lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cC9w

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

17/01/2010 :: Chile

Andrés Bianque: ?Votar por Frei o Piñera es elegir entre la silla eléctrica o la horca neoliberal?

x Mario Casasús
Tenemos que elegir con qué guante nos golpeará el capital, con qué tenaza el cangrejo cancerígeno del capital nos cortará la el cuello

México DF.- En entrevista con Clarín.cl Andrés Bianque (1971), poeta y columnista de El Ciudadano (Chile), Rebelión.org y Kaos en la Red (España), analiza: “La Concertación está agotada, pero creo que el término preciso sería, ‘fusionada’ con el gran capital, tanto que ya no se distingue quién es quién en Chile y de ahí aparezcan ciertos salvadores renovados, y también arrepentidos, desde sus propias entrañas de pirañas, piratas y piñatas que abarrotan los escenarios. Entre Piñera y Frei tenemos que elegir con qué guante nos golpeará el capital, con qué tenaza el cangrejo cancerígeno del capital, nos cortará la el cuello”

Autor de los libros: Poesía en Re menor (2000); Poesía en Re (2001); Tres cuentos para despertar y uno para dormir (2002); Poesía en Luto (2004); Recuerdos de dictadura (2006); Escarabajos (2009) y El síndrome K (2010). Andrés Bianque tiene una acertada opinión de la desconcertada Concertación: “Con Eduardo Frei se vende el mismo rosario de siempre, le han operado su insípida prestancia, donde destaca, su aburrida manera de ser, la falta de chispa e inteligencia, la ausencia de talento y la muerte de varias neuronas, ahora lo presentan con el nivel del buen capataz de fundo, uno conocido y de méritos auto consagrados, pero que brinda tranquilidad. Y resta importancia al nuevo respaldo de Frei Jr. “Marco Enríquez, es un aviso comercial del Bacardí nocturno, la proyección de los propios deseos y nada más. Representa al modelo rebelde, dandi, lechuguino de los jóvenes exitosos. Su 20% representa, el intento cándido e ingenuo de querer cambiar algo que en el fondo, la gente ni siquiera entendió, que MEO, no deseaba cambiar”

MC.- ¿Qué tipo de marketing utilizaron en la campaña electoral chilena?, ¿hubo propuestas?, ¿o un reduccionismo mediático?

AB.- Me parece que ha sido la misma añeja pasarela de siempre, con supuestos “modelos a seguir”. Después del gobierno de Ricardo Lagos, que resultó el mejor gobernante para la derecha, la Concertación se vio muy agotada, y para sacarla a flote, se utilizó, más que un puño político, una mano publicista, un toque de maquillaje de mercado. Así encontramos “la novedad del año” una obediente seguidora del empresariado, Michelle Bachellet; ex detenida, madre soltera, que habla en varios idiomas y mujer, condición que le abonó un alto porcentaje de votos. Cosa medianamente parecida a la que ocurrió en Estados Unidos, cuando mucha gente creyó que con la elección de Obama, las cosas cambiarían radicalmente. Basándonos en ese modelo comercial, no será raro ver a un latino, a un homosexual, a un punk postulando a ciertas presidencias en algún futuro cercano. Se intenta vender un producto novedoso, reemplazar lo viejo, con meros títeres de paradigmas que interpretarían supuestamente a los sectores progresistas de cada sociedad, pero serán siempre, leales a los grandes intereses capitalistas. Son forma, no fondo.

La Concertación está agotada, pero creo que el término preciso sería, “fusionada” con el gran capital, tanto que ya no se distingue quién es quién en Chile y de ahí aparezcan ciertos salvadores renovados, y también arrepentidos, desde sus propias entrañas de pirañas, piratas y piñatas que abarrotan los escenarios. La gente intenta seguir el modelo exitoso material, que ve en un Sebastián Piñera, como también lo podría ver en Farkas, si éste se hubiese presentado. Se sueña con una mejor vida material, una casa elegante, autos, propiedades, cosas. Eso es lo que se estila en Chile, a nadie le interesa ser mejor persona, lo que interesa es el poder obtener bienes y eso sería.

Marco Enríquez, es un aviso comercial del Bacardí nocturno, la proyección de los propios deseos y nada más. Representa al modelo rebelde, dandi, lechuguino de los jóvenes exitosos. Se le ha asesorado para que copie todo lo que a su padre lo hizo famoso, excepto la consecuencia y lealtad para con las clases más desposeídas. Entonces, habla rápido, creyendo que eso es fluidez, se viste como si fuera un Antonio Banderas de la política, que intenta encandilar a sus electoras con una sonrisa erótica de labio torcido acompañado todo con su incontrolable peotilomanía que muchos interpretan como algo rebelde.

Con Eduardo Frei se vende el mismo rosario de siempre, le han operado su insípida prestancia, donde destaca, su aburrida manera de ser, la falta de chispa e inteligencia, la ausencia de talento y la muerte de varias neuronas, ahora lo presentan con el nivel del buen capataz de fundo, uno conocido y de méritos auto consagrados, pero que brinda tranquilidad al sistema. Jorge Arrate representa "la nueva ola" -la de los años 60- de la política chilena, o sea, más de lo mismo, a excepción del niño prodigio MEO. Su discurso, sabiéndose perdedor de antemano, fue instalado como moneda de cambio en el futuro en ciernes. De la noche a la mañana fue ungido Comunista y eso significó arrastrar cierto peso hacia el Juntos Podemos, los cuales se traducirán en pesos metálicos. Arrate, miembro permanente de la Concertación aparece en el supuesto partido vanguardia de la clase obrera, nadie entiende nada. Un baile de disfraces que sólo sus organizadores conocen a cabalidad.

MC.- ¿Qué resultados dará el abstencionismo y el voto nulo en la farsa electoral del domingo?

AB.- Es una opción válida, pero insignificante en lo práctico. Si ganara el voto nulo, con el 50% más uno, (cosa casi imposible) a nivel jurídico y constitucionalmente, no pasa absolutamente nada. Se cotejarían los votos válidamente emitidos, es decir, los que no sean nulos, ni blancos y se elige presidente igual. Independientemente de que aquella opción sea un castigo al sistema, al sistema no le interesa. No hay fuerza social preponderante o fuerte como para impulsar o estampar ciertas demandas y reivindicaciones revolucionarias, radicales, no meros parches momentáneos, que pretenden humanizar el Capitalismo, aunque sea incluso, la opción de una Asamblea Constituyente. Intentar humanizar el capitalismo, es intentar domesticar un tigre adulto con un libro de poemas,

El trabajo de base, social, honesto, insertos en el núcleo social, es la única solución. Afortunadamente han aparecido interesantes movimientos como el MPT en esas aras, es de esperar que aquello sirva de ejemplo para otras instancias, movimientos, gentes y partidos. Porque mientras tanto, habrá que esperar por lo menos diez años más, para ver algún cambio medianamente interesante en estas tierras. En las elecciones del 2005 también se llamó a votar nulo, a abstenerse, alrededor de 200 mil almas, actuaron de esa forma, pero ¿qué quedó de esa experiencia? Absolutamente nada. Creo que eso es una interesante reflexión para aquellos que blanden su justa posición, pero que hasta ahora ha resultado infructuosa, un mero saludo a la bandera rebelde y nada más. En las últimas elecciones, año 2005, los votos nulos llegaron casi a 160 mil. En las elecciones de diciembre pasado, año 2009, el voto nulo llegó a casi 200 mil preferencias. ¿Y qué con eso? Los votos en blanco suman casi 150 mil en las dos últimas elecciones. ¿Cómo se han encauzado esas tendencias por los movimientos sociales?

MC.- ¿Estamos frente a una trampa de doble filo: Frei Jr. y Piñera?

AB.- Sí, tenemos que elegir con qué guante nos golpeará el capital, con qué tenaza el cangrejo cancerígeno del capital, nos cortará la el cuello. Tenemos que elegir entre la silla eléctrica pública o el ahorcamiento privado en la plaza de armas. La elección que viene es realmente terrible, sea quien sea el ganador. Viene a probar y comprobar la derrota de los movimientos sociales, de la Izquierda en Chile, donde se ha impuesto la social democracia, encabezada por el Partido Comunista y los neoliberales más despiadados, es una realidad abismante. Los muertos en Chile, los detenidos desaparecidos, los ejecutados, deben estar revolcándose en sus tumbas marinas y andinas, ante este dantesco panorama. Mire a lo que hemos llegado 200 años después. La victoria del Capital ha sido realmente aplastante y lo seguirá siendo.

MC.- Marco Enríquez Ominami declaró: “Frei festejó la muerte del padre de mi hermana”; a pesar de que hizo malabares para distanciarse de la Concertación y fundar un nuevo partido político, terminó apoyando a Frei Jr. ¿qué representa el 20% de votos que obtuvo MEO?

AB.- Marco Enríquez representa el ala juvenil del red-set en Chile. De los exiliados que vivieron en Cuna de oro, llorando su “ficticio pasado Revolucionario” en el Chile del Presidente Allende, pero que, enamorados del alto nivel de vida en los países desarrollados, no escatimaron principios en poder vivir de la misma manera, vueltos a Chile, a costa de vender, tranzar y permutar sus principios. Su accionar, me parece que obedece más al Complejo de Alejandro, en el cual existe resentimiento y alta envidia hacia el padre y una ofensa narcisista del ego, yo creo que cualquiera que escuché dos veces a Meo, podrá visualizar aquello. Su 20% representa, el intento cándido e ingenuo de querer cambiar algo que en el fondo, la gente ni siquiera entendió, que él, no deseaba cambiar. Su apoyo a Frei viene a confirmar todo aquello. Su experticia y acomodaticio actuar político representa la idiosincrasia política del político chileno pillo. ¿Cómo voy ahí, qué gano, qué me dan? No creo que existan muchas personas que se sientan decepcionado de él, “el miedo a la derecha” esparcido por el país, avala su voltereta.

MC.- En definitiva, ¿qué opciones tienen la ciudadanía despolitizada y los movimientos sociales ante la mediocridad propuesta por las fórmulas electorales?

AB.- Creo que la elección de Piñera ayudaría a aglutinar a todos aquellos dispersos en contra de un enemigo común. Si es reelecto Frei, tendremos el mismo tira y afloja de intereses por la gran clientela política y partidista que existe en Chile. El trabajo social, el de base, tendrá que despegar enormemente, cosa que no veo suceder en el corto plazo. Tengo la impresión que en Chile se sobre-intelectualiza todo, en ello se devanean muchos seres pensantes y se distancian por comas e interpretaciones de la realidad, tanto que no hay catastro que pueda aglutinar a tantas organizaciones interpretando la realidad a su manera y en ello, el sectarismo es pan de cada día. De ingrata manera, comenté por allá en el año 2005 que en Chile no habrían grandes cambios en por lo menos 15 a 20 años. Lamentablemente se va cumpliendo, y muchos nos hemos encontrado bordados en un penoso complejo pitoniso de Casandra, sin mucho que poder incidir. La ciudadanía despolitizada debe ser bastante, el bombardeo de superficialidad y egoísmo en el ambiente, es realmente asfixiante.

MC.- ¿Por qué hablas de una depredación “caníbal” por parte del Estado en contra de la comunidad mapuche?, ¿cuál es la responsabilidad histórica del dictador de la Fundación Neruda al aplicar la Ley Antiterrorista por primera vez?

AB.- El Capitalismo, el canibalismo empresarial se ha instalado en el sur, eso hace rato ya, el mundo lo tiene más que claro. Arrasar contra todo aquello que no esté en los jugosos planos de ganancia que contemplan los dueños de todo. Montajes contra cualquiera que solidarice con aquellas causas, abusos, torturas, encarcelamientos, el Estado racista sin maquillaje contra el Pueblo Mapuche y sus recursos. La aplicación de la Ley Antiterrorista, obedece claramente al poderoso lobby, que Juan Agustín Figueroa, intermediario entre los submundos de ultraderecha y los reinos cristiano metálicos, ha pedido. “Detened esta vorágine de reclamos, a como de lugar, que esto puede ser contagioso”, habrá susurrado culebrescamente a sus contactos. Y apropósito, lo que ocurre en la Fundación Neruda, realmente no tiene nombre. Un repugnante vomitivo bicho de la derecha, como es Figueroa, vive del parasitismo del esfuerzo del poeta y nadie en Chile mueve un dedo en contra de aquello. A Matilde Urrutia ya no se le puede cuestionar, pero el Partido Comunista de Chile tendría que explicar por qué y a quién le vendió la casa de Neruda, con todo cuanto contenía en trescientos millones de pesos. Por qué no hicieron nada cuando la plata del copyright de Neruda se invertía en Cristalerías Chile, propiedad del pinochetista Ricardo Claro.

MC.- En junio del año pasado escribiste un “Recado para Mario Bagua Llosa”; ¿qué posdata harás sabiendo que Vargas Llosa fue el invitado estelar del Museo de la Memoria y de la candidatura de Piñera?

AB.- Aparecer apoyando al capital, a la representación de la explotación, debería llamarnos a la reflección en cuanto a cómo debemos actuar frente a este tipo de artistas que escriben con la izquierda pero cobran por la derecha. Yo me quedé esperando que vinieran los mismos cantantes españoles de “izquierda” a apoyar a Frei, como en la asunción de Bachelet. La presencia de “Bagua Llosa”, en la casa de la memoria, me parece un insulto gravísimo, aún cuando la iniciativa sea una salva tirada al aire.

MC.- ¿A qué atribuyes la renovada fobia del Estado y los empresarios a cualquier surgimiento anarquista, estudiantil o libertario del pueblo?

AB.- El Anarquismo es un hueso duro de roer, y más de comprar, cooptar. He ahí un gran problema para algunos, que le ponen precio a todo. Yo me siento muy cercano a ellos en muchos sentidos, pero discrepo totalmente de algunos métodos, especialmente en aquellos que dicen relación a la organización dispersa que presentan, no así sus acciones. El asunto radica en que son buena “honda” pero, en ello, creo que su discurso se pierde en un espacio underground, subterráneo que no le conviene a nadie.

De los estudiantes, aún me queda una sensación de frustración, la Revolución Pingüina se evaporó totalmente, y en ello, muchos partidos políticos de izquierda de “vanguardia” cambiaron posiciones por prebendas de toda índole. Estamos a años luz del surgimiento de una iniciativa Libertaria y radical de peso, eso depende de cómo muchos con aquellas tendencias, se planteen el nuevo quehacer político y social. No basta con peñas y tocatas. Mientras suelten la soga de los cuellos, muchos se contentarán con ese aire y los cambios, sino son empujados por la gente conciente, no ocurrirán y si ocurren, deben estar a la altura y saber encauzar aquellas explosiones sociales y no terminar, en penosas postales románticas de que lo pudo haber sido, como los estudiantes por ejemplo.

MC.- Hace tiempo que quería preguntarte, ¿en qué terminó la querella y persecución del gobierno de Suecia en contra de vos?

AB.- Afortunadamente ha prevalecido la verdad y puedo decir que después de tanto tiempo, se ha solucionado todo el asunto satisfactoriamente. De eso ya, hace casi un año, y todo transcurre bien y sin problemas.

MC.- Finalmente, ¿qué libro publicarás después de Poesía en Luto?, ¿nunca viviremos un alivio de luto?

AB.- Poesía en Luto es un libro que jamás ha sido impreso, fue el intento de recopilar y rescatar del olvido, ciertos puntos centrales dolorosos para Chile. Por ahí anda de mano en mano, para quien guste leerlo. Terminé recientemente, “Escarabajos” esta vez en prosa, del cual espero fructifiquen las conversaciones con cierta editorial y veremos qué pasa. Es un libro tremendamente humano y encaminado al cuestionamiento de nosotros mismos, a más de alguna de las etapas de luto que nos toca vivir a lo largo de nuestras vidas, o sea, aún escribo en luto, pero créame que tengo otras cosas que le pueden aliviar y avivar la sonrisa en los ojos.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cC9w

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal