lahaine.org

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/dI4v

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/10/2022 :: EE.UU., EE.UU.

"Operación Estrella Solitaria", estratagema de los supremacistas blancos

x workers.org
Editorial Workers World-Mundo Obrero

La actual lucha entre el “poder federal” y los “derechos de los estados” es una repetición de la lucha sobre qué corriente dentro del capitalismo puede reclamar el poder y el control sobre los destinos de los trabajadores y los oprimidos.

El gobernador protofascista de Texas, Greg Abbott, está recibiendo mucha publicidad estos días por enviar en autobús a los migrantes que solicitan asilo y que han entrado en EEUU desde la frontera mexicana, hacia el norte, a Washington, D.C., y a la ciudad de Nueva York. Ahora se le ha unido en esta maniobra política el gobernador de Arizona, Doug Ducey. Desde mediados de abril, Abbott ha enviado a 5.100 migrantes a D.C. desde Texas, en más de 135 autobuses, como parte de la “Operación Estrella Solitaria” (Operation Lone Star). En la ciudad de Nueva York, el comisionado del Departamento de Servicios Sociales, Gary Jenkins, dijo que calcula que desde mayo han llegado allí más de 3.000 migrantes, entre ellos un número importante de familias con niños.

¿La razón que dan estos gobernadores supremacistas blancos? Según Abbott el 5 de agosto, “el caos creado por las políticas de frontera abierta de Biden”. (gov.texas.gov)

De hecho, muchas de las políticas fronterizas racistas de Trump se han mantenido durante la presidencia de Biden, debido a las múltiples demandas antiinmigrantes encabezadas por funcionarios estatales republicanos y respaldadas por la SCOTUS y los tribunales inferiores.

Lo que estamos viendo en tiempo real es el feo espectáculo de dos partidos políticos controlados por los capitalistas que compiten por sacar el mayor beneficio político de la desesperada situación de los migrantes que huyen de sus países devastados por el imperialismo militar y económico de EEUU.

Y esta pugna no se limita a las palabras. No. Las personas están siendo empujadas de un lado a otro, a través de miles y miles de kilómetros, con la desesperación, la falta de vivienda, el hambre, la enfermedad y a menudo la muerte como resultado.

La actual lucha entre el “poder federal” y los “derechos de los estados” es una repetición de la lucha sobre qué corriente dentro del capitalismo puede reclamar el poder y el control sobre los destinos de los trabajadores y los oprimidos.

Y la supremacía blanca es una premisa mortal en la que se basa ese poder. Cualquiera de las dos corrientes capitalistas está dispuesta a utilizar cualquier técnica disponible para ganar: la supresión legal, incluyendo el encarcelamiento y el trabajo forzado, el lenguaje racista “dog whistle” y los trucos publicitarios como el busing. Estas prácticas se transmiten de generación en generación de un político de la clase dominante a otro.

La historia de la estratagema

Porque la estratagema del busing de Abbott no es nueva. Es una página sacada del repugnante libro de jugadas del Consejo de Ciudadanos Blancos que luchó contra la segregación en el Sur durante los años 50 y 60, bajo la bandera de los “derechos de los estados”.

Fundado en 1954 en Mississippi, como parte de la reacción segregacionista a la sentencia de desegregación Brown v. Board of Education del Tribunal Supremo de EE.UU., el WCC era “el Klan de los empresarios”. Alcaldes, editores de periódicos, propietarios de empresas y líderes de los Boy Scouts se reunían abiertamente en esta red de organizaciones supremacistas blancas en todo EEUU.

En 1985, el Consejo de Ciudadanos Conservadores, con sede en Missouri, continuó la labor intolerante, utilizando las listas de correo del CMI y a algunos de los miembros de su junta directiva. El CCC tiene estrechos vínculos con el Partido Republicano en el Sur, y políticos prominentes como el líder de la mayoría del Senado, Trent Lott, fueron miembros abiertos mientras estuvieron en el cargo.

Una de las directoras de Workers World, que creció en Alabama bajo la segregación, fue testigo de una campaña de la CCC en su pequeña ciudad para “enviar a los negros al Norte” y denunciar la “hipocresía” de la lucha contra el racismo. Un reportaje fotográfico de primera plana en el periódico local mostraba a los líderes empresariales blancos del Partido Demócrata local “escoltando” a un grupo de negros en un autobús Greyhound, con destino final a Detroit.

A los supremacistas blancos que organizaban estas maniobras políticas entonces, al igual que Abbott y Ducey ahora, no les importaba ni un ápice el destino de los desplazados y trasladados, tratando a la gente como piezas de un juego de ajedrez político.

De hecho, el 11 de agosto, en el norte de Georgia, las autoridades recibieron una llamada en la que se les informaba de que los migrantes enviados desde Texas en un autobús de la Operación Lone Star estaban a punto de ser abandonados cerca de la zona rural de Rising Fawn, Georgia, donde sólo había una gasolinera y tierras de cultivo. A los migrantes se les dijo que era sólo una “corta caminata” a Chattanooga, Tennessee – 25 millas (40 kilómetros) de distancia por carreteras locales montañosas.

Workers World está comprometido con la lucha para combatir y acabar con la supremacía blanca. Estamos hartos de la farsa hipócrita del llamado gobierno “democrático” bajo el capitalismo. Exigimos y ganaremos un refugio seguro, refugio, atención sanitaria, puestos de trabajo, educación, libertad de encarcelamiento y la oportunidad de “pan y rosas” para todos bajo el socialismo. ¡No hay fronteras en la lucha de los trabajadores!

compartir

            

Dirección corta: https://lahaine.org/dI4v

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal