lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gA02

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

26/01/2022 :: Estado español

La CNT sostiene el pulso firme ante Leroy Merlin

x CNT
Entre 2018 y 2019, El grupo Adeo, multinacional propietaria de Leroy Merlin, puso en marcha una estrategia para copar el mercado del bricolage en Salamanca

Entre finales de 2018 y principios de 2019, El grupo Adeo, multinacional de origen francés y propietaria de Leroy Merlin, puso en marcha una estrategia para copar el mercado del bricolage en Salamanca. Abrió un Bricomart, cadena que también le pertenece, para, con la excusa de una bajada en las ventas y la necesidad ser mas competitivos, abaratar costes. Es decir, reducir la plantilla y precarizar las condiciones de trabajo de las personas que la integraban.

Una de las medidas pasó por acosar y, finalmente, despedir a un compañero que, tras 14 años de trabajo impecable, luchaba por no ver reducidos sus derechos y los del resto del personal, tal como contábamos en 2020. La empresa quería evitar a toda costa que aquelles de quienes extrae sus beneficios se organizasen para conseguir unas condiciones de trabajo más justas y dignas. A pesar de todo, no logró sus objetivos. La CNT obtuvo, una vez más, una victoria consiguiendo lo que el compañero quería, a pesar de haber tenido que recurrir a los tribunales por la negativa de la empresa para llegar a un acuerdo. Y no solo eso, además se creó una sección sindical que contaba con el apoyo y la simpatía de la mayoría de la plantilla.

Por supuesto, a Leroy Merlin Salamanca no le hizo gracia y, desde el principio, la sección sindical fue ninguneada, no se la reconoció, no se le permitió espacio en la corchera de los sindicatos y se acosó a sus integrantes, alguno de los cuales llegó a necesitar una baja por estrés. A pesar de todo, la sección sigue y el apoyo y la simpatía entre el personal no hace más que aumentar. En su labor, y ante la inaccesibilidad de la empresa, tuvo que denunciarla ante la Inspección de Trabajo, que pudo constatar graves deficiencias en materia de prevención de riesgos laborales y la vulneración sistemática de derechos sindicales.

Uno de los resultados de la inspección fue un informe negativo con un listado de mejoras que, tras una segunda denuncia, siguen sin cumplirse. Otros fueron amonestaciones, procesos sancionadores y, finalmente, el despido «disciplinario» de dos integrantes de la sección sindical.

Uno de los resultados de la inspección fue un informe negativo con un listado de mejoras que, tras una segunda denuncia, siguen sin cumplirse. Otros fueron amonestaciones, procesos sancionadores y, finalmente, el despido «disciplinario» de dos integrantes de la sección sindical, aquellos cuyos nombres no figuraban en las denuncias y, por tanto, no les protegía la ley sindical. En un principio los despidos se justificaban con una bajada de rendimiento, pero, más tarde y en su afán por romper la unidad de lucha y evitar dar relevancia a la CNT, la empresa ofreció a ambos trabajadores en privado acuerdos económicos por despido improcedente. Leroy Merlin quiere evitar a toda costa que una sección sindical de CNT se haga fuerte en la empresa, por eso quiere quitarse de en medio a quien se afilie lo más rápido posible y con cualquier medio a su alcance.

El 11 de agosto, al ver que sus intentos de negociar con los trabajadores sin la mediación del sindicato no surtían efecto, se produjo el acto de conciliación. Es importante recalcar cómo la empresa no muestra ningún indicio de querer resolver el conflicto, si no todo lo contrario. Los abogados se presentaron sin nada que ofrecer.

En CNT estamos realizando decenas de piquetes a las puertas del Leroy Merlin de Salamanca y de las del resto de la confederación con piquetes informativos en Valladolid, Fuenlabrada, Aranjuez, Gijón, Ciudad Real, Burgos, Zamora, Iruña, Barakaldo, Vitoria y las Palmas de Gran Canarias, por citar algunos lugares. Además, la solidaridad trasciende el marco sindical y una gran parte de la clientela de Leroy Merlin, a pesar de la incomodidad que pueda suponer un piquete informativo, se interesa por el conflicto y, en algunos casos, se une, apoya el boicot y da difusión con comentarios en las redes.

Seguimos adelante, pero es Leroy Merlin quien tiene en su mano cerrar este conflicto. El camino es muy sencillo: hablar con la sección, readmitir a los trabajadores despedidos y respetar el derecho de sus empleados a sindicarse y a tener un entorno laboral seguro.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gA02

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal