lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fZ3Z

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

01/10/2021 :: Estado español

El plan de choque del Gobierno no consigue abaratar el recibo de la luz de septiembre

x El Salto
La aumento de los precios de los combustibles y el boicot de las empresas eléctricas hacen que las medidas del Ejecutivo no sean suficientes para contener la factura de la luz

El plan de choque del Gobierno no consigue abaratar el recibo de la luz de septiembre

La aumento de los precios internacionales de los combustibles y el boicot de las empresas eléctricas hacen que las medidas del Ejecutivo no sean suficientes para contener la factura de la luz.Mesa de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, con la ministra Teresa Ribera en el centro. 

No, la factura de la luz “no está razonablemente controlada”. De esta forma el portavoz de la asociación de consumidores Facua, Rubén Sánchez, respondía a las palabras de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. En rueda de prensa acusó a la ministra de “triunfalismo”, “falta de empatía” y de “vivir a una realidad paralela totalmente ajena a la de los consumidores de este país”.

Pese al plan de choque lanzado por el Gobierno el 14 de septiembre, el recibo de la luz no ha dejado de crecer en la segunda mitad del mes, empujado por el alza de los precios internacionales del gas, el petróleo y otros combustibles y por un “desafío abierto” de las grandes empresas eléctricas que “están inflando los precios a más no poder”, denuncia Sánchez. 

Las medidas del Gobierno no han logrado impedir, señalan desde Facua, que septiembre acabe con la factura de la luz más cara de la historia

Las medidas del Gobierno no han logrado impedir, señalan desde esta organización que nuclea a 200.000 consumidores, que septiembre acabe con la factura de la luz más cara de la historia. Según sus cálculos, el usuario medio tendrá que pagar 103 euros, un 53,8% más que hace un año, casi 36 euros de diferencia.

El recorte de impuestos y otras iniciativas del plan del choque ya se han empezado a notar, pero no han servido para compensar el “rally internacional de los precios del gas y de las materias primas”. Según afirmó Sánchez en la rueda de prensa, “las medidas que se han llevado a cabo son positivas, pero claramente insuficientes”. El problema está en que “el brutal incremento que continúa produciéndose en el mercado mayorista” está anulando en buena medida el impacto derivado de las medidas del Gobierno.

El objetivo del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, de que las familias paguen a final de año lo mismo que pagaron en 2018 descontando el IPC, está comprometido. El portavoz de Facua considera que no será posible cumplir con ese compromiso si no se toman medidas más contundentes. “Incluso si se alcanzara el objetivo del Gobierno, las tarifas eléctricas seguirían siendo desproporcionadamente altas”, señaló Sánchez. Y recordó que en enero de 2018, el segundo año con la electricidad más cara de la historia, “el hoy presidente del Gobierno pidió a Mariano Rajoy explicaciones y medidas ante la carestía del recibo de la luz, que continuó subiendo a lo largo de ese año hasta situarse en el segundo más caro de la historia".

El objetivo del Gobierno, de que las familias paguen a final de año lo mismo que en 2018 descontando el IPC, está comprometido. El portavoz de Facua considera que no será posible cumplir con ese compromiso si no se toman medidas más contundentes

Frente a una normativa europea que complica cambios de calado, Sánchez indicaba un resquicio que permitiría de forma coyuntural atajar el recibo de la luz: “Hay una fórmula legal que contempla la UE que es la protección de los consumidores vulnerables. El Gobierno puede acometer una reforma tarifaria que considere durante un tiempo determinado que el 100% de las familias es vulnerable”. De esta forma, todas las familias podrían acogerse a una tarifa reducida intervenida por el Gobierno hasta que pase la tormenta.

Frente a los “abusos tarifarios” y el “chantaje” que está desplegando el oligopolio formado por Endesa, Iberdrola y Naturgy, Facua llama al boicot y a cambiarse de compañía como forma de protesta.

El boicot también va dirigido a las filiales de estas empresas que ofrecen la tarifa PVPC en luz y la regulada TUR en gas. Se trata de las comercializadoras de referencia Curenergía (Iberdrola), Energía XXI y Energía Ceuta XXI (Endesa) y Comercializadora Regulada Gas & Power (Naturgy).

https://www.elsaltodiario.com/pobreza-energetica/plan-choque-gobierno-no-consigue-abaratar-recibo-luz

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fZ3Z

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal