lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aK8D

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

31/05/2008 :: Mundo

Haití: Carta abierta al sr. Ignacio Lula da Silva, presidente de Brasil

x Batay Ouvriye

Puerto-Príncipe, HAITÍ
Miércoles 28 de mayo del 2008

Señor Presidente,

Se habrá dado cuenta que su visita de hoy 28 de mayo del 2008 no recibió la bienvenida de aquella del 2006 cuando, acompañado de la “seleção”, enloquecía a medio mundo, tratando de hacernos creer que la luna es un queso.

Es que en realidad, se han caído las máscaras. Primero por el rotundo fracaso de la MINUSTAH respecto a los objetivos del mismo Consejo de Seguridad de la ONU en mayo del 2004. Luego, porque ya más nadie cree en la “desinteresada ayuda” de esa misión. Nosotros, entendimos de inmediato los “subyacentes” de este “benévolo”. La venida del hijo del vice-presidente Alencar, propietario de la industria textil la más importante de Brasil, a localizar las zonas francas y verificar con sus propios ojos nuestra famosa “mano de obra la más barata”, acabó de abrirnos los ojos. Hoy, están igualmente de la visita unos capitalistas, seguramente ávidos ellos también de apostar a este “oro vivo”: se van precisando los objetivos.

Pero hay más. El pueblo entero ha vivido el comportamiento tanto de los altos responsables de la misión, cobrando un dineral - en este país tan desprovisto de todo -, como él de los militares: la represión en los barrios populares no se demuestra ya, al igual que la arrogancia de los jefes en comando, o la actitud de los soldados encaramados en sus tanques, ametralladora siempre apuntada en nuestras frentes, quienes, aprovechándose de la situación de dominación que instalan, acometen violaciones y otras exacciones que no tienen nombres… o el terror sembrado durante los últimos acontecimientos. El fondo y la forma ya no dejan pues ninguna duda: obviamente se trata de una tutela armada, de una ocupación, que la supuesta “ayuda sur-sur” (que no es más que una solidaridad entre clases dominantes de país a país bajo dirección de las rapaces multinacionales) ya no logra engañar más.

¿Cómo todo esto ha llegado a ir tan lejos? ¿Cómo la revolución la más extraordinaria del continente ha podido dar a luz a tal profunda humillación? ¿Cómo gobiernos resultantes de las luchas de los trabajadores y de las movilizaciones populares han podido llegar a jugar conscientemente el papel tan degradante de ejecutor de los planes imperialistas? Tratamos de explicárselo en el texto adjunto. “Todas los ropajes de la mentira”, dice. Expone la lógica de tal sentencia, y los reales objetivos del proyecto imperialista-burgués de explotación ilimitada. Y el papel que allí le toca a Usted.

Rechazando su “ayuda” tal como la concibe y repudiando totalmente la presencia de sus tropas armadas, termina preconizando que otra cooperación es posible “…que unificaría todos los obreros, todos los trabajadores y todos los pueblos, naturalmente fundamentalmente hermanos; en agricultura, en medicina, en construcción de sus ciudades, en risas francas, en danzas y cantos entonces liberados, en producción colectiva e intercambios iguales.”

Así, Señor presidente, considerando que la presencia de las fuerzas de ocupación de la ONU en Haití constituyen una gigantesca bofetada al pueblo haitiano y a nuestros ancestros que lucharon para dejarnos un territorio liberado de toda dominación extranjera: en nombre de esta lucha contra la dominación, en nombre del derecho a la autodeterminación del pueblo haitiano, en nombre del derecho a la vida de toda la gente caída bajo las balas criminales de los soldados suyos en los barrios populares, pero también con el mismo sentimiento que le ayudó a declarar non grata la cuarta flota estadounidense en los puertos de su país; y considerando la necesidad de establecer una cooperación horizontal entre los pueblos del sur donde no existiría explotación, le requerimos, Sr. Presidente, proceder de inmediato al retiro de sus tropas armadas de nuestro país.

Yannick ETIENNE, Batay Ouvriye

CHALMERS, Plateforme Haïtienne pour un Droit Alternatif

Marc-Arthur FILS-AIMÉ, Institut Culturel Karl Lévêque

Guy NUMA, Mouvman Demokratik Popilè


Ps. Queríamos entregarle esta carta en manos propias, pero la policía nacional, quién está bajo comando de sus militares, nos ha categóricamente prohibido todo acercamiento al igual que cualquier manifestación de libre opinión.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aK8D

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal