lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aT3A

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

26/01/2007 :: Chile

"La muerte de Pinochet se utiliza para fortalecer el consenso oficialista"

x Raúl Calvo Trenado
Entrevista con el Frente Patriótico Manuel Rodríguez :: "Hoy el PC está aislado de los sectores de izquierda y tiene fuertes lazos con el gobierno y los partidos de la Concertación, esto llevó a una crisis interna donde el alejamiento de diversos militantes sobre todo de las Juventudes Comunistas es el pan de cada día"

La protesta popular en Chile ha crecido este año que esta a punto de terminar. Es por eso que el gobierno de Bachelet está aumentando la represión contra los movimientos sociales. En particular, ¿cómo valoran la protesta estudiantil a lo largo de todo este 2006?

Las protestas estudiantiles fueron una forma de como se expresaron las contradicciones del modelo neoliberal que anidan en el seno de la sociedad capitalista, anticipan de alguna manera la protesta social que irremediablemente se instalará en otros sectores populares de Chile. Pero hay que tener cuidado en el análisis, ya que estas franjas sociales no son homogéneas, dentro de ellas existen fuertes pugnas por su conducción y a pesar de la radicalidad que tomaron en ciertos momentos finalmente se impusieron las visiones más centristas de los partidos de gobierno y del reformismo.

De esta manera, una de las tareas como organización política es abrir y potenciar una franja clasista y patriótica, que permita la convergencia de los estudiantes que quieran sobrepasar las meras acciones institucionales y estén dispuestos en profundizar las luchas de masas. En este proceso deberá integrar a otros sectores de la sociedad que permitan que la crisis en el campo de la educación se exprese como una crisis general de la política neoliberal.

Ustedes publicaron en junio una "Respuesta del FPMR al gobierno y al Partido Comunista" en el que reafirmaban su apoyo a los estudiantes. ¿Qué sucesos les llevaron a dar una contestación tan crítica con la dirección del PCCH?

El Partido Comunista de Chile ha representado un papel nefasto en la lucha social durante los gobiernos de la Concertación, sus compromisos con el gobierno los lleva a ser un freno en la lucha social, son los "bomberos" del sistema que apagan aquellos fuegos que ponen en riesgo el actual modelo. Todo esto porque el gobierno y la derecha le han ofrecido dos cupos en el parlamento, este hecho satisface plenamente su reclamo a "no a la exclusión "que en realidad busca integrar al PC al parlamento, cuestión que no cambiaría en nada la situación de los sectores populares.

En la contingencia específica de las protestas estudiantiles el PC intentó negociar el conflicto con el gobierno, esto lo hizo a pesar de que era una minoría en la conducción estudiantil, para esto no dudó en sumarse a las declaraciones del gobierno y la derecha contra las iniciativas de lucha que implementó el FPMR en apoyo al movimiento estudiantil.

En octubre se celebró en Santiago de Chile el Encuentro "Proyecciones de la lucha revolucionaria en América Latina". ¿Qué conclusiones nos pueden dar de dicho Encuentro?

El encuentro culminó con muchas coincidencias en materia de análisis de la realidad mundial y regional, y por sobre todo, con gran sintonía en cuanto a las necesidades y caminos a recorrer por las organizaciones revolucionarias para viabilizar una propuesta de lucha continental contra el imperio, la aplicación de los principios internacionalistas y latinoamericanistas en el proceso de lucha actual de los pueblos por su independencia y soberanía, y el horizonte estratégico en la construcción de Socialismo.

Se precisó que el Internacionalismo exige hechos concretos, de solidaridad, intercambio y cooperación entre los revolucionarios, por lo que se resolvió iniciar un trabajo conjunto de corto, mediano y largo plazo, que aporte realmente al desarrollo de la organización y lucha popular en el continente, cualificando el intercambio político ideológico, la formación de cuadros políticos y sociales, y la difusión de la idea y la acción revolucionaria a través de medios de comunicación de alcance regional, como una proyección de las tareas estratégicas desde un espacio de trabajo continuo, sin dejar de reconocer y valorando la existencia de otras iniciativas de unidad existentes.

Este espacio de trabajo continuo no pretende ser un aparatoso referente o estructura centralizada, sino un concepto de relación entre organizaciones hermanas que interactuarán bajo la denominación de Encuentro del Cono Sur.

Finalmente, el encuentro no hizo más que poner al descubierto la urgente necesidad de convergencia de los revolucionarios y la creación de sus propios espacios de trabajo (públicos o cerrados).

La prensa chilena afín al sistema trató de criminalizar el Encuentro tachándolo de "cumbre de terroristas", pidió que no se permitiera su realización y que se detuviera a los delegados internacionales "que tuvieran causas pendientes en sus países de origen". ¿Hubo finalmente algún tipo de contratiempo?

El gobierno sin tener ningún elemento para impedir el ingreso de los diversos hermanos latinoamericanos invitados, crea un montaje contra Fernando Esteche líder del Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho de Argentina y lo detiene en el paso fronterizo impidiéndolo el ingreso al país, decisión que queda absolutamente cuestionada ya que Esteche había visitado sólo un mes antes Chile sin ninguna dificultad.

También se implementó toda una campaña del terror y hostigamiento a todos los participantes del encuentro, con intervenciones telefónicas, seguimientos, llegando al extremo que algunos parlamentarios socialistas y del PPD pidieron que el gobierno declarara el estado de sitio en todo el país por la realización del encuentro.

¿Qué relación tienen en Chile con otras fuerzas políticas, sociales y sindicales?

Hemos intentado variadas formulas para el trabajo de convergencia con otras fuerzas políticas, esto no ha tenido los resultados esperados, la razón son variadas, imperan aún el sectarismo, el caudillismo, además nos encontramos muchas veces con organizaciones que están en proceso de construcción y no tienen un proyecto estratégico lo cual dificulta los acuerdos, la coherencia en las decisiones, etc. No obstante, persistimos en la construcción de un polo revolucionario que pretenda instalarse como una fuerza gravitante en el país.

En lo que respecta al mundo social están nuestras propias construcciones; en el campo sindical estamos en variados espacios como en el campo de los profesores de los colegios privados, en el cual trabajamos bajo el concepto de trabajadores de la educación, en ellos no sólo son socios los profesores, sino todos los trabajadores y auxiliares del establecimiento, también en sindicatos de las empresas del área privada, y actualmente dirigimos la Confederación de Trabajadores de Sindicatos Santiago Poniente CONFESIMA que aglutina aproximadamente 100 sindicatos de base. En el campo educacional estamos organizando una franja estudiantil Patriótica que canalice la gran adhesión de los estudiantes al FPMR durante el conflicto del año 2006.

En lo poblacional el problema habitacional es el eslabón débil del sistema, de esta manera la organización de los sin casa es una prioridad para nosotros, hemos iniciado un proceso de construcción en esta área, que esperamos tenga sus resultados en el campo de la protesta social durante este año.

Acusaron de "podredumbre" a las "cúpulas del reformismo" en la segunda vuelta de las pasadas elecciones chilenas. Un año después, ¿qué balance harían del apoyo del Juntos Podemos al gobierno?

Nuestra crítica al Juntos Podemos estaba dirigida fundamentalmente a que ese espacio significaba simplemente un pacto electoral, no pretendía una propuesta de construcción de movimiento popular que se transformara en una fuerza capaz de golpear el sistema, es decir, la construcción un sujeto como fuerza material y dirigente de las grandes transformaciones que necesita nuestro país.

Los hechos nos dieron la razón, terminada la primera vuelta presidencial con una votación mediocre el Juntos Podemos termina dividido y disperso, cuestión que se profundiza por la decisión del PC de votar por Bachelet en la segunda vuelta, traicionando todos los acuerdos con sus antiguos aliados. Hoy el PC está aislado de los sectores de izquierda y tiene fuertes lazos con el gobierno y los partidos de la Concertación, esto llevó a una crisis interna donde la renuncia y el alejamiento de diversos militantes sobre todo de las Juventudes Comunistas es aún el pan de cada día.

Tras la muerte de Pinochet, ¿es de esperar alguna variación, por mínima que sea, en la actuación de la jerarquía política y militar o las clases dirigentes tratarán de reacomodarse evitando cualquier cambio de fondo?

Mas bien la muerte de Pinochet se utiliza para lo segundo, para fortalecer el consenso oficialista sobre el "reencuentro" o una "reconciliación nacional" que jamás ha sido y será mientras la injusticia, la marginalidad y la explotación de nuestro pueblo se perpetúen con la Constitución que dejó el dictador, la que representa fielmente a los partidos corruptos, los poderosos grupos económicos y las fuerzas armadas y religiosas conservadoras que dominan el país, pero no a las mayorías populares que hasta ahora sufren las consecuencias del Sistema Capitalista y Estado Policial que los concertacionistas procuran en perfeccionar.

Hay que seguir combatiendo la Constitución del 80, las leyes de Amnistía, Antiterrorista, de Seguridad Interior del Estado (que tienen aún en la cárcel a luchadores chilenos y mapuche), así como las leyes laborales, las políticas económicas neoliberales, la LOCE en la enseñanza, etc., bases estructurales de un sistema que sigue gozando de buena salud a pesar de la muerte de Pinochet.

Por último, quisiera que nos explicaran cuáles son para ustedes los objetivos inmediatos a realizar por el movimiento revolucionario chileno.

Sin duda el momento político ha superado hace bastante tiempo la etapa de constatación de realidades y el encuentro de causales para comprender la situación actual de los sectores de "izquierda", proyectándose hacia una necesaria definición y articulación de las diferentes estrategias y tácticas de construcción nacional, como paso obligado para que los proyectos de las organizaciones políticas muten efectivamente hacia un programa de la clase, con el objeto de madurar las bases del nuevo movimiento popular para el período. Un proceso que debiera ir acompañado de la unificación de los diversos sectores populares del país, ya sean organizaciones políticas, como las reales organizaciones sociales provistas de un sentido de clase.

Debemos organizar al pueblo en las distintas formas en que se manifiesta socialmente, ya sea en el terreno laboral, en la población, en la educación, etc. Es decir, debemos instalarlo en un proceso de construcción de conciencia de largo aliento, donde las luchas por las demandas populares sea la piedra angular de esta edificación. En torno a ellas, se configurará una nueva forma de relacionarnos, el surgimiento de nuevas prácticas democráticas, como de ir desarrollando una nueva moral y cultura, vislumbrando la nueva sociedad socialista por la cual luchamos.

Nuestro camino de construcción debe ser capaz de abrir conflictos, de poner a las masas a través de su lucha reivindicativa en la confrontación con el poder. La construcción de movimiento popular no puede ser aséptica, con miedo a contaminarse en la lucha con la institucionalidad. No podemos construir en una burbuja social, encapsulados en un pretendido "poder popular" que se construye al margen de toda contradicción con el poder capitalista. Es en la lucha, en el enfrentamiento, en la pugna con el poder real de la burguesía donde las masas armadas con sus reivindicaciones adquieren la conciencia social.

El tema de la unidad de los revolucionarios en este ámbito, debe ser un proceso dirigido y con un plan cuyo cumplimiento de objetivos potencien y amplíen la convergencia. Convergencia llena de hitos, que instale en la realidad nacional una plataforma de lucha o programa mínimo por las demandas populares que reflejen las necesidades más primarias y urgentes de los sectores populares. En este sentido, la unidad por arriba debe tener su correlato en la unidad por abajo, la primera debe ser un instrumento la última el fundamento esencial, la finalidad. De esta manera, la territorialidad en el proceso de convergencia y de construcción del polo revolucionario será un valuarte fundamental.

Por ello es indispensable ir configurando este Polo Clasista en el ámbito de los trabajadores, pobladores y estudiantes. A nuestro entender esta voluntad de la convergencia debe expresarse en el acercamiento bilateral de las organizaciones populares, abrir mesas políticas que tengan como propósito articular las iniciativas particulares en eslabones de la unidad, como también la lucha de la contingencia en hitos que impulsen un debate concluyente en torno al proyecto popular.

Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Dirección Nacional

la Red

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aT3A

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal