lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bQ2d

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

04/12/2008 :: Argentina

Audio con la voz del desaparecido en "democracia", Jorge Julio López

x Juan Carlos Cena y Elena Luz González Bazán
El olvido es una herramienta de la clase dominante. Debemos rescatar la memoria como herramienta de la resistencia de un pueblo

Escuchar Audio:

Enlace audio: http://www.villacrespomibarrio.com.ar/imagenes/audiolopez.mp3

Lo que ofrecemos en este audio, que dura tres minutos y medio es la voz de Jorge Julio López, testificando en los Tribunales de La Plata, hablando de su cautiverio y del cautiverio de sus compañeros.

Es una pormenorizada declaración de lo vivido. Es la voz sencilla y contundente de un trabajador, de un hombre de manos laboriosas.

Tiene una valentía especial, la que mostraron los trabajadores en las mesas de tortura de la última dictadura.

Produce un gran dolor, y también debemos decirlo, desde los estamentos oficiales se lo dejó solo y luego de su desaparición, algunos organismos de derechos humanos lo salieron a denigrar por mandato de la Casa Rosada, recordarlo y tenerlo presente es no sepultar la memoria. Nadie que haya cometido el acto de transformar a la victima en victimario puede ser disculpado. Porque el tiempo que se perdió para encontrar al compañero López fue infinita.

Fue el tiempo necesario para ocultarlo y lograr que en 26 meses no aparezca. Por eso las responsabilidades son compartidas, no sólo es la policía provincial, la peor policía como se afirma, son también los gobiernos provinciales de Sola y Scioli, es también responsabilidad de los gobiernos nacionales de los Kirchner.

Es también responsabilidad de los medios de comunicación masiva que haciéndose eco de las tergiversaciones de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, salieron a buscar el ¨prontuario de López¨, muy preocupados, salvo honrosas excepciones, si su familia pertenecía o no a la policía provincial o federal. Si sus antecedentes eran non santos.

Todo un tiempo que significó que Jorge Julio López y con prensa que se hizo eco de la lucha, tomando la actitud invalorable de los organismos de Derechos Humanos que salieron a reclamar inmediatamente por la APARICIÓN CON VIDA DE JORGE JULIO LÓPEZ no pudieran revertir, el tiempo que fue pasando inexorablemente, dejando que el compañero López continúe desaparecido.

López, un trabajador, un obrero de la construcción le mostró a todos los que quieran saberlo que los trabajadores fueron los verdaderamente reprimidos, perseguidos y desaparecidos. Según el informe de la Conadep el 68 por ciento de todos los desparecidos eran obreros y trabajadores. Nuestras últimas investigaciones nos posicionan sobre más del 70 por ciento.

Debemos decirlo, cuando de la máxima envestidura nacional se habla tanto de una militancia realizada, es en realidad una actividad inexistente, porque quienes lucharon y pelearon por un mundo mejor, un salario digno, mejores condiciones de trabajo, igual salario para hombre y mujer, vacaciones, conquistas sociales, sindicalización y sindicatos con dirigentes probos, no hacen revuelo de sus luchas, ellas existen, son verdaderas, comprobables y están apartadas de la campaña circense.

El silencio del movimiento obrero organizado es escalofriante, no hubo un solo paro general para reclamar por la aparición con vida de López, los moyanos, los yaski, los barrionuevos, y tantos más callaron, no fueron capaces de hacer campañas, conferencias de prensa pidiendo por la aparición de López. Muchos actuaron como en la última dictadura militar, hay que decirlo, muchos de los actuales dirigentes fueron los que entregaron a los delegados y activistas sindicales contrarios a sus intereses corruptos.

Al cumplirse un año del asesinato de Carlos Fuentealba no hubo por parte de las centrales sindicales y menos de la CTA una postura de llamar al paro nacional para no perder la memoria y exigir que los responsables de su muerte sean condenados a pudrirse en la cárcel.

Nada de eso existió, por el contrario, tan preocupados por el fallo de la Corte Suprema de Justicia, tantas horas dedicadas a este fallo, tanta preocupación unos y tanto reclamo otros para lograr la personería gremial.

Como siempre decimos, en todo esto hay honrosas excepciones y ellas no pueden quedar atrapadas en estas faltas condenables de la burocracia sindical, no importa el tinte ideológico.

Las responsabilidades son grandes, pero la desaparición de López es una herida en el movimiento obrero y popular que sólo lo sentimos quienes estamos enrolados por mandato generacional y opción de vida.

Jorge Julio López, aparición con vida, juicio a todos los responsables, sigue siendo nuestro grito agónico, doloroso, pero jamás dejaremos de reclamar.

*Villa Crespo Digital
Producción Periodística: Haydée Dessal
La Fogata

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bQ2d

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal