lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dO1Q

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

05/01/2013 :: Chile

Entrevista a Jorge Lavandero

x Semanario Alternativas
«Ya no podemos decir que somos un país: somos una factoría extranjera»

Ha sido un luchador de las causas justas, toda su vida. Diputado por cuatro períodos consecutivos, ejerció como senador por otros cuatro, hasta que, en 2005, fue desaforado, acusado de pederastia. Estuvo encarcelado dos años y medio y, en 2010, regresó a la escena política para continuar defendiendo los recursos naturales de Chile. Hoy preside el Comité de Defensa del Cobre.

Por Rossana Cárcamo

Concedió esta entrevista en exclusiva para Semanario Alternativas con la certeza que su voz hablaría sin ser censurada. Narró las causas de la acusación de pederastia, quiénes la instigaron y por qué. «Estuve muchas veces en la cárcel, pero siempre por cuestiones políticas, porque me opuse a los gobiernos de derecha y porque luché contra la dictadura. Entonces era acusado por problemas políticos, pero esto que me hicieron fue perverso. [...] Para mí esto ha sido muy doloroso. Todo el mundo sabía quién era yo. He tenido un gran defecto en mi vida y es que he sido un poquito cargado a las faldas, pero con las mujeres, lo fui, pero eso lo sabía todo el mundo.»

A su juicio lo quisieron sacar de la coyuntura nacional por tres elementos:

1. Por su larga batalla para recuperar los recursos naturales, entre ellos el cobre.

2. Por querer cambiar la Constitución y poder darle perpetuidad a estos cambios.

3. Por la reforma tributaria que planteó.

«Me hice incómodo para los políticos, para todos ellos»

«Mi batalla tocó fondo contra la Barrick Gold que se apoderó de Pascua Lama de la manera más perversa y sucia y sobornó a medio mundo. Hasta condecoró a la presidenta Bachelet, a Lagos, a todos los condecoró, en Nueva York, mientras aquí se discutían los problemas medioambientales. Y el señor Rockefeller fue el encargado de entregarles estas condecoraciones a los presidentes.»

Afirma que el tratado minero chileno-argentino, no sirve ni a los chilenos ni a los argentinos, sino a la multinacional Barrick Gold que se pudo instalar sobre la mina de oro más grande del mundo, sin pagar los intereses que sí tiene que pagar en Canadá o en cualquier otro país. Dio como ejemplo el caso de la compañía minera Billiton que, en Australia, paga 30% de “royalty” y, en Chile, no paga impuestos. «El royalty que le creó Lagos, para disimular que no pagaba nada, rinde aquí 1,7% y, en Australia, 30%.»

El año 2004, a los sectores de izquierda y progresistas, se les ocurrió nominarlo como candidato a la presidencia de la república, ahí comenzaron a operar y sacaron un juicio en su contra por pederastia. Está demostrado que los testigos fueron pagados con enormes sumas de dinero por el Fiscal y que a las personas que fueron supuestamente abusadas, les falsificaron sus declaraciones. Lavandero comprobó que las multinacionales han descubierto una nueva arma en contra de aquellos que se oponen a sus políticas, como lo es el desprestigio de las personas. Nombra el caso de Assenge, de Dominique Strauss-Kahn y del primer ministro de Canadá. También se refiere a Obama, diciendo que «iba a hacer una cantidad de reformas y vinieron los grupos económicos y le dijeron “no señor, usted tiene que entregarles la plata a los mismos que especularon, los mismos que produjeron la crisis”, y lo mismo está pasando en Europa. En Europa, ¿a dónde va a parar la plata de todos los impuestos? A los bancos y los bancos fueron los que hicieron estas especulaciones, cuyos efectos está pagando el pueblo europeo, el pueblo norteamericano.»

Los parlamentarios están al servicio de las multinacionales

«Los políticos que se dicen de centro-izquierda, han permitido que –cada año– las multinacionales se lleven entre 60 y 70 por ciento del presupuesto de la nación, sin pagar impuestos.» [...] Sentencia que «ya no podemos decir que somos un país, somos una factoría extranjera», porque las condiciones para explotar estos recursos, están impuestas por estas multinacionales extranjeras.

«Todos los que estaban en política, durante la lucha por restablecer la democracia y en contra de la dictadura, se comprometieron de alguna u otra manera a restablecer algunos elementos fundamentales como el cambio de la Constitución, la recuperación del cobre, el tema previsional, la educación, la salud, pero no fue así.» Sin embargo, sostiene que el sistema binominal no sólo los ha corrompido materialmente sino ideológicamente y que, ellos, han defendido el modelo neoliberal, con este modelo político. «No es posible que un cristiano, que se dice cristiano, que la mitad de su nombre como partido es “cristiano”, demócrata cristiano, acepte la explotación más salvaje del hombre. No es posible que un partido socialista, que promueve el desarrollo social de las personas, haya también adorado este becerro de oro que es el capitalismo salvaje, sin regulación.»

Lavandero afirma que las multinacionales descubrieron que, con el sistema binominal, hay un empate entre los conglomerados políticos: el de la derecha auténtica y el de la centro izquierda (que él considera que también es de derecha). «Les financian las campañas a los dos sectores, pero cuando se votan algunas ideas para modificar la situación de los recursos naturales, la de la previsión o la de la educación, las multinacionales dicen “yo les di el financiamiento” y ahí vienen las órdenes de partido; entonces los parlamentarios votan defendiendo los intereses de las multinacionales extranjeras.»

Comenta que existe alguna excepción. «Hay algún parlamentario que tiene algo de pudor y se enferma de repente o tiene que ir al dentista por un dolor de muelas, para no ir a votar. Es algo indecoroso. Aquí tenemos un sistema de corrupción material y de corrupción ideológica.»

La injusta distribución de la riqueza

«Estamos entre los diez países potencialmente más ricos en recursos naturales del mundo. Tenemos el segundo potencial pesquero del mundo por la larga costa del Pacífico; somos la segunda potencia hidroelectrica del planeta con nuestra Cordillera de los Andes que tiene vías rápidas de nieve de deshielo y de ríos. Tenemos el cobre, el oro, la plata, el banadio.»

Lavandero agrega que Chile ocupa 0,25% de la Tierra y aquí están depositados entre 40 y 50 por ciento de las riquezas de cobre conocidas en el mundo, siendo el cobre absolutamente necesario para la transmisión eléctrica. «Los países miden su desarrollo por el consumo de electricidad por habitantes, por lo que están consumiendo en electrodomésticos, en automóviles, en vivienda, etc. Chile es responsable de 60% del cobre que se transa en las bolsas metaleras del mundo.»

También se refirió al litio. Chile cuenta con 58% de las reservas mundiales, en el Salar de Atacama y en otros salares del norte. Se encuentra a no más de cinco metros de profundidad y a menos de 200 kms. de cualquier puerto de embarque. «Tenemos la energía para explotarlo, ¡gratis!, porque en el Desierto de Atacama la principal energía es la solar y ésa es la que permite la evaporación para concentrar el litio de las salmueras. El consumo del litio crecerá en forma exponencial porque –cada vez más– se van transformando los automóviles a petróleo a automóviles eléctricos o a hibridos, en los cuales es absolutamente necesario y fundamental, la bateria de litio.»

«El país ha crecido 5,2% pero 4,8% de ese crecimiento va a parar a menos de 2% de la población, es decir que, los 17 millones de chilenos, sólo se reparten una tajada tan fina, que alcanza a 0,4% del total de ese crecimiento. Estamos entre los siete países con la peor y más injusta distribución de los ingresos.»

«Esto determina que esté polarizada esta desigualdad, entre un pequeño grupo (que vive de una manera mejor que la de cualquier país europeo) y la gran mayoría, que percibe sueldos miserables, que no tiene salud, que no tiene previsión, que no tiene educación.»

Califica como una burla, como un escándalo monumental el tema de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensión). «Se administra la plata de los empleados y trabajadores por terceros y estos terceros perciben siempre altas utilidades, aún a costa de la pérdida de los administrados, de los imponentes, es decir, ellos cobran de manera fija 13% sobre sueldos y salarios y, de ese porcentaje, se quedan con el 3%. Esto, es la usura perfecta.»

En el tema de la salud, cuenta que cuando tenía 24 años ingresó como director a un organismo de previsión en Chile y que, en esa época, el promedio de vida de los chilenos oscilaba entre los 45 y los 50 años. Hoy es de 87 años para las mujeres y de 86 para los hombres. «Al adulto mayor, con este sistema de las AFP, no le alcanza para atender su salud y sobrevivir. ¿Un jubilado qué puede hacer cuando una consulta privada le cuesta 40 mil pesos?»

El empoderamiento de los ciudadanos

La percepción, por parte de la ciudadanía, de votar por candidatos que luego les dan la espalda y de vivir en una sociedad con derechos conculcados, la ha impulsado a movilizarse. Se cuestiona el modelo constitucional vigente y se propone su modificación con el llamado a una Asamblea Constituyente.

Lavandero opina que «estas ideas son buenas pero ineficaces, porque los que van a definir esa Asamblea Constituyente son los que están en el gobierno. Yo creo que hay que hacer lo que hizo Pinochet con la Constitución del ‘80, hay que llamar un plebiscito con preguntas básicas, por ejemplo:

«1. ¿Usted está de acuerdo con que los recursos naturales estén en manos de las multinacionales extranjeras y que no paguen impuestos?

«2. ¿Usted está de acuerdo con que hay un sistema previsional que no le sirve al 90% de los chilenos?

«3. ¿Usted está de acuerdo con que la educación tenga fines de lucro o sea estatal, gratuita y de calidad?

«4. ¿Usted está de acuerdo con que la gente, para sobrevivir y pagar sus médicos, tenga que endeudarse o bien quedarse al margen de la salud?

«5. ¿Usted está de acuerdo con que las organizaciones sociales y los sindicatos no tengan ningún poder decisorio?

«6. ¿Usted está de acuerdo que los tributos y la distribución de los ingresos sean de esta forma o bien que las empresas y los ciudadanos paguen los impuestos que se pagan en todo el mundo?»

«La Asamblea Constituyente tiene que hacerse vinculante a las respuestas que dé el pueblo chileno. Pero como en este club de la política están los dos mayores conglomerados contentos, no introducen ninguna modificación.» Por tanto, lo que debe hacerse prevalecer es el empoderamiento de los ciudadanos. «Hay que informar a la población y tratar de organizarla en un movimiento amplio. Hay un descontento generalizado, sobre los políticos, sobre la política. Comenzó con Punta Arenas, siguió con HidroAysén, han seguido los estudiantes, después Calama, Valparaíso, Vallenar, Huasco. Se han paralizado, se ha paralizado el país.»

«Si nosotros lograsemos recuperar los recursos naturales, podríamos hacer justicia social y paliar esta desigualdad espantosa que existe en nuestro país. Me parece increíble que estos parlamentarios desoyan el clamor popular. Esto va a ir “in crescendo” y, el próximo gobierno, si no escucha la voz del pueblo y no hace modificaciones, va a haber una explosión social. Cualquiera que salga, si no escucha, no va a durar ni la mitad de su período y se va a tener que ir.»

Más información y libros de Jorge Lavandero
http://www.jorgelavandero.cl

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dO1Q

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal