lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aL51

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

07/06/2006 :: Venezuela

Venezuela: Al ritmo del petróleo

x Fernando Cano
De momento, la inflación y el desempleo se mantienen controlados. Los precios se elevaron un 14,4% durante 2005 (27,1% en 2003). Para este año, el Gobierno pretende reducir la inflación a un dígito, aunque lo más probable es que se mantenga en un 10%-11%. En cuanto al desempleo, los planes estatales de acción pública han logrado reducir el paro hasta el 10,1% de la población. En 2003, el desempleo era del 18%

La economía venezolana ha crecido un 9,4% el último trimestre gracias a la bonanza petrolera. Los elevados precios del crudo han permitido el aumento del gasto público, el despegue de las inversiones y la reducción de la inflación y el desempleo. No obstante, los analistas advierten de la falta de un modelo alternativo ante eventuales caídas en el valor de los hidrocarburos.

El crecimiento de la economía venezolana sigue en alza. Las últimas cifras indican que su PIB se elevó un 9,4% durante los primeros tres meses del año, completando 10 trimestres de alzas consecutivas que han registrado un 13% en promedio. El curso pasado, la producción interna del país creció un 9,4%, y este año se podría elevar hasta un 7% según las previsiones de la Cepal y un 5% de acuerdo con las cifras del Gobierno de Hugo Chávez.

Con estos números se consolida el despegue de la economía, tras la huelga general que paralizó el país durante el primer trimestre de 2003 y que generó una caída del 18% en el PIB entre los ejercicios 2002-2003. El principal motor de esta bonanza han sido los elevados precios internacionales del petróleo. Venezuela, el quinto productor mundial de crudo, ha sido uno de los países más favorecidos con las sucesivas alzas del precio del barril, que durante este año ya ha sobrepasado los 70 dólares.

Las regalías petroleras

Las cifras oficiales indican que durante el año pasado los ingresos del Gobierno central subieron un 80%, impulsados por el incremento de la recaudación tributaria y el aumento de la regalía petrolera. En los primeros meses de 2005 comenzó a aplicarse la Ley Orgánica de Hidrocarburos, que aumentó las regalías de un 1% al 16,7% del crudo extraído, mientras que el impuesto sobre la renta se elevó desde un 35% a un 50%.

El comercio exterior también se ha visto beneficiado por el petróleo. Durante el año pasado, el valor de las exportaciones de bienes aumentó un 44% y los envíos al extranjero crecieron un 5,2%. La entrada de capitales también ha despegado durante estos últimos dos años. Los datos del FMI señalan que la entrada neta de inversión extranjera directa en Venezuela en 2005 fue de 7.190 millones de dólares, muy por encima de los 5.000 millones que ha ingresado en promedio durante esta década.

El Gobierno de Hugo Chávez ha optado por un modelo de desarrollo económico basado en la inversión estatal y el gasto público, factores que han impulsado el consumo doméstico y el desarrollo del sector no petrolero, que creció un 10,9% durante el primer trimestre. El gasto ordinario del Gobierno aumentó un 39% durante 2005, mientras que la demanda interna creció un 16%. Esta demanda generó el despegue de las importaciones de bienes y servicios que se elevaron un 30%.

Menos desempleo

De momento, la inflación y el desempleo se mantienen controlados. Los precios se elevaron un 14,4% durante 2005, tras elevarse un 27,1% en 2003. Para este año, el Gobierno pretende reducir la inflación a un dígito, aunque lo más probable es que se mantenga en un rango del 10%-11%. En cuanto al desempleo, los planes estatales de acción pública han logrado reducir el paro hasta el 10,1% de la población en marzo pasado, unos 1,22 millones de desocupados. En 2003, el desempleo era del 18%.

Con todo, los analistas han advertido de la vulnerabilidad del modelo de crecimiento venezolano. Los expertos advierten de la inexistencia de soluciones frente a eventuales caídas en el precio de los hidrocarburos, lo que podría generar una brusca caída de los ingresos y un aumento de la deuda pública. En estos momentos, el petróleo ha logrado mantener el déficit fiscal en un 1,5% del PIB, tras cerrar 2003 con un desequilibrio del 4,4%.

El País Negocios

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aL51

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal