lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eU5p

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

26/01/2022 :: Argentina, Argentina, Mundo

La represión se empieza a transformar en un hecho casi semanal en Argentina

x Mario Hernández
Entrevista con Silvio Schachter, de la revista 'Herramienta'

M.H.: Querías hablar de la pueblada del pueblo chubutense contra la megaminería.

S.S.: Más que nada sobre lo que pasó el 15 de diciembre en Rawson. Requiere algunas reflexiones porque no es un caso aislado. El uso de la represión contra los sectores populares se empieza a transformar en un hecho casi semanal, ya sea para desalojos de barrios populares, de gatillo fácil, para enfrentar a la gente que defiende la tierra y el agua.

Lo de Rawson violenta porque hace 19 años que vienen resistiendo a los proyectos de la megaminería contra la mina de oro en Esquel, después en Trelew y otros lugares de la provincia contra este plan de instalar en la llanura de Chubut las corporaciones de la megaminería.

En la Patagonia hay escasez de agua y estas empresas lo que hacen es agotar ese recurso para exportar oro, plata, plomo, hierro y todo lo que puedan encontrar en el subsuelo. No sorprende por el accionar del gobernador Arcioni que desde que ha asumido viene en una actitud contraria a los intereses de la provincia, de sus habitantes. Mantuvo durante meses a los empleados públicos y a los maestros sin cobrar el sueldo, con una actitud opuesta a lo que había propuesto en campaña, donde prometía que no iba a ceder a las presiones de la megaminería cuando ya tenía todo arreglado.

En la Legislatura provincial aprobaron un proyecto a pesar de la opinión mayoritaria en contra del pueblo de Chubut, con un resultado que fue de 14 a favor y 11 en contra, en una sesión que no estaba prevista para este tema, como sucedió en muchas otras oportunidades en otras partes del país. Métodos mañosos de esta democracia a favor de los poderosos que terminan improvisando sesiones que les permiten aprobar rápidamente proyectos que con planes de otro tipo y con otra agenda hubieran generado otra reacción.

Aun así la gente a altas horas de la noche se autoconvocó frente a la Legislatura para repudiar la ley y fueron brutalmente reprimidos. Las fotos y los videos que logré ver y que mandaron compañeros desde el lugar, son escalofriantes. La cantidad de cartuchos de bala que han recogido en el lugar y los sonidos de los disparos, compañeros y compañeras heridas, persecución implacable después de haber disuelto la manifestación.

Como siempre los órganos represivos trabajan para la Casa grande, cuando se trata de pegarles palos a los pobres no escatiman ni en balas ni en nada. Hubo muchas organizaciones tomando diferentes medidas, por ejemplo, en Puerto Pirámides decidieron declarar como persona no grata a los 14 que votaron a favor, en Mendoza las Asambleas por el Agua decidieron marchar, hubo una movilización en el centro de la Ciudad de Buenos Aires en repudio a lo que sucedió en Chubut; las organizaciones ambientalistas, los partidos políticos comprometidos con el medio ambiente y la naturaleza y repudiando también la represión, que insisto, se va transformando en un método regular, no hay semana que no tengamos noticia de un desalojo violento o de la utilización del gatillo fácil, sin que haya ningún tipo de reacción por parte de las autoridades, por el contrario, parece que cuentan con carta blanca para poder actuar de esa manera.

No se escuchó ninguna voz crítica sobre lo ocurrido en Chubut por parte de los funcionarios del gobierno. De hecho Arcioni es un aliado de Sergio Massa que hizo campaña por él, lo reconoció como aliado político y eso se expresó también en la votación, porque algunos miembros del Frente de Todos y algunos peronistas votaron a favor del proyecto de la megaminería, sin esos votos la ley no hubiese pasado.

Es un tema que atraviesa a nuestro país y a toda nuestra América, la explotación de nuestros recursos naturales, de capitalización por desposesión y que nos condena en un mundo que está al borde del colapso a nivel de una crisis aún mucho mayor.

Hay una parte de la sociedad que no lo ve, tal vez les resulta lejano, y en realidad es una política que nos afecta a todos, el cuidado de la Tierra no puede ser el producto de un núcleo decidido y comprometido sino que tiene que ser una tarea, por lo menos de las grandes mayorías que no lucran con esto.

M.H.: En diciembre también se cumplió un nuevo aniversario de la Asamblea de Andalgalá.

S.S.: Que también fue víctima de represión.

M.H.: Cumplió 12 años de resistencia y lucha, el 14 de diciembre, la Asamblea El Algarrobo de Andalgalá, Catamarca. Emitieron un comunicado planteando entre otras cosas: "Otro 14 de diciembre, día del nacimiento de la Asamblea El Algarrobo y aquí estamos, nos quieren cercar, reprimir, judicializar, encerrar, contaminar, matar... Siguen la corrupción, las coimas, las intrigas, la extorsión, las capacitaciones del aparato represivo y genocida, la contratación de mercenarios...".

S.S.: Sí. Una nueva estrategia, como se aplica en otros lugares de América Latina, como se hace en Honduras. El sicariato. Hubo represión a los mapuches con un grupo armado que no respondía a las fuerzas de seguridad sino a los intereses de las corporaciones y los estancieros de la región. Y después el tema de la militarización de sus territorios, es algo que está avanzando.

La idea de que el FMI ya está poniendo condiciones para negociar es evidente. Además de los casos de corrupción que corresponden a la degradación de la política en Argentina. Esta manera de dar la espalda a la voluntad mayoritaria de la gente no es solamente un tema de Chubut. Hace poco conversábamos cómo en la propia Ciudad de Buenos Aires le pasaron por encima a las opiniones de las audiencias públicas, tanto de Costa Salguero como de la ex Ciudad deportiva para en una jornada exprés aprobarle los proyectos tanto a Irsa como la rezonificación y privatización de Costa Salguero.

A pesar que hubo 7.000 inscriptos en la audiencia pública y un 98% repudiaron los proyectos. Es un momento para replantearse estas formas de la representación que en realidad no lo son, porque los que están ahí representan intereses muy minoritarios. Una de las chicas detenidas en Chubut era una periodista que había denunciado, porque había logrado una escucha en un audio de un diputado del oficialismo de Chubut negociando con el gerente de una empresa minera. La democracia representativa ha sido siempre, pero más que nunca ahora, una ficción de representación y de democracia también.

Honduras

M.H.: También querías hablar de Honduras ¿por qué?

S.S.: Por varias razones, primero porque me parece que todo lo que sucede en América Latina tiene que ser de nuestro interés. Noto que hay una especie de abandono por parte de muchos sectores progresistas y de izquierda de la preocupación de lo que pasa en el mundo. Algo así como una encerrona en la política local, que cada vez absorbe más la atención y a veces en una navegación de superficie sin profundizar fenómenos de carácter mundial que condicionan lo que está pasando en nuestro país.

En segundo lugar porque tengo una situación particularmente de afecto por todo lo que ha significado Berta Cáceres en la historia más reciente de nuestro continente, la lucha de la COPINH, la resistencia del pueblo lenca a las corporaciones, en este caso a la construcción de las grandes represas hidroeléctricas, de los negocios del empresariado hondureño junto con las multinacionales y me parece que hay que prestarle atención porque puede ser un punto de inflexión para la historia de Honduras.

Además de que se da un hecho muy particular, porque tanto el legado de Berta Cáceres, como la elección de Xiomara Castro, significan una ruptura de una historia de machismo muy fuerte en los países latinoamericanos y en particular de Honduras. Es la primera vez que una mujer es elegida presidente en un país que como sabemos, ha vivido permanentemente bajo la égida de las corporaciones de la fruta y el control militar de los EE UU, gobernado por el Partido Liberal y el Partido Nacional que se sucedían alternativamente en el poder con flagrante corrupción.

Pareciera que la figura de Xiomara podría romper esta tendencia, pero creo que, sobre todo, como lo ha expresado el comunicado de la COPINH, primero abre un camino para sacarse de encima al dictador Orlando Hernández y abrir la posibilidad de que los sectores populares mantengan el estado de lucha y transformen el resultado electoral en un camino que se pueda abrir paso a reformulaciones. El discurso de Xiomara y quienes participaron en la campaña electoral, es una especie de refundación de Honduras, terminar con ese pasado ominoso, de entrega.

En los 80 Honduras fue el portaviones norteamericano para agredir a la Nicaragua sandinista, de ahí salía la contra, la base principal de la región para reprimir no solamente a los sandinistas, sino también a los salvadoreños, guatemaltecos, y también porque está presente un acontecimiento que tuvo mucha prensa y que no solamente impactó la conciencia de los hondureños sino de todos los que seguimos lo que pasa en nuestro continente cuando las Fuerzas armadas de Honduras sacaron en mitad de la noche y en pijama al presidente Mel Zelaya. Con un mecanismo institucional que luego se replicó en otros países como Paraguay con Lugo, en Brasil don Dilma Rousseff y el utilizar el Parlamento para dar golpes institucionales y después apoyarse en las FF AA.

Antes fue lo de Aristide en Haití, pero lo de Zelaya marcó un camino que después siguió con lo de Evo. Ese tipo de golpes institucionales pasaron a ser una forma "novedosa" de cómo los sectores del poder concentrado económico y financiero utilizaban las instituciones para destituir a quienes lo enfrentaban.

Zelaya históricamente corresponde a una familia de hacendados del Partido Liberal, de hecho a él lo eligen presidente a través de ese partido, pero a lo largo de su presidencia, y también producto de las constantes luchas que se estaban dando en Honduras, da un viraje copernicano y empieza a enfrentar algunos intereses de los más poderosos que formaron siempre parte del poder en Honduras, tanto de los políticos locales, los empresarios, las frutícolas y también la idea de que era tiempo de desarmar la base de Palo Alto que EE UU no iba a permitir alegremente.

Si bien formalmente Obama dijo que no estaba de acuerdo con el golpe, no hizo ningún esfuerzo para que Zelaya no fuera destituido. El propio Noam Chomsky reconoció que es imposible que las FF AA norteamericanas no estuvieran al tanto del golpe porque todas las fuerzas hondureñas siempre consultan con las norteamericanas antes de hacer nada, así fue que después aparecieron hace poco los documentos secretos que demostraban que el Departamento de Estado y el Pentágono sabían que se estaba preparando el golpe y no hicieron nada.

Y también el propio Obama que dijo una cosa e hizo otra porque nunca lo quiso recibir a Mel Zelaya ni tampoco jugó ningún papel de presión para que fuera restituido en el gobierno. Eso pasó hace 12 años, pero para los hondureños es algo que está fresco, porque cuando lo detienen la gente salió a la calle, hubo una cantidad muy importante de muertos, que se repite cada vez que hay una elección, el sicariato actúa, las fuerzas represivas actúan, golpeando a los actores, a los luchadores sociales. El asesinato de Berta Cáceres fue una especie de magnicidio social de una luchadora que había trascendido las fronteras de Honduras. Una figura de la resistencia de los pueblos originarios en toda América Latina y el mundo.

Xiomara ganó con más del 50% de los votos, es una cifra importante para un país donde en general hasta ahora no había ganado nadie que se opusiera a la oligarquía de los liberales y nacionales. Es una cifra importante en un país donde la participación además siempre era muy baja porque obviamente era más de lo mismo cualquier alternativa. Habrá que ver las condiciones. Xiomara asume en un gobierno de coalición, el vicepresidente es un locutor de TV que se hizo muy conocido porque cuestionó mucho la corrupción del gobierno, que es una corrupción a nivel flagrante. El hermano del Presidente está detenido en EE UU por narcotráfico y era tan ominosa la forma en la que actuaba que les había puesto sus iniciales a los paquetes de cocaína. También la entrega de gran parte de sus territorios, la desestructuración de conquistas laborales que venían de la gran huelga de 1956 y a través de lo que ellos llaman los Zede (Zonas de Empleo) que son distintos enclaves extranjeros y corporativos en distintos puntos de Honduras y la idea de Zelaya de terminar con la base militar estadounidense, acercarse a Cuba y a la Venezuela de Chávez, fue algo que el imperio no quiso tolerar.

Habrá que ver si ahora esta idea de la refundación se pone en marcha. Es una tarea ciclópea. Si uno analiza los niveles de vida de Honduras encuentra una enorme pobreza, las fuerzas paramilitares y represivas incrustadas en toda la sociedad también es enorme. Tegucigalpa es una de las ciudades donde más homicidios se cometen en el mundo y habrá que ver si hay voluntad para enfrentar eso y salir de esta trama tan compleja. Habrá que ver dónde se apoya.

El Vicepresidente, si bien ha manifestado su política de anticorrupción no se muestra muy decidido con la idea de una Constituyente y refundar el país. El detonante que justificó el golpe fue justamente que Zelaya había llamado a una Constituyente.

Chile

M.H.: Me gustaría escuchar tu reflexión sobre las elecciones en Chile.

S.S.: Boric ganó, pero hay varias cosas que señalar. Primero recordar que todo esto es el fruto de alguna manera, aunque sea institucionalizado, de todo un período de lucha que el pueblo de Chile viene librando hace muchos años, que tuvo picos enormes hace dos años atrás, que llevó a la convocatoria de la Asamblea Constituyente en curso, de que una mapuche estuviera a la cabeza de la Asamblea Constituyente, etc.

Y se llega a esta elección con una polarización que expresa lo que pasa en la sociedad, el candidato protofascista desembozado que ya ni era la figura de la derecha más formal, como lo era la gente de Piñera, sino que es un hombre que se mostró claramente admirador de Pinochet, con un padre con una historia nazi, que cuando le preguntaban sobre las manifestaciones decía que habría que crear ámbitos especiales para poner presos a todos los que participaran en una manifestación. Y cuando el periodista le preguntó: '¿Usted está hablando del Estadio Nacional?, respondió que sí.

Ese es el nivel de radicalización de la política chilena. Una persona que puede ser candidato y cosechar una importante cantidad de votos con un discurso claramente pro fascista. Esperemos que el triunfo de Boric, sin que eso signifique que todo cambie a partir de la elección, teniendo en cuenta que hay una Asamblea Constituyente, que hay una mayoría que podríamos llamar progresista, con una política de alianzas interesante, con un gobierno que no es fascista, que no reprime, dependerá mucho del nivel de organización y movilización popular para empujar en una dirección de cambio. La situación está muy radicalizada y polarizada, no va a ser tranquilo el tránsito de Chile, va a haber mucha confrontación y no creo que lo logre encausar institucionalmente solamente este tipo de cosas.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eU5p

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal