lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dC0j

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

22/06/2020 :: México, México

¿Qué está pasando hoy en el Sindicato Mexicano de Electricistas?

x Grupo Sindical "Para Todos, Todo"
Perspectivas de recuperar el trabajo y la democracia sindical

1.- La firme decisión del gobierno actual por contener el despojo neoliberal, ha desatado una permanente y agresiva reacción de los poderes económicos y financieros, tanto nacionales como internacionales.

El gran capital, la mentira y la corrupción, se han confabulado para actuar: pretenden, inútilmente, hacer ingobernable lo que resta del sexenio, e incluso han llegado al grado de elaborar perversos planes para un derrocamiento. Ellos comandan la estrategia golpista en curso y en ascenso.

En la primera línea de ataque, se encuentran los medios de comunicación al servicio de estos grandes poderes. Son los profesionales de la mentira, los que mediáticamente acribillan a diario a este gobierno.

Tras ellos, en una segunda línea de ofensiva, se encuentra un puñado de gobernadores estatales, incubados en los partidos neoliberales. Ellos se niegan a actuar en coordinación con las decisiones del Gobierno Federal, e incluso, las obstaculizan.

Les siguen los corruptos narco-políticos como Felipe Calderón, Vicente Fox y compañía; quienes, sin importarles la bancarrota moral en la que se encuentran, se dedican a escupir su veneno en las redes sociales contra el gobierno. A ellos, se suma el coro de impresentables miembros del PRI, PAN y PRD.

En las filas de la reacción también pasan lista algunos elementos del Poder Judicial, quienes obsequian amparos a los capitales opositores a la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco; del aeropuerto Felipe Ángeles, en Santa Lucia; del Tren Maya, en el sureste mexicano; de las nuevas disposiciones en materia de electricidad, etc.

Además, todos ellos mágicamente se convirtieron en “feministas”, “ambientalistas”, “indigenistas”, “ecologistas” y hasta “epidemiólogos”.

Ocultos tras necesidades, preocupaciones y banderas legítimas, han promovido “movilizaciones” que se convierten en actos de agresión, vandalismo y provocación, buscando crear una imagen de insatisfacción social y de ingobernabilidad dentro y fuera de México.

Así, incansablemente trabajan por rehacerse del gobierno que perdieron y restablecer su poder, que no es otro que el poder de despojar al pueblo de sus riquezas y derechos.

2.- Ante este embate neoliberal, se requiere una respuesta social organizada.

A su paso por colonias, escuelas, centros de trabajo, fábricas y campo, el neoliberalismo, por más de 30 años, fue debilitando y destruyendo las organizaciones del pueblo.

Muchas ofrecieron una tenaz y estoica resistencia, y, aunque algunas se salvaron, como las del magisterio democrático, el saldo final es desfavorable: organizaciones populares, comités de fábrica, sindicatos democráticos, organizaciones campesinas, destacados luchadores y dirigentes sociales, etc.; organismos colectivos e individuos, terminaron debilitados, perseguidos, cooptados, encarcelados y hasta destruidos.

La imposición del neoliberalismo se hizo mediante una aplicación destructiva. Pero hoy, las condiciones ya son otras. Hay una coyuntura favorable. Ahora hay que pasar a la reconstrucción.

Frente a la actitud de esos grandes poderes, que se niegan a aceptar que ya no podrán seguir despojando al pueblo de su riqueza pública. Que se niegan a pagar impuestos. Que quieren seguir haciendo del gobierno una palanca de acumulación de riqueza. Que cínicamente reclaman que se les rescate con el dinero del pueblo y que, incluso, hablan de derrocamiento, es que urge el renacimiento de las organizaciones sindicales y del pueblo.

3.- En este contexto se ubica nuestra lucha y el necesario resurgimiento del SME.

Como se sabe, hace casi 11 años, se liquidó a Luz y Fuerza del Centro. El Contrato Colectivo de Trabajo está en peligro de extinción. 44 mil trabajadores perdieron su empleo. Y la democracia sindical se encuentra en agonía. Esa es la historia del neoliberalismo y su aplicación destructiva en contra de los electricistas.

La demagógica oferta de Felipe Calderón y Javier Lozano, en cuanto a que contratarían a miles y miles de electricistas del SME en CFE, fue una maniobra para que se liquidaran los trabajadores y se debilitara la protesta y resistencia al Decreto de Extinción. Sólo alrededor de tres mil trabajadores fueron reinstalados en la CFE.

Por su parte, la oferta de Martín Esparza, a partir de sus acuerdos oscuros con Peña Nieto, de dar asiento laboral a más de 16 mil trabajadores, también resultó un engaño. Aquella consigna irrenunciable de “primero el trabajo, y luego nos liquidamos”, fue vilmente traicionada.

Hasta que estuvo constituida una empresa privada de generación de electricidad, de la que Martín Esparza es miembro del Consejo de Administración, se dio la orden de que todos, sin excepción, cobraran su liquidación. Antes, no. ¡La liquidación de toda la resistencia, por una empresa! Esa fue la moneda de cambio.

Así es como se entregó un movimiento, para dar lugar al nacimiento de “Generadora Fénix”, una empresa producto del contubernio entre Peña Nieto, la transnacional Mota-Engil y Martín Esparza, con apenas 541 trabajadores laborando.

En términos laborales, eso es todo lo que se tiene. 11 años después, más de 40 mil esmeitas se encuentran sin trabajo en el sector eléctrico.

Para poder privatizar, el neoliberalismo tuvo que avanzar contra la organización sindical, pero aquí hay una correlación inversamente proporcional.

De la misma manera como fue necesario golpear a la organización de los trabajadores, para poder privatizar la electricidad, así mismo recuperar el sector eléctrico requiere, necesariamente, de una organización fuerte, democrática y en guardia, de los trabajadores.

En el actual enfrentamiento entre despojadores y defensores del sector energético, urge un SME que actúe, en línea con el propósito gubernamental, por recuperar la soberanía en materia de electricidad.

Pero desgraciadamente, Martín Esparza y su corriente van en sentido contrario. Lejos de asumir una actitud de lucha contra el despojo eléctrico, exigen que se le entregue a la empresa transnacional portuguesa, de la que son parte, un contrato de compraventa por 25 años de 1,700 MW, además de un permiso de comercialización privada para consumo básico.

Incluso, la primera reacción de Esparza, frente a la aplicación de la ley que acota la presencia de los capitales privados en materia de electricidad, publicadas en el Diario Oficial de la Federación en mayo pasado, fue de condena y rechazo, en los mismos términos que los golpistas mediáticos.

4.- Un sindicato que vela por los intereses de una empresa transnacional, es un sindicato desclasado.

Así es, porque una auténtica democracia obrera, jamás se prestaría a los fines de las empresas transnacionales. ¿Y por qué en el SME sí? Porque su historia y su esencia de clase, ha sido traicionada. Porque el liderazgo lo detenta un empresario, e intenta conservarlo a toda costa.

Esa es la explicación de por qué expulsaron del SME de hecho, más no por derecho, a los 28 mil trabajadores que se liquidaron primero. Y es, en última instancia, la razón del por qué le han negado el derecho a votar a miles de jubilados; de por qué, al interior de la llamada resistencia, amenazan, persiguen y golpean a todo tipo de oposición, además de obstaculizar y negarles a cientos de ellos, el derecho de votar y ser votados.

Para Martín y sus nuevos socios portugueses, perder la dirección del SME, es perder la inversión y ganancias de un negocio privado.

En el proceso electoral de 2019, sacaron a golpes de las instalaciones del sindicato a la planilla de oposición “Para Todos, Todo”, cuando se presentaron a votar. Sus adeptos y simpatizantes fueron señalados y amenazados. No publicaron el padrón electoral. Repartieron dinero durante todos los días de votación. Ni siquiera permitieron que la planilla opositora tuviera representantes en las casillas de votación ubicadas en las sedes foráneas. Y así es como obtuvieron su “triunfo”.

Ese proceso fue impugnado, pero, desafortunadamente, Martín Esparza y su grupo, cuentan con la protección de las autoridades de la Secretaría del Trabajo y de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, quienes inmediatamente le otorgaron la Toma de Nota, e hicieron caso omiso a las demandas de nulidad de ese proceso fraudulento.

Ha pasado un año de eso, mientras tanto, el descontento de la base ha seguido en incesante crecimiento. Por eso, para este año 2020, el proceso electoral está aún más amañado y tiene un resultado ya consumado: la reelección de Martín Esparza. Veamos.

En diciembre del año pasado, reformaron nuevamente los Estatutos. Ahora, en esta votación 2020, nadie podrá supervisar, vigilar, contar los votos, ni observar todo el proceso electoral, salvo tres personas llamados eufemísticamente “Comisión Electoral”. Ellos fueron escogidos a modo, en una asamblea también a modo, realizándose de manera virtual, en plena pandemia, con semáforo rojo, sin presencia de la base y, por lo tanto, sin existir condiciones para hacer propuestas diferentes. El resultado es que esos tres “electos”, son destacados miembros de la corriente de Martín Esparza.

Como es su costumbre, Humberto Montes de Oca, el vocero de Martín Esparza, dirá que habrá observadores nacionales, internacionales, de la Secretaría del Trabajo y hasta notarios. Pero a lo mucho, ellos sólo verán la apertura de las urnas y el inicio del conteo; cuando en realidad, el fraude se encuentra antes de ese evento.

Los tres esparzistas controlarán todo el proceso electoral. Expedirán las boletas electorales, instalarán las urnas, pedirán la credencial “vigente”, supervisarán el padrón, organizarán las votaciones en todas las divisiones foráneas, se encargarán del operativo de traslado de las urnas de las 11 divisiones a la Ciudad de México. Además, las urnas estarán bajo su resguardo, por ocho días con sus noches. Finalmente, solo ellos contarán los votos y expedirán el acta de resultados.

¿Quién de los observadores de Montes de Oca, supervisará las urnas durante los ocho días con sus noches? ¿Quién de los notarios estarán presentes durante el traslado de las urnas a la Ciudad de México?

Nadie más que los esparzistas tendrán el control absoluto de todo el proceso. El resultado es más que obvio y en el SME todos lo saben: Martín Esparza YA ha sido reelecto.

Una vez más, se notificó a las autoridades laborales de la improcedencia de realizar una asamblea en plena contingencia sanitaria y, una vez más, la omisión fue su respuesta.

Objetivamente, se tolera, protege y fortalece, desde la Secretaría del Trabajo, a una Dirección Sindical antidemocrática, pro empresarial y de sello neoliberal.

5.- Nosotros apoyamos las nuevas disposiciones en materia de electricidad, publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

Nosotros luchamos por un SME en línea con los propósitos de alcanzar la soberanía energética, y no por uno que “luche” por jugosos y leoninos contratos para transnacionales. Queremos un SME en pro del trabajo para todos, no para unos cuantos. Por un SME que se ponga en guardia frente a los embates cotidianos de los neoliberales, no uno que se sume a los agresores. Y ese SME no es posible, mientras Martín Esparza lo dirija y Luisa María Alcalde legalice sus marrullerías. ASÍ NO SE PUEDE. LA REELECCIÓN DE MARTÍN ESPARZA ESTÁ GARANTIZADA.

En consecuencia, la vía para un cambio en la Dirección del SME, que la situación reclama, a través de las urnas controladas por Esparza, está totalmente cancelada. Su desplazamiento tendrá que buscarse escalando la movilización y apelando a la intervención de otras instancias. A ello debemos abocarnos.

6.- Es de conocimiento público que se está investigando a funcionarios de gobiernos anteriores, por actos de corrupción y por obtención de dinero de procedencia ilícita. Y, en declaraciones de la Unidad de Inteligencia Financiera, han salido a relucir los nombres de Luis Enrique Miranda Nava y de Martín Esparza. ¡Adelante! ¡Que se avance en la investigación, hasta donde tope!

De la misma manera, en el cambio de administración del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, también se han mencionado las irregularidades en las liquidaciones de los electricistas y en la entrega de predios y bienes, que involucran directamente a Martín Esparza y sus negociaciones con el gobierno de Peña Nieto. ¡Adelante! ¡Que se aclare todo ese proceso!

Recientemente se firmó un convenio de colaboración entre la Unidad de Inteligencia Financiera y la Secretaría de Energía, para intercambio de información respecto a los ilícitos ocurridos en ese sector. ¡Que se concrete todo el cruce de información!

Los acuerdos y anexos referentes a la oscura negociación de Martín Esparza con el gobierno de Peña Nieto, y que a petición del mismo Esparza se clasificaron por años, están ya en vías de conocer la luz pública. ¡Desclasificación total y absoluta! ¡Que no quede en secreto lo que cambió la vida de 44 mil familias!

¡Con liquidaciones millonarias, ilegales y exclusivas, para las 26 familias del Comité Central; con jugosísimas Rentas Vitalicias para sus golpeadores y compadres; siendo copropietario de una empresa privada construida con bienes y recursos públicos; con ingresos de la explotación y usufructo de los bienes sindicales; más todo lo que se acumule, le será imposible a Martín Esparza salir, de todas estas investigaciones, rechinando de limpio!

Tenemos confianza de que se va a ir a fondo contra la corrupción, y entonces, ninguna “Comisión Electoral” y ninguna urna “embarazada” podrá sostener a Martín Esparza como líder sindical.

¡La reelección de Esparza está garantizada, pero nada le garantiza que saldrá impune de todo este cochinero!

Adicionalmente, se puede recurrir a un nuevo amparo, en contra de los acuerdos de una “asamblea” realizada sin la base y en plena pandemia. E incluso, se puede y se debe interponer una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por la omisión de Luisa María Alcalde, ante la clara violación a los más elementales derechos democráticos de los trabajadores electricistas.

Compañeros electricistas, pueblo de México y trabajadores en general:

Pese al fraude consumado, nuestra lucha está viva, y las posibilidades de triunfo, también. ¡Aquí tenemos prohibido rendirse!

Más allá de todos los desplegados que pueda pagar Martín Esparza en los medios de comunicación, distorsionando lo que realmente está pasando en el SME, queremos que se sepa que aquí hay dos proyectos en abierta e irreconciliable lucha: de un lado, los que quieren hacer del SME una especie de sindicato-empresa, al servicio de Mota-Engil y defensor de intereses neoliberales; y del otro, los que luchamos por un SME democrático, que aspire a obtener un trabajo digno para todos, que avance en la reconquista nacional de la electricidad y esté libre de charros neoliberales.

Así es como vemos las cosas y así mismo lo queremos dar a conocer, porque el charrazo consumado, de ninguna manera nos va a detener.

¡FUERA MARTÍN ESPARZA Y SUS 25 BANDIDOS DEL SME!

¡NO RECONOCEMOS LAS REFORMAS ESTATUTARIAS HECHAS POR ESPARZA, NI CONCEDEREMOS LEGALIDAD ALGUNA A UN PROCESO CUYO RESULTADO HA SIDO ALEVOSAMENTE PREFABRICADO!

¡EN CONSECUENCIA CON ELLO, NO VAMOS A CONVALIDAR, CON NUESTRA PARTICIPACIÓN EN LA VOTACIÓN, UN PROCESO DE ORIGEN FRAUDULENTO!

¡FUERA PROTECTORES DE CHARROS SINDICALES DE LA SECRETARÍA DEL TRABAJO!

¡NO MÁS PERMISOS DE GENERACIÓN, NI DE COMERCIALIZACIÓN DE ELECTRICIDAD A LOS PRIVADOS!

¡POR EL FORTALECIMIENTO DEL CARÁCTER PÚBLICO DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA!

¡QUE SURJAN Y RESURJAN LOS ORGANISMOS DEL PUEBLO Y DE LOS TRABAJADORES PARA HACERLE FRENTE A LOS NEOLIBERALES!

¡PROHIBIDO RENDIRSE!

Fraternalmente:

“Por el derecho y la justicia del trabajador”.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dC0j

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal