lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eI6r

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

31/07/2014 :: Mundo, James Petras

La política militarista occidental es responsable de la nueva guerra fría

x James Petras - La Haine
Los fracasos después de fomentar conflictos en Libia, en Siria, en Irak, en Egipto, en Ucrania y ahora en Gaza han creado esta situación de tensión

análisis de James petras en CX36, 28 de julio de 2014, por CX36 Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay) a través de www.radio36.com.uy. Escuchar:

Efrain Chury Iribarne: Hay muchos temas así que comenzamos. ¿Estamos en guerra fría?

JP: Estamos entrando en un período de grandes tensiones - el mundo arde. Hay una situación muy caótica en muchas regiones del mundo, con excepciones notables, todavía fuera de los lugares de fuego. Los pueblos no están tomando en cuenta los grandes peligros que los gobernantes occidentales están provocando. Hay una brecha entre lo que está pasando en el mundo conflictivo y la vida cotidiana de los residentes en Europa, EEUU y Japón.

Por esta razón debemos entrar en el tema porque tarde o temprano, estos grandes acontecimientos en Palestina, Libia, Siria, Afganistán y otros lugares, tendrá repercusiones. Incluso lo de Argentina tendrá repercusiones, un impacto sobre lo que está pasando en el mundo financiero e incluso en las cuentas de los ahorristas occidentales.

Esto en términos generales, son grandes problemas, grandes confrontaciones pero que todavía no han tenido impacto en la mentalidad de la ciudadanía, todavía no ha afectado su bolsillo y su manera de vivir.

EChI: ¿Cuál es el origen de este caos del que hablas?

JP: Obviamente el centro de lo que está afectando el mundo actual, esta crisis, está directamente ubicado en la política militarista occidental. Podemos hacer un rápido sumario de lo que está pasando.

En primer lugar, Washington organizó un golpe de Estado en Ucrania, colocó en el poder a un gobierno títere, que anunció políticas sumamente reaccionarias en ese país, dirigidas particularmente a poner a los ciudadanos ruso-parlantes en condición de ciudadanos de segunda. Eso provocó un conflicto entre los pueblos democráticos del Este y los agresores títeres en Kiev.

Además, tenemos los fracasos después de fomentar conflictos en África, en Libia -donde hay una guerra de todos contra todos destruyendo los grandes avances del presidente Gaddafi-, en Egipto y ahora entramos en el genocidio de Israel, producto de los 50 años de financiamiento y respaldo militar y diplomático de EEUU.

El genocidio en Gaza, el asesinato indiscriminado del gobierno judío de Tel Aviv, ha provocado enorme choque entre los pueblos en todo el mundo, a tal punto que la gran mayoría de los ciudadanos consideran a Israel como la principal amenaza a la paz mundial. Pero Israel no toma en cuenta críticas porque están asegurados por el apoyo de los poderosos grupos judíos sionistas en Inglaterra, EEUU, etc. que siempre los va a apoyar ante cualquier crimen de lesa humanidad, cualquier violación de las leyes de guerra.

Es el gran tema que está quemando en todas partes del mundo y no se puede evitar. Israel ha lanzado miles de toneladas de bombas sobre sectores poblados del pueblo palestino, han matado –según datos de hoy de mañana- 1.100 palestinos, herido cerca de diez mil; han destruido casi todos los lugares de trabajo, fábricas; centros educativos –escuelas arrasadas- y religiosos –santuarios, iglesias-; es un estilo nazi, con el respaldo de los más prestigiosos judíos sionistas del mundo. No hay ninguna organización sionista de masas que haya criticado a Israel.

Ahora, hay voces de judíos críticos, hay pequeños grupos que lo han criticado y hay un porcentaje importante de la nueva generación de judíos -de menos de 30 años- que cuestionan a Israel. Y muchos dicen que incluso dejan de ser judíos: ‘si eso es lo que representa ser judío, no quiero ser más parte de eso’, señalan. Esas son señales positivas pero con un alto costo contra el pueblo palestino. Ese es el gran problema.

Mientras tanto, tenemos el conflicto en Siria, donde las fuerzas islámicas más extremistas también tienen el apoyo en secreto de los países occidentales para tumbar el gobierno. Mientras que en Irak los extremistas islámicos sunníes están atacando el gobierno contra las políticas norteamericanas, del otro lado siguen atacando el gobierno nacionalista de Bashar Al Assad.

Este estilo de fomentar conflictos en todas partes ha creado esta situación de tensión. No es sólo un conflicto entre Rusia y EEUU, hay conflictos entre las fuerzas democráticas y el mundo occidental en Ucrania, hablo de conflictos violentos. Hoy recibimos información de Ucrania donde hay más de 1.200 muertos, 3.500 heridos, cien mil refugiados, producto del gobierno pro occidental agresivo que está lanzando bombas sobre sitios poblados.

Después tenemos otro conflicto cuando el gobierno norteamericano da respaldo a los fondos buitres, que atacan y tratan de forzar al gobierno argentino a la declaración de default. Es un conflicto político. Los que hablan de negociaciones entre el gobierno argentino y los fondos buitres se equivocan. Los fondos y el juez, el proceso judicial, todo está corrompido. Es una expresión de un conflicto político que hay que contextualizar entre Obama y Cristina.

Y se intenta conseguir la capitulación de Argentina para desprestigiar al gobierno de centro, o de centro izquierda, y facilitar el ascenso de un gobierno de derecha entreguista en términos de lo que existió en los años ’90 con Menem y luego con De la Rúa. Eso es lo que hay atrás de esas presiones, esta confrontación que está ahora en proceso aquí en Nueva York, donde están sentados buscando un arreglo. Pero los mercados en Nueva York dicen que hay 50% de posibilidad de un acuerdo de último momento y hay otros sectores que ya se están preparando para el default y los temblores que van a afectar al mercado financiero.

Todo esto indica que no estamos ante una simple guerra fría tradicional, como antes la URSS contra EEUU y la OTAN. Ahora tenemos un conflicto entre los países occidentales y toda una gama de nuevas fuerzas emergentes que representan un grado de independencia o un esfuerzo de crear un mundo multipolar.

Y no hemos mencionado todavía a China, otro problema y otro lugar de gran conflicto avanzando… EEUU organiza desesperadamente aliados en Asia para encerrar a China. Hoy el Departamento de Comercio de EEUU impone nuevas tarifas a las importaciones de material de energía solar de China, una tarifa del 160%, es una provocación. No digo que los solares sean gran parte del comercio, pero si es un indicio de la política dirigida a provocar a China para que tome medidas en represalia. Esta es otra fuente de la nueva guerra.

En suma, EEUU apoya a Israel provocando una gran confrontación con el pueblo palestino, para destruir Palestina y crear un Estado puro judío, tipo nazi, sin que los palestinos tengan posibilidad de vivir allí. Otros lugares, Medio Oriente, África del Norte, Libia, Siria, Irak, Afganistán, otras guerras… Rusia acusada en Ucrania de cosas absolutamente fabricadas y los medios de comunicación aquí –debo decirlo- han cambiado dramáticamente. Antes permitían algún debate, pero ahora no hay debate alguno. Los medios de comunicación más prestigiosos son brazos políticos y propagandísticos del gobierno. El Financial Times, el New York Time, el Washington Post, The Wall Street Journal, toda la prensa, y ni hablar de otros medios de comunicación.

Cualquier prueba que Rusia muestra, fotos aéreas mostrando que los misiles ucranianos están dirigidos a los aviones que pasan por su zona aerea, no aparece en los diarios. Mientras EEUU no presenta ningun dato, simplemente sale a hablar de la responsabilidad rusa y la prensa aquí no les exige pruebas. Es una cosa insólita en este país que no haya ninguna fuente independiente del gobierno. Y cualquiera que hable de estas cosas en la prensa es expulsado.

Hay una periodista de un medio de televisión importante [CNN] que cuando los israelíes la molestaban por informar sobre los asesinatos de civiles palestinos, los llamó ‘basura’ en twitter. Y por decirle ’basura’ a los sionistas, la gran emisora norteamericana la trasladó. En otras palabras fue una micro purga, pero sirvió de señal a todos los periodistas de que no tienen posibilidad alguna de desviarse de la línea recta que les impone el gobierno norteamericano.

EChI: Se ultiman detalle para la llegada de presos de Guantánamo a Uruguay ¿Le quedan muchas cárceles como esa a EEUU?

JP: Tienen cárceles escondidas en muchas partes del mundo y tienen muchos de lo que llaman centros de detención para los ‘ilegales’, o sea personas que entran al país con algún problema de documentación. Hay miles y miles de personas indocumentadas detenidas. Después tenemos presos políticos desde hace un buen tiempo, incluso hay un gran dirigente indígena que ha pasado más de treinta años en la cárcel acusado falsamente de matar a un oficial de policía.

Tenemos presos que están sufriendo por el simple hecho de haber sido encontrados en posesión de 1 gr. de marihuana y que hace 5 años que están en la cárcel. Hay muchos tipos de presos aquí, presos políticos, inmigrantes, que sufren todas las torturas que puedas imaginar y no sólo castigos físicos, sino castigos psicológicos.

Por ejemplo hay prisiones que se llaman “el pozo” donde están encerrados en pequeñas celdas que apenas le dan para extender el cuerpo. Y allí pueden pasar meses, sólo por haberse quejado del tratamiento que les dan o de la comida podrida que reciben. Además hay muy pocos que pueden intervenir, algún abogado o algún defensor de los derechos civiles, pero la inmensa mayoría no tiene defensores públicos, si no tienen dinero están perdidos en este infierno que tenemos.

Además de EEUU, en países como Arabia Saudita y Egipto tenemos presos escondidos que no se anuncian y nadie puede saber dónde están, porque todo está hecho por la policía secreta y las fuerzas especiales. Cada mes raptan y secuestran a individuos que los desaparecen y nadie sabe donde están ni porqué los secuestraron. Es un Estado terrorista que funciona en la clandestinidad. Entonces para contestar esa pregunta debemos entrar en los archivos de la policía secreta estadounidense, que no es nada fácil.

EChI: Los últimos minutos como siempre, quedan para que nos comentes otros temas de tu interés.

JP: El hecho más importante aquí en EEUU en este momento es el tratamiento de los niños inmigrantes que están en los centros de detención, maltratados, durmiendo en el piso, que hacen frente a una expulsión de gran escala. Este tratamiento inhumano es producto de una política profundamente hostil a los inmigrantes mexicanos y centroamericanos. Y Obama busca implicar a los gobernantes de Centroamérica, al gobierno títere de Honduras, al gobierno derechista de Guatemala, al gobierno de seudo izquierda de El Salvador; todos están en colaboración con Obama para buscar una forma de devolver a los niños.

¿Pero a qué van a volver? Salieron de Centroamérica porque hay grandes problemas de pobreza, violencia, pandillas, represión, hay una falta de perspectivas para la vida cotidiana. Eso es algo común en América Central, tanto bajo gobiernos de derecha como en los gobiernos de centro izquierda. Y estos tres chiflados, actuando en colaboración con Washington, no levantan su voz para decir que los responsables son los EEUU por las guerras que lanzaron en Centroamérica, desarticulando sus economías, imponiendo el neoliberalismo.

No pueden simplemente devolver a los emigrantes porque van a volver a buscar la emigración ya que en estos países no hay posibilidades, no hay empleo, no hay inversiones que generen una forma de vivir decentemente.

Esta problemática no entra en el debate del Congreso norteamericano, nadie recuerda los 75.000 muertos en El Salvador en los años ’80 y ‘90; nadie habla de los 200.000 guatemaltecos asesinados por las fuerzas contrainsurgentes pro-norteamericanas; nadie habla de las decenas de miles de hondureños desplazados por el golpe de Estado de EEUU en 2009; nadie habla de las causas estructurales fundamentales por las que la gente tiene que salir; y por qué la gente desesperada manda a sus niños a que buscan una forma de entrar en EEUU y buscar sus parientes para que vivan por lo menos en forma mínimamente seguros.

Nadie habla de esto. Aquí se debate sobre cuánto dinero se necesita para echar a los inmigrantes, cuántos policías más hay que poner en las fronteras, cuántos centros de detención más hay que abrir. El debate es sobre dinero y numero de policías no sobre los grandes temas estructurales que hemos enumerado. Es un país moralmente en bancarrota, políticamente reaccionario y donde los ciudadanos son ignorantes de las realidades que enfrentan en la vida cotidiana.

Extractado por La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eI6r

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal