lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dR9C

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

25/02/2021 :: Europa, Europa

Donbass: Tensión en el frente ante bombardeos del régimen ucraniano

x slavyangrad.es
El régimen no piensa cumplir los acuerdos

El sábado por la mañana, el alcalde de Gorlovka denunciaba el aumento de bombardeos ucranianos en las afueras de la ciudad. Según la población de la zona, los bombardeos, con uso de artillería pesada, habían comenzado en la madrugada y se alargaron durante toda la noche. Al menos un soldado de la RPD murió en los bombardeos, tras los que, por precaución, en la ciudad volvieron a abrirse los refugios.

Este aumento de la intensidad de los bombardeos ucranianos, con el que parece volverse a la situación anterior a la tregua pactada el verano pasado, coincide con el anuncio de revisión de los “cinco escenarios de reintegración de Donbass” por parte del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, reunido el viernes por la tarde para analizar el empeoramiento en el frente y con crecientes exigencias de diferentes sectores de la élite política de utilizar la fuerza para “responder a los ataques rusos”. Rusia "siempre es culpable", aunque los soldados de las Repúblicas Populares apenas tengan permiso para responder al fuego ucraniano. En este contexto, el frente muestra síntomas de vuelta a la situación de hace un año, con una guerra sin fin de trincheras en la que la población vuelve a estar en peligro.

Se está produciendo una nueva escalada en Donbass

Los observadores internacionales han registrado hasta 900 infracciones al alto el fuego y seis soldados ucranianos han muerto en febrero. Los políticos de Kiev amenazan con una guerra abierta. El expresidente Poroshenko ha exigido el retorno de los soldados ucranianos al frente. El representante de Kiev en las conversaciones de Minsk, Alexey Arestovich, ha afirmado que una nueva escalada se hace inevitable en la primavera o principios de verano. Izvestia analiza la situación.

El expresidente de Ucrania Petro Poroshenko ha exigido que los soldados ucranianos regresen a las posiciones que ocupaban antes de las retiradas de tropas [parciales y muy limitadas] en Donbass. “Nuestros diputados han vuelto de la línea de contacto. Están sorprendidos: nuestros soldados tienen las manos atadas para devolver fuego”, afirmó. El exjefe de Estado añadió que considera que la tregua es una ficción. “Exigimos devolver las unidades a las posiciones en las que se encontraban antes de la retirada. También la vuelta a la línea de contacto de las unidades contra francotiradores, que fueron criminalmente retiradas, y que se les suministre de las armas y munición necesarias”.

Por su parte, el portavoz de la delegación ucraniana en las conversaciones de Minsk, Alexey Arestovich, afirmó que es inevitable una nueva escalada en Donbass. “No solo creo que es posible sino casi inevitable. El Kremlin no va a dejar de intentar empujarnos a usar la fuerza. No me atrevo a dar una fecha concreta, aunque hay signos de que puede ser esta primavera o cerca del verano”, sugirió.

Según Arestovich, las negociaciones sobre Donbass están bloqueadas y la tregua “pende de un hilo”. “Como la situación está prácticamente en un impasse, hay un intento de usar la asistencia de Estados Unidos. Puede que eso ayude. No se puede contar con nada más. Pero estoy 100% seguro de que Rusia está preparando una mala sorpresa que resultará en un empeoramiento en el frente”, afirmó.

Las partes en conflicto acordaron una tregua en Donbass en julio de 2020. Durante la segunda mitad del año no hubo grandes bombardeos y el número de muertos y heridos descendió. En este tiempo, las partes no han realizado progresos significativos en las cuestiones de la resolución política. Los puntos señalados por los acuerdos de Minsk no han sido implementados y las negociaciones han sido saboteadas.

Desde el comienzo de este año, el número de ataques ha vuelto a aumentar. Por ejemplo, el 11 de febrero, los observadores de la OSCE registraron el récord de este inverno: 896 casos de infracciones. La batalla se produjo en la zona de la planta de filtración de agua de Donetsk y en la localidad de Sofievka. El 6 y 7 de febrero, los observadores registraron 374 disparos. Según la RPD, el Ejército Ucraniano utilizó artillería de 122mm por primera vez desde la tregua. Los residentes de Donetsk, Makeevka y Gorlovka se quejaron en las redes sociales de que las viviendas temblaban a causa del uso de armamento pesado.

El número de víctimas también ha aumentado. El cuartel general del Ejército Ucraniano afirmó que cinco soldados murieron en el frente en toda la segunda mitad del año pasado. En las primeras dos semanas de febrero, han muerto ya seis soldados. El número de bajas que no son de combate también ha aumentado. Por ejemplo, el 14 de febrero, tres solados de las Fuerzas Armadas de Ucrania murieron a causa de una mina ucraniana. “Como no han actualizado los mapas de los campos minados, tres paracaidistas de la 81ª Brigada Aerotransportada acabaron en un campo minado y pisaron una mina que previamente había colocado allí un pelotón de la 59ª Brigada”, afirmó un representante de la milicia de la RPL.

En Gorlovka, por su parte, se produjo un intento de asesinato del comandante del primer batallón de la milicia popular de la RPD, Sergey Popov. Un artefacto explosivo fue colocado bajo su coche. Popov recibió heridas de metralla y fue ingresado en el hospital. El comandante llevaba al colegio a su hija, que también fue ingresada.

Al mismo tiempo, como es habitual, las partes se acusan mutuamente por el empeoramiento en el frente. El líder de la delegación ucraniana en las conversaciones de Minsk, Leonid Kravchuk, afirmó que son las Repúblicas de Donbass las que atacan. “Violan todos los acuerdos posibles e imposibles. Daré mi opinión, yo actuaría de manera recíproca: respondiendo a cada disparo con otro. No hace falta inventar que es una provocación o no provocación. Un disparo es un disparo”, afirmó.

La RPD afirma que Kiev ignora la situación real de las cosas. “Como siempre, intentan hacer que el negro parezca blanco. Sí, la situación es tensa, pero esta tensión se produce a causa del aumento de actividad de los grupos armados ucranianos”; afirmó Alexander Kamishov, vicepresidente del Parlamento de la RPD, que añadió que o Kiev no controla algunas de sus unidades o se prepara para acciones ofensivas.

Curiosamente, el nuevo empeoramiento ha coincidido con el aniversario de los acuerdos de Minsk firmados en 2015. En honor a esos acuerdos, Volodymyr Zelensky y los embajadores de los países de “los siete grandes” acudieron a Donbass. “Tengo una actitud simple hacia Minsk: hay que sacar los detalles, prescribir pasos, vincularlos a fechas y cumplir”, afirmó. Sin embargo, no explicó qué le ha impedido hasta ahora cumplirlos ni qué va a cambiar a partir de ahora. El jefe de la Oficina del Presidente, Andriy Ermak, por su parte, habló de forma más clara. Según Ermak, es prácticamente imposible cumplir los acuerdos y debe involucrarse a EEUU en las conversaciones de paz.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dR9C

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal