lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/zU7

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

14/05/2005 :: Colombia

Plan Colombia y Plan Patriota: Mitos y Realidades

x Allende La Paz
El Plan Colombia durante la administración Pastrana se tradujo en escalofriantes cifras en violaciones de los derechos humanos de los colombianos. El Plan Colombia en ningún momento tocó la estructura de la guerrilla colombiana.

El Plan Patriota, nuevo nombre del Plan Colombia ante el desgaste de su nombre, está siendo objeto de escrutinio por parte de la misma oligarquía, a través de sus medios de comunicación masiva, especialmente el vocero oficioso de la mafia de la Casa de Nariño, toda vez que el Vice, Francisquillo Santos, es hijo de ese medio oligárquico.

El Tiempo, especialmente, cada tanto organiza foros sobre ¿se está ganando la guerra?, o sesudos análisis como el último sobre el Plan Patriota, en donde pretende presentar una imagen de imparcialidad que da risa, como si los colombianos no supiéramos por donde le "llega el agua al coco", y nos presenta el Plan de marras como el Plan más ambicioso de todos cuantos han fraguado las mentes asesinas del pentágono y la oligarquía colombiana.

Es una constante en la historia de Colombia que cada presidente ponga en práctica su versión de los planes que el imperio les diseña desde el Pentágono, o desde los centros de "producción ideológica" como Santa Fé.

Guillermo León Valencia, tuvo su Plan Laso. Julio César Turbay Ayala su Estatuto de Seguridad. Cesar Gaviria Trujillo -el primo de "Don Pablo"- tuvo su Plan de Guerra Integral. Ernesto Samper Pizano lo aderezó con sus famosas "Convivir". Andresito Pastrana su Plan Colombia. Y Álvaro Uribe Vélez -miembro del Cartel de "Don Pablo", el de Medellín- su Plan Patriota, con "Seguridad Democrática".

Es también una constante que todos los presidentes digan que "es el Plan más ambicioso de toda la historia de Colombia para combatir la subversión", o como quieran llamarla según la palabra de moda que los USA les diga: bandidos, comunistas, narcoguerrilla, terroristas. Y todos han tenido, también como una constante, un rotundo fracaso porque la Insurgencia armada sigue "vivita y coleando", creciendo y desarrollándose en todo el territorio nacional.

Plan Colombia y Plan Patriota

Ante los golpes contundentes infringidos por la guerrilla -especialmente las insurgentes FARC- a las fuerzas militares-narcoparamilitares del régimen colombiano durante los gobiernos de Gaviria Trujillo y Samper Pizano, el gobierno Pastrana (1998-2002) inicia conversaciones con las FARC, dizque en cumplimiento de su promesa de buscar la Paz, pero que los hechos demostraron era el compás de espera, el tiempo, que necesitaba para adelantar la reestructuración de unas fuerzas militares estatales golpeadas y minadas en su moral combativa por el accionar de la insurgencia armada.

En el interín de la zona de despeje y la Mesa Nacional de Diálogo y Negociación, Pastrana recibía del Pentágono el Plan Colombia, destinado a combatir la insurgencia con el pretexto de "Guerra contra las Drogas".

Se invierten en la Guerra, 7 mil 500 millones de dólares por parte del Estado colombiano y 2 mil 500 millones de dólares por parte de los Estados Unidos, a fin de modernizar el aparato de represión estatal y adelantar una guerra total contra las guerrillas, que en Colombia equivale a decir contra el pueblo, en tanto se recorta el presupuesto a la educación y la salud.

Estos dineros se invierten en aumento del pié de fuerza, menaje y modernización del armamento, así como aumento de la inversión en Inteligencia ("Porque sin inteligencia no hay operaciones militares"), naciendo la corruptela de las recompensas y el robo de millones de dólares, como el caso de Roony Cháves, el jefe de seguridad del presidente Pastrana.

Los generales, comandantes de las fuerzas militares-narcoparamilitares, embriagados por tal cantidad de recursos, de nuevas armas y soldados, y por el apoyo estadounidense, prometen "derrotar la guerrilla en dos meses" (un mito), y los Estados Unidos y la oligarquía colombiana se comen el cuento porque necesitan comérselo.

Se inicia el Plan Colombia en el Putumayo, en su primera fase, y su extensión al Catatumbo y al Magdalena Medio, en su 2a. Fase, demostrando que el Plan Colombia era un plan contrainsurgente de aplicación en todo el territorio nacional, y no un plan de "guerra contra las drogas", toda vez que los cultivos ilícitos se encuentran en ciertas zonas específicas de Colombia, no en todo el territorio nacional.

Las verdaderas intenciones de los gringos y la oligarquía colombiana con el Plan Colombia quedaron al desnudo al "pedir" Pastrana al Congreso Estadounidense autorización para que la "ayuda" del Plan Colombia se destinara para combatir la insurgencia con el sambenito de que son "terroristas" (otro mito), argumentación que ni él mismo se la cree, como si la "ayuda" estadounidense no se hubiera utilizado desde siempre para combatir la guerrilla (una realidad), y al tratar de extenderlo a toda la región, con diferentes nombres.

Los resultados del Plan Colombia están al escrutinio y análisis de todo el mundo. Una insurgencia armada que ha crecido en número y se ha desarrollado en calidad, propinando fuertes golpes a las fuerzas estatales, manteniéndose en pié de guerra en la antigua zona de distensión del Caguán -y en todo el país- en donde funcionaba la Mesa de Negociación y Diálogo, al punto que algunos periodistas corajudos que la visitaron, constataron en el terreno que existía un retén militar y a los cien metros había uno similar de la guerrilla.

El presidente Pastrana oyendo los cantos de sirena del Pentágono y los generales colombianos, creyó que podía derrotar a las FARC militarmente, retrocediendo en su posición de buscar una salida negociada al conflicto interno en Colombia y perdiendo la oportunidad histórica de colocar los cimientos para una paz duradera y lo que provoca es "alborotar el avispero" de una guerrilla llevando a cabo acciones militares en todo el país.

Al tiempo, desarrollaban su estrategia paramilitar, que lo que dejó fueron unas espeluznantes estadísticas de violaciones de derechos humanos realizadas por sus fuerzas militares-narcoparamilitares, que causa horror a todo el que tiene acceso a ellas, demostrando cuán sanguinario es el Plan Colombia:

Año 1999- 402 masacres con 1863 personas asesinadas (aumento del 37 % comparado con el último año de gobierno de Ernesto Samper), 443 desapariciones forzadas (aumento de 137 %), 288.000 desplazados internos; 2.555 ejecuciones extrajudiciales (7 por día).

Año 2.000 (Inicio del Plan Colombia): 548 masacres con 2.564 personas asesinadas (un aumento del 137 %), 743 desapariciones forzadas (230%); 304.200 desplazados internos; 3.406 ejecuciones extrajudiciales (9,33 por día); y el registro de 112 sindicalistas asesinados ese año.

Año 2.001: más de 800 masacres con 3.043 personas asesinadas; 1.283 personas desaparecidas (mayor 397 % comparado con el último año de Samper); 200.000 desplazados internos, con un aumento en el número de eventos de un 118%; 3.366 ejecuciones extrajudiciales (promedio de 9,22 por día); y 173 sindicalistas asesinados.

Año 2.002 (Traspaso de poderes el 8 de agosto): 544 masacres, con 2.447 personas asesinadas, 461 personas desaparecidas, 4.512 ejecuciones extrajudiciales (asesinatos por motivos políticos, promedio de 12,3 por día), más de 300.000 desplazados internos, o sea, 1.000 por día.

Escalofriantes cifras en materia de Derechos Humanos durante la Administración Pastrana en aplicación del Plan Colombia:

1. El Plan Colombia se traduce en un aumento del 146% en las víctimas de masacres, 127% durante el año 2000, respecto al año de 1998 (último año de la Administración Samper) y un 19% más en el 2001 respecto al 2000.

2. Durante la Administración Pastrana 9.917 personas fueron asesinadas en 2.294 masacres, más del 85 % perpetradas por el paramilitarismo y agentes del Estado.

3. Las desapariciones forzadas aumentaron con el Plan Colombia un 567%, 474 % más durante el año 2.000, comparadas con 1998, y en el 2.001 alcanzaron un 93 % más que en el 2.000.

4. Se produjeron 3.203 personas víctimas de desaparición forzada durante la Administración Pastrana.

5. Durante el año 2000 -año de inicio del Plan Colombia- el desplazamiento forzado interno alcanzó cifras similares al año 1998, mas de 300.000 desplazados, considerado uno de los más dramáticos.

6. Con el Plan Colombia, el número de eventos que ocasionaron desplazamiento forzado aumentó en un 118% en el 2.001.

7. En total Pastrana deja casi un millon de nuevos desplazados, consolidándose un total de más de 2'700.000 desplazados forzados en los últimos 15 años ¿hasta 2002?

8. Las ejecuciones extrajudiciales pasaron de 0.5 por día en 1998 a 8 por día en el 2000, a 9.22 por día en 2001, a 12.3 por día en 2002, en una muestra de la orgía de sangre en la que ha sumido el Plan Colombia al pueblo colombiano.

9. Pastrana deja la triste marca de un sindicalista asesinado cada tres días, o sea, 115 en el 2.000, 173 en el 2.001 y 70 en los primeros 4 meses del 2.002 !!!

10. Pastrana tiene en su haber la escalofriante cifra de más de 26.959 colombianos asesinados durante cuatro años de gobierno (en masacres, ejecuciones extrajudiciales y desaparecidos).

Plan Patriota: Mitos y Realidades II

El fracaso del Plan Colombia significó la revisión de éste y durante el gobierno de la mafia narcoparamilitar de la Casa de Nariño de Uribe Vélez, diseñan el mal llamado Patriota, el cual es ni más ni menos la continuidad y el afinamiento del Plan Colombia, pero con mayor injerencia estadounidense.

Queremos en primer lugar señalar los mitos - o "los cuentos de Chiribiquete"- que los medios de comunicación de masas al servicio de la mafia de la Casa de Nariño (Cartel de Medellín, en su versión II) y en el tercer artículo de esta serie mostrar las violaciones de los derechos humanos en desarrollo del Plan Patriota.

Cuento de Chiribiquete 1: "Nunca antes se había desplegado una fuerza de 18.000 hombres para una sola misión". En realidad siempre han movilizado grandes contingentes de tropa para adelantar sus operativos contra las fuerzas insurgentes; por ejemplo, durante el Plan LASO (Latin American Security Operation) en 1964 desplegaron más de 16.000 militares, además de la aviación. Durante la operación Thanatos contra la ex-zona de distensión del Caguán movilizaron más de 6.000 efectivos.

Cuento de Chiribiquete 2:"Nunca antes Estados Unidos se había metido de manera tan directa en la guerra contrainsurgente en el país". En realidad, Estados Unidos siempre ha estado metido de manera directa en todos los planes contrarevolucionarios en Colombia.

Lo dicen la Doctrina de Seguridad Nacional, la Doctrina del Conflicto de Baja Intensidad y los Documentos Santa Fé. ¿Es un rol indirecto tener más de 3000 asesores militares en Colombia -algunos de los cuales se dedican a traficar coca hacia su país- y financiar cada año la guerra con cientos de millones de dólares? A los gobiernos de Estados Unidos y Colombia, la guerra les cuesta 15,7 millones de dólares diarios. (Fuente: Codhes) ¿Cuántas escuelas, pupitres y hospitales se construirían y sostendrían con tal cantidad de dinero? Ningún niño moriría como el niño Nicolás Neira Álvarez, de 15 años, que murió sin atención médica después de la tremenda paliza que le propinaron los encapuchados asesinos que pertenecen a la ESMAD, por el simple hecho de participar en las manifestaciones del 1º de Mayo en Bogotá.

Cuento de Chiribiquete 3:" Uribe cree que ésta es la campaña libertadora del siglo XXI y por ahora tiene asegurados sólo 20 meses para ganarla, no por otra razón se empeñó en la reelección." Dos mentiras en una. En términos militares estrictos una campaña libertadora es contra un enemigo extranjero -o uno interno- que mantiene sojuzgada una nación. ¿Libertadora de qué? ¿Del poder imperial de los Estados Unidos? Ahora bien, quién le cree ese cuento de que quiere la reelección para ganar la campaña libertadora. No será más bien que tiene veinte meses para tratar de ganar la reelección.

Cuento de Chiribiquete 4:"Para el gobierno del presidente Álvaro Uribe, el 'Plan Patriota' es la batalla final contra las Farc. "Los vamos a sacar de sus madrigueras", ha dicho. Este es el plan militar que penetró en 30 años de retaguardia de la guerrilla en las selvas del sur del país para intentar debilitarla y provocar así el principio del fin de la guerra." Un ejército irregular, que desarrolla una táctica de guerra de guerrillas, no tiene ni retaguardia ni "madrigueras"; se mueve, se desplaza contínuamente por todo el territorio, como bien lo aseveró a ANNCOL el Comandante de las FARC, Raúl Reyes.

Todos los presidentes colombianos, y sus cúpulas militares, han tenido la pretensión no sólo de debilitar, sino de vencer la guerrilla. ¿Cuántos presidentes ha visto pasar Manuel Marulanda Vélez, Comandante en Jefe de las FARC? ¿Cuántos generales se han retirado sin cumplir sus sueños de matar al mítico comandante de las FARC? Precisamente por estos días el Comandante Raúl Reyes ha planteado la salida política al conflicto interno que vive Colombia. Sentarse a dialogar sería, ese sí, "el principio del fin de la guerra".

Cuento de Chiribiquete 5: "Uribe como Bush en Irak, no puede dar marcha atrás. En el Plan Patriota tiene invertido un alto porcentaje de su capital político y en materia de estrategia militar puso todos los huevos en el mismo canasto. (.) desde el comando general responden que era preciso consolidar la presencia del Estado en esas zonas, para evitar el fraccionamiento del país".

Evidentemente que puede dar marcha atrás, pero su falta de capacidad política y su sujeción a los dictados del imperio -por aquello de su pasado-presente narcoparamilitar- se lo impide. Es un cuento también lo que dicen los generales del Comando General: Las FARC no pretenden el fraccionamiento del país, nunca lo han planteado en sus documentos y si lo quisieran ya lo hubieran hecho, que capacidad militar no les falta. Las FARC quieren todo el poder, o sea, acabar con el régimen imperante y construir uno nuevo desde sus cimientos; siempre lo han planteado en sus documentos y hacia allá apunta su propuesta de un Gobierno de Reconstrucción y Reconciliación Nacional.

Cuento de Chiribiquete 6: "El presidente Uribe hizo el anuncio el 31 de diciembre porque hasta los guerrilleros ven televisión ese día". Con tal aseveración demuestran una ignorancia del "enemigo" que pretenden combatir. La guerrilla no ve televisión el 31 de diciembre. Ese día, si la situación de orden público lo permite, celebran una fiesta que incluye cena, baile y uno que otro traguito, hasta la hora que fijen, o si no lo celebran como lo celebró la guerrilla cubana el 31 de diciembre de 1959.

Aseveraciones como las que hemos reseñado de los "cuentos de Chiribiquete", son apenas una muestra de la total ignorancia del presidente Uribe, de los mando militares colombianos, y de los militares y gobernantes estadounidenses, sobre lo que se llama la insurgencia colombiana, amén de errores conceptuales abismales. Errores ideológicos y en la concepción militar llevan a desastres como los del Plan Colombia, ahora llamado Plan Patriota.

La realidad está ahí, para que la vea el que la quiera ver, para que la sienta el que la quiere sentir. El Plan Patriota, nueva versión o versión reciclada y maquillada del Plan Colombia, es un Plan Nacional contra el conjunto del pueblo colombiano, que no ha significado debilitamiento de la estructura de las guerrillas y que sí ha significado una orgía de sangre del pueblo, traducida en violaciones de los derechos humanos de campesinos, obreros, estudiantes, mujeres, niños.

Fuente: ANNCOL

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/zU7

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal