lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bA8h

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

27/09/2007 :: México

Ante el ultimo desalojo de comunidades zapatistas en la región de Montes Azules

x I. Nistal - La Haine
Este suceso es una prueba mas de la abismal diferencia que hay por parte de nuestros gobernantes entre lo que dicen a lo que hacen,

Este suceso es una prueba mas de la abismal diferencia que hay por parte de nuestros gobernantes entre lo que dicen a lo que hacen, de que la existencia de un sistema como el que padecemos conlleva necesariamente al desastre de los pueblos.

"Bendito momento aquel en que un pueblo se yergue. Ya no es el rebaño de lomos tostados por el sol, ya no es la muchedumbre sórdida de resignados y de sumisos, sino la hueste de rebeldes que se lanza a la conquista de la tierra ennoblecida porque al fin la pisan hombres"

Ricardo Flores Magón

No por no salir en los medios...

Probablemente un hecho tan alarmante como el acontecido el pasado 18 de Agosto en las comunidades zapatistas de Buen Samaritano, y Nuevo San Manuel, en el municipio de Ocosingo (1), haya pasado totalmente desapercibido por la mayoría de la población mundial, a ello ha tenido que contribuir necesariamente el silencio mas vergonzoso producido por aquellos que a diario nos dictan lo que es interesante y lo que no, y por supuesto, un hecho como este no debe haberles parecido que contaba con los suficientes ingredientes como para salir en sus portadas, es una pena, pero no se le pueden pedir peras al olmo, es decir, de la prensa burguesa no podemos esperar que se preocupe por lo que les suceda a las comunidades indígenas por muy injusta que sea su situación (aunque todo cambiaria si a esos pobres indígenas les diera por levantarse en armas y defenderse de las agresiones a la que están sometidos, es entonces con la etiqueta de violentos cuando ya lograrían acaparar la atención de los media, no olvidemos que el morbo y la manipulación es su razón de ser…), ni tampoco les interesa señalar con el dedo a las grandes corporaciones que les mantienen y de las que dependen, ni mucho menos dañar la imagen de un gobierno como el mexicano del que tanto favorece los intereses privados (otro gallo cantaría si estos mismos hechos se produjeran en otros países – como Cuba o Venezuela - que engrosan las listas negras de las redacciones de los medios empresariales). En definitiva, como podéis observar, existen determinados factores con un peso infinitamente mayor - que la propia noticia en si - a la hora de tener que destacarla o arrinconarla al mayor de los olvidos.

...La realidad deja de existir

No solo no deja de existir sino que la historia se repite, ya que no es la primera vez que los grupos paramilitares y el gobierno alteran la tranquila vida de los poblados zapatistas de la región de Montes Azules (Estado de Chiapas). En este caso hay que “agradecer” al Ejército que a los pobladores de estas comunidades se les hayan desalojado - despojándoles de sus tierras y sus hogares - y les trasladaran por la fuerza y sin explicación alguna a un ex-prostíbulo cercano a un basurero en La Trinitaria. Y digo hay que agradecer porque en otras ocasiones la limpieza de indígenas de la zona se ha producido de una forma mucho más rápida y eficaz: dándoles muerte. Eso fue lo ocurrido por ejemplo el 13 de Noviembre de 2006 cuando asesinaron a 11 personas (seis mujeres, tres hombres y dos niños). (2)

Montes Azules, un paraíso a conquistar

La razón de que los poderes políticos y económicos se ceben con los habitantes de esta región no es otra que la de expoliar y saquear sus recursos naturales, ya que dicha región posee una de las principales reservas de agua dulce de América Latina, habiendo sido declarado este territorio como Reserva de la Biosfera en 1978. Como afirma Miguel Ángel García (coordinador general de Maderas del Pueblo del Sureste), “en estos momentos hay una intensa y desigual pugna por el control de Montes Azules y sus estratégicos recursos naturales (agua y biodiversidad, principalmente), que enfrenta a tseltales, tsotsiles, ch'oles y tojolabales, organizados en la resistencia zapatista o cercanos a ella, con gigantescas corporaciones multinacionales - embotelladoras, agroalimentarias, farmacéuticas, constructoras y generadoras de energía - cuyos intereses son defendidos por supuestas ong´s, filiales algunas de corporaciones conservacionistas estadounidenses, vinculadas financiera y programáticamente a empresas multinacionales”. (3) Esta situación la vienen denunciando diversas organizaciones de Derechos Humanos y diferentes comunidades en donde por ejemplo señalan que en la “Organización para la Defensa de los Derechos indígenas y Campesinos (OPDDIC) se esconde un grupo armado de contrainsurgencia, que actúa impunemente en este Estado del sureste mexicano, para debilitar a las bases de apoyo zapatistas y para aterrorizar a los campesinos”. (4)

Por si fuera poca la presión recibida de estas comunidades por parte del gobierno a través del ejército, de los grupos paramilitares y de supuestas ong´s, también deben hacer frente a otras comunidades indígenas aliadas del gobierno. Dicha estrategia de provocar el enfrentamiento entre indígenas no es nueva e incluso fue impulsada por gobiernos de otros países como el español. Recientemente nos recuerda el periodista Raúl Calvo Trenado en un articulo (os recomiendo su lectura, no tiene desperdicio ver como se las gasta el PSOE de puertas para adentro) como el Subcomandante Marcos a través de un comunicado, elaborado en Febrero de 2003, arremetía duramente contra el ex presidente español Felipe González y relataba como un miembro del gobierno español reunido en 1995 con el entonces presidente de México, Ernesto Zedillo, le asesoró sobre como acabar con los zapatistas. Para ello, entre otras cosas señalo la experiencia española en la lucha contra ETA a través de la creación de los GAL para que aplicaran en México la misma táctica para con los zapatistas. Palabras textuales: “Lo que hay que hacer es crear un grupo armado de indígenas, hacer que se enfrente a los zapatistas, se pelean, hay muertos, entra el ejército a poner en paz a todos y ya”. Ante la indecisión de Zedillo sobre tal propuesta, la persona en cuestión, ni corto ni perezoso, le comento la siguiente lindeza: “Hombre, Ernesto, si en algo somos expertos los españoles es en exterminar indígenas”. (5)

Los zapatistas en la encrucijada

De momento los indígenas desalojados serán acogidos por otras comunidades zapatistas. El problema en cuestión ya no es tanto este último suceso sino el problema de fondo que se encuentra ante este hostigamiento que padecen las comunidades indígenas, y es que los zapatistas, con el EZLN a la cabeza, se encuentran ante el paradigma de responder contundentemente ante las continuas agresiones que padecen o intentar calmar la situación y seguir en permanente resistencia. El gobierno tiene el claro objetivo de buscar el enfrentamiento ya que le beneficia de cara a ganarse a la opinión pública pero los zapatistas de momento no caen en la trampa y prefieren mantener la línea pacífica, “pero esto no quiere decir que hayamos renunciado a nuestras armas. De esta manera, seguimos armados, pero sobre todo de justicia y de dignidad como pueblos”.

El capitalismo y su inseparable olor a putrefacto

Acciones como las acontecidas contra estas comunidades indígenas muestran el verdadero rostro criminal que se encuentra dentro del capitalismo (pregunten por Acteal, Atenco u Oaxaca a ver como se las gastan los defensores del libre mercado). No hay actitud más rastrera que expulsar a unas personas de su territorio, de arrancarles su medio de vida y supervivencia para utilizar sus tierras como mercancía para vendérsela a empresas nacionales y transnacionales. Ni acto más inhumano que maltratar a personas indefensas, robar sus pertenencias y tratar a las personas como animales, que es lo que hicieron los militares con los desalojos. Las mentiras del gobierno y sus voceros son las mismas de siempre, solamente a la masa ignorante pueden engañar pero es posible que con los tiempos que corren acabe por hacerse cada vez más patente la famosa frase de Malcom X: "Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido". En el caso que nos ocupa acabaran haciendo responsables de los males de la población y de la destrucción del entorno a los propios pueblos indígenas. No es algo nuevo que las víctimas sean consideradas como verdugos, solo hay que adentrarse un poco en la historia para comprobarlo.

Iván Nistal Calzón es estudiante y miembro del colectivo editorial La Haine

Notas

(1) Podéis observar lo ocurrido a través del testimonio directo en una entrevista realizada a los habitantes desalojados:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=55554

(2) Masacran paramilitares a 11 personas en Montes Azules, Chiapas
http://www.chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=138766

(3) Agua y biodiversidad en Montes Azules. Revista Ojarasca nº 87
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=2119

(4) Escalada de agresiones paramilitares en Chiapas. Periódico Diagonal nº 60
http://www.diagonalperiodico.net/article4492.html

(5) ¿Qué pasó con la acusación del Subcomandante Marcos contra Felipe González?
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=40250

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bA8h

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal