lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bV5x

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/04/2019 :: Europa, Asia

China: Todos los caminos llevan a Roma

x Pepe Escobar
Mientras la UE entra en crisis, China ofrece a Italia una salida para aumentar el comercio con el viejo continente. Sin embargo, el presidente no visitó a Francisco I

Todos los caminos (de la seda) llevan a Roma. El sábado 23 de Marzo el presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, firmaron un memorando para que Italia pueda adherirse a las Nuevas Rutas de Seda, o Belt and Road Initiative (BRI).

Después, Xi se convertirá en una suerte de versión magnánima de la película 'El siciliano'. Visitará el puerto de Palermo, porque Beijing quiere invertir en la infraestructura portuaria local.

La histeria de los atlantistas se ha desbocado con una narrativa simplista centrada en el hecho que Italia es miembro del G7 y, que está en el corazón del ” mare nostrum ” mediterráneo repleto de bases de la OTAN. Por lo tanto, Italia no puede “venderse” a China.

Sin embargo, Giuseppe Conte y los diplomáticos en Roma han confirmado que se trata estrictamente de cooperación económica y que la firma del memorando no es estrictamente vinculante. De hecho, Italia está alineada informalmente con las Nuevas Rutas de la Seda Ruta desde 2015, cuando se convirtió en uno de los miembros fundadores del Asian Infrastructure Investment Bank (AIIB), que financia los proyectos del BRI.

Grecia, Portugal y Malta también han firmado acuerdos BRI. Berlín y París no lo han hecho, al menos no todavía. Lo mismo ocurre con Londres, pero después del Brexit eso ocurrirá inevitablemente, ya que el comercio con China será aún más importante para el Reino Unido.

Aunque la versión final del memorando con Italia parece estar un poco diluida con el objetivo apaciguar a los eurócratas, una Comisión Europea recalcitrante igualmente definió a China como un “rival sistémico”.

El 'Corriere Della Sera' de Milán publicó un artículo firmado por el propio Xi Jinping, que citando al legendario escritor italiano Alberto Moravia, destaca la “confiabilidad estratégica entre China e Italia” y explica que el objetivo es ”construir una nueva etapa del Cinturón y la Ruta (BRI) tanto en el mar, la tierra, el espacio y la cultura”. Como se puede ver, no se trata sólo de economía, sino también de una proyección del poder blando de la geopolítica.

Con la esperanza de emular a Singapur

Ya he explicado en artículos anteriores cómo Marco Polo está de nuevo en China, y cómo la UE está luchando para posicionarse en un frente común cuando habla con China. El juego geo-económico en curso esencialmente versa sobre el BRI. En este juego Italia está posicionándose como un país privilegiado en el terminal del sur de Europa para las nuevas rutas de las seda

El puerto de Venecia ya se está preparando como un posible terminal BRI. Ahora se abre la posibilidad que la empresa especialista en puertos COSCO y China Communications Construction amplíen los puertos de Génova, Trieste y Ravenna. El propio Conte ya ha señalado a Génova y Trieste como “terminales para las Nuevas Rutas de Seda”.

COSCO está en la movida. Ha operado el puerto de El Pireo en Grecia desde 2008, posee el 35% de Rotterdam, el 20% de Amberes y planea construir una terminal en Hamburgo. En la Batalla de los Superpuertos, entre el norte y el sur de Europa, Cosco está apostando a ambos lados.

Zeno D’Agostino, presidente de la autoridad portuaria de Trieste, ha declarado que sueña con convertirse en el nuevo Singapur, aprovechando la inversión china. Él cree que para los chinos Trieste es “la puerta de entrada perfecta a Europa”.

Palermo es una historia aún más interesante. Sucede que es la ciudad natal del presidente italiano Sergio Mattarella y, lo que es más importante, Michele Geraci, la subsecretaria de Estado para el Desarrollo Económico, fue profesora de finanzas en la Universidad de Zhejiang en Hangzhou desde 2009 hasta 2018. Es una sinófila que domina el mandarín y un personaje clave de Roma en la negociación con Pekín.

Las inversiones de China en la economía siciliana están totalmente en sintonía con el interés nacional italiano, que espera ser un puente estratégico entre el sur de Europa y el norte de África.

En el frente hipersensible de las telecomunicaciones, es seguro que cada referencia al intercambio de datos, al 5G y a la infraestructura estratégica no formarán parte del memorándum BRI Italia-China.

Sin embargo, esto no va a alterar el hecho de que tanto Huawei como ZTE hayan estado experimentando durante años la instalación de 5G en Italia. Huawei ya patrocina dos centros de investigación de “ciudades inteligentes y seguras” en Italia. Un reciente artículo de uno de los presidentes rotativos de Huawei ha provocado un gran revuelo no sólo en Italia sino en toda la UE; Guo Ping sostiene que la campaña de demonización es porque los equipos de Huawei bloquean todas las puertas traseras disponibles para espionaje por parte de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU.

A bordo del tren BRI.

Cuando Xi visitó Francia una semana después, su enfoque fue totalmente diferente. París aún no ha decidido sobre su relación con el BRI. Dentro de la UE, Francia ha tratado por todos los medios de limitar drásticamente la inversión china en Europa. Por tanto, la estrategia de Xi cuando se reunió con el presidente Macron se basó en hacer hincapié en la cooperación sobre el clima, la gobernanza mundial y el mantenimiento de la paz.

Macron también invitó a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a unirse a la reunión.

Macron recibe al presidente chino en una mesa y sillas baratas, y los tres europeos miran para otro lado en la foto previa a la reunión.

Pekín es muy consciente que Francia preside el G7 este año y que es un actor crucial junto con Alemania en la configuración de las políticas de la UE, especialmente después de las elecciones europeas de mayo que pueden traducirse en un éxito para los partidos de extrema derecha. .

Pekín espera garantizar una cumbre entre China y la UE en Bruselas el 9 de abril, lo que facilitará las cosas para la cumbre que se realizará en Croacia llamada 16 + 1 con la participación de China más Europa Central . En esta cumbre estarán países que son parte de la UE y ya están a bordo del BRI, como Grecia, Portugal, Malta y ahora Italia.

Kritika.info / La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bV5x

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal