lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eQ5r

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

21/04/2015 :: Estado español

Canarias: Una mancha de 70 kilómetros de extensión rumbo suroeste

x Ernesto Gutiérrez
"Las decisiones tomadas demuestran la ineficacia del sistema", dice el presidente de la Asociación Española de Marina Civil.

LA VERSIÓN OFICIAL CUESTIONADA: ¿EL BUQUE RUSO OLEG NAYDENOV SE HUNDIÓ O LO HUNDIERON?

Casi una semana después del hundimiento del pesquero ruso 'Oleg Naydenov' a quince millas de las costas del sur de Gran Canaria, continúa la preocupación por los efectos medioambientales del vertido de crudo que se propaga por el mar, al tiempo que se multiplican las incógnitas acerca del caso.

El pasado sábado, tras sobrevolar la zona del hundimiento la organizaciónGreenpeace informaba de que el vertido de combustible tendría en estos momentos una extensión de "por lo menos, 70 kilómetros".

Por su parte, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, confirmaba que el barco seguía expulsando combustible por cuarto día consecutivo, mientras que la mancha, dividida en tres, continuaba su evolución hacia el suroeste.

Gómez-Pomar informó, igualmente, de la contratación de un robot submarino no tripulado que se encargará de aportar información sobre el estado del buque, hundido a unos 2. 400 metros de profundidad, y que se espera que empiece a operar en la zona este mismo lunes.

Fomento elevó el problema al nivel 1 de emergencia medioambiental -de las cuatro posibles que presenta el Plan Marítimo Nacional- y ordenó que se sumara a las tareas de control un segundo buque "anticontaminación".

Según la información de que dispone Greenpeace, solo un pequeño porcentaje de la mancha procedente del pesquero que actualmente se ha vertido es de fuel, lo que podría indicar que aún queda la mayor fracción de las 1.400 toneladas de combustible pesado por llegar a la superficie.

El tipo de combustible IFO 380- que portaba el pesquero ruso puede causar efectos catastróficos al medio ambiente. Grandes volúmenes de producto pueden penetrar en el suelo y contaminar las aguas subterráneas, en una zona donde predominan especies amenazadas como la tortuga boba (Caretta caretta), y una gran diversidad de cetáceos como el delfín mular (Tursiops truncatus), cachalotes, zifios y rorcuales, entre otros.

Greenpeace también ha expresado su preocupación por la posibilidad de que el vertido pueda llegar a las costas de Cabo Verde, un archipiélago donde la población depende de sus costas enormemente. Sin embargo, cualquier cambio en la dirección del viento podría modificar la actual dirección de la mancha.

Más allá de la lógica preocupación ocasionada por este siniestro, en los últimos días se han sucedido las opiniones de expertos que cuestionan las actuaciones llevadas a cabo con el buque ruso, desde que se incendiara en el Puerto de Las Palmas el sábado 11 de abril.

Como se recordará, posteriormente a que se desatara este incendio, el pesquero era trasladado fuera del puerto. El domingo era trasladado hasta el sur de Fuerteventura y el martes, mientras se acercaba nuevamente hasta Gran Canaria, se producía su hundimiento.

''El 'Oleg Naydenov' ha estado en manos de una tecnoburocracia sin experiencia marítima" - aseguraba al respecto de estas operaciones el presidente de la Asociación Española de Marina Civil, José Antonio Madiedo.

"Estamos ante una concatenación de "decisiones erróneas que ya están ocasionando un evidente daño ecológico en una de las zonas más ricas de pesca y demuestran la ineficacia del sistema"- manifestaba sin ambages Madiedo a la prensa local.

Este ex capitán con más de 50 años de experiencia y ex director general de la Marina Mercante del Principado de Asturias comenzó por preguntarse por qué no se extinguió el incendio a bordo del buque.

Madiedo coincide con el capitán del Oleg Naydenov, Igor Dorofieyev, en que el remolque del pesquero fuera de la dársena portuaria -alegando problemas de flotabilidad- fue un gravísimo error. En su opinión, habría sido conveniente que los barcos que estaban situados en el espigón se hubieran desplazado a otras zonas del puerto para facilitar las tareas de extinción y que se colocaran unas barreras contenedoras para evitar que se extendiera el fuel que almacenaba el buque -1.409 toneladas-.

Madiedo considera, asimismo, que tras la llegada de los servicios de emergencia al muelle Reina Sofía, donde estaba atracado el pesquero, "lo lógico hubiera sido apagarlo con espuma, salvo que hubiera algo que lo desaconsejara". Utilizar agua en el proceso de extinción habría contribuido al posterior hundimiento del barco.

"Del mismo modo - continúa exponiendo este experto - no se entiende que no se desalojara el muelle si existía el riesgo de que se produjera una explosión en el Oleg Naydenov, cuando había una auténtica nube de gente alrededor del barco".

Para el presidente de la Asociación Española de Marina Civil, las autoridades deberían exigir los planos del barco, para comprobar dónde estaba el combustible y dónde se originó el incendio.

"Según las maquetas de este tipo de barco, los tanques están en la parte delantera e inferior del barco, pegados a la quilla, es muy difícil que el fuego alcanzase el tanque".

Madiedo precisa, a este respecto, que en las fotos del buque incendiado ya en mar abierto que se han publicado en la prensa, se puede apreciar que el fuego está en la popa, en un puente elevado y que lo que arde son los aparejos de pesca.

Otra de las decisiones que le resulta incomprensible es la de "pasear el buque de Gran Canaria a Fuerteventura en una zona de alto tránsito marítimo, en el paso natural entre las dos islas".

Tras alcanzar un área de alto valor pesquero, recientemente declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC), el buque cambió de trayectoria y terminó hundiéndose a quince millas de Maspalomas.

"El barco tenía un rumbo que no conducía a ninguna parte, a ningún puerto" -afirma José Antonio Madiedo, quien recuerda que ya el lunes 13 "estaba entre las intenciones de Capitanía Marítima hundir el Oleg Naydenov". Una circunstancia que le lleva a cuestionarse si, finalmente, el buque ruso "se hundió"o si, por el contrario, "lo hundieron".

Canarias-semanal.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eQ5r

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal