lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fQ1V

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

01/01/2020 :: Andalucía

La “Toma de Granada”. Una celebración municipal al servicio de la ultraderecha.

x Nestor Salvador
Este año una vez más toca exigir que se ponga fin a la celebración de La Toma y se sustituya por la celebración del día de Mariana Pineda, el 26 de mayo.

Néstor Salvador, para Sare Antifaxista
Secretario de coordinación de areas y sectores SAT nacional y militante antifascista. 

Un año más Granada asistirá a la celebración del día de La Toma. En este día, el 2 de Enero, como se viene haciendo desde que Franco restaurara la festividad en sustitución de la más incómoda celebración del día de Mariana Pineda, se conmemora el día de La Toma de Granada por los Reyes Católicos. Y ante esto, ¿qué se conmemora y qué se celebra aquí?

Pues, fueron aquellos acontecimientos del 2 de Enero de 1492 los que dieron lugar al sometimiento por la fuerza de las armas de lxs granadinxs, la ruptura de la convivencia entre tres culturas, la persecución y asesinato de muchxs granadinxs. Una persecución que se prolongaría durante casi dos siglos en el caso de los moriscos, que tuvieron que ocultar en la clandestinidad sus creencias para seguir viviendo y trabajando esta tierra. Paralelamente a este genocidio, la invasión de los Reyes Católicos trajo consigo el expolio y la devastación de estos territorios y de sus gentes, verdadero objetivo de su guerra imperialista. Persecuciones religiosas, expolio y saqueo, guerra y exterminio. Un pasado que ha legado para Granada y Andalucía quinientos años de miseria y humillación. Según los españolistas, la “toma” de Granada supone el fin de la “re-conquista” y el inicio de la “unidad de España”, pero si Navarra fue conquistada en 1512 y la conquista de Canarias termina en 1496, ¿de qué unidad hablan? Efectivamente, desde su visión racista y esencialista del fin del reino de Granada, único reino que no sería católico. Con esta base racista y colonial no es extraño que La toma se haya convertido principalmente en una celebración para el lucimiento de diferentes grupos neonazis y de ultraderecha. Haré un breve recorrido sobre algunos de los años de este acto para demostrar lo que planteamos en el titulo inicial, que la toma de granada es una celebración municipal –fiesta local en Granada–, para el lucimiento de grupos neonazis y de ultraderecha de todo el Estado. Las imágenes y los textos hablan por sí solos.

“Coros racistas para conmemorar la Toma de Granada”, así titulaba El País su crónica de 2006. Y, en esta exponía cómo los grupos neonazis habían campado a sus anchas:

Tres organizaciones de extrema derecha volvieron a enturbiar ayer el día de la Toma, la festividad cívico-militar que conmemora la entrada de las tropas castellanas en Granada el 2 de enero de 1492 y el fin de siete siglos de dominación hispanomusulmana en la Península. Unas 150 personas del entorno de Falange Española, Alianza Nacional y Democracia Nacional –tres partidos de corte fascista– algunas de ellas vestidas con indumentaria neonazi (botas militares, cazadoras de aviador, cabezas rapadas), profirieron gritos contra los inmigrantes y los musulmanes mientras esperaban la tremolación del pendón de Castilla desde el balcón del Ayuntamiento, los ultraderechistas, algunos de ellos llegados de otras provincias andaluzas como Málaga, corearon consignas como "inmigrante, maleante", "periodistas, terroristas", "putos moros" o "viva la república nacional-socialista" y mostraron banderas preconstitucionales, enseñas falangistas y símbolos nazis al tiempo que entonaban el Cara al Sol.

Si alguien se pregunta sobre el saldo de detenidos, o de identificados por parte de la policía el resultado fue cero. Una vez más un ejemplo de impunidad de estos grupúsculos.

Saltamos al año 2011, tras la movilización antifascista de 2010 en la plaza que supuso que el teniente general del MADOC (Mando y doctrina del ejército español) se saltara el protocolo y perdiera los nervios enfrentándose a lxs antifascistas. ¿Dónde estaba en 2006 o en el resto de años que se hacían proclamas racistas? La subdelegación del gobierno y la fiscalía advirtieron que iban a actuar si sucedía algún incidente. ¿Resultado?:
- Al grupo de personas que protesta ante la presencia fascista y que está en contra de la celebración de un genocidio, se les sanciona con 17 multas de 301 € cada una, eso hace un total de 5.117 €; y, se les requisa de muy malas maneras una pancarta en la que pone: “NO al racismo, no al fascismo, no a la Toma”. Esta es la pancarta en 2010, que en 2011 fue requisada:

Mientras tanto, entre la multitud, un grupo de fascistas porta una pancarta en la que pone “Por una nueva reconquista” y firma Alianza Nacional. Esta misma pancarta, en concreto, llevaba algunos años mostrándose y, sin embargo, nunca se han acercado a requisarla. ¿Es coincidencia? Hay que recordar que este partido político, (Alianza Nacional) tiene a sus espaldas un pasado criminal de agresiones y asesinatos a personas que simplemente no pensaban como ellos. Como es el caso de Pedro Cuevas, asesino de Guillem Agulló y presente en las listas electorales de Alianza Nacional.

Aquí se muestra dicha pancarta con algunos miembros de Alianza Nacional. Año 2010:

La presencia numerosa de Democracia Nacional, con Manuel Canduela como presidente, con antecedentes por pertenencia al grupo terrorista “Acción Radical”, y cuyo simpatizante del partido Josué Estébanez de la Hija asesinó a Carlos Palomino cuando se dirigía a la manifestación de este mismo grupo, que aquí se presenta en la plaza del Carmen de esta manera:

Como recogen las imágenes, no solo es un escaparate para mostrar sus símbolos y sus proclamas racistas sino que los medios de comunicación les dan cobertura blanqueando a la extrema derecha. Medios de comunicación que también han sido blanco de las agresiones de estos grupos de extrema derecha en la misma plaza, así en el 2012 el periodista de la Cadena Ser Carlos Ramiro fue agredido por un elemento de la extrema derecha. Así lo recoge la crónica de El Mundo:

El reportero Carlos Ramiro, de la cadena Ser, que fue atacado por un manifestante de extrema derecha que lo golpeó en la cabeza en repetidas ocasiones provocándole una brecha en la nariz y numerosas contusiones. La propia emisora ha explicado que el incidente se produjo mientras el reportero "realizaba su labor informativa" y al ser identificado como periodista por su agresor.

Una vez más, no hubo ningún detenido ni identificado por estos hechos pese a que había una gran presencia policial en la plaza. Otra muestra más de la inacción de las fuerzas del Estado cuando se trata de combatir los grupos de ultraderecha. Estos lamentables acontecimientos no hacen sino poner a las claras lo que es el día de La Toma: un acto xenófobo, racista y fascista.

Esta breve crónica es una demostración de que, una vez más, ni la policía, ni los políticos ni los medios de comunicación van a acabar con la presencia de la ultraderecha en las calles, ni con celebraciones fascistas como La toma. Solo mediante la auto-organización y autodefensa del movimiento antifascista en los barrios y universidades, solo con la movilización sostenida contra estas celebraciones racistas y quienes las amparan, podremos ir ganando terreno sobre los discursos del odio.

Por todo ello, este año una vez más toca exigir que se ponga fin a la celebración de La Toma y se sustituya por la celebración del día de Mariana Pineda, el 26 de mayo.

¡No a la Toma! 2 enero 2020 

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fQ1V

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal