lahaine.org
Mundo :: 21/01/2023

Ayer grandes movilizaciones y represión en la "Toma de Lima"

Agencias / La Haine
Lima, Callao, Cusco y Puno en estado de excepción por decreto

Después de una jornada caótica en que decenas de miles de manifestantes de todo el país confluyeron en la ciudad de Lima este jueves y viernes, quedó un balance con numerosos heridos y detenidos, un gran edificio histórico quemado por la policía, más de 14 instituciones dañadas y un desorden politico que no cesa.

El régimen de Perú prolongó el estado de emergencia por 30 días en los departamentos de Amazonas, La Libertad y Tacna tras las protestas antigubernamentales y enfrentamientos.

Graves incidentes

Este viernes se repitieron las masivas manifestaciones de protesta en el centro de Lima. La Policía volvió a reprimir a los manifestantes lanzando bombas lacrimógenas, igual que el día anterior. Más de 30 personas arrestadas el jueves seguían detenidas. Hay más de 60 heridas.

En el departamento de Amazonas se reportó un corte de ruta y un incendio del Oleoducto Norperuano por parte de manifestantes en la provincia de Condorcanqui. En la región de La Libertad --norte del país-- se registraron varios bloqueos en carreteras, al igual que en Tacna, departamento fronterizo con Chile donde hubo represión y enfrentamientos con la Policía.

En Arequipa, la segunda ciudad del país, se volvieron a dar, como el día anterior, fuertes enfrentamientos entre policías y manifestantes en las zonas cercanas al aeropuerto. Un grupo ingresó a una zona del aeropuerto. El jueves, el paro y las marchas convocadas para ese día terminaron con una persona asesinada y al menos 17 heridos por la represión de las fuerzas policiales en el intento de asalto del aeropuerto.

Además hubo diversos bloqueos y manifestaciones en gran parte de la geografía peruana en las que la represión dejó decenas de heridos, aunque se desconozcan aún los datos oficiales. La gran marcha convocada en Lima fue multitudinaria y también terminó en ataque policiales y enfrentamientos.

Las manifestaciones se vienen repitiendo en Perú desde el 7 de diciembre pasado, cuando tras un golpe parlamentario Dina Boluarte asumió la Presidencia. Luego de una tregua navideña, las protestas volvieron a cobrar fuerza a partir del 4 de enero, sobre todo en el sur del país.

La violencia sin fin

El jueves la violencia policial dejó dos personas muertas, con lo que el total de fallecidos desde el inicio de las protestas, en diciembre pasado, llegó al menos a 55, mientras que en Lima se reportó un gran incendio en un edificio del centro histórico, considerado patrimonio cultural de la humanidad.

Víctimas fatales

En la sureña Ayacucho, donde en diciembre murieron 10 personas en manifestaciones, la Defensoría comprobó la represión a una movilización que se realizó de manera pacífica, mientras que en la región de Pasco comprobaron que la carretera Central fue bloqueada en varios tramos.

En la también región central de Junín y en las norteñas de Piura y Tumbes, los representantes de la Defensoría comprobaron violencia policial contra marchas de protesta que se desarrollaban de manera pacífica.

La noche del viernes se reportaban manifestantes siendo gaseados por las calles en Lima y Apurímac. Y en la región de Puno --provincia de Chucuito-- fue incendiada la comisaría de Zepita.

compartir

                

Dirección corta: https://lahaine.org/cH7M

 

Este sitio web utiliza 'cookies'. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas 'cookies' y la aceptación de nuestra política de 'cookies'.

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal