lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fO4F

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

26/07/2019 :: Cuba

26 de Julio: Victoria de las Ideas

x Cubadebate
Raúl y Díaz-Canel presiden acto por el Día de la Rebeldía Nacional en Granma

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, encabezan el acto central por el 26 de Julio, en ocasión de celebrarse aniversario 66 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, y Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como miembros del Buró Político, el Secretariado y los Consejos de Estado y de Ministros, y Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido en la provincia, asisten a la ceremonia político-cultural en la Plaza de la Patria de la ciudad de Bayamo.

Allí también se dan cita otros representantes partidistas y del Gobierno, la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones de masas, la Federación Estudiantil Universitaria, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, junto a brigadas y grupos de solidaridad y amigos de Cuba, y una representación del pueblo granmense.

Las palabras de Heilis González Verdecia, estudiante de la Escuela Primaria “21 de Octubre” fueron las primeras.

“No vengo a hablar a modo personal, sino a nombre de todos los que celebran con alegría este día”, dijo la pionera bayamesa.

“Vengo a compartir toda la gloria conquistada por la Revolución, donde todos somos privilegiados, en especial nosotros, que convertidos en tesoros de la Patria podemos opinar, promover y crear, ratificando nuestro compromiso con la continuidad histórica de la Patria”.

Estamos orgullos de vivir en un país donde se defiende, sobre todo, la felicidad, la sonrisa y la paz de un niño, expresó la estudiante.

Aseguró que la actual generación se asegurará de que los nombres y las acciones de aquellos que ofrendaron sus vidas por una Patria socialista y sostenible, queden vigentes por siempre.

“Ni el bloqueo, ni Helms-Burton, nos harán caer de rodillas”

Así lo ratificó Migdiala Charón Ricardo, estudiante de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de Granma, quien dijo sentirse honrada en representar a los miles de jóvenes dispuestos a defender sus derechos frente a las amenazas del Imperio “de querernos hundir en un despiadado y recrudecido bloqueo económico, comercial y financiero, con el que no flaquearemos”.

“Hoy nos enfrentamos a nocivas influencias ideológicas y convivimos con ellas sin notar su peligrosidad, muestra fiel fue el World Learning, programa de becas cuyo objetivo fundamental fueron las nuevas generaciones, las mismas que repudiamos toda maniobra subversiva contra el sistema formativo cubano”, sostuvo.

Ante los miles de invitados congregados en el acto, la estudiante recordó que el pueblo cubano resiste y vence una política hostil durante implementada durante seis décadas por el gobierno norteamericano, donde resalta la puesta en vigor del capítulo III de la Ley Helms-Burton

“Desde la Cuna de la Nacionalidad cubana, los jóvenes granmeses ratificamos una vez más nuestro eterno compromiso con el pueblo. Ha llegado el momento de cambiar el mundo, de prepararnos para defendernos, de portar las armas si es necesario, de trabajar para satisfacer las necesidades económicas y alimentarias de la población, y contribuir al desarrollo próspero y sostenible”, recalcó.

Esta nueva generación de jóvenes decimos al imperialismo cruel y dominante que estamos dispuestos a defender la Revolución, el Socialismo y la Patria.

En su discurso, el miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en la provincia, Federico Hernández Hernández, hizo referencia a los logros de Granma.

Recordó que fue en la histórica Plaza de la Patria de la ciudad cabecera, cuando el 26 de julio de 2006 Fidel pronunció su último discurso en la fecha del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El dirigente partidista aseguró que los granmenses defienden las medidas adoptadas por el Gobierno cubano para impulsar la economía, y que continúan trabajando por el bienestar del pueblo y el desarrollo de la provincia, “que será sostenible si continuamos concentrando los principales esfuerzos en la agricultura, la que se reanima y avanza, aun cuando no es suficiente lo alcanzado”.

Entre los principales resultados económicos de ese territorio, Hernández Hernández subrayó el aumento de producciones, algunas de las cuales han roto récord, como la miel de abejas, el arroz y la carne de cerdo, y otras experimentan un comportamiento favorable, como el frijol, el café, el maíz y los frutales.

Añadió la ganadería, que se recupera y alcanza un incremento sostenido en la producción de leche y la carne vacuna, propiciado en gran medida por la siembra de plantas proteicas para alimento animal y la fabricación de piensos alternativos.

Continuar las nuevas inversiones en el sector agrícola, acelerar el programa de autoabastecimiento alimentario municipal y priorizar los encadenamientos entre la agricultura y la industria, los proyectos de desarrollo e iniciativa local y de colaboración, son derroteros de la provincia, según el Secretario del Partido.

“La industria alimentaria y la pesca se destacan por la búsqueda de soluciones ante el déficit de materias primas, y la elaboración de productos de alta calidad. Sobresalen los resultados de la camaronera del litoral sur, con la mayor producción de camarón de cultivo de su historia”, señaló.

En otro orden, citó los avances en la implementación de la política de informatización de la sociedad, con inversiones en el sector de las comunicaciones que generan nuevos servicios, y el completamiento del 100 por ciento de la digitalización telefónica.

“El programa de desarrollo de las Fuentes Renovables de Energía se ha favorecido con la puesta en marcha de seis parques fotovoltaicos, los cuales impactan en el ahorro de combustibles”.

En la escala social, son significativos los avances, con indicadores favorables en la educación, la salud, el deporte y la cultura, sin dejar de mencionar que más de tres mil 500 granmenses prestan servicios en más de 70 países.

Hernández Hernández reconoció que en el programa cañero azucarero no se alcanza resultados favorables, se reiteran incumplimientos en los planes de producción de azúcar, mientras se impone realizar mejores esfuerzos para incrementar la siembra de caña, y llegar en mejores condiciones a la próxima zafra.

En el programa de la vivienda, afirmó que se han reorientado las acciones dirigidas al cumplimiento del plan de inversiones, subsidios, afectaciones por eventos climatológicos y erradicación de pisos de tierra.

Especial atención se le otorga a las acciones de preparación para la defensa, dirigida a fortalecer la doctrina militar de la guerra de todo el pueblo, así como el enfrentamiento a la subversión política e ideológica.

“Ante una situación actual compleja, estamos seguros que en las condiciones que sean, triunfaremos”, apostilló.

Díaz-Canel: “El mundo verá lo que somos capaces de hacer y nos acompañará en nuestra resistencia”

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, pronunció las palabras centrales del acto por el 26 de Julio en la Plaza de la Patria de Bayamo, “mismo sitio donde el Comandante en Jefe Fidel Castro, en igual fecha de 2006, presidió y clausuró por última vez una conmemoración del Día de la Rebeldía Nacional”.

Díaz-Canel mencionó lugares esenciales de la historia de la oriental provincia, como La Demajagua, Yara, Manzanillo, Jiguaní, Dos Ríos, La Plata, Guisa y Bayamo.

“¿Quién puede cruzar el Cauto, subir las lomas de la Sierra Maestra, o mojarse los pies en la playa de Las Coloradas sin estremecerse de respeto y culto al heroísmo?”, interrogó.

En su alusión a la rica historia granmense, el mandatario cubano apuntó que esta provincia fue honrada con el nombre de la nave que trajo a tierra cubana a 82 expedicionarios para continuar las luchas.

“Es también cuna de nuestra nacionalidad, de nuestro Himno, de la Revolución que comenzó Céspedes, y del Ejército Rebelde que la trajo a nuestros días con Fidel al frente.”

Recordó a Ñico López, asesinado en las horas posteriores al desembarco del Granma, y quien no está “ni un minuto ausente de la obra revolucionaria a la que se entregó con tanta pasión y fe en el triunfo”.

“Eran hermanos más que amigos, aquellos hombres y mujeres que pusieron por delante a la nación, que pensaron al país como una familia”.

El jefe de Estado sentenció la importancia de que el homenaje a quienes ofrendaron su sangre “no se quede encerrado en un acto, en unos versos o unas palabras de efemérides”.

Aseguró que la Revolución necesita ahora dar la gran batalla por la defensa y la economía, “que le rompamos al enemigo el plan para destrozarnos y asfixiarnos”.

“Precisa, al mismo tiempo, que fortalezcamos en nuestra gente la espiritualidad, el civismo, la decencia, la solidaridad, la disciplina social y el sentido del servicio público”.

Díaz-Canel se refirió a la unidad que propició que cinco años, cinco meses y cinco días después de los asaltos a los cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo, negando el supuesto fracaso del ‘53, llegara el triunfo del ‘59.

“El revés se había convertido en victoria”.

“La explicación del milagro de que un grupo de hombres terminara derrotando a uno de los ejércitos mejor armados del continente, sólo puede encontrarse en los valores humanos más sobresalientes de la Generación del Centenario: Sentido de la justicia, lealtad a una causa, respeto por la palabra empeñada, confianza en la victoria, fe inconmovible en el pueblo y la unidad como principio”.

En momentos en que se hace imprescindible pensar como país, “estamos pensando en la fuerza física absoluta que hay en un haz de varas, que solas se podrían quebrar con facilidad”, aseveró el Presidente.

“Nos toca pensar como país porque nadie va a pensar por nosotros, y el gigante con botas de siete leguas que va por el cielo engullendo mundos, hace tiempo dejó de ser una metáfora visionaria de Martí para transformarse en una cruel certeza de lo que nos espera”.

Díaz-Canel enunció que por ingenuidad o ignorancia, no se puede subestimar el plan de reapropiación de Nuestra América emprendido por el imperio “con la bandera de la Doctrina Monroe en el mástil de su nave pirata”.

Venezuela —recordó—, está siendo “cercada, robada, y asaltada literalmente con la aprobación o el silencio cómplice de otras naciones poderosas y lo que es peor, con la vergonzosa colaboración de gobiernos latinoamericanos”.

En ese sentido, criticó el desprecio a la legalidad internacional con que la actual administración estadounidense amenaza a todos.

“¿Cuál es el delito por el que se nos castiga? Nuestros padres tuvieron la osadía de acabar con el abuso y recuperar lo que se le había arrebatado a la nación una y otra vez a lo largo de siglos”, resaltó el mandatario, y recordó la aprobación de la avanzada Constitución de 1940, y el planteamiento de una Reforma Agraria que no llegó hasta mayo de 1959.

“Hasta entonces, nuestra tierra era el feudo de compañías norteamericanas en contubernio con políticos corruptos y al amparo de las fuerzas militares al mando del dictador Fulgencio Batista, quien en 1958, tenía distintos grados de propiedad sobre nueve centrales azucareros, un banco, tres aerolíneas, varias emisoras de radio, una televisora, periódicos, revistas, una fábrica de materiales de la construcción, una naviera, un centro turístico, diversos inmuebles urbanos y rurales, según consta en el libro Los propietarios de Cuba 1958”.

Añadió que poco más de 500 personas eran los dueños del país, cuya familia huyó al triunfo de la Revolución, abandonando sus propiedades mal habidas. “Fueron las propiedades de esos malversadores las que confiscó la Revolución”, fundamentó.

“Otra historia es la de las nacionalizaciones, derecho que la legalidad internacional reconoce a todas las naciones soberanas en función del bien público. También se apoya en una ley que respalda la Constitución del ‘40 y preveía indemnizaciones”.

Rememoró que Cuba negoció esas indemnizaciones con otros gobiernos —como se negocian las nacionalizaciones—, excepto con el de Estados Unidos, que se negó a hacerlo, “confiado en que podrían retomarlo todo en poco tiempo por la fuerza”.

“La Ley de Reforma Agraria fue la primera gran nacionalización y el mayor acto de justicia social, demandado por el pueblo. Fue también el punto de ruptura, el cruce de Rubicón, como ha dicho el General de Ejército Raúl Castro Ruz”.

“Aquellos que se creían dueños de Cuba, negados a perderla, desataron desde entonces esta guerra no declarada que ha vivido breves pausas, pero no ha tenido fin”.

“No, señores imperialistas, no nos entendemos”

Díaz-Canel enfatizó en que, para confundir a la opinión pública y darle a esa confrontación una legalidad que no tiene, se fabricó la Ley Helms-Burton, engendro jurídico donde se mezclan los afanes imperiales de dominio sobre los destinos de Cuba.

“De aquella especie inmoral y antipatriótica que saqueó al país, provienen los reclamantes actuales de las posesiones que hace 60 años pasaron, por fin, a manos del pueblo”, sostuvo.

A ellos advirtió que los cubanos no dudarán en defenderse de quienes intenten arrebatarles la tierra que la Revolución les entregó.

“No, no nos entendemos ni nos entenderemos jamás con los que pretendan devolver a Cuba al estado de cosas que en 1953 llevó a lo mejor de la juventud cubana a asaltar dos cuarteles militares con más moral que armas”.

Ante las miles de personas congregadas en la histórica plaza bayamesa, el Presidente cubano afirmó que sólo en el último año, de marzo de 2018 hasta abril de 2019, el bloqueo provocó pérdidas por valor de cuatro mil 343 millones de dólares.

“Tras seis décadas de acoso a la más simple transacción cubana, las pérdidas acumuladas ahora alcanzan 922 mil 630 millones de dólares, considerando la depreciación del papel verde frente al oro”, agregó.

Así como “el cerco se cierra cada vez más sobre nuestro país” mencionó a Venezuela, Nicaragua y cualquier otra nación que se niegue a aceptar el plan imperial para su destino.

“Hoy denuncio ante el pueblo de Cuba y el mundo que la administración de los Estados Unidos ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba”, dijo.

Díaz-Canel subrayó las crueles acciones extraterritoriales de bloqueo, con las cuales actualmente se trata de impedir el arribo a puertos cubanos de los tanqueros, mediante amenazas a compañías navieras o a los gobiernos de los países donde están registrados los buques y a las empresas de seguro.

“El plan genocida es afectar, aún más, la calidad de vida de la población, su progreso y hasta sus esperanzas, con el objetivo de herir a la familia cubana en su cotidianidad, en sus necesidades básicas, y acusar al Gobierno de ineficacia. Buscan el estallido social”, apostilló.

“Ignorantes de la historia y los principios de la política exterior de la Revolución cubana, nos proponen negociar una posible reconciliación a cambio de que abandonemos el curso escogido y defendido por nuestro pueblo; nos sugieren traicionar a los amigos, echar al cesto de la basura 60 años de dignidad”.

“No, señores imperialistas, no nos entendemos”, reafirmó el mandatario, quien aseveró que Cuba sí conoce las distancias éticas y políticas entre esta administración estadounidense y los más nobles ciudadanos de ese país.

Añadió que la Isla no ha renunciado a su declarada voluntad de construir una relación civilizada con Estados Unidos, “pero tiene que basarse en el respeto mutuo a nuestras profundas diferencias”.

“Cualquier propuesta que se aparte del respeto entre iguales no nos interesa”, sentenció el jefe de Estado. Y apuntó que el pueblo norteamericano está invitado permanentemente a Cuba para conocer la realidad de esta nación a la que se les niega la visita.

Estos mensajes de la Cuba de principios políticos invariables, los llevaremos al Foro de Sao Paulo reunido en Caracas esta semana para fortalecer la integración de las fuerzas de izquierda y su movilización frente a la ofensiva imperial que se ha propuesto quebrarnos, dividirnos, enfrentarnos”.

En otro momento de su discurso, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros afirmó que por sus importantes resultados económicos y sociales, Granma mereció la sede por el 26 de Julio.

Reconoció que aún con récords en varias producciones, todavía se está lejos de explotar sus potencialidades. “No me cansaré de insistir en el deber de pensar como país, de espantar el egoísmo, la vanidad, la desidia, la chapucería, el no se puede”, consideró el mandatario.

Aseguró su confianza en el pueblo, sus reservas de moral y sus aspiraciones a un crecimiento con belleza.

Se aprecia un nivel de respuesta que entusiasma, pero no basta. Las circunstancias nos obligan hoy, como nos han obligado siempre, a imponerle un ritmo de avance superior a nuestras metas”, señaló.

Díaz-Canel, como lo ha demostrado en su método de trabajo, llamó a exigir, controlar, desterrar la rutina y verificar, en los hechos, si la fórmula empleada es efectiva o debe renovarse.

“Debemos sancionar fuerte y oportunamente a los que no entiendan que hoy defender la Patria pasa por cuidar y proteger sus escasos bienes materiales”, subrayó.

Argumentó que si el Gobierno se consagra a mejorar la vida de los ciudadanos, “Gobierno y ciudadanos deben impedir que se maltrate, ensucie, descuide, lo que tanto costó adquirir”.

El Presidente dijo que, para sostener todas las medidas de beneficio social, es preciso producir más y elevar la calidad de los servicios.

“Nuevas medidas, propuestas por el pueblo, deberán aprobarse en las próximas semanas y meses”, adelantó. Asimismo, exhortó a trabajar por “hacer de cada día del almanaque un 26, de cada mes del calendario un julio, de cada compromiso un Moncada victorioso”.

“El mundo verá lo que somos capaces de hacer y nos acompañará en nuestra resistencia. Es hora de hacer un nuevo y urgente llamado a su conciencia”.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fO4F

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal