lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dI0Q

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/09/2020 :: México

A seis años de la masacre de Ayotzinapa, la herida sigue abierta

x Guido Miguel Vassallo
Los 43 estudiantes normalistas están desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014

Al presentar un informe sobre los avances en la investigación, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador pidió perdón en nombre del Estado y anunció que se emitieron órdenes de captura contra policías y militares implicados en las desapariciones.

"Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos" es el grito desgarrador que hace seis años repiten las madres y los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa. El 26 de septiembre de 2014, los normalistas de la Escuela Raúl Isidro Burgos partieron en cinco colectivos rumbo a una actividad para recordar a los caídos en la masacre estudiantil de Tlatelolco.

Nunca llegaron a destino. Ya son seis años sin justicia en un caso que pudo haberse resuelto en los primeros días si de la investigación no hubiera participado activamente el expresidente Enrique Peña Nieto, señalan organismos de DD.HH. y familiares de desaparecidos. Bajo su órbita se permitió la tortura de testigos y la liberación de sospechosos, lo que derivó en la construcción de una "verdad histórica" que hace agua por todas partes. 

La versión oficial de los hechos indicaba que los estudiantes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes de una banda narco, los Guerreros Unidos. Estos los habrían asesinado y luego incineraron sus cuerpos en un basurero en Cocula. Pero la identificación de los restos del normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre a 800 metros del lugar señalado fue un golpe de nocaut a esa versión. Ahora, los familiares de los desaparecidos exigen más avances en la investigación y agradecen la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el sábado presentó un informe del caso y anunció que hay 70 órdenes de captura emitidas contra miembros de la policía federal y del ejército involucrados en la desaparición de los estudiantes.

"Peña Nieto nos recibió muy mal. Fueron cuatro años de mentiras. Desde que llegó nos obligó a manifestarnos en las calles porque quiso cerrar el caso con su mentira histórica. Dijeron que nuestros hijos fueron incinerados en el basurero de Cocula con todas sus pertenencias. Pero gracias al trabajo del Centro Prodh, de Serapaz y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos descubrimos que los teléfonos estuvieron activos después de los hechos, que estuvo presente en el lugar la policía y el ejército mexicano", asegura en diálogo con Página/12 Cristina Bautista Salvador, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los 43 normalistas desaparecidos.

Cristina Bautista Salvador, madre de Benjamín Ascencio Bautista

La llegada de López Obrador a la presidencia trajo consigo la esperanza de avanzar en la causa. El cuatro de diciembre de 2018 se creó la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa. Fue un pequeño gran gesto a apenas cuatro días de asumir la presidencia. Pero fundamentalmente fue la aceptación de los familiares de las víctimas como parte necesaria del proceso de investigación. Luis Tapia, coordinador jurídico del Centro Prodh, sostiene: "Con el nuevo gobierno el caso dio un giro. Su voluntad ha dado como resultado que se siga confirmando que la búsqueda de los 43 y la investigación de los responsables fue deficiente y se cometieron delitos".

El derrumbe de la verdad histórica

El avance más significativo de estos últimos meses fue la identificación de los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre. Su cuerpo fue hallado lejos del basurero señalado por el gobierno de Peña Nieto como pieza central de su relato.

En una diligencia llevada a cabo por la Unidad Especial para el caso Ayotzinapa entre el 20 y 28 de noviembre de 2019 en la barranca La Carnicería, municipio de Cocula, se localizaron más de cien fragmentos óseos. En el análisis de esas muestras fue clave la labor del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Previo al análisis de los restos de Rodríguez, sólo habían sido identificados otros dos de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, Alexander Mora Venancio y Jhosivani Guerrero, en el basurero de Cocula y en medio de fuertes irregularidades procedimentales.

Página 12

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dI0Q

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal