lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eA7B

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/01/2014 :: Mundo

Batalla campal en Haití por el salario mínimo

x Batay Ouvriye

De hecho, después de años de no considerar aumentarlo según la inflación, como por lo menos estaría debido, estamos tratando de saltar lo perdido para alcanzar una suma que ayudaría en algo la clase obrera sobrevivir un poco mejor en estos días de infierno que estamos pasando. Además, nos permite también organizarnos al respecto, seguir implantando la organización autónoma debida, todo dentro de la lucha y la movilización misma.

Dos cosas nos permitirían dar esos pasos. El primero siendo que, por una también larga lucha, se logró conseguir que se pusiera formalmente una comisión para cada año calcular el aumento que se debiera. Lo otro, que nuestra más reciente concentración en las maquilas de textil nos permitió, otra vez después de largas luchas, tener allí un sindicato del textil y de la vestimenta, SOTA. Con éste hoy en día estructurado en las distintas fábricas, nos unimos con otros sindicatos de la misma reivindicación para montar una coordinación de sindicatos del textil, KOSIT, y el 26 de noviembre pasado llevamos una caminata a la hora de clausura, alentando, en el area de estas fábricas, la globalidad de nuestra clase allí concentrada.

500 goud! 500 goud! 500 GOUD!!!

Hay que decir que todos y todas estuvieron siempre y por dondequiera altamente de acuerdo y muy entusiasmados.

Varias veces, la policía trató de pararnos pero, entre carros y caminos bifurcados, logramos pasar siempre. Mientrás que, así alertada, la prensa al final acudió en frente del principal parque industrial de Puerto-Príncipe.

Reunidos, sin embargo, al principio de diciembre, dicha comisión del salario compuesta por 3 miembros (de la burguesía, del gobierno y de los representantes sindicales) cada uno, votó un aumento tan ridículo, no sólo respecto a los 500 gourdes que pedimos, sino respecto al tan alto costo de la vida, a la devaluación de la moneda local (ellos cobran en dólares, nosotros en gourdes) y a la imposibilidad de vivir que nos toca, tan y tan ridículo que lo asimilamos a una clara bofetada, un crimen oficial! Del salario de 200 gourdes de ahora, añadieron nada más que 25 gourdes, para una supuesto “aumento” de 225 gourdes! Lo peor, es que los “representantes obreros” votaron ellos también este disparate, traicionando abierta y descaradamente el mandato de 500 gourdes y, sobre todo, nuestra lucha de calles!

Enseguida, reuniones hubieron por dondequiera, en las fábricas, en los barrios, en las calles, en locales...

Un texto nuestro, fue discutido ampliamente entre los aliados en la circunstancia y, después de acuerdo general, mandado a la prensa. Inútil decir que ningún, pero ningún periódico, estación de radio, televisión... lo difundió! Transformado en un panfleto resumido y en kreyól únicamente, lo distribuimos entonces ampliamente en las fábricas, preparando claramente una movilización entonces de masas.

Junto con declaraciones en la prensa (que, entonces, tuvo que abrirnos algunos espacios) y volantes todos los días, nos preparamos al cierre de las fábricas y a las debidas movilizaciones planeadas.

La primera tuvo lugar el martes 10 de diciembre, dirigiéndose frente al Parlamento donde justamente se discutía el tema. Llegada allí, luego de palabras de los responsables en el comité central de Sota, los parlamentarios a favor salieron, dándonos su apoyo, entre un cuerpo de policías...

Otra fase empezaba

Tres días duró el paro. Tres días de movilización donde cerramos todas las fábricas simpre desde muy temprano en la mañana y donde miles y miles de obreros y obreras cada día tomaban las calles. Dirigiéndonos al parlamento otra vez, frente al palacio nacional y también frente a un hotel donde representantes de las marcas (Hanes, Gildan, Levy’s etc...) se habían urgentemente reunidos.

El tercer día, jueves, sin embargo, nos esperaba la policía, encapuchada, en montones y dándonos a todos, hiriendo a muchos, arrestando a algunos...
Las fábicas entonces cerraron formalmente (supuestamente de fin de año anticipado, para no caer bajo la legislación del lock-out).

El viernes, al ir para cobrar, más de sesenta de nuestros dirigentes se encontraron despedidos, bajo el pretexto de “violencia”.

Sacamos tro texto: “La burguesía makout muestra su verdadera cara”. Ésta vez, una prensa más progresista lo publicó. Algunos intelectuales intervinieron. Otras organizaciones se están con nosotros reuniéndose. En Nueva-York, progresistas de One Struggle (Haitianos y de otras nacionalidades) se movilizaron también frente a las marcas Hanes y Fruit of the Loom, mientras que la OS de Miami, igualmente aportó su solidaridad de distintas maneras; nos llegaron textos de solidaridad de varias organizaciones de habla francesa.

Casi todo está cerrado por ahora. Algunos abogados sin embargo nos acompañan, mientras nos quedamos movilizados los más entregados, preparando el 7 de enero que será de otra historia.

Vídeo en francés de radio Kiskeya, sobre la marcha del 10 de diciembre:

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eA7B

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal