajo, entre la sobrevida del salario y la plusvalía, que hace cada vez más miserable al trabajador dominado por el capital.

La mayoría de la fuerza de trabajo cada vez vale menos para el capital. El robo del excedente del trabajo humano, no tiene más límite, que la insumisión que le oponga la multitud al capital. Mayor endeudamiento del estado, caída de la indemnización y media, dólar alto y salarios bajos, pauperización previsional, precarización del trabajo y pobreza masiva como control biopolítico, encarcelamiento del excedentariado, asesinatos por desnutrición del biopoder mercantil y la represión de los que luchan contra este genocidio, son las recetas del estado seguritario y posmoderno de los patrones.

0.6_ El Regresismo Progresista: o cómo robarle más, a los que tienen menos:

“Hambre Argentina: Parece mentira, pero es cierto. En la argentina de Kirchner y Cristina, los niños mueren de hambre. En varios municipios del Gran Buenos Aires, las enfermedades de la desnutrición, están matando a los jóvenes. Son más de 600.000 niños que comen en comedores populares, porque las familias no pueden comprar alimentos para todos, y el gobierno aporta 30 centavos de dólar por niño. Con eso no alcanza para comprar el pan y la leche de cada uno, entonces dependen de las asociaciones de ayuda, que consiguen dinero como pueden y hasta deben entrar en la justicia para exigirle al gobierno que alimente a los niños. Las entidades de ayuda son perseguidas por el gobierno en un intento, de que no se difunda la realidad del país. Mientras Cristina, vomita ante empresarios europeos sus mentiras heredadas del marido. En la Argentina Kirchnerista: "Los niños también son castigados".
LA HOJA de mancuso, 11/9/07.

“La Canasta Básica Alimentaria (CBA), aumentó un 17.6% entre el 3 de julio y el 11 de septiembre”.
Artemio López, consultora eQuis, 13/9/07.

“¿Qué pasa en el INDEC? ¿Quiénes son Beatriz Paglieri y Ana María Edwin? ¿Quién es Sampino? ¿Qué hace Guillermo Moreno? ¿Por qué desplazan a los empleados, profesionales y técnicos? ¿Por qué utilizan las mismas técnicas que en la dictadura?”
Hebe de Bonafini, Presidenta Asociación Madres de Plaza de Mayo, 17/9/07.

El capital, mientras avanza destruyendo trabajo necesario hacia la subsunción real del trabajo muerto; bajo la contratendencia de la subsunción formal, ostenta tanto apetito de trabajo vivo excedente, que pone en riesgo, hasta el propio límite físico, la más elemental reproducción biológica del trabajo. La Canasta Básica Alimentaria (CBA), es el piso de la sobrevida humana de un trabajador y trabajadora. Es la medición calórica que hace el capital para mantener con vida a un esclavo asalariado. Y en su afán, posee tal precisión, como la de un coronel de campo de concentración.

La CBA está compuesta en un 40% por la papa (14%), el pan (12%) y la leche (14%). Y en los dos últimos meses la CBA aumentó el ¡17.6%! Estos fueron los aumentos de algunos productos básicos:

a) El dulce de batata subió 23.1%.
b) Las frutas, en promedio, aumentaron el 25%.
c) Mandarina 26.7%.
d) Manzana el 30.7%.
e) Cebolla el 35.7%.
f) Fideos 70%.
g) Tomate 125%.

La CBA mide la línea de sobrevida de la mayoría. Mientras una CBA hoy debería estar en los $3.000 (U$S937), los planes sociales siguen en $150 (U$S46), el piso jubilatorio está en $596 (U$S186), el salario promedio en negro llega a $500 (U$S156), los ingresos de los autoexplotados informales son de $463 (U$S144), y el salario mínimo es del orden de los $900 (U$S281).

En la otra punta, los ejecutivos, que ven pasar la pobreza tras sus vidrios polarizados reciben sumas fabulosas. Los jefes, esa porción de la Nueva Clase, son agentes directos del capital, aunque trabajen para vivir. Un supervisor está cobrando, en promedio, $72.000 por año; un gerente intermedio $ 200.000 y un director comercial ¡500.000 pesos por año! Mientras que el salario mínimo es de $10.800 por año.

Con el aumento de la CBA, literalmente, se le está sacando el pan de la boca a la mayoría. Se pauperiza al trabajo para engordar al capital. Se desnutre humanos para alimentar el lucro privado. Se mata por inanición, a los más, para que sobreviva la ganancia empresaria de los menos. ¡Si esto no es violencia!, “¿La violencia dónde está?”.

La violencia política por parte del estado se instala, cuando el sordo biopoder del hambre no alcanza. Hasta ahora, la generalización de la represión dictatorial no hizo falta, porque desde el retorno de la democracia la efectuó el disciplinamiento de la inflación y el desempleo, la precarización y la muerte de un millón de argentinos por inanición y enfermedades evitables, la represión del 20 de Diciembre de 2001 y el 26 de junio de 2002. El genocidio legalizado y silencioso del hambre y la explotación, es el país y el mundo normal del capital. A la naturalización de la injusticia, con cada vez menos votos, es a los que los empresarios y partidos, multimedia y académicos, ONG’s y sindicatos, iglesias y fuerzas armadas, llaman democracia.

No es un problema de hombres sino de instituciones. Existen buenos académicos, políticos y sindicalistas. Pero la que garantiza el orden genocida democrático son las instituciones políticas del capital en las que ellos se desenvuelven. La única forma de habitarlas desde la dignidad humana es, aunque se viva en ellas, militando contra ellas, y siempre con la meta de ir más allá de ellas. Para ayudar a alumbrar así, a los que combaten desde la lucha extra institucional, una república asamblearia donde la multitud recupere el ejercicio de su soberanía con nuevas instituciones que estén bajo su control.

Del pueblo a la multitud, del gobierno al autogobierno, de la mass media a la contrainformación, de los sexos a los géneros, de la familia a la unión libre, de la escuela a la autoformación, de los sindicatos de clase al fin del sindicalismo, de la representación instituida a la asamblea instituyente, de los partidos políticos a la red de movimientos políticos. Del capitalismo al anticapitalismo, de la singularidad al común, de Tanathos a Eros. Del poder constituido mercantil al poder constituyente de la multitud. Esa es la tendencia del trabajo.

De la sociedad de vigilancia a la sociedad de control, y de esta, a la sociedad seguritaria. Del estado keynesiano al postkeynesiano, del fordismo al postfordismo, de la subsunción formal a la real del trabajo en el capital, de la modernidad a la posmodernidad. Del estado de “bienestar” al estado policial. Del trabajo al mercado, de la singularidad al egoísmo, de Eros a Tanathos. De la soberanía popular constituyente, al secuestro de su soberanía como poder constituido de la Nueva Clase. Esa la tendencia del capital.

I.- Gobernar es vigilar, controlar y castigar: a los cuerpos dóciles, dubitativos e insolentes, respectivamente. Gobernar es vigilar la soberanía corporal, controlar las poblaciones y castigar a los cuerpos rebeldes. El gobierno es el ejercicio del poder capitalista sobre la vida de la multitud. El gobierno es el biopoder estatal como biopolítica mercantil. El biopoder del capital sobre el trabajo como biopolítica. Gobernar es disciplinar al insumiso con el trabajo registrado; segregar con la precarización laboral, la pobreza con empleo y el trabajo negado; recluir a los miserables en las cárceles para invisibilizarlos, y asesinar al excedentariado como categoría social sobrante del capital.

II.- Gobernar es encarcelar: a cielo abierto bajo los hiperguetos posmodernos, o, tras las rejas del nuevo estado policial en construcción. Las prisiones son los almacenes de las sobras humanas del capital.

III.- Gobernar es matar: paulatinamente con la plusvalía, pacientemente con el hambre y de manera drástica con las balas del estado.

Entre tanto, para los delincuentes ricos impunidad y libertad condicional; para la clase media patronal eximición de prisión; y únicamente para los pobres de la multitud la prisión efectiva.

Eso sí, todo bajo la túnica de los “Derechos Humanos” y mucha serpentina albiceleste.

La división de poderes no es más que un reparto funcional del poder de la clase capitalista. Un poder para encerrar luchadores contra el nuevo orden genocida, explotar humanos y dejarlos morir de hambre y enfermedades curables. El poder mercantil es uno sólo y pertenece a una sola clase: la patronal.

• Autodeterminación para Pugnar,
• Anticapitalismo para Organizar,
• Poder Constituyente para Autogobernarse.

18 de Septiembre de 2007
-A un año de la desaparición de Julio López-

Colectivo Nuevo Proyecto Histórico

Conectate con: Enlace Zapatista http://enlacezapatista.ezln.org.mx Indymedia http://www.argentina.indymedia.org Prensa De Frente http://www.prensadefrente.org Clajadep-la Haine http://clajadep.lahaine.org Kolectivo Hommodolars http://www.hommodolars.cl la haine http://www.lahaine.org kaos [en-la] red http://www.kaosenlared.net Okupazión Auditorio Che Guevara http://espora.org/okupache/ Rebelión http://www.rebelion.org Poesía Urbana http://www.poesiaurbana.com Fulanamente http://www.fulanamente.com ágora tv http://www.agoratv.org La Hidra de Mil Cabezas htpp://www.lahidrademilcabezas.com.ar Mosca Cojonera http://fliegecojonera.blogspot.com Libres Del Sur http://www.libresalsur.com.ar Periódico Actividad Siglo XXI http://www.actividadonline.com.ar

:: Con la proa PuesTa HaCia un EsTado SeguriTario y Posmoderno_

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bA8u

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal