lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cR3K

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

06/01/2020 :: Colombia

La primera toma guerrillera del Ejército de Liberación Nacional

x Isabel Torres y Aureliano Carbonell
Entrevista con el Comandante Nicolás Rodríguez Bautista, responsable político del ELN. Los orígenes de la organización guerrillera

Hace 55 años, un pequeño grupo de hombres, con pocas armas, escaso pertrecho y sin nada de dotación, pero con inmensos sueños, ideales y esperanzas, realizaron la primera acción guerrillera del ELN: la toma del pueblo de Simacota, población del departamento de Santander, al nororiente de Colombia.

Era el año de 1965, en los tiempos del Frente Nacional, con la Presidencia conservadora de Guillermo León Valencia, siete años después del triunfo de la Revolución cubana. Fue la primera toma realizada por una guerrilla revolucionaria, lo que causó gran impacto mediático y político en el país.

Nicolás Rodríguez Bautista, quien nos cuenta esta historia, tenía para ese momento 15 años, e hizo parte de los 25 compañeros que participaron en la acción. Hoy el comandante Nicolás, es el responsable político y el primer mando de la organización.

LA GESTACIÓN

¿Cuánto tiempo de vida tenía el ELN antes de la toma de Simacota?

Formalmente 6 meses, en la historia aparece el nacimiento del ELN el 4 de julio con la primera marcha guerrillera. Pero quienes le dieron origen a la organización comenzaron sus actividades en los años 62 y 63, con la Brigada José Antonio Galán que se conforma en Cuba para retornar luego a Colombia, y con otros compañeros que realizaban tareas de preparación en el país.

Dentro de tales actividades se da la preparación de la zona cercana a San Vicente de Chucurí donde se entrenaría el núcleo guerrillero y también la creación de las primeras redes urbanas.

O sea que para el 4 de Julio, cuando la primera marcha de los 16 compañeros, ¿ya las redes urbanas estaban funcionando y estaba ya definida la zona de entrenamiento?

Sí, claro. Por eso fue que para el 4 de Julio ya había algunas armas, ¡claro! viejas y escasas, de caza, pero armas y alguna logística conseguida por las redes urbanas. Los trabajadores de Barranca consiguieron ropa, enlatados, mochilas, boinas y algunos uniformes. Era una logística muy elemental pero indispensable para iniciar.

GAITÁN ESTABA AHÍ

¿Por qué algunas voces dicen que el ELN tiene genes de las guerrillas gaitanistas?

Varios compañeros fundadores y caminantes de la primera marcha pertenecieron a las guerrillas gaitanistas liberales de Rangel. Entre ellos Hernán Moreno Sánchez, Luis José Solano Sepúlveda y Jorge González. Por ello hemos afirmado que nuestra historia, hunde sus raíces en el Gaitanismo.

¿Por qué se escogió Simacota para la toma?

Simacota como parte de la Provincia Comunera está llena se simbología histórica, eso era muy importante para dejar el Manifiesto, como anuncio de continuidad de aquella gesta comunera a un poco menos de dos siglos después.

Queríamos conservar en secreto la zona de asentamiento, donde hicimos el entrenamiento y teníamos el mayor trabajo político con la población, por ello el primer combate debía ser fuera de allí. Dice un adagio que el tigre caza fuera de su madriguera.

La fuerza policial de allí era pequeña y si la asaltábamos por sorpresa garantizábamos la victoria militar y política; no podía ser de otra manera. Pero además allí había una entidad crediticia del Estado y el dinero era muy necesario para darle continuidad al proyecto.

Tres guerrilleros tenían familiares en el Hato y Simacota, conocían muy bien cómo llegar en secreto hasta allí, y eso garantizaba la sorpresa. La retirada era por el páramo y allí la aviación tendría serias dificultades, para obstaculizar nuestro repliegue, como efectivamente ocurrió. Simacota entonces era y de hecho fue el objetivo perfecto.

PRINCIPALES REFERENTES

¿Quiénes y que hechos de la historia fueron los principales referentes del ELN en esos tiempos?

Gaitán era el líder a evocar. La huelga de los petroleros, en 1963 y el movimiento obrero. Un fuerte movimiento estudiantil dinamizado en aguerridas luchas. Estábamos en la provincia Comunera, y su referente el Movimiento Comunero con sus líderes.

Es por ello que El Manifiesto de Simacota nos identifica como Frente José Antonio Galán y la Consigna de Ni un paso atrás Liberación o Muerte fue inspiración de la consigna Comunera.

Del continente nuestros referentes eran Bolívar y Martí y sin duda la triunfante revolución cubana con Fidel y el Che. Desde el otro lado del mundo llegaba la titánica lucha del pueblo vietnamita y su símbolo Ho Chi Ming. La existencia de La Unión Soviética y la Revolución China eran, aunque lejanas, un referente socialista.

ARMAS Y EXPERIENCIA PREVIA

Entre los 25 compañeros que participan en la toma, ¿cuántos tenían alguna experiencia guerrillera?

Luis José Solano Sepúlveda, guerrillero de Rangel, Hernán Moreno (capitán chiquitín) en las guerrillas de Rangel, Jorge González, Domingo Leal y José Ayala, que había prestado el servicio militar. Fabio Vásquez, Alfredo Rovira y un compañero de nombre Wilson, estuvieron en Cuba, integrados un par de meses a un batallón del ejército cubano que peleaba contra los llamados gusanos que sostenía EEUU en la sierra del Escambray, pensando en tumbar el gobierno revolucionario.

¿Con que armas se realizó la acción de Simacota?

L a única arma de guerra fue una vieja una carabina San Cristóbal además tres fusiles de repetición que los veteranos de las guerrillas de Gaitán guardaban, pero todos con serios desperfectos . El resto eran escopetas de caza y algunos revólveres, solo una pistola 9 mm. estaba en buenas condiciones.

¿Qué tipo de armamento tenía la policía en ese tiempo?

Fusiles de repetición 7 mm de 5 tiros, de esos se recuperaron 5 en Simacota.

Fabio Vázquez era el primer mando. ¿Quiénes eran el segundo y el tercero?

El segundo era Víctor Medina Morón, tercero no había. Pero a José Ayala lo veíamos como un mando por su desempeño en la estructura guerrillera.

¿Siempre se mantuvo así o después se nombró un tercero?

En los primeros dos años fue así, después ya se tuvo un Estado Mayor donde estaban Fabio Vázquez, Víctor Medina, Manuel Vázquez, Ricardo Lara.

¿En ese entonces que peso tenía la estructura urbana en la jerarquía?

Había jefes de las redes urbanas. Pero no hacían parte de la dirección de la guerrilla, estaba separada la estructura, también funcionaban un primer y un segundo responsable en Bogotá, Bucaramanga, Barranca y San Vicente. Funcionaban por estructuras compartimentadas entre sí de tres personas, esto por seguridad.

LA MUJER

¿La compañera Mariela participo en la toma?

Sí. Ella se incorporó en agosto del 64, era la enfermera. Su papá, su tío y su hermano mayor fueron guerrilleros gaitanistas, y en ese momento él y otro hermano estaban con nosotros. Ella, con tres compañeros más, hizo parte del equipo encargado de pintar las consignas en todo el pueblo y de distribuir el Manifiesto que se le lanzó al país en Simacota

Con Mariela se creó una aureola en Simacota, en las leyendas que construyó la gente del pueblo decían que era rubia, que apenas volaba, que le salían chispas del pelo, sacaron un montón de leyendas, hasta se decía que era la que había dirigido la acción. En la plaza hablo ella, Fabio Vázquez y Víctor Medina.

¿Cómo era Mariela?

Tenía 21 años, había terminado sus estudios de secundaria, se relacionaba bien con todos nosotros y se familiarizaba bastante con los pobladores. En la guerrilla la enfermería es una responsabilidad importante porque es parte de la salud del grupo y mucho más en esa realidad. Después de Simacota quedó su leyenda como "la mona Mariela", así se refería a ella la prensa y la gente en general.

¿Después en que año entran nuevas compañeras?

E n la guerrilla rural la presencia de las mujeres comenzó en el 72 y 73, pero en la ciudad si había varias compañeras, sobre todo en el personal de procedencia estudiantil. En la guerrilla rural a partir del 72 se incorporaron varias compañeras a la guerrilla recuerdo a Nely, Lucía, Leonor, Jesusa, Amanda, Rocío Bernard y otras que no conocí porque estaban en la fuerza que conducían Manuel y Antonio Vázquez.

LLEGANDO A SIMACOTA

Volviendo a Simacota. En el libro "Papá son los Muchachos", usted cuenta que llegaron pasadas las 6 de la mañana a las entradas del pueblo, así se perdía el factor sorpresa. ¿Hubo improvisación? ¿Se falló en la planificación? ¿Qué pasó?

El plan era hacer la toma el 6 de enero, porque al ser día festivo, nos camuflábamos más fácil dentro de la población. Pero la falta de experiencia incidió; el tiempo invertido por 3 personas, por camino real de día, es solo la tercera parte de lo que invierten 20 hombres en horas de la noche, eso solo se aprendió en la práctica y eso fue lo que ocurrió.

Pero además las jornadas de marchas que hicimos y el cruce del páramo dejaron sin botas a varios compañeros, todos íbamos muy mal de los pies y con un agotamiento generalizado. La voluntad de lucha pudo más que las condiciones físicas.

Cuando estábamos a 40 minutos del pueblo ya amanecía y Fabio, muy preocupado, nos dijo: los que sean capaces de caminar rápido síganme, y aceleró la marcha. Todos comprendimos que quien no lo lograra, no alcanzaría a llegar al ataque y no sé de dónde sacamos fuerzas, pero nadie se quedó.

Llegamos cerca del pueblo, era un alto donde había una casita donde solo habitaban dos señoras; nos miraban con temor, pensaban que podíamos ser una chusma conservadora que fuera de nuevo a matar liberales, y mientras Fabio desde allí, con vista a Simacota, designó los comandos, asignó las misiones y los fue despachando, nos percatamos que una gente en la orilla del poblado miraba para la loma donde estábamos. Entonces Fabio descendió por el camino empedrado con unos diez guerrilleros detrás; ya a pocos metros del pueblo, un policía mira el grupo, Fabio lo saludó quitándose el sombrero y extendiendo el brazo, el policía respondió el saludo y siguió. Era el sargento comandante del puesto, murió escasos minutos después cerca de la Caja Agraria. Fue una maniobra genial que superó un momento crítico.

Los disparos contra este policía y los disparos en el cuartel policial sonaron casi simultáneamente y así el éxito estaba garantizado.

¿Antes de llegar a Simacota, los comandos ya conocían las misiones?

No, excepto los de la investigación y reconocimiento, con ellos Fabio hizo el plan. Por eso desde aquel alto a 200 metros arriba de Simacota, se asignaron misiones y se despacharon los comandos. Todo se hizo para preservar la seguridad y garantizar la acción.

Comandante Nicolás Rodríguez Bautista

LA TOMA

En el libro usted cuenta que el comando encargado del puesto de policía lo conformaban sólo tres compañeros. ¿Cuántos policías había en el puesto?

Se calculaba que había 4 o 5. Como no había más armas, a Domingo Leal, le tocaban 2 policías. Era un golpe de mano. Llevaban armas cortas, entraban, ultimaban al guardia y con rapidez reducían al resto. Así se hizo. Se logró el factor sorpresa.

Domingo martilló el revólver frente al policía que estaba de guardia, pero las balas no servían; recurrió al puñal, ese era el plan B, le quitó el fusil y mientras él estaba en eso los otros compañeros entraron y dentro del cuartel murió otro policía; dos más huyeron . El sargento murió arriba en la Caja Agraria, fue el que saludo Fabio. Todo se controló en minutos, se recuperaron los 5 fusiles y la intendencia del pequeño cuartel enemigo.

¿Por qué tan pequeño el comando guerrillero para el asalto al puesto?

¿Si no había armas para que más gente?, además tocaba dejar para la Caja Agraria, la alcaldía, el estanco, el equipo de propaganda, el que cortaba las líneas de comunicación telefónica y las dos entradas por carretera a Simacota. Entre más numerosos los comandos más difícil la sorpresa, había que hacerse pasar por gente de allí, por lo menos antes de controlar la situación, todo eso funcionó muy bien.

LLEGA EL EJERCITO

¿Cómo fue el combate con el ejército que llegó del Socorro y por qué llegó? ¿Cuántas bajas hubo de lado y lado? ¿Qué armas se recuperan?

Llegó porque el comando encargado de cortar las líneas telefónicas tardó más de lo calculado en cortarlas y la telefonista escuchó los disparos en el cuartel y alcanzó a avisar, pero en ese momento se cortó la línea. Eso explica que solo hubiese llegado una camioneta con 5 soldados. De ellos murieron dos soldados, de nosotros murió Pedro Gordillo a quien en homenaje póstumo le dimos el grado de Capitán Parmenio como era su nombre de guerra.

Cuando los soldados llegaron se inició el repliegue, mientras un comando de 7 compañeros los atacaba usando los 5 fusiles recuperados a la policía. En ese combate se dio de baja a dos de ellos y se recuperaron dos fusiles 30 M1 de fabricación norteamericana.

¿Qué pasó con el comando que controlaba la entrada de la carretera del Socorro?:

El responsable había salido a otra misión, ya Fabio nos había avisado que estábamos a punto de retirarnos, por eso nos ubicamos en el alar de la última casa del pueblo para repartir la leche de la hacienda de un rico del pueblo y estábamos rodeados de pobladores cuando apareció la camioneta con los soldados. Todo fue sorpresa para ellos y nosotros, un compañero disparó y se fue corriendo a avisarle a Fabio de esta novedad. Otro compañero salió corriendo sin disparar y de allí mismo desertó de la guerrilla.

Yo disparé mi revolver, pero sabía que sus balas estaban viejas, lo mismo una escopeta de caza cuyos cartuchos tampoco servían, estaban muy viejos; el otro compañero tenía un rifle 22, pero había que colocarle cada bala en la recámara en una maniobra no apta para emergencias de este tipo, así que ponernos a salvo era de vida o muerte y lo hicimos por instinto.

Los soldados nos dispararon en repetidas ocasiones, pero nos logramos retirar cada uno por su lado y sin novedad. Fueron momentos difíciles por la realidad y la falta de experiencia, pero todo salió bien. Creo que ni el oficial que despachó la patrulla, ni sus integrantes se imaginaron que chocarían con una guerrilla, eso nos ayudó.

Luego los militares avanzaron unos 50 metros hacia una vaquera. Quizás en ese momento se dieron cuenta que era la guerrilla porque vieron que algunos guerrilleros se retiraban por el otro lado del pueblo y comenzaron a dispararles. Los nuestros estaban a 300 o 400 metros y a esa distancia en movimiento, no es fácil precisar puntería.

Fabio desde la plaza saca un comando de cuatro compañeros: Luis José Solano Sepúlveda, Hernán Moreno Sánchez, Domingo y José Ayala, gente fogueada y lo envía a contener los soldados, les llegaron por la espalda; dieron de baja a dos, tres salieron corriendo y otro dejó el fusil. Con este y los dos soldados muertos, se recuperaron tres fusiles.

MUERTE DE PARMENIO

¿Cómo fue la muerte de Parmenio (Pedro Gordillo)?

Él iba replegándose con el grueso de la guerrilla y arriando las mulas cargadas de comida y medicinas que sacamos del estanco y de una farmacia, cuando un disparo de los militares le da en la espalda y muere en el acto.

Tres compañeros subieron el cadáver a una de las mulas, pero esta con el sonido de los disparos comenzó a correr y el cadáver se cayó; Fabio ordena que debíamos dejarlo y nos seguimos retirando. Este hecho nos estremeció a todos, eran los costos de una guerra a la que respondíamos con dignidad y el sacrificio.

Luego supimos que el cura del pueblo ordenó sepultarlo en el cementerio de Simacota en contra de las pretensiones del ejército que quería llevárselo.

IMPACTO POLÍTICO

¿Qué repercusión política tuvo en el país y en la lucha popular la toma de Simacota?

Dos horas después y mientras nos retirábamos páramo arriba, las noticias empezaron a hablar de la "Toma de Simacota" y a tejer una cantidad de leyendas y especulaciones de todo tipo. Que eran cientos de personas muy bien armadas, de barbas espesas y con acento extranjero, que hacían suponer que eran cubanos enviados por Fidel Castro y que posiblemente allí estaba el Che Guevara y bla bla bla.

El impacto político fue muy fuerte, el Manifiesto se leyó y analizó por la radio, la televisión y lo publicaron los diarios con amplios comentarios de todas las vertientes políticas y por su puesto saltó las fronteras. La emisora cubana Radio Habana exaltaba la acción y nos reconocía como una fuerza revolucionaria, que impactaba el continente.

En el Manifiesto se llama a la unidad del pueblo liberal y conservador, así como a la intelectualidad a jugar su papel en la lucha, lo cual coincidía con el ideario político que se agitaba en América Latina y el Caribe. Por ese lenguaje dicen que somos pro cubanos y nos relacionan con Fidel y el Che.

A los tres días de la acción de Simacota, se dio la toma del pueblo Papayal, en la orilla del río de Magdalena, cerca de Barrancabermeja, en cabeza de Ricardo Lara y cuatro o cinco compañeros. Allí murieron dos policías y otro quedó herido. De nosotros un muerto y otro herido. La prensa especuló, que la guerrilla que había incursionado en Simacota, ya había cruzado la cordillera para bajarse hasta las orillas del río Magdalena.

A partir de aquel momento muchos revolucionarios quisieron entablar relaciones con el naciente ELN. Unos meses antes en 1964, mientras nosotros entrenábamos, se da la Operación Lasso que bombardeó las zonas de Marquetalia, El Pato y Guayabero en el sur del país, que un tiempo después dio origen al nacimiento de las FARC. De la misma manera en 1964 se crearon en el departamento de Córdoba y Bolívar los embriones guerrilleros que le dieron origen al EPL.

Es decir que para los tiempos de Simacota empezaban a impactar a Colombia tres nacientes movimientos guerrilleros de la izquierda, pero con vertientes ideológicas diferenciadas, las FARC del Partido Comunista, el EPL del Partido Comunista M-L y el ELN que nacía como fuerza político-militar.

¿Cómo experiencia militar que significó esa acción para ELN?

En el grupo inicial existían las ansias de saber que era el combate, necesitábamos la experiencia. En los meses de entrenamientos nos preguntábamos a que vinimos, sino hay pelea. Simacota significó la prueba de fuego. En todo guerrillero hay un antes y un después, ese es el combate

Simacota nos animó moralmente, sentimos que éramos capaces de pelear. La recuperación de los fusiles fue un gran logro y sin duda el éxito político y el militar van indisolublemente unidos en el ser de la guerrilla Elena.

AHORA

Hoy 55 años después de la toma, ¿Qué posibilidades le ve a la lucha popular y a un nuevo gobierno de paz y transformaciones en Colombia?

El pueblo colombiano tiene una vasta experiencia de lucha, como constante desde que los extranjeros pisaron su suelo. La realidad política, social y económica de hoy, cuenta con ese acumulado, lo que le permite al pueblo y a la nación entera plantearse importantes batallas

Un nuevo gobierno será el fruto del triunfo de esas luchas en unión con la lucha revolucionaria que también es la respuesta de la rebeldía popular ante la conducta violenta y excluyente de la clase dominante.

¿Qué carencia ha existido y sigue existiendo hoy? La falta de unidad por la base, que fue lo que planteo Camilo Torres hace más de medio siglo y hoy sigue teniendo plena vigencia. Si no hay unidad es muy difícil avanzar de manera significativa, ese es el mayor desafío de la izquierda y de la verdadera oposición en Colombia; sin ello no hay triunfo.

La unidad hoy se coloca al orden del día, el pueblo colombiano necesita un liderazgo colectivo que sea capaz de recoger esa unidad y proyectar los desarrollos para la lucha revolucionaria. Al calor de la verdadera unidad se irá gestado el liderazgo indispensable para el triunfo del pueblo y la nación. A esa unidad hay que dedicarle los más grandes esfuerzos.

LA UNIDAD Y EL ELN

Comandante, a propósito de la construcción de la Unidad ¿Qué reflexiones les haría a los compañeros del ELN?

Las herencias del sectarismo con las que nació el movimiento guerrillero y revolucionario en Colombia, hicieron mucho daño no sólo en Colombia sino en el continente. La división del llamado campo socialista y las debilidades de los movimientos populares y revolucionarios nacientes hicieron estragos, pero hoy a más de medio siglo de esos acontecimientos, es indispensable comprender que es en la diferencia que se construye la unidad, y en el ELN hemos avanzado bastante en esas reflexiones, pero es indispensable reiterar que en ello nunca se alcanza la cima y es indispensable persistir por ese camino.

Todas las fuerzas populares y sociales en sus más variadas realidades, son importantes, cuentan mucho en un proceso popular y revolucionario en Colombia y todas cuentan de manera significativa para el triunfo.

¿Qué tendríamos que cuestionarnos al interior del ELN?

Que nunca nadie, ni individual ni colectivamente, ha alcanzado los necesarios niveles unitarios y ello solo se logra en estrecha relación con las demás fuerzas, el camino de la descalificación a los demás, resta, no suma.

El adagio popular dice que es fácil "ver la paja en el ojo ajeno y la no la viga en el propio". La conducta humana hace que comprendamos más nuestras fallas o errores, que cuando se da lo mismo en los demás; esa es la lógica a superar.

¿Cómo ve los cambios de América Latina? ¿Y en el país hoy finalizando diciembre o comenzando el 2020?

Luego de la ofensiva de EEUU y las derechas en el continente, que se abalanzaron sobre el avance de los logros democráticos de los pueblos por la vía de las luchas populares y sociales, he llegado una nueva oleada de los pueblos de América latina y el Caribe.

El pueblo ecuatoriano le dijo no a la regresiva política de Lenin Moreno, de igual manera reaccionó el pueblo chileno y en el marco de estas luchas continentales, el pueblo colombiano ha desarrollado importantes jornadas de lucha, inéditas en los últimos 40 años.

La firmeza y defensa de las conquistas en Venezuela han podido más que los planes imperialistas y la derecha latinoamericana, auspiciados por la OEA como instrumento del imperio.

En Bolivia los EEUU lograron el golpe de Estado contra Evo. Pero a pesar de la represión que han desatado, el pueblo está resistiendo y se mantiene la lucha. Los golpistas y el imperio no la tendrán fácil.

Argentina retoma el camino de la democracia y otras luchas populares muestran que ha cambiado el ámbito "nuestroamericano", la correlación de fuerzas en esa constante lucha de clases que nunca duerme, sino que bulle, a veces silenciosa y a veces como los volcanes.

Los niveles de potencialidad de la lucha callejera en Colombia, los niveles políticos de las exigencias, la Unidad dentro de la diferencia, expresada en nuevos procesos de legislación popular y en la existencia del Comité de Paro, que se mantienen terminando el año, como expresión de unión plural, son nuevos vientos que alientan la lucha por una Colombia nueva, donde la base de su destino de justicia y soberanía, sea la verdadera democracia popular y social.

ELN

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cR3K

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal