lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP1v

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

10/10/2019 :: Euskal Herria

Libro: Cómo la no-violencia protege al estado

x Borroka Garaia

El autor denuncia cuáles son las verdaderas intenciones de quienes detentan el poder al utilizar las ONGs, la cultura oficial del castigo y la “guerra contra el terrorismo” para normalizar la no violencia y el ciudadanismo, consiguiendo calar en la actividad y el pensamiento de los movimientos feministas, ecologistas, anticapitalistas, etc. Gelderloos contrasta hechos históricos manipulados por los pacifistas (como la independencia india o Martin Luther King) mostrándonos como la revolución social es una guerra de baja intensidad que al desafiar al Estado tiene como resultado su intensificación, ya que ciertas personas, entidades o castas defenderán a toda costa, recurriendo a la violencia que monopolizan, las instituciones que controlan y queremos cambiar.

A través de un exhaustivo análisis del pacifismo y sus intencionalidades políticas, estratégicas y discursivas, el autor nos insta a desenmascararlo para situarlo en el plano de los falsos opositores al Estado, como engranaje y estructuración del poder.

En última instancia, lxs activistas no violentxs dependen de la violencia del Estado para proteger sus “logros”, y no oponen resistencia a la violencia del Estado cuando es usada contra lxs militantes (de hecho, a menudo la animan). Negocian y cooperan con la policía armada en sus manifestaciones. Y, aunque lxs pacifistas honoran a sus “presxs de conciencia”, sé por experiencia, que tienden a ignorar la violencia del sistema carcelario en los casos en los que quien está presx ha cometido un acto de resistencia violenta o de vandalismo (por no mencionar un delito apolítico). Cuando estaba cumpliendo una sentencia de prisión de seis meses por un acto de desobediencia civil, me llovió el apoyo de lxs pacifistas de todo el país. Pero, en conjunto, mostraron una falta de preocupación increíble hacia la violencia institucionalizada, encajando los 2.2 millones de bajas del War on Crime del gobierno. Parece que la única forma de violencia a la que se oponen de una manera consistente es a la rebelión contra el Estado.

ETER GELDERLOOS 

Leer libro (pdf, 161 páginas)

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP1v

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal