lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fS5u

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

01/06/2020 :: Estado español

Estado español, tensar la cuerda sin romperla

x Antonio Torres
Quieren tensionar la cuerda, tensarla al máximo si es preciso pero sin romperla, es decir, quieren provocar un adelanto electoral en un momento dado post COVID 19

Cada día que pasa se acumula más y más tensión en la política institucional española, trasladándose por parte de la ultraderecha a las calles, fundamentalmente de las grandes ciudades, y muchas veces, dentro de ellas, a los barrios más acomodados. Las diferentes expresiones de la derecha nacionalista española apuestan por una clara estrategia de la tensión con la que acorralar y acosar al gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, llegados a este punto conviene preguntarse si es simplemente una mera estrategia institucional-aprovechando la pandemia del COVID 19 y sus terribles consecuencias sanitarias, sociales y económicas-, o si, como se ha insinuado hay en marcha alguna modalidad de Golpe de Estado. Concretamente, han sido muchos dentro del campo progresista quienes han utilizado el término lawfare, es decir, judicializar la política con la pretensión de derrocar a un gobierno vía sentencia judicial, como ocurrió por ejemplo en Brasil con Lula y DilmaRousseff.

La judicialización de la política institucional española no es nueva, todos los actores de diferente signo la han utilizado, pero hasta ahora se ha limitado más a una forma de presión al contrario, por ejemplo forzar una dimisión, una destitución o una crisis de gobierno, que una vía para derrocar a un gobierno, ¿ha cambiado algo respecto a ocasiones anteriores? Recordemos que si una cuestión política se ha judicializado en los últimos años en el Estado español ha sido el problema catalán, y en ese caso sí se destituyó a un gobierno salido de las urnas y con un ejecutivo juzgado y condenado. Todo ello, no olvidemos, con el visto bueno del PSOE.

Puede dar la impresión, por la violencia verbal expresada por las derechas nacionalistas españolas, de que se puede estar explorando o incluso transitando la vía de algún Golpe blando o hibrido. La investigación de la manifestación del 8 de Marzo, las imputaciones derivadas, y todo lo acontecido con el informe de la Guardia Civil al respecto y la destitución del coronel Pérez de los Cobos por Grande Marlaska parecen ir por ese camino. Sin embargo, apelar a la estrategia de la tensión requiere más templanza e inteligencia de la que algunos parlamentarios derechistas están demostrando, manejar los ritmos es fundamental, ya que crear demasiada tensión puede derivar en un problema de gestión de la misma que puede terminar por perjudicar a quien la pone en práctica. Eso ocurrió con la salida de tono Cayetana Álvarez de Toledo cuando le dijo al vicepresidente Iglesias que es“hijo de un terrorista”, en referencia a la presunta militancia de Javier Iglesias –padre del vicepresidente- en el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista Patriótico). Como el propio Javier Iglesias ha repetido en varias ocasiones, militó en la FUDE (Federación Universitaria Democrática de España), pero no en el FRAP propiamente dicho, del que se apartó en su proceso de gestación por discrepancias políticas.

Decíamos que la salida de tono de Álvarez de Toledo comprometió la estrategia de la tensión del PP, el objetivo del PP en esa sesión parlamentaria era acorralar al ministro Garden Marlaska.Dicho de otro modo, Álvarez de Toledo al pasarse de frenada dio al traste con lo que realmente le importaba al PP en ese momento: focalizarse en Grande Marlaska e ir hacia una crisis de gobierno, evidenciando que había más una medida y pensada estrategia de tensión con sus ritmos y plazos para el desgaste del Gobierno que realmente una alocada carrera hacia un derrocamiento por vía judicial al estilo brasileño. Quieren tensionar la cuerda, tensarla al máximo si es preciso pero sin romperla, es decir, quieren provocar un adelanto electoral en un momento dado post COVID 19, lo que les daría una mayor legitimidad para implementar sus medidas que realmente un Golpe blando.

Si descartamos al PP y a Ciudadanos, que ha optado incluso por una mayor inteligencia política aun, nos quedaría Vox. El partido fascista ha quedado realmente para la pose y el postureo, con una apelación constante a la irracionalidad, Vox solo está sirviendo para agitar y movilizar, con el peligro que eso puede traer en las calles (violencia, agresiones, etc., como la tenida lugar en Málaga a un sindicalista de UGT), pero cada vez más inofensivo en lo institucional, hasta se podría llegar a pensar que Vox está ejerciendo de hooligans del PP, voluntaria o involuntariamente.

Aunque las encuestas deben ser consideradas en su justa medida, con todas las cautelas y reservas, podemos afirmar atendiéndolas que lo que realmente conviene al PP es un adelanto electoral más que un derrocamiento o Golpe; el traslado de voto de Vox al PP parece confirmarse en cada una de las encuestas. Las encuestas parecen indicar que si el PP sigue con su desgaste puede salir beneficiado electoralmente.

Otra cuestión fundamental es que la gran oligarquía española, en su conjunto, no se está viendo especialmente afectada en sus intereses con el gobierno de PSOE y UP. Líneas rojas como la derogación de la reforma laboral, la privatización de Bankia, nacionalizaciones, etc., no se van a cruzar de ninguna de las maneras, por mucho revuelo que haya, especialmente con la reforma laboral, podemos afirmar que el Ejecutivo ha dado su palabra a la gran oligarquía de que, como mucho, solo habrá retoques técnicos en la legislación laboral, pero nada más. Por lo demás, medidas que podrían suscitar choques como el Ingreso Mínimo Vital, parecen estar encauzadas ya que las derechas son conscientes del consenso social que en concreto esa medida suscita en el conjunto de la población del Estado español en estos momentos, de ahí, que abandonasen la retórica de la “paguita” para centrarse en aspectos secundarios. Y no lo olvidemos, la gran oligarquía tiene que estar muy agradecida a este Ejecutivo por todo el dinero que está ahorrando en todos los ERTEs. Hace poco hemos conocido que la fortuna de los 23 ciudadanos españoles más ricos ha crecido un 16% desde el 18 de marzo, ¿alguien piensa que puedan querer derrocar a este Gobierno?

Hay más elementos que nos hacen pensar que ninguna opción de derrocamiento, del tipo que sea, está encima de la mesa. Dentro de la lógica de tensionar sin romper, el PP es consciente de la gravedad de la situación, no ya tanto en lo sanitario, sino en lo social y en lo económico, y en absoluto se quiere hacer cargo de ella, de momento, prefiere estar en la oposición y seguir erosionando al Gobierno para llegado el momento provocar un adelanto electoral, que el PSOE y UP se “coman el marrón”, expresado de forma coloquial; por otro lado, el conjunto del bloque dominante español coincide con esa visión del PP y prefieren que PSOE y UP se hagan cargo de lo peor de esta crisis.

Por otro lado, y no es un detalle menor, hemos podido comprobar como las Subdelegaciones del Gobierno han permitido las manifestaciones instigadas por Vox pero han denegado las solicitudes de caravanas para el 1 de Mayo así como otras concentraciones públicas solicitadas por organizaciones de izquierdas. Las Subdelegaciones del Gobierno no son autónomas en sus decisiones, siguen órdenes e instrucciones del Ejecutivo. A su vez, son los subdelegados quienes dan órdenes a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, éstos tampoco funcionan de forma autónoma.

Por supuesto, aquí no hay nada que no pueda cambiar, la volatilidad del momento nos ha de invitar a cierta prudencia; si por cualquier motivo el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos decidiera saltarse alguna línea roja, no lo dudemos, la opción del lawfare o cualquier otra opción de Golpe blando se activaría de inmediato, y no lo olvidemos, con el apoyo crucial y fundamental de las instituciones europeas y su presidenta de facto AngelaMerkel –Von Der Layen está a sus órdenes-, porque en este escenario, las instituciones europeas son un actor de primer orden en la salvaguarda de los intereses de los Estados imperialistas, empezando por el alemán, y de ellas va a depender mucho de lo que pueda pasar de aquí en adelante; de momento, hay satisfacción e incluso euforia en el caso de Pedro Sánchez por las medidas anunciadas, pero en realidad, no hay medidas concretas sino anuncios sin detalles, la letras pequeña, e incluso hasta la mediana, de esos anuncios está aún por escribirse.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fS5u

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal